12.5.09

La integración de los musulmanes es imposible


Según un psicólogo danés la integración de los musulmanes en nuestras sociedades occidentales es imposible.

Nicolai Sennels, de 33 años, es un psicólogo danés, funcionario publico para el gobierno de Copenhague, ha trabajado durante varios años como psicólogo en una cárcel para jóvenes. A través de su trabajo diario en la sala de terapia, ha vivido los problemas de la integración y la delincuencia relacionada con la inmigración.

Nicolai Sennels cree que el debate de la integración adolece de una serie de tabúes peligrosos porque nos impide resolver los enormes problemas de integración con la delincuencia y la inmigración en el sentido más amplio. Especialmente Copenhague parece estar afectado por estos tabúes.

En febrero del 2009 ha publicado un libro titulado "Entre los musulmanes delincuentes".

La experiencia de un sicólogo en Copenhague". Según él, la integración de los musulmanes es imposible.

Los problemas de integración de los musulmanes en Dinamarca son conocidos en el mundo entero a raíz de los disturbios ocurridos después de la publicación en 2006 de 12 caricaturas del profeta Mahoma por el diario Jyllands-Posten. Dos años más tarde nuevamente estallan disturbios a causa de la reedición de las caricaturas en todos los grandes periódicos daneses.

Actualmente el 70% de la población carcelaria en las prisiones de Copenhague está compuesta por jóvenes de cultura musulmana. Cabe preguntarse si los recientes hechos de violencia y la marcada tendencia general a la violencia en el seno de la cultura musulmana coincidieron con las publicaciones de las caricaturas o si hay una conexión entre los dos hechos.

En febrero del 2009, Nicolai Sennels, psicólogo danés, publica un libro titulado "Entre los delincuentes musulmanes. La experiencia de un psicólogo en Copenhague". En su libro, Nicolai Sennels adopta un enfoque psicológico sobre la relación entre cultura musulmana, la cólera, la gestión de las emociones y la misma religión musulmana. Su investigación se ha centrado en cientos de horas de observación en el transcurso de los tratamientos terapéuticos de 150 jóvenes musulmanes internados en la prisión para jóvenes de Copenhague.

Entrevista de EuropeNews a Nicolai Sennels

EuropeNews: "Nicolai sennels, ¿cómo le ha surgido la idea de escribir un libro sobre los delincuentes musulmanes en Dinamarca?"

Nicolai Sennels: "Tuve la idea en febrero del 2008, en el transcurso de una conferencia sobre integración en Copenhague. En mi intervención, subrayé que las personas de cultura musulmana son confrontadas a una dificultad, e incluso a una imposibilidad de integrarse de manera armónica y de realizarse en Dinamarca. Esta declaración fue acogida con fuertes resistencias por los hombres políticos daneses y por mi superior jerárquico de la prisión para jóvenes. Me sorprendió mucho ya que pensaba que decir que ciertas culturas se integran mejor que otras en las sociedades occidentales era una evidencia. Europa entera tiene dificultades para integrar a los musulmanes, y esta empresa parece pertenecer al terreno de lo imposible.

Según la Policía danesa y la Oficina Danesa de la Estadística, más del 70% de todos los crímenes cometidos en la capital danesa son obra de musulmanes. El Banco Nacional ha publicado recientemente un informe según el cual los costos que originan al país un musulmán extranjero se elevan a más de 300.000 euros en concepto de ayudas sociales federales. A lo que hay que añadir otras ayudas sociales de otras clases, por desempleo, por gastos de intérpretes, por clases especiales en las escuelas (el 64% de los niños escolarizados cuyos padres son musulmanes no saben leer ni escribir correctamente en danés después de 10 años de escolarización en una escuela danesa), por la asistencia social, por los policías suplementarios, etc...

Mi intervención ha desembocado en una advertencia legal, una especie de sanción profesional, con la amenaza de que si reitero mis palabras seré despedido. Según las autoridades de Copenhague, parece ser que está permitido declarar que los problemas que enfrentan los musulmanes son causados por la pobreza, los medios de comunicación, la policía, los propios daneses, los políticos, etc. Pero dos cosas no son admitidas:

1) hablar de la importancia de la cultura,
2) evocar la responsabilidad propia de los extranjeros en cuanto a sus dificultades para integrarse en nuestras sociedades."

