Seguidores

13.9.07

Al-Andalus el paraíso perdido

MUCHOS españoles son incapaces de deslindar las diversas etapas de la presencia islámica en nuestro país. Si eso pasa con los propios,no digamos con los musulmanes.
Para éstos, moderados o radicales, conversos o integristas, Al-Andalus es el paraíso perdido, la civilización islámica perfecta de la que fueron despojados y de la que nunca se descarta su retorno al Islam.
No intenten explicarles ustedes que al Califato y la Medina Azahara los destruyeron los bereberes, tan musulmanes como los Omeyas. Por supuesto no se les ocurra emplazarles a que, si quieren recuperar paraísos perdidos, empiecen por mejorar el respeto a los derechos humanos, los regímenes políticos y las condiciones socioeconómicas del Islam actual.

Es inútil convencer a un musulmán de que Al-Andalus dejó de existir, igual que Bizancio, Cartago o las florecientes ciudades sirias desaparecieron del protagonismo de la historia tras la conquista islámica.

Tan imposible resulta como pretender razonarles sobre la libertad religiosa incluido el derecho a la apostasía, la reciprocidad de que hagan en sus países lo que piden aquí, los derechos de la mujer, los valores democráticos o los placeres del vino y el jamón.
A lo más que se puede llegar es a exigirles respeto por la cultura occidental y eso, si no se muestra debilidad.

La noticia de que, por tercera vez en tres años, conversos españoles con fuerte financiación de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, pretenden alzar una gran mezquita en las inmediaciones de Medina Azahara, como centro de peregrinación y difusión religioso cultural, no nos extraña.

En España existen unos cuatrocientos lugares de oración y estudio, entre mezquitas y oratorios, muchos de ellos financiados por Arabia Saudita, Siria, Irán, Libia y Marruecos, y hay un total de 2.321 asociaciones islámicas inscritas en el Registro de Entidades Religiosas.

La designación de los imanes no es ni mucho menos la deseable (recordemos el caso del imán de Fuengirola, que alentaba a los musulmanes a practicar la violencia física contra sus mujeres) y la infiltración de grupos integristas es una realidad.

El Islam considera que España le pertenece, la reclama y se infiltra en ella. No me preocuparía si, en frente, se encontrase una sociedad fuerte. Pero no es el caso.
En España se relativiza el peligro musulmán a pesar de las terribles experiencias del 11-M en Madrid o del 7-J en Londres, se acepta sin más la presencia musulmana sin integración en nuestras leyes y cultura, mientras el Gobierno de Zapatero favorece la enseñanza de la doctrina islámica en las escuelas en tanto pone trabas a la católica.

La invasión es silenciosa, no a las bravas como en tiempos de don Rodrigo. Pero igual en el siglo VIII que en el XXI, las instituciones españolas son reflejo de la sociedad, y sólo si ésta es fuerte, sabrá responder a la amenaza.

Ángela Merkel ganó las elecciones alemanas con un programa que incluía las condiciones a exigir a quienes pretendan residir en Alemania: aceptar los valores básicos y universales derivados de la tradición cristiana y occidental, como «la dignidad humana, justicia, solidaridad, libertad e igualdad de hombres y mujeres», aprender el idioma y «distanciarse con claridad, de palabras y con hechos, del islamismo», al que califica de «ideología totalitaria».

Si falta la voluntad de integrarse, se forman sociedades paralelas, con tensiones sociales que dificultan la integración de las generaciones venideras. Por eso, la CDU ganó afirmando:
«No hay sitio en nuestro país para los que rechazan nuestro sistema de valores democráticos, los que se burlan de él o lo combaten». Hoy no se dice eso en España ni en la Córdoba que reclama el Islam.
Ese es nuestro problema.

ABC.es Juan José Primo Jurado

6 comentarios :

  1. Anónimo14/9/07

    Amigo, los españoles no somos tan memos gracias a Diosa. Porque Dios es mujer. Aparte de esto, te digo que si ellos matarían por su religión, aqui hay muchos como yo que seríamos capaces de matar si quisieran quitarnos la libertad, el estado de derecho, la constitución, la Democracia, la ilustración, la razón y tantas cosas más... No lo dudes. Yo mataría por estos ideales. Espero que haya muchos más españoles con criterio, aunque con tanto futbol y tanto gran hermano, lo dudo. Un saludo, sigue así y gracias por este blog.

    ResponderEliminar
  2. Para ponerles los pies en el suelo a más de tres ineptos sólo hay que remitirlos a la bibliografía de Serafín Fanjúl, uno de los tres mas importantes arabistas de España y reconocido mundialmente.Que lean Al Andalus contra España, o La quimera de Al Andalus, o quizá quieran refrescarse un poco con un artículo sobre la obra Yo Acuso de la somalí Ayaan Hirsi, lo encontrarán en hisponaiasobretodo.blogia.com, es de este año pasado, pero tiene validez cada día más.
    Luego que se hagan una trepanación y tal vez consigan tener un grado más alto de lucidez. La miseria los acompaña.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo23/6/08

    -Con politicos con mentalidades tan infantiles e inmaduras tomando decisiones por nuestro futuro las llevamos claras...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo27/6/08

    hola amigos este articulo es tan estupido e irreal tanto como su propio escritor ya k esta generalizando y poniendo a todos los musulmanes en un mismo saco, y eso no debe ser asi porque por tres idiotas k piensen asi no se debe generalizar en boca de toda la sociedad muslmana . la gente que viene a vuestro pais solo viene a buscar un futuro mejor cosa que no encontraron en sus respectivos paises y por tento no les exijan que vayan a buscar las libertades en su pais porque si los hubieran encotrado nunca saldrian de su pais para ser insultados y criticas por gente como ustedes. y solo me queda decirles que hace nada la españa de la que tanto hyablan era un pais de emigrantes . aqui nadie viene a reclamarles nada tan solo se busca un pais libre y tolerante donde vivir , eso no implica seguir sus tradiciones pero si sus leyes pero siempre y cuando no intenten pasarse con libertad personal de cada persona. y porfavor vivan y dejen vivir.

    ResponderEliminar
  5. Musa8/8/08

    Observación:

    En el Islam utilizamos la palabra revertido, en lugar de convertido o lo que sería lo mismo; reverso pero no converso. Por lo tanto nadie se convierte al Islam más bién es una reversión y no una conversión.

    Por lo demás, especialmente en ciertos tópicos que afectan a la crencia de cada uno y las dualidades, de... creer, no creer; verdad, mentira; bueno, malo, etc., etc. tengamos paciencia porque tarde o temprano, la Madre Tierra y el Padre Tiempo en todo su explendor, nos abrirán "Un Libro" en cuyas páginas podremos comprobar nuestros aciertos y nuestras equivocaciones.

    Te invito, a que juntos esperemos a Su presentación.

    De un cristiano convertido al catolicismo y revertido al Islam.

    Musa.

    Moraleja: "Si no tienes razón no discutas; y si la tienes para que vas a discutir".

    ResponderEliminar
  6. Anónimo29/10/10

    musa tu comentario me parece muy acertado!!!! bien por eso!! y mi opinion es.. no generalizar a la gente de este planeta tan hermoso.. porque tal vez sean de la misma tijera.. pero no son cortados de la misma manera!!

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.