9.12.08

Murcia financia a los radicales islamistas de "Justicia y Espiritualidad"

LAS ADMINISTRACIONES FINANCIAN SIN CONTROL A LOS RADICALES ISLAMISTAS DE "JUSTICIA Y ESPIRITUALIDAD"

- Mientras Italia investiga sus actividades en Murcia logran dinero público casi sin control
- El CNI mueve agentes que son más que previsibles
- El Cuerpo Nacional de Policía en la Región brilla por su ausencia en todas estas cuestiones
- El diputado por Murcia y ministro de Justicia, Bermejo, preside una fundación que concede subvenciones a decenas de asociaciones y mezquitas.
- Algunas de ellas dicen no conocer nada de tales ayudas
- Existen documentos en poder de los servicios antiterroristas que ponen de manifiesto la ligereza con que en Murcia se conceden ayudas públicas de las que apenas existe un seguimiento real.

06/12/2008 - El periodista Chema Gil experto en trabajos de investigación, nos proporciona en este artículo una información exhaustiva y con datos suficientes para alertar a las autoridades de la gravedad de esta investigación, esperamos que las autoridades pertinentes reaccionen ante la gravedad de los hechos y se molesten en averiguar que esta sucediendo realmente en España.

Miles de euros de dinero público han estado llegando en los últimos años a las arcas de organizaciones y asociaciones vinculadas al movimiento radical islamista Justicia y Espiritualidad, así como a los bolsillos de algunos destacados integrantes del referido grupo radical, que han logrado hacerse en Murcia con un buen patrimonio, injustificado a todas luces, atendiendo a los ingresos que reciben incluso por los trabajos que realizan para las administraciones públicas.

Justicia y Espiritualidad (Al Adl na al Ihsam), en adelante (JyE) de cara a la galería pretende vender la idea de que es un movimiento islámico contrario a la violencia, cuando en realidad muchos de sus miembros, integrados a su vez en un millar de asociaciones no conexas aparentemente entre sí, de las que varios cientos - unas 800 - están ubicadas entre Marruecos y España, se manifiestan positivamente a la islamización de la sociedad, incluso pretendiendo una "recuperación de Al-Andalus".

Mientras que en Italia la Policía y los Servicios de Inteligencia ya han puesto sus manos sobre miembros de este movimiento, precisamente investigando la circulación de dinero por el que se procuran su financiación, arrestando incluso a un miembro de JyE que ha participado muy activamente en la formación de imanes en la Región de Murcia, las autoridades españolas prefieren no ‘molestar’ a los miembros de este movimiento en España, pese a que tanto a la presidencia del Gobierno, como a la dirección general conjunta de la Policía y la Guardia Civil y al CNI han ido llegando informes relativos a las actividades e incluso financiación que, a juicio de las fuentes judiciales consultadas ya deberían haber sido puestas en manos de la Fiscalía o los juzgados correspondientes.

El supuesto pacifismo de la organización queda muy en entredicho cuando se tiene acceso a textos y declaraciones de sus líderes, especialmente cuando creen no estar siendo observados; aunque en ocasiones también hacen públicas declaraciones explosivas sabiendo el alcance que las mismas pueden llegar a tener en miembros menos formados y más orientados a la radicalización en las comunidades donde despliegan su supuesto altruismo social, que no consiste más que en la imitación del modelo de la organización palestina Hamas.