EuropeNews: "Examinemos su libro de cerca. Usted habla de cuatro mitos sobre la integración. El primero trata de la diferencia entre la cultura de los inmigrantes."

Nicolai Sennels: "He descubierto que los jóvenes de cultura musulmana tienen otras necesidades en materia de trabajo social que los daneses u otras personas de cultura no musulmana. Entre los musulmanes siempre hay una desproporción extrema en el comportamiento antisocial y antidemocrático.
La Oficina Danesa de Estadísticas ha publicado un informe según el cual los ocho primeros lugares en la lista de la criminalidad por país de origen de los criminales corresponden a países musulmanes. Dinamarca está en el noveno puesto." (En Dinamarca delinquen más los marroquíes, los argelinos, los turcos, etc, que los propios daneses. De manera que si no hubiesen musulmanes en Dinamarca habría que reconvertir el 90% de los agentes de policía en otra cosa).

EuropeNews: ¿Esto significa que debemos tratar a los musulmanes de manera distinta a los no musulmanes?


Nicolai Sennels: "Según mi propia experiencia, los musulmanes no comprenden nuestra manera occidental de gestionar los conflictos con el diálogo. Ellos son educados en una cultura que comporta figuras de autoridad y consecuencias externas al individuo muy bien definidas. La tradición occidental, que utiliza el compromiso y la introspección como principales herramientas para tratar los conflictos tanto interiores como exteriores, es considerada como una debilidad en la cultura musulmana.
En gran medida, simplemente no comprenden esta manera más suave y más humanistas de tratar los asuntos sociales.
En el contexto del trabajo social y de la política, esto significa que el individuo necesita más limitaciones y consecuencias más severas para estar en situación de adaptar su comportamiento."

EuropeNews: "Esto nos lleva directamente al segundo mito, ya que se dice a menudo que la criminalidad de los inmigrantes está causada por problemas sociales y no por su origen cultural. En su libro usted se muestra en desacuerdo con esa tesis y señala la religión como fuente de criminalidad entre los musulmanes."

Nicolai Sennels: "Yo reformularía sus palabras hablando de la cultura musulmana y no de la religión, ya que hay muchos musulmanes que ignoran lo que está escrito en el Corán y no frecuentan las mezquitas.
Pero están fuertemente influenciados en el nivel cultural. Constatamos que la cólera en particular es muy bien aceptada en la cultura musulmana.

En la cultura occidental y en otras culturas no-musulmanas, como en Asia, la agresividad o una súbita explosión de cólera son vistas como comportamientos que lamentamos posteriormente y que nos causará vergüenza. En la cultura musulmana ocurre totalmente lo contrario. Si alguien escarnece vuestro honor, se espera que demostréis vuestra agresividad y que os venguéis tanto verbalmente como físicamente. De esa manera, la agresividad da un estatus inferior en nuestra cultura, pero un estatus más elevado en la cultura musulmana. Pero hay otra razón más profunda para explicar el comportamiento antisocial tan ampliamente difundido en las comunidades musulmanas y la gran resistencia a la integración, y esta es la muy fuerte identificación que los musulmanes tienen de pertenecer a la cultura musulmana.

Mi encuentro con la cultura musulmana ha sido un encuentro con una cultura excesivamente fuerte y muy orgullosa. Es ciertamente una cualidad que puede garantizar la supervivencia de una antigua cultura través del tiempo. Todas las investigaciones de las que disponemos sobre la integración de los musulmanes en las sociedades occidentales indican que seguimos encaminándonos en la dirección equivocada.
Desgraciadamente, una cultura fuerte y orgullosa vuelve a sus miembros prácticamente incapaces de adaptarse a otros valores.

Cuando se trata de identidad para los musulmanes, la nacionalidad no cuenta para nada en comparación con la cultura y la religión. De ahí, en consecuencia, una poderosa y creciente oposición a la cultura y los valores occidentales en los ghettos musulmanes de Copenhague y de otras grandes ciudades europeas."

