28.12.07

"Mata a los infieles donde los encuentres"


La mayor amenaza que acecha a la humanidad en el siglo XXI es la creciente e imparable expansión del Islam.
Esta religión atroz que fundo por el siglo VI después de Cristo un asaltante de caravanas psicópata llamado Mahoma, y que a su muerte agrupaba únicamente a unas mil personas, hoy suma mil quinientos millones de adeptos distribuidos en la mayor parte de África, Sur y Este de Asia, Europa y Estados Unidos.

En Latinoamérica aún son una minoría afortunadamente (Con los católicos ya tenemos bastantes problemas en que ocuparnos por el momento)De todas las religiones que el hombre, en su infinita maldad y estupidez ha concebido, la musulmana se erige como la mas atroz y abominable de cuantas han existido. Se necesita tener un dedo de frente para negar una verdad tan evidente: el Islam es una peste.

La religión musulmana fue fundada por Mahoma, un asaltante de caravanas venido a menos proveniente de la península arábica, quien en algún momento de su mal nacida existencia descubrió que la gente a su alrededor era lo suficientemente idiota como para creer que Alá se le aparecía periódicamente, lo proclamaba su profeta en la Tierra y le encomendaba tomar dictado de su palabra.

Durante el Ramadán, en el interior de una cueva y como en el aura de un ataque epiléptico, escuchaba sonidos extraños y fingía entrar en trance. Era entonces cuando Alá se manifestaba ante el para dictarle los versos de ese compendio infame e ilegible de estupideces que hoy conocemos con el nombre de Corán.

Libro atroz como ninguno, el Corán no sirve ni como lectura de emergencia para conciliar el sueño en una desesperante noche de insomnio. Si acaso se lograra conciliar el sueño leyendo sus páginas, sería solo para pasar una larga noche de pesadillas.

A lo largo de su inútil existencia, Mahoma se dedicó a redactar una serie de versos espantosos en los que dictó la forma en que sus adeptos debían regir sus vidas hasta en el más ínfimo e insignificante detalle. Consiguió convencer a un rebaño de imbéciles de la veracidad de su palabra con una estrategia simple que se ha usado un millón de veces a lo largo de la historia de la Humanidad: Sus enseñanzas no provenían de su mente obtusa, sino que eran nada más y nada menos que la palabra de Dios. Eran por tanto infalibles e inatacables. Quien se opusiera a los mandatos contenidos en sus versos, no se oponía pues a Mahoma, sino a Dios, y era por tanto un hereje que debía morir por su crimen.

Como ya dije, es evidente que Mahoma no fue el inventor de esta estrategia tan simple en apariencia y que sin embargo, sigue siendo hasta el día de hoy el pilar sobre el que descansa la estructura de toda religión. Las “escrituras sagradas” de todas las religiones se sostienen en el mismo concepto.

Para adentrarse a las páginas del Corán sin horrorizarse, dormirse o vomitar en el intento, es preciso entender el contexto en el cual fue redactado. Y tomarlo como lo que es: un compendio de todos los vicios, amenazas y prejuicios que una mente medieval tenía a su alcance para sedar a un pueblo y obtener el poder y dominio absoluto sobre el. Solo de esta forma es posible leer estas aberraciones sin suicidarse en el intento:

-“Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, no os caséis más que con dos, tres o cuatro mujeres” (Sura 4, versículo3)
-“En el reparto de los bienes entre vuestros hijos Alá os manda dar al varón la porción de dos hijas” (Sura 2, versículo 12)
-“Jamás ha sido dado a un profeta hacer prisioneros sin haberlos degollado ni cometer grandes sacrificios en la Tierra” (Sura 8, versículo68)
-“Felices son los creyentes que limitan sus goces a sus mujeres y a las esclavas que les procuran sus manos diestras” (Sura 23, versículo 6)
-“¿Hemos creado acaso ángeles hembras?” (Sura 37, versículo 150)
-“Las peores bestias de la Tierra ante Alá son los mudos y los sordos, que no entienden nada. Si Alá hubiese visto en ellos alguna buena disposición, les habría dado el oído. Pero si lo tuvieran, se extraviarían y se alejarían de él” (Sura 8, versículos 22 y23)
-“Mata a los infieles donde los encuentres” (Sura 9, versículo5)
-“Yo sembraré el terror en los infieles y vosotros cortadles las cabezas” (Sura 8 versículo 12)
-“A los que les hacen la guerra a Alá y a su Profeta mátalos, crucifícalos, córtales las manos y los pies” (Sura 5, versículo 37)
-“Cuando os encontréis con infieles, mátalos y haz con ellos una carnicería” (Sura 47, versículo 5)

Esto es pues el Corán: Un compendio insufrible de maldad y estupidez humanas. En sus páginas se encuentra quizá el peor intento de la humanidad de dar legitimidad divina a la intolerancia religiosa, el oscurantismo, la homofobia, la violencia, la misoginia, el esclavismo y la unión inseparable de la religión y el Estado.

Sabemos que para el Islam la coexistencia con otras religiones es imposible: “Mata a los infieles donde los encuentres”. Mas claro ni el agua. De ahí nace su precepto sagrado de emprender la yihad o guerra santa en contra de toda religión, país, pueblo o persona que se atraviese en su camino. Es este el único secreto de su éxito: la espada.

Una religión tan estúpida se habría extinguido hace siglos si no fuera por los asesinos entre sus filas que se han dedicado a imponerla con la muerte y el terror sobre la faz de la Tierra. Como otras religiones, aplasta a los infieles en sus dominios, pero exige tolerancia religiosa en aquellos países en los cuales aún no esta al mando.

De esta forma, en Europa, los buenos maridos musulmanes defienden su derecho divino de mantener encerradas a sus esposas en casa, hasta su regreso del trabajo, argumentando que sus creencias religiosas así lo permiten. ¿Creerán estos imbéciles que los preceptos de su religión se encuentran por encima de los derechos humanos?

El musulmán se siente libre de estrellar aviones en edificios o de atarse explosivos y volar en mil pedazos en un mercado atestado, sin el temor de ser juzgado. Después de todo solo esta siguiendo los preceptos de su religión. ¿Cierto? Después de todo no bebe alcohol, no come cerdo y reza cinco veces al día. ¿Qué tan malo puede ser alguien que come cerdo?

El Islam nació en la Edad Media y como tal pretende estancar a sus adeptos en el oscurantismo medieval indefinidamente y arrastrar de paso al mismo destino, a todos aquellos países que toleren su infiltración. La homosexualidad esta institucionalmente prohibida por el Estado en los países musulmanes y aquellos que incurren en ella son presa de tortura y en última instancia de la pena capital.

Para el Islam, la mujer, en términos simples, es escoria humana. Institucionalmente inferior, vale menos que una mesa. Carece de alma y su propósito en la Tierra es entretener sexualmente al hombre, darle descendencia y hacerle de comer. Cualquier desviación de estas simples tareas la expone a castigos desagradables como son por ejemplo, el morir apedreada por una chusma de débiles mentales.

Pero el más peligroso aspecto que esconde el Islam es esa desviación que liga inextricablemente el gobierno de sus súbditos con su religión. De esta forma se fomenta la constante aparición de tiranos y psicópatas oportunistas que legitiman sus gobiernos en el Corán y dictan sus mandatos a la población como quien proclama la palabra de Dios.

El veneno del Islam tiene en el Estado la más peligrosa arma para aplastar a sus pueblos y someter por todos los medios a otros. Le hace posible por ejemplo, intimidar a otros pueblos con la reciente amenaza de fabricar o usar armas atómicas, haciendo uso, dicho sea de paso, de ciencia y tecnología prestadas del Occidente. Las armas atómicas son una aberración en manos de cualquiera, pero para que la competencia fuera justa, los musulmanes deberían llegar a la tecnología para fabricarlas por sus propios medios. De esta forma tendríamos que esperar un millón de años para ver a un país musulmán en posesión de un arma nuclear.