Basta ver algunos ejemplos de cómo entienden el Islam algunos miembros de Justicia y Espiritualidad en esas comunidades. Hace unos meses la policía marroquí detuvo a un hombre de 33 años acusado de haber lapidado a su madre por considerar que ésta tenía un "comportamiento inmoral". Ahmed Hachem, de 33 años, fue detenido en Agadir (suroste) como supuesto autor del asesinato de su madre, Mina Adnan, de 52 años, a la que reprochaba no respetar los principios del Islam, según las fuentes. Hachem invitó a su madre a acompañarlo a una zona situada en las afueras de Agadir, donde al parecer la lapidó al considerar que no hacía más que aplicar la "charia" (Ley musulmana).
El cadáver de la víctima, que trabajaba en una empresa de embalajes, fue descubierto por la policía en una zona de la periferia de Agadir conocida como Hay Mohammadi y presentaba una herida profunda en la cabeza. Ahmed Hachem consideraba que su madre, divorciada, mantenía relaciones extra-conyugales, acto calificado de "fasad" (prostitución) por la Ley islámica. Fuentes policiales señalaron que el detenido "confesó espontáneamente" el crimen y que trató de justificarlo por el "comportamiento inmoral" de su madre. El acusado es un integrante de la asociación integrista semi clandestina "Adl Ua Ihsán" (Justicia y Caridad), liderada por el jeque Abdesalam Yasín, que defiende una visión ortodoxa del Islam.

El viejo líder de Justicia y Espirituacidad (JyE), Abdesalam Yasim, al que algunos se empeñan en denominar jeque, llegó a escribir el siguiente texto años atrás: “En tierras del Islam sopla el viento libertador y las fuerzas subterráneas de la cólera popular se manifiestan con seísmos devastadores. La revolución ha derrotado en Irán, con las manos desnudas, a las hordas del mal”. Esta referencia a Irán no es ninguna novedad puesto que un sector de los líderes de JyE apuestan porque nuestro vecino Marruecos se convierta en una república islámica a modo y costumbre iraní.
De hecho, las fuentes consultadas no descartan que JyE obtenga dinero por circuitos paralelos a los bancarios, al igual que otros movimientos de orientación Wahabita con implantación en Marruecos y que han participado en atentados, obtienen ingentes cantidades de dinero para sus actividades procedente de Arabia Saudí; dinero que también llega a determinados grupos y comunidades islamistas radicales en España.

Nadia Yasim la pacifista que advierte de la toma de armas y atentados.

Volviendo al aparente pacifismo, no coherente con determinadas manifestaciones, la hija del jeque Yasim, que actúa como portavoz y viaja por el mundo haciendo ver que el movimiento liderado por su viejo padre es aperturista y respetuoso, basado en la mejor interpretación sufí, no puede resistirse en una entrevista, cuando se le plantea la posibilidad de que Justicia y Espiritualidad sea ilegalizado completamente, su respuesta desvela un carácter bien diferente “¡Que nos ilegalicen!, nosotros seguiremos siendo no violentos, pero habrá musulmanes que en pocos años, puede que en menos de cinco, empuñarán las armas para perpetrar atentados!”.
Esta mujer es la misma que en su propia web, tal como adelantó el periódico digital murciano vegamediapres.com, se jacta de que Justicia y Espiritualidad lidere en buena medida los colectivos que se autoproclaman representantes de los 50.000 musulmanes que hay en Murcia, colectivos que reclaman la enseñanza del Islam en las escuelas de la Región y que esperan tener poco control sobre el contenido de esas clases.

Paralelamente a las actividades de este grupo se ha detectado la llegada de algunos imanes radicales a la Región, escasamente controlados y que, frente a una integración lograda durante años en lugares como Balsicas (Torre Pacheco), desde su llegada, las mujeres han desaparecido de sus actividades sociales, han vuelto al uso del Hijad y apenas pisan la calle.
La actividad de este iman, que se reúne con pequeños grupos de jóvenes en excursiones por el campo está absolutamente descontrolada por los servicios de información e inteligencia. Igualmente se producen reuniones fuera de mezquitas en otras pedanías de Torre Pacheco, uno de los ayuntamientos que más dinero se ha gastado en financiar las actividades de determinadas asociaciones sin que el dispendio del dinero ni su justificación se ajusten a los procedimientos ortodoxos. Basta ver determinados libros de registros de lugares de la Administración, gestionados por miembros vinculados al islamismo en la zona, para comprobar grafológicamente cómo son sus anotaciones y verificar en determinadas entidades de crédito cómo se producen los movimientos económicos, al margen de transferencias bancarias, siempre en metálico. Pero nada de esto parece preocupar a las autoridades de inteligencia que no ven la necesidad de actuar con mayor dureza respecto a lo que mencionamos en esta información.