EuropeNews: "Como usted lo ha subrayado, muchos musulmanes tiene un lazo muy fuerte con su identidad religiosa. El tercer mito que usted refuta en su libro concierne el porcentaje de extremistas y de fundamentalistas musulmanes. Presumiblemente este porcentaje sería relativamente bajo. ¿Cual es su experiencia?"


Nicolai Sennels: "La gente espera que la mayoría de los musulmanes sean modernos y acepten los valores occidentales. Mi experiencia es diferente, y esto ha sido demostrado por las estadísticas que acabo de citar. En febrero del 2008 nos hemos visto confrontados en Dinamarca a gravísimos disturbios protagonizados por jóvenes musulmanes. Estos disturbios eran en parte una reacción a la presión de la policía danesa debida al fuerte aumento de la criminalidad y también en respuesta a la reimpresión de las caricaturas de Mahoma en todos los diarios daneses. Esta reedición era un acto de solidaridad con el caricaturista Kurt Westergaard, cuya vida está todavía seriamente amenazada.

En esos disturbios se vío a musulmanes no- practicantes en su vida cotidiana tomar la defensa de su cultura y su religión de una manera muy agresiva. Copenhague estuvo cubierta de humo durante una semana a causa de un centenar de incendios, y la policía y los bomberos que trataban de controlar y apaciguar la situación fueron atacados.

Muchos de los protagonistas de los disturbios fueron a parar a la prisión donde trabajaba y tuve la oportunidad de hablar con ellos.

Casi la totalidad de ellos eran musulmanes y todos ellos afirmaron que sus actos (provocar incendios, atacar la policía, etc.) estaban justificados porque la sociedad danesa, al aumentar la presión sobre la integración y reimprimiendo las caricaturas de Mahoma hacía prueba de racismo contra el Islam y la cultura musulmana.
Los escasos daneses que tomaron parte en los disturbios lo habían hecho por motivos completamente distintos. Sus acciones estaban principalmente motivados por la búsqueda de aventura o de emociones fuertes.

EuropeNews: "El cuarto mito es que la pobreza de los inmigrantes lleva a una mala situación social. En su libro usted afirma que es lo contrario lo que es verdad."

Nicolai Sennels: "Mi experiencia es que la muy débil prioridad concedida a la escolaridad de sus propios hijos, la dejadez en su educación y la falta de motivación para planificar una carrera profesional son importantes factores que conducen a la pobreza. Esos factores son comunes en muchos musulmanes tanto en nuestras sociedades como en los países musulmanes. Además una cuarta parte de los jóvenes musulmanes en Dinamarca tiene antecedentes penales. Una deficiente capacidad para la lectura, una fuerte aversión contra la autoridad y un expediente criminal cargado vuelven difícil la obtención de un empleo bien renumerado. Es el comportamiento asocial que vuelve pobre y no lo contrario.

Desgraciadamente, muchos políticos ven la pobreza como la principal causa de los problemas de integración. Pienso que es un punto de vista horrible y unidimensional acerca de las personas pobres y los individuos en general. La idea de que el comportamiento de las personas está determinado por la cantidad de dinero que tienen en el banco es un punto de vista extremadamente limitado. Como psicólogo diplomado por la Universidad de Copenhague, yo diría que factores mucho más importantes en la vida que el dinero influencian el comportamiento y la manera de pensar de los individuos."

EuropeNews: "¿Cuales la conclusión de su investigación? ¿La integración de personas de cultura musulmana en las sociedades occidentales es posible?"

Nicolai Sennels: "Yo diría que los optimistas, las gentes que dicen que la integración es posible cargan con una gran responsabilidad ante el futuro. Es muy posible que estén entreteniendo una esperanza, un sueño sin fundamento en la realidad.
Existen excepciones, pero en su mayor parte la integración de los musulmanes no es posible. Personas cualificadas y llenas de compasión trabajan en toda Europa sobre estos problemas para tratar de encontrar soluciones, miles de millones de euros han sido gastados ya en esos proyectos, pero los problemas siguen agravándose.