¿Qué decir a favor de aquellos que rigen sus vidas con el Corán?
Su esperanza mas indulgente es que el resto de la humanidad se compadezca de su retraso mental. O se ría de su estupidez. Pero eso no basta. Es preciso que la civilización occidental emplee todos los recursos pacíficos a su alcance para frenarlo, en este momento en que todavía hay tiempo. Si no lo hace, en el futuro no tendrá mas que dos opciones: Someterse a la barbarie musulmana o defenderse por la fuerza.

La historia del siglo XXI estará marcada por el choque de estas dos civilizaciones (Empleamos aquí el término “civilización” para referirnos al Islam como un decir)

Según algunas estadísticas, y de continuar la tendencia actual, en unas cuantas décadas Europa será mayoritariamente musulmana. Eso es un dato ATERRADOR. La civilización occidental se acerca silenciosamente a un abismo y aún no se da cuenta de ello. Es cierto que dicha civilización occidental no es perfecta, y que ha conseguido sus mas preciados avances (La democracia, la libertad de pensamiento, la ciencia) a pesar de, y no gracias a sus respectivas religiones mayoritarias (Es decir, el cristianismo y el judaísmo), pero la prefiero infinitamente a la ausencia de civilización que nos propone el Islam.

Si permite que el Islam la doblegue, sufrirá un retroceso irreparable y un golpe mortal del cual difícilmente podrá reponerse.

Enviado por Alejandro, para visitar su Blog: http://lostscriptum.blogspot.com/

5 comentarios:

  1. Anónimo4/1/08

    por que hablas asi? por que mientes ademas? que pretendes conseguir? informate un poquito mas por tu bien, quiza un dia aprendas algo, nunca es tarde si la dicha es buena, asi tu corazon podra llenarse de amor y no de odio. no engo cuenta blogger ni google, pero no quiero ser anonima, soy una madrileña de origen y de residencia

    ResponderEliminar
  2. dime exactamente en que estoy mintiendo... porque no te tomaste la molestia de especificarlo. Estoy bastante seguro de no haber mentido en nada. Otra cosa es que la verdad te resulte incómoda. De entre todas las cosas que escribí olvide mencionar que me parece increible y ridículo que una mujer sea capaz de defender al Islam. Es doblemente absurdo y estúpido. Es como imaginar a un judía haciendo una apasionada apología del Mein Kampf de Hitler. Lo que tu llamas "odio en el corazón" yo lo llamo criterio. Te dejo un link a otra opinión llena de "odio" sobre tu querida religión. Es de Salman Rushdie.


    http://alianzacivilizaciones.blogspot.com/2006/02/intelectuales-contra-el-totalitarismo.html

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/1/08

    De lo que no estoy acuerdo del artículo es de que todas las religionesson malas. El judaismo tiene mucha verdad, que ha sido completamente revelada en Cristo. De la cristiandad de la edad media salen todas las bases de pensamiento que despues han traido todos los avances científicos, técnicos y morales: universidades, colegios, monasterios dónde se depositaban los saberes griegos romanos, etc.

    Dime, si tan negativo fue el cristianismo, cómo se llegaraa construir obras tan imponentes y bellas como las catedrales medievales, y las ingentes obras de arde sago en toda la cristiandad.

    Si es que no hay peor ciego... Me niego que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (la crítica al islam) se denigre de paso toda la bondad, sí, bondad, del cristianismo.