Más grave aun es la actuación que se produce en algunas oficinas privadas dedicadas a las transferencias de dinero que ejecutan fuera de los cauces que establece la legislación española. En ocasiones, un mismo individuo, acompañado de varias personas realizan las transferencias en cantidades máximas de tres mil euros cada uno; para evitar el control y aunque éste método es conocido por quienes ejecutan los movimientos, no alertan a los servicios de seguridad, algo a lo que están obligados por la Ley.

Tras los atentados del 11-M, Interior, ha incrementado las inversiones en esta materia. Se cuenta con dinero para pagar a informadores y traductores, pero se ha llegado a tal nivel de ‘cutrerismo’ administrativo que, recientemente, la Policía en Madrid ha sido condenada por pagar a un traductor con ‘dinero negro’, lo que pone de manifiesto una desidia inconmensurable.
A esta situación se une un temor por parte de quienes trabajan en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad respecto de las relaciones que se mantienen con los traductores que trabajan en la traducción de las conversaciones y pinchazos telefónicos e investigaciones que se realizan en este ámbito. La inseguridad laboral es tal que, si estos traductores quedaran sin trabajo “tendríamos gente vinculada al Islam con un alto conocimiento de nuestra operatividad y la seguridad de las investigaciones e incluso la identidad de algunas fuentes podrían quedar al descubierto”.


Financiación sin control y sin conocimiento de los beneficiarios


Una de los asuntos que más exaspera a los miembros de los grupos policiales dedicados a la investigación del islamismo, especialmente en nuestra Región aunque el nivel de enfado es similar en otras comunidades españolas, es la cantidad de dinero que llega desde las diferentes administraciones, sopretexto de actuar a favor de la integración, pero sobre el que no existe control.
Es curioso, por ejemplo, comprobar ‘in situ’ que la fundación que preside el ministro Bermejo, quien además del ostracismo al que tiene sometida a la Justicia tal y como denuncian las juntas de jueces españoles, no tiene ni idea de qué se hace con el dinero que destina supuestamente a mezquitas, en cantidades de miles de euros, subvenciones solicitadas por alguien al que luego ni se conocen por parte de los supuestos beneficiarios.

Un fiel musulmán consultado denuncia que “si no nos integramos en las actividades que algunos de estos radicales quieren, ni siquiera recibimos ayudas de la Administración. Por lo visto salen beneficiados aquellos que ocultando su verdadero rostro, pretenden que se implante un Islam violento”.

Los movimientos y asociaciones que disimuladamente y bajo rostros amables están vinculados con actividades subversivas, como Justicia y Espiritualidad; o terroristas como los Hermanos Musulmanes, pretenden desestabilizar el régimen de Marruecos, oponiéndose incluso a la dinámica de modernización y promoción que la política aperturista de Mohamed VI ha impulsado en su país donde la mujer está alcanzando altas cotas de participación y responsabilidad y donde se han incrementado los esfuerzos económicos destinados a la tecnificación de la agricultura y a la prestación de servicios modernos en el ámbito del turismo.

Los últimos datos investigados por esta redacción, en relación con las subvenciones que tan ‘alegremente’ se reparten por parte del Estado Español ponen de manifiesto los siguientes datos:


En la Región de Murcia existen legalizadas en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio del Interior las siguientes comunidades islámicas o musulmanas:


Existe una Federación Islámica de la Región de Murcia que aunque no figura aún inscrita en el Registro de Entidades Religiosas (en el momento de redactar este informe), su tramitación debe estar siendo positiva ya que recibe subvenciones públicas a través de la Fundación ‘Pluralismo y Convivencia’, del Estado.
Una de las condiciones para poder optar a tales subvenciones debe ser su inscripción en el referido registro o estar tramitando la misma, si bien consta que pese no haber realizado la inscripción en el momento de esta recopilación de datos, ya recibía ayudas. Las mezquitas y asociaciones comprobadas son:

Alhama de Murcia:
Comunidad Islámica de Alhama……………….….C/ San Diego, 39

Blanca:
Comunidad Islámica de Blanca…………………...C/Generalísimo, 41

Cartagena:
Comunidad Centro Islámico ‘Ibrahim’…………C/Ruipérez, 12 Bajo. (San Antón)

Comunidad Islámica de Cartagena (Murcia)……C/Pozo Nuevo, 23 (Pozo de Los Palos)

Comunidad Centro Islámico de Cartagena……...C/Martín Delgado, 37. Bajo.