La explicación sicológica es, en realidad, muy sencilla: las culturas musulmanas y occidental son fundamentalmente muy diferentes. Esto significa que los musulmanes deben hacer grandes cambios en su identidad y en sus valores para estar en medida de aceptar los valores de las sociedades occidentales. Cambiar las estructuras básicas de su propia personalidad es un proceso psicológico y emocional extremadamente exigente. Aparentemente, muy pocos musulmanes se sienten motivados para esta empresa."

EuropeNews: "¿Qué vamos a hacer con los musulmanes que ya están entre nosotros?"

Nicolai Sennels:

" En primer lugar, debemos parar inmediatamente toda inmigración de personas provenientes de países musulmanes hacia Europa hasta que hayamos comprobado que la integración de los musulmanes es posible.

En segundo lugar, debemos ayudar a los musulmanes que no quieren o no están en situación de integrarse en nuestras sociedades occidentales, a construir un nuevo sentido a sus vidas en una sociedad que ellos comprendan y que les comprendan. Esto significa ayudarlos a empezar una nueva vida en un país musulmán.
Tenemos actualmente los medios económicos para hacerlo. Como ya he dicho anteriormente, cada inmigrante proveniente de países musulmanes nos cuesta unos 300.000 euros de promedio. Con este dinero podríamos ayudar a esta gente a vivir una vida feliz en un país musulmán sin tener que integrarse en una sociedad que no comprenden y que por lo tanto no pueden aceptar.
No solamente los musulmanes se beneficiarían de esta medidas, sino también las sociedades europeas."

Fuente: EuropeNews

La opinión de la iraní, Mina Ahadi

Vivimos en un mundo en el que los intelectuales dicen que el Islam es lo correcto.

Vivimos en un mundo en el que los medios de comunicación y la gente en general tienen miedo de criticar al Islam y a otras religiones, pero especialmente al Islam.

Vivimos en un mundo en el que se consideran aceptables los crímenes de honor, los matrimonios de menores de edad y el movimiento islámico en general.

Vivimos en un mundo que es "tolerante", que quiere "cooperar con las organizaciones islámicas", un mundo que da constantes muestras de paciencia.

Nosotros decimos que las personas que vienen de los llamados "países musulmanes" a vivir en países europeos son personas, no "musulmanes".

Nosotros defendemos el secularismo.

Defendemos la libertad de expresión en este mundo.

Y pretendemos demostrar que, en este mundo, a lo que nos enfrentamos es a un Islam politizado: un movimiento que es inhumano y que aspira a hacerse con el poder en el mundo entero.

(1) MUJERES CONTRA EL ISLAM:

Wafa Sultan – Nonie Darwish - Ayaan Hirsi Ali – Nyamko Sabuni – Chahdortt Djavann - Irshad Manji - Taslima Nasrin.

Musulmanes que luchan por la libertad

.

9 comentarios:

  1. Anónimo12/5/09

    Pues ya saben ZP y compañía, a ver si se enteran de lo que hay que hacer antes de ver las orejas al lobo.Que bastante drama tenemos aqui con el paro,como para encima andar repartiendo leña con los muslins.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo13/5/09

    "Musulmanes que luchan por la libertad"

    No son musulmanes - Ex-musulmanes si...Si luchan por la libertad no son musulmanes.

    ResponderEliminar
  3. Estamos perdidos, si los países que más sufren a estos energúmenos (Francia, Bélgica, Países bajos, Dinamarca...) miran a otro lado, que no hará el "idealista" aliado de los psicópatas.

    ¿que más hace falta para que reaccionen?... si reaccionan. Me temo que la respuesta vendrá de la sociedad civil, y esperemos que las fuerzas del orden no protejan al bando equivocado (por el que dirán)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo13/5/09

    Esa entrevista legitima todo lo que se dice en este blog y a todos los que sabemos que de verdad va a darse la islamización de occidente.

