29.1.07

Desde las mezquitas de Cataluña captando adeptos

Dos partidos islamistas captan adeptos en oratorios y mezquitas de Catalunya

La policía detecta que estos grupos buscan radicalizar a jóvenes musulmanes

Dos grupos islamistas han sido detectados en los últimos meses tratando de captar adeptos en mezquitas y oratorios de Catalunya, para inquietud de las fuerzas policiales antiterroristas y también de la comunidad musulmana moderada.

Jóvenes llegados de países del Magreb están haciendo proselitismo en muchos lugares de culto de los musulmanes afincados en Catalunya en nombre de estas organizaciones, Al Ald uas al Ihsan (Justicia y Caridad) y Hizb ut Tahrir (Partido de la Liberación).

La lucha antiterrorista sigue de cerca las actividades de ambas formaciones, cuya peligrosidad, de entrada, consiste en que propugnan (en especial, la segunda) una completa separación de los musulmanes con las comunidades de acogida y apuestan por contribuir desde éstas a la islamización de sus países de origen.

"Su ideología, desde un punto de vista occidental, es radical desde el momento en que busca la separación entre comunidades, la creación de guetos, relacionarse sólo entre ellos y vivir en la estricta aplicación del Corán", afirman portavoces policiales.
De este caldo, y en los círculos más radicales, "evidentemente, puede salir algún activista terrorista", añaden estas fuentes.

Un representante de la comunidad musulmana sostiene que se ha detectado tanto a Justicia y Caridad como al Partido de la Liberación en "decenas" de oratorios y mezquitas, y alerta de un problema muy sofisticado: los jóvenes musulmanes residentes en Europa se sienten extranjeros en el país de origen y en el de llegada, y el discurso radical - con la yihad como expresión extrema- de este tipo de formaciones les legitima en el primero y les puede orientar vitalmente en el segundo.

Hizb ut Tahrir ha sido ilegalizado en Gran Bretaña, Alemania y otros países europeos.
Tiene una fuerte implantación en estados y regiones de Asia Central como Uzbekistán, Tayikistán, Kazajstán y otros. Su influencia llega hasta Xinjiang (China) y, si bien sus preceptos son en principio contrarios al uso de la violencia - excepto contra Israel-, decenas de sus miembros han sido detenidos en los últimos meses.

Hizb ut Tahrir fue creado en Israel en 1953 por el jeque Taqiuddin an Nabhani por su odio a los judíos. Entre sus ideales, detalla un analista de la Unidad Central de Inteligencia de la Policía Nacional, están el "califato universal" y la "nación islámica".

En Alemania se ha vinculado a Hizb ut Tahrir con el intento de atentado contra trenes del pasado verano, por el que fueron detenidos dos jóvenes. Hace un año, lideró las protestas que en Indonesia hubo contra las polémicas caricaturas de Mahoma, publicadas en Dinamarca. En Uzbekistán se le acusó de un atentado en julio del 2005 contra las embajadas de EE. UU. e Israel, con seis muertos y nueve heridos. Hizb ut Tahrir lo negó.

Esta formación tiene oficinas de prensa oficiales en Sudán, Pakistán e Indonesia. La Vanguardia trató sin éxito de obtener una explicación de Hizb ut Tahrir a todas estas acusaciones. Justicia y Caridad, sin ser ilegal, está "mal visto" en Marruecos, donde se detuvo hace pocos meses a 330 de sus miembros por estar preparando - dijo la policía marroquí- un alzamiento popular.
En Marruecos está ocupando el espacio político del centroizquierda con un discurso muy social.

Los primeros conflictos

La presencia de ambas entidades, de orientación salafista, también se ha detectado en ambientes musulmanes del resto de España y varios países de Europa.
Tanto Justicia y Caridad como el Partido de la Liberación tienen una estructura piramidal, y sus integrantes son básicamente jóvenes llegados del Magreb por la presión policial que han padecido en los últimos meses.

Una vez en Europa, se han dedicado a la difusión de su doctrina, a través de discursos o folletos en oratorios y mezquitas.
En Catalunya, en algunos casos, han tratado de controlar algunos centros enfrentados con otros más asentados, lo que ha provocado "conflictos de momento dialécticos" con los musulmanes previamente establecidos, según la policía.

Ignacio Orovio
La Vanguardia

2 comentarios:

  1. Anónimo11/2/09

    Estas sectas provocarán graves reacciones en el futuro. De todas formas, no queda un gran futuro. El Islam está en cualquier esquina, en cualquier instituto, en la Política, en el Ejército,... Su demografía es ya imparable. Como mucho, a lo que un ciudadano euro-occidental pueda aspirar hoy es a vivir tranquilamente, sin problemas con esta " gente ". Pero el futuro de nuestros hijos me parece espeluznante. Pero no vayamos a echarle la culpa a los musulmanes, porque si alguien pica a la puerta, e inquilino es libre de abrirla o de no abrirla. Europa ( o sus políticos ) quisieron ver el " progreso " y ahí lo tienen. Magnífico resultado verdad ?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/4/09

    si los politicos de diferentes colores no paran la invasión el choque de autoctonos y extranjeros sera inevitable y mucha gente perecerá ,el que gane se quedara la tierra.debemos bloquear las fronteras y preservar el modo de vida occidental

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.