Comunidad Islámica de Virgen de la Caridad…..Plza. Cronista Casal, 1

Centro Islámico ‘Addoha’ (CIAD) ……………..C/ Gaspar de Portola S/N (La Aljorra)

Comunidad Islámica de Cartagena ‘Ashurk’……C/ Soledad, 16 (Bº. de Los Dolores)

Cieza:
Comunidad Islámica ‘Al Fath’…………………..C/ Cuesta del Molino, 33

Fuente Álamo:
Comunidad Islámica ‘Amista’…………………..C/ Saavedra Fajardo S/N

Jumilla:
Comunidad Islámica de Jumilla…………………C/ Diego Abellán, 35

La Unión:
Comunidad Islámica ‘Taarof’……………………C/ Pinida, SN

Lorca:
Centro Islámico ‘Tawhid’……………………….C/ Los Veras, Edif.. Mayor

Los Alcázares:
Comunidad Islámica ‘Ennour’…………………...C/ Molino, 62. Bajo

Mazarrón:
Comunidad Islámica ‘El-Nour’ Puerto de Mazarrón…..C/ Melilla, 11

Murcia:
Centro Islámico ‘Ibnou Rochd’……….……………..Paseo Acacias, 3

Centro Islámico ‘Al Fagr’………………………...C/ Los Diaz, 4 (Lobosillo)

OBSERVACIONES RELATIVAS A MURCIA:

Aparece legalizada en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio del Interior y aparece, también, en la base de datos de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) la Comunidad Islámica ‘Assalam’, en la calle Galicia, 3 de Murcia. Esta Comunidad Islámica ha funcionado (desconocemos si lo hace en la actualidad), además de cómo entidad religiosa, como empresa. Aparece en el Boletín Oficial de la Región de Murcia de fecha 24 de abril de 2003, en la lista de ‘Deudas Incobrables’ de la Tesorería General de la Seguridad Social, con una deuda de algo más de 3.600 euros.

San Pedro del Pinatar:
Centro Islámico ‘Sunna’………………..C/ Gómez Arriba, 17. Bajo (bda. Los Gómez)

Santomera:
Comunidad Islámica de Santomera…………C/ La Mina, 7. bajo.

Torre Pacheco:
Comunidad Islámica ‘Clemencia’…………..Avda. Estación, 83

Comunidad Islámica ‘Al Manar’……………C/ Las Niñas, 7 bajo.

OBSERVACIONES RELATIVAS A TORRE PACHECO:

Aunque no aparece en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio del Interior, en cambio, debe estar tramitándose de forma positiva la inscripción de otra comunidad islámica del municipio. Su denominación es Centro Islámico de Roldán ‘Assafae’. Le he comprobado una subvención de la Fundación de carácter público –es del Estado- que preside el propio Ministerio de Justicia, denominada ‘Pluralismo y Convivencia’. La subvención concedida en el ejercicio investigado fue de 3.000 euros. En cambio nadie conoce quién, en nombre de esa comunidad ha solicitado y recibido el dinero.