    Siempre me ha llamado la atención (y creo que es muy significativo de que clase de religión es el islam)que los mayores opositores al islam sean precisamente ex-musulmanes (y las persecuciones que sufren no hacen más que corroborarles).

    Pero en vez de hacer caso de las advertencias que durante mucho tiempo nos llevan haciendo, nuestra sociedad politicamente correcta los ignora y se limita a decir que los islamófobos somos racistas; como con Theo van Gogh, al que acusaron de nazi por rodar Fidna cuando el guion era una autobiografía de Hirsi Ali, una mujer negra.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo14/5/09

    Cualquier persona que haya vivido en una barrio musulmán en Europa, sabe perfectamente que es imposible integrar a los musulmanes en Europa

    ResponderEliminar
  6. Anónimo22/5/09

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo22/5/09

    Hola de nuevo:
    He encontrado un testimonio que igual te podría interesar, de un tal Antonio Larrosa,el comentario,a mi parecer,encajaba mejor en tu blog. Ahí te va:

    "Hay que ver como se está poniendo el pais y los pobres de la clase media a pagar y pagar, sin derecho a nada.

    Los moros ya no están en la costa , están invadiendo nuestras casas

    Me he criado en Sta coloma de Gramenet y nunca sospeche lo que esta sucediendo en mi querido pueblo: Mi madre falleció hace seis meses y dio la casualidad que estando la casa deshabitada, se rompió un ramal de las aguas de Barcelona que pasaba por alli entrando el agua con tal violencia dentro de la casa, situada en la calle Olot 14. que se inundó ocasionando serios desperfecto en la construcción y mobiliario, lo que se puso en conocimiento de tal compañía. Ahora mientras esperamos la respuesta de tal entidad, se metieron unos marroquíes forzando la puerta. Enterado por avisarme un vecino, acudí a ver que sucedía y les advertí a los ocupas, que son tres, indocumentados, que iba a pedir permiso de obras al ayuntamiento y que tapiaría los accesos en cuanto tuviera ese permiso, quedando de acuerdo que ellos, que vivían en un piso de alquiles próximo dejaban la casa y en ese momento y se fueron. Pero hoy he vuelto y he visto que habían tirado el mobiliario y estaban haciendo obras. Ahora dicen que no se van porque no les da la gana y ante mi amenaza de que si mañana aun no lo habían hecho los denunciaría, uno me ha contestado riéndose, que los españoles los jueces y los mozos de escuadra a ellos se la chupan de rodillas.

    Creo que mañana iré con mi hijo albañil a tapiar y si aún siguen allí no sé que pueda pasar, pues he telefoneado al 088 y me ha dicho que las leyes son así, que tienen todas a su favor y que no saben si pueden hacer algo. Yo suplico a ustedes que actúen y me ayuden a echar a esos marroquíes indocumentados, que tienen una vivienda pero quieren robar lo que no es suyo,.lo que antes se llamaba allanamiento de morada y se consideraba un delito de actuación tan rápida o más que un robo de otra clase.

    Antonio larrosa

    esta mañana iré a ver como los echo de mi pues tengo 4 hijos sin donde vivir y necesito esa casa."

    ResponderEliminar
  8. Anónimo28/5/09

    Antonio,no teniamos bastante con los gitanos y ahora tenemos tambien a los marroquies,solo espero que todos los españoles nos pongamos deacuerdo y no tiremos a matar contra toda la lacra que viene a nuestro amado pais para quitarnos las ayudas sociales, matarnos,robarnos,amenazarnos y violar a nuestras mujeres e hijas.
    Somos el pais de Europa con mas gentuza por kilometro cuadrado y el gobierno de Zapatero mira hacia otro lado.Espero que algun dia gane las elecciones Democracia Nacional y ponga orden de una puñetera vez.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo29/5/09

    Pues no me extrañaría nada que, de seguir así la cosa DN gobierne alguna vez.Mas que nada porque nos van a obligar a ello.Por cierto si ya éramos pocos parió la abuela con Corea del Norte que se pone farruca lanzando misiles....un hombre que se peina a lo afro para parecer mas alto y lleva plataformas es un peligro con armamento nuclear en sus manos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.