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo contigo. Explicame como es que la cristiandad de la edad media ha traido "las bases de pensamiento" que despues nos dieron los avances y conocimientos científicos de los que gozamos ahora. Yo creí que la cristiandad de la edad media nos había traído esa larga etapa histórica de mil años denominada oscurantismo que solo fue superada en el renacimiento precisamente por el distanciamento del pensamiento y arte de la religión y el regreso a las tradiciones helénicas. Virtualmente todos los avances intelectuales del occidente se lograron a pesar de la persecución de la Iglesia. No gracias a ella. ¿Es preciso que te recuerde que la Iglesia católica toruro y asesino a miles de personas desde que fundará la Santa Inquisición? ¿que cientos de filosofos y cientificos fueron quemados en la hoguera? ¿Que galileo galilei estuvo a punto de morir en sus manos? ¿que la Iglesia instituyó el indice de libros prohibidos precisamente para frenar el conocimiento cientifico a toda costa? ¿que en esa lista se incluyeron algunas de las mas grandes obras del pensamiento humano como la revolución de las orbitas celestes de copernico o el origen de las especies de Darwin? Lo siento. No pretendo convencerte de nada. Pero tu tampoco me convencerás que el cristianismo, la religión de la santa inquisición, las cruzadas, la quema de brujas, el genocidio indigena americano... es una religión colmada de bondad.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo23/2/08

    Estoy de acuerdo contigo en algo Alejandro. La religiones no suelen ayudar. Pero una cosa, en la Bíblia no se habla de religiones, solo de fé en ella como mensaje enviado por Dios.

    La copia de esta acción por la mente humana ha desvirtuado totalmente la visión de la Bíblia como Mensaje de Dios. Así surgieron religiones como la que tu has comentado y con la que iniciaste este post.

    Esta claro que ningún libro jamás escrito podrá compararse con las sagradas escrituras. De hecho el pentateuco es común en unas cuantas de religiones. Pero hay que ahondar más en el asunto, hay que buscar la funcionalidad de los libros.

    La perspectiva de la Bíblia es bien clara, y expone al hombre como precursor del mundo que nos rodea. Lo malo en el ser humano ejerce mucha influencia, y por tanto nunca podrá alcanzar la plenitud misma de su alma, donde more justicia, bondad, no exista la mentira, etc. Desde luego, el mensaje de la Bíblia para nada es un mensaje agresivo, y solo contempla la historia de la humanidad para que comprendamos la maldad de nuestros actos y la desconfianza y falta de fé ante el mensaje Divino, leasé cualquier libro de los profetas antiguos de israel.

    Pero con respecto al islam la cosa varia notablemente, se denota agresividad, mentira, egoismo, ansias de conquista. Y eso estaremos la mayoría de acuerdo.

    También hay otro pero, el cristianismo actual, no es más que otra deformación de una religión humana. Como bien comentabas claros ejemplos los tenemos en la Reconquista, en las Cruzadas, La Santa Inquisición (que de santa no tiene nada), etc.

    No sé por cual decantarme de las dos. Desde luego ambas han sido y son una ofensa para el mensaje de Dios. Ciertamente la Bíblia está quedando en el olvido, el empuje actual del Islam, y el mensaje humanista de la cristiandad actual (no todos claro) supone un rechazo actual del mensaje escrito hace miles de años por los profetas y hombres de Dios.

    Y ahí va un aviso. Si tienes en cuenta la historia que muestran las Sagradas Escrituras, cuando más lejano se encontraban los seres humanos de Dios el juicio venía sobre ellos. Así que, avisado estamos, de que pronto llegará juicio sobre toda la humanidad, pués la mayoría nos hemos apartado de la guía Divina para seguir nuestro propio camino.

    Siento ser quizás tan drástico, pero las profecías que se muestran sobre el futuro son así, y se están cumpliendo a rajatabla. La verdad es que cuesta hoy en día tener fé, con los adelantos científicos, y la tranquilidad aparente en los países desarrollados, de la que todos salimos beneficiados, pero como dice la profecía, cuando menos lo esperen que digán paz, paz, vendrá el juicio.

    En fin no me quiere extender más, porque espero que alguién lo lea. Puedo concretar mucho más, pero .... sería larguísimo. Lo que quiero dejar claro que el cristianismo actual no tiene nada que ver con el verdadero Cristianismo de los primeros siglos.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.