8.6.04

Los Versos Satánicos

BIOGRAFIA SALMAN RUSHDIE

Novelista británico de origen indio. Nació en Bombay y estudió en la Universidad de Cambridge. Entre sus primeras publicaciones destacan las novelas:
Grimus (1974)
Hijos de la medianoche (1981) una alegoría de la India moderna Verguenza (1983), donde emplea la fantasía y los sueños a la manera de los surrealistas.

Hijos de la medianoche obtuvo el Premio Booker en 1981 y cosechó un inesperado éxito de crítica y público. Rushdie escribió también una crónica de sus viajes por Nicaragua, La sonrisa del jaguar (1987), y en 1991 publicó un libro para niños titulado Haroun.

En 1988 aparecieron Los versos satánicos, una novela muy bien recibida en la que la fantasía se combina con la reflexión filosófica y el sentido del humor.
Esta obra despertó las iras de los musulmanes shiíes, quienes la consideraron un insulto al Corán, a Mahoma y a la fe islámica.

En consecuencia, la novela fue prohibida en la India, Pakistán, Suráfrica, Egipto y Arabia Saudí. En 1989 el ayatolá iraní Ruhollah Jomeini condenó a muerte al autor y a todos los implicados en la publicación del libro, y en 1992 se puso precio a su cabeza por valor de 5.000.000 de dólares.

A pesar de que Rushdie se retractó públicamente y redactó una declaración en la que manifestaba su adhesión al Islam, la fatwá no fue levantada y el autor permanece escondido desde entonces. Ocasionalmente aparece en actos públicos de manera inesperada y concede algunas entrevistas. En 1995, publicó El suspiro del moro, ambientada en el reino nazarí de Granada y en 1999, El suelo bajo sus pies.

Título : Los versos satanicos
Autor : Rushdie, Salman.

En 1989 ocurrió un capítulo más de la confrontación entre el fundamentalismo islámico y la cultura occidental: la proclamación del decreto religioso o fatwa que condena a muerte al escritor indio Salman Rushdie por escribir Los Versos Satánicos, libro considerado blasfemo por autoridades musulmanas radicales.

El caso de Rushdie ejemplifica las funciones opuestas que la cultura cumple en una sociedad teocrática y en una laica. Para el fundamentalismo musulmán toda actividad humana debe estar sujeta a su concepción particular del Islam. Mujeres, hombres, sexo, matrimonio, comercio, arte, literatura, todo está codificado en la sharia, ley fundamental que rige la conducta humana y que se desprende del Corán, su libro sagrado.

Para el Occidente laico que sostiene la clara separación del Estado de cualquier iglesia, las libertades individuales y los derechos humanos son fundamentales. La libertad de expresión y de imprenta no son concesiones gratuitas sino resultado de arduas luchas sociales.

Salman Rushdie, nacido en Bombay, India, en 1947, vivía cómodamente en Londres y gozaba de fama literaria cuando escribió Los Versos Satánicos.

Esta novela es una sátira en la tradición literaria de Los viajes de Gulliver (Jonathan Swift) o Tristam Shandy (Lawrence Sterne). Sus dardos se enfocan a muchos ambientes sociales. La inmigración india-pakistaní a Inglaterra, dividida entre los sueños de los pobres de una vida mejor y las pretenciones de una clase media que busca borrar su acento extranjero; el racismo latente de los anglosajones; la confrontación entre minorías inmigrantes; la violencia de la policía inglesa; frustraciones existenciales, emocionales y sexuales de los individuos inmersos en la sociedad británica, son sólo algunos de los puntos que expone la novela.

A pesar de que toca estos temas, los fundamentalistas islámicos condenaron al libro sólo por factores religiosos, que contienen los elementos más fantásticos y lo emparentan con el realismo mágico latinoamericano. Los personajes principales son Saladín y Gibreel (Gabriel). El primero es un inmigrante que rechaza su cultura india y su religión islámica; el segundo es un actor famoso del cine indio, que se especializa en el género "teológico" ya que lo mismo encarna a dioses hindués como Rama que a Buda.

Rushdie convierte a sus personajes en demonio satánico y en el arcángel Gabriel. Bajo esas dos personalidades los relaciona con ingleses, inmigrantes y comunidades religiosas. Rushdie es consciente de que las partes satíricas sobre el Islam podían causarle problemas, por lo que (en la página 272 de la edición estadounidense de Viking Press) se cura en salud.

En boca de un personaje secundario dice que no se trata de una blasfemia, no es un crimen contra el Islam; la ficción es ficción, los hechos son los hechos, se trata de una obra que es un cuento moral como si fuera una fábula.