Yecla:
Comunidad Islámica de Yecla……………C/ Saliente, 12

ENTIDADES SUBVENCIONADAS:

La práctica totalidad de las comunidades religiosas islámicas de la Región reciben subvenciones por parte del Estado, a través de la Fundación Pública ‘Pluralismo y Convivencia’:

La Fundación Pluralismo y Convivencia es una fundación del sector público estatal, creada por acuerdo de Consejo de Ministros de 15 de octubre de 2004, a propuesta del Ministerio de Justicia. Su objeto es contribuir a la ejecución de programas y proyectos de carácter cultural, educativo y de integración social de las confesiones religiosas minoritarias que hayan celebrado Acuerdo de cooperación con el Estado o con notorio arraigo en España, así como el fomento del pleno ejercicio de la libertad religiosa.
La Fundación está regida por un Patronato, presidido por el Ministro de Justicia e integrado por 21 vocales, 12 representantes de diversos ministerios y 9 designados a título personal, oídas las confesiones religiosas minoritarias. Su ámbito de trabajo es nacional.
La Fundación pretende contribuir a la promoción de la libertad religiosa, apoyando a los órganos representativos de las confesiones minoritarias y favoreciendo las actividades que dichos órganos, así como sus comunidades, iglesias y entidades locales, desarrollen en los ámbitos educativo, cultural y de integración social. La Fundación tiene como objetivo igualmente la divulgación de la realidad de las confesiones minoritarias para mejorar el conocimiento que la sociedad tiene de ellas evitando y promoviendo la superación de estereotipos y favoreciendo su integración en la sociedad española.

Que hayamos podido comprobar las subvenciones entregadas por la referida Fundación en los últimos tiempos han sido las siguientes:

Comunidad Islámica de Alhama de Murcia…………………….3.000 €
Comunidad Islámica de Cartagena………………………………4.000 €
Comunidad Islámica de Cartagena ‘Ashuruk’…………………..4.000 €
Comunidad Islámica de Cartagena (Virgen de la Caridad)…….. 2.000 €
Comunidad Islámica ‘Al Fath’ de Cieza….…………………….. 5.000 €
Comunidad Islámica ‘Annour’ de Blanca…………………..….. 3.000 €
Centro Islámico ‘Tawhid’ de Lorca………………………………3.000 €*
Centro Islámico de Roldán ‘Assafae’……………………………3.000 €
Centro Islámico ‘Ibnou Roshd’ de El Palmar (Murcia)…………. 2.500 €
Centro Islámico ‘Ibrahim’ de Cartagena (San Antón)………….... 3.000 €
Centro Islámico ‘Al Fagr’ de Murcia (Lobosillo)……………….. 3.000 €
Centro Islámico de La Aljorra ‘Addoha’ (Cartagena)……………. 3.000 €
Comunidad Islámica de Yecla……………………………………..6.000 €
Federación Islámica de la Región de Murcia…………………….. 4.000 €

Por lo tanto vemos que buena parte, la mayoría de ellas, de las comunidades islámicas reciben subvenciones por parte de las Administraciones públicas. Llama la atención el hecho de que las dos comunidades establecidas en Torre Pacheco relacionadas con diferentes movimientos religiosos musulmanes integristas no reciben ayudas públicas que hayamos podido comprobar aunque cuentan con recursos propios y, según fuentes de su entorno, se trata de recursos importantes.

La implantación de Justicia y Espiritualidad en Murcia (back de Vegamediapress)
La Ley islámica frente a la Ley española


Rachid Boutarbouch defendió la ley islámica frente a las leyes occidentales en su conferencia de Roldán.

La conferencia tuvo lugar el 15 de octubre de 2006 en el Centro Cívico de Roldán. Previamente había estado en las mezquitas de Los Dolores de Cartagena, y del Barrio del Carmen de Murcia, los días 13 y 14 de octubre. Actos organizados por las comunidades islámicas “Ashuruk” (Los Dolores), “Assalam” (Murcia). Las dos primeras son fundadoras de la Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM).

En el cartel anunciador de las tres charlas, escrito en árabe, Rachid Boutarbouch es presentado como “asesor intelectual”, miembro de la Liga de Ulemas de Marruecos y del Consejo Europeo de la Fatua e Investigación, además de miembro fundador de la Asociación Mundial de Ulemas Musulmanes.

En la foto que publica Vega Media Press vemos a Boutarbouch charlando con la pedánea de Roldán, y acompañado a su izquierda por el presidente de la Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM), M’barek Demouche. La conferencia ofrecida en Roldán se titulaba “La familia musulmana en occidente”. Las otras dos versaban sobre “Cómo vivir el mes del Ramadán”, y “El amor del profeta, Muhammad, el vínculo firme”. Pero el discurso derivó hacia otros derroteros, como explicaremos más adelante.

Rachid Boutarbouch, nacido en Sale, Marruecos. Es miembro de la liga de Ulemas de Marruecos desde 1994 y uno de los fundadores de la Liga Mundial de Ulemas. Licenciado en letras por la universidad de Rabat (Dpt. Estudios islámicos), ha participado como principal ponente en congresos sobre el Islam organizados en Europa. Tiene un Diploma de Estudios Avanzados sobre “Los islamistas marroquíes y la participación política” en el departamento de Ciencias Políticas y Administración de la Universidad de Granada y otro del Departamento de Estudios Árabes islámicos de la Autónoma de Madrid. El primer trabajo publicado por el CBEC fue el libro “Viaje al centro del 11-M”, firmado por Boutarbouch y por Juan Poyatos, presidente del CBEC.

Referencias del 11-M

La búsqueda en la red de redes nos revela más información sobre Boutarbouch. Su nombre aparece citado por Abdelkader el Farssaoui, más conocido como el confidente “Cartagena”, en las notas que éste entregó a la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Policía Nacional desde año y medio antes de los atentados del 11 de marzo de 2004.
Concretamente, en la nota 12, leemos: “Boutarbouch, al enterarse de que Cartagena va a vivir en Roquetas de Mar, le ha dicho que Justicia y Caridad tiene una mezquita en esa ciudad y que le facilitaría los contactos necesarios entre los hermanos”.

Según ha sabido VMP, Rachid Boutarbouch es un destacado miembro de Justicia y Espiritualidad (JyE) en España, y su discurso (como el del Mohamed Abbadi, que ha visitado la región tres veces en los últimos años, suegro del Iman Said Mehdi que opera en el Campo de Cartagena y que se ha hecho con un importante patrimonio) dista mucho de ser aceptable en una sociedad moderna como la nuestra. Boutarbouch habló en Roldán de los principios básicos del movimiento radical marroquí y recomendó seguir los preceptos marcados por la ley islámica o sharia, no por las leyes occidentales.

Este “asesor intelectual” de la FIRM criticó el sistema económico occidental, sobre todo el bancario, algo que no nos suena a nuevo. Recuerden que hace casi dos años, después de las tristemente famosas caricaturas del profeta, salieron de las mezquitas de la FIRM en Murcia fotocopias proponiendo el boicot a empresas españolas y extranjeras, entre las que se encontraban entidades bancarias como La Caixa, Cajamadrid y BBVA, a las que se acusaba de “participar directamente en la industria de la guerra”.

La FIRM se ha pasado desde el 2006 paseando por la región a dirigentes de JyE. Justicia y Espiritualidad no se presenta a los comicios porque no es un partido legalizado, pero sí aspira a influir en los votantes todo orientado a hacer desaparecer el régimen alauí y convertir a Marruecos en una república islámica.

Por cierto, volviendo a las notas del confidente Cartagena, nos llama la atención que en Yecla haya hace tiempo miembros de Justicia y Espiritualidad (movimiento también llamado por algunos Justicia y Caridad). Lo descubrimos en la nota 11 de la UCIE, en la que se dice sobre la actividad de “Cartagena”: «Ha estado en el pueblo murciano de Yecla, donde existe una comunidad de miembros de Justicia y Caridad. Tienen una consigna para conseguir la nacionalidad española: comprar casas y bienes y generar hijos, muchos de ellos están casados con españolas, todo con el fin de ir dominando el pueblo de alguna manera».

Dos comunidades islámicas en plena disputa en Torre Pacheco

Se llaman Clemencia y Al Manar, esta última ligada a Justicia y Espiritualidad.

El ministerio de Justicia legalizó con fecha 22 de diciembre de 2006 la “Comunidad Islámica de Torre Pacheco Al Manar”, que curiosamente tiene su sede en la calle Las Niñas, número 7, el mismo lugar que aparece como sede de la Asociación de Inmigrantes Ennibras para la Integración y la Interculturalidad, cuyo coordinador es Brahim Roubi, que trabaja para la Mancomunidad de Servicios del Sureste (formada por los ayuntamientos de La Unión, Torre Pacheco y Fuente Alamo) como mediador socio-educativo del programa de inserción.

Ennibras gestionaba la residencia municipal Los Melendres. Es una residencia con 14 habitaciones y 28 plazas para acoger a trabajadores temporales por 9 euros diarios, 3 de alojamiento y 6 de pensión completa. Ennibras la podría gestionar durante 4 años. La inversión pública en las instalaciones fue de 372.108 euros, de los que la Consejería aportó 198.496.

Cabe preguntarse qué hace una asociación como Ennibras, que maneja recursos públicos, y cuyo coordinador trabaja para un organismo público, compartiendo sede con la Comunidad Islámica Al Manar. Es más, según ha podido saber Vega Media Press, esta Comunidad está ligada a la Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM), y por tanto, al movimiento marroquí de corte radical Justicia y Espiritualidad.

De hecho, Brahim Roubi organizó la conferencia de Rachid Boutarbouch en Roldán, a la que asistió, junto con el presidente de la FIRM, M’barek Demouche. Convendría pedir a los responsables de Ennibras que no utilicen los medios y la confianza que las instituciones públicas de esta región han puesto en sus manos para hacer proselitismo.

Según la nota de prensa del ayuntamiento de Torre Pacheco tras la inauguración de la Residencia Los Melendres, la asociación Ennibras “viene desarrollando en el municipio distintas actuaciones para la integración social de la población inmigrada, por lo que goza de reconocida experiencia en la materia”. Al Manar es la segunda comunidad islámica del municipio inscrita en el registro de confesiones minoritarias del Ministerio de Justicia.

El 23 de octubre de 2006, se dio de alta la Comunidad Islámica Clemencia de Torre Pacheco, dirigida por Youssef Benaouli, un líder entre los musulmanes de la localidad, donde lleva viviendo dos décadas. Su sede está en la Avenida de la Estación, número 83, lugar donde se ubica la mezquita, una de las más concurridas de la Región. Al Manar y Clemencia representan dos sensibilidades distintas, dos formas diferentes de entender el islam.

Las dos comienzan el 2007 con los papeles en regla, y con la intención de captar creyentes. Pero Clemencia tiene mezquita, la de la Avenida de la Estación, que todo el pueblo conoce, y Al Manar no posee lugar de culto conocido, extremo este que no puede sino levantar sospechas sobre las verdaderas intenciones de los fundadores de esta nueva comunidad islámica. En cualquier caso, el ayuntamiento de Torre Pacheco deberá vigilar que los fondos públicos no vayan a parar a financiar actividades dudosas.

La comarca del Mar Menor es una de las de mayor implantación de la comunidad musulmana en la región. Hay mezquitas en Torre Pacheco, Balsicas, Roldán, Los Alcázares, San Javier y San Pedro del Pinatar. Las comunidades islámicas de San Pedro, Roldán y la nueva de Torre Pacheco, Al Manar, están vinculadas a la FIRM, cuyos dirigentes están comprobando como se legalizan pequeñas comunidades islámicas, pero el Ministerio de Justicia no da vía libre a la grande, a la Federación.

Ibrahim Roubi, Ennibras, Los Melendres y la Mancomunidad del Sureste
El papel de Roubi en relación con la FIRM, con Justicia y Espiritualidad y con la busqueda de recursos públicos para actividades es muy destacable, teniendo en cuenta que trabaja en la Mancomunidad de Servicios Sociales del Sureste, integrada por Torre Pacheco, Fuente Alamo y La Unión, pueden detectarse en los movimientos económicos libramientos de pagos que sorprenden por los procedimientos administrativos. Igualmente sorprende que se adjudicara a una supuesta ONG participada por el propio Roubi la gestión de una residencia pública, y que en base a nuestras investigaciones no parece que se adjudicara mediante la realización de un concurso público en el más estrito sentido de la palabra. De hecho otras ongs han criticado duramente tal adjudicación que, recientemente, ha finalizado, sin que los motivos tampoco hayan sido aclarados.


Y mientras tanto ¿qué hacen en el CNI o la Policía?


La pregunta tiene una respuesta que resultará chocante para el lector. El CNI en Murcia se ha convertido en una ‘antena’ cuya operatividad no sólo es previsible, sino que además, en recta opinión, no puede ser valorada muy positivamente. Agentes del CNI que ‘pese a emplear argumentos encubiertos sobre su trabajo en la Administración’ han terminado por ser identificados como miembros del Centro Nacional de Inteligencia. Ni siquiera aprovechan eficazmente informaciones de policías locales y otros servicios de la Administración Pública. La previsibilidad de sus actuaciones son conocidas incluso por inmigrantes que saben ‘vender’ informaciones que consideran que son las que estos funcionarios quieren oir y éstos a cambio facilitan gestiones, e incluso regularizaciones.

La Policía Nacional, ni está ni se le teme, al menos en este nivel de información e investigación, aunque eso sí, ha desarrollado actuaciones como la espectacular ‘movida’ en el municipio de Torre Pacheco de hace unos meses; absolutamente desproporcionada, con la colaboración de algunos policías locales que fueron más agresivos, incluso, que las decenas de policías nacionales que con armas largas, rodeaban a grupos de inmigrantes en plazas y lugares del pueblo.

Hasta el Delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, dijo que había sido una actuación desproporcionada y reconoció que no fue informado del calado de la operación que, después de tanto espectáculo, se saldó con apenas dos propuestas de expulsión. El ridículo, en ámbitos policiales, fue de los que hacen historia. Pero fuera de cosas así, que sirven más para lavar la cara durante unos días que para obtener resultados, la Policía, ni está ni se le teme –al menos hasta ahora-.

Situaciones cutres y de descoordinación palmarias hacen que sobre un mismo evento se desplieguen operativos en los que al final terminan cruzándose la mirada gente del CNI, la Guardia Civil y la Policía, sin saber muy bien que hace el otro, ni qué sabe.

Tan sólo la Guardia Civil ha mostrado de forma efectiva resultados, con detenciones y desarticulaciones de grupos vinculados de una u otra manera incluso con la fantasmal Al Qaeda. De hecho la Benemérita tiene agentes investigando los movimientos islamistas en la Región desde los años 90. En aquella época, aunque la Policía Nacional lo desmintió, uno de los redactores de esta información, puso al descubierto el movimiento de policías marroquíes, quienes exploraban las acciones, entonces incipientes en Murcia, de la asociación ATIME, que además de la defensa de los trabajadores marroquíes en España, tenía en aquellos momentos unas más que evidentes relaciones con el denominado MDOM (Movimiento Democráta de Oposición Marroquí).
En esos momentos España estaba siendo utilizada como lugar de paso o descanso de integristas islámicos procedentes de Argelia y como resultado de la combinación de esos dos factores, se produjo la detención de un miembro de ATIME en Murcia cuando pasaba a Marruecos diverso armamentos, visores nocturnos y documentaciones falsas.

Justicia y Espiritualidad, como otro movimiento implantado en la Región, el Tabligh son grupos utilizados por grupos terroristas como pasos intermedios o filtros para ‘fichar’ a musulmanes dispuestos a participar en la Jihad violenta, incluso a convertirse en Mujahidines dispuestos a combatir a los ‘cruzados’ e ‘infieles’; y los tenemos conviviendo con nosotros e incluso, seguramente, hasta los financiamos.

Chema Gil (Murcia)/H.M. (Rabat-Marruecos)/P.R. (Madrid)
Vega Media Press.com

Para más información sobre este tema acceder al apartado del Blog “Movimientos radicales islámicos asentados en España”

.

1 comentario:

  1. Y estos ¿Ya cumplen con la Ley de Igualdad de Género?

    Porque en caso contrario lo que procede es quitarles las subvenciones.

    ¡¿Donde estás Bibiana?!

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.