El libro contiene sátiras envueltas en un velo de fantasía que apenas las disfraza. Habla del profeta Mahound (Mahoma), del surgimiento en Jahilia (La Meca) del culto de Alá, que era sólo uno de los 360 dioses y diosas que se adoraban en la ciudad. Mahound es un profeta rencoroso y fanático, engañado por Satán para buscar un compromiso con la adoración de otros dioses. El resultado es que Mahound no hace concesiones en el armado de la nueva religión,

En el capítulo IV, Ayesha, está la sátira de un Imán o líder religioso islámico que es la caricatura de Jomeini. El Imán habla del deseo de poder en nombre de la religión y el amor, pero se le crítica porque lo que se esconde en el fondo es el Odio, especialmente a la mujer como depositaria del poder político real.

Este punto lo desarrolla Rushdie de manera recurrente en su novela. El poder real, aunque sea detrás del trono, es femenino; las mujeres son más fuertes que los hombres al enfrentar la vida. Por eso, una de las escenas más duras del capítulo VI, Regreso a Jahilia, es cuando Hind, la gobernante de la ciudad y símbolo de la libertad sexual femenina, se humilla y recibe el perdón de Mahound. Perdonada porque se somete públicamente al profeta y exclama, por única vez en el libro: No hay más Dios que Alá y Mahound es su profeta. Lo que importa es la sumisión a la regla masculina, sugiere Rushdie.

Hay pasajes donde las doce esposas del profeta se comparan con doce prostitutas, que usan los mismos nombres en su trabajo sexual para producir fantasías en clientes. Se crítica que se permita que los musulmanes puedan tener cuatro esposas, pero que el arcángel Gabriel le autorice al profeta doce.

El ayatola Rujolah Jomeini, líder espiritual y político de la revolución islámica de Irán, que en 1979 había expulsado al Shah Reza Pahlevi de ese país a un exilio que incluyó a Cuernavaca, México, tomó cartas en el asunto.

En febrero de 1989 Jomeini expide una fatwa contra Rushdie, un edicto religioso que nadie puede alterar ni cambiar. "Quiero informarles a todos los musulmanes en el mundo que el autor del libro titulado Los Versos Satánicos, que ha sido compilado, impreso y publicado en oposición al Islam, el Profeta y el Corán, así como los editores que estaban concientes de su contenido, han sido sentenciados a muerte.
Llamo a todos los musulmanes a que los ejecuten con rapidez, donde quiera que los encuentren, para que ninguno se atreva a insultar las leyes islámicas. Cualquiera que muera en este camino será considerado mártir.

Desde entonces Salman Rushdie vive oculto, protegido por la policía inglesa.

En 1991, Hitoshi Igarashi, el traductor del libro al japonés, fue asesinado en Tokio;

En 1993 el traductor al italiano fue apuñalado y golpeado en Milán.

William Nygarrd, el editor del libro en Dinamarca, fue herido en Oslo por disparos de pistola.

Rushdie abjuró de su libro y declaró ser un musulmán practicante. En 1998, el gobierno moderado iraní prometió al gobierno inglés que no impulsaría el cumplimiento de la fatwa; pero en 2003 el lider radical Alí Jamenei confirmó que la sentencia está vigente y nada ni nadie puede cambiarla.


Títuo: Oriente, Occidente
Autor: Salman Rushdie


"Oriente, Occidente" es un título fundamental en la trayectoria de Salman Rushdie y pieza clave para interpretar y comprender en toda su dimensión el resto de su obra.
Y es así por cuanto a lo largo de nueve relatos el autor despliega magistralmente los principales temas y elementos de su universo literario, en particular el encuentro y el desencuentro entre dos culturas radicalmente opuestas pero indisolublemente mestizadas y mezcladas por las vaivenes de la historia.

Desde un prestamista que consigue un pelo de la barba del profeta y se convierte al fundamentalismo hasta una familia india en el Londres de los sesenta agobiada por los contrastes socioculturales, pasando por una farsa de Hamlet y un par de "espías" que se comunican mediante la jerga de Star Trek, los relatos tocan los más diversos temas cohesionados por dos hilos secretos: la escurridiza relación entre ficción y realidad y la tragicómica dualidad de pertenecer y no pertenecer a una cultura. Y todo ello contando con los inagotables recursos narrativos y la mordaz ironía de un autor fundamental de nuestro tiempo.


Autor: SALMAN RUSHDIE

Título: HIJOS DE LA MEDIANOCHE

Esta es la historia de Saleem Sinai, nacido en Bombay al filo de la medianoche del 15 de agosto de 1947, en el momento mismo en que la India, entre fuegos artificiales y multitudes, alcanza su independencia.

El destino de Saleem queda inexorablemente unido al de su pai­s, y sus peripecias personales reflejaran siempre la evolución polí­tica de la India o serán reflejadas por ella.

Es la historia de un hombre dotado de facultades insólitas pero también la de una generación y la de una familia, lo que la convierte en un retrato completo de toda una época y una cultura.

Ganadora del prestigioso premio Booker of Bookers, Hijos de la medianoche constituye una asombrosa novela que combina magistralmente magia y humor, compromiso politico fantasía y humanidad.

No hay comentarios: