27.1.08

Una mezquita en cada pueblo de España (Murcia)


La comunidad islámica quiere una mezquita en cada municipio.

Reivindican la construcción de una mezquita central en Murcia.

Vecinos de Cabezo de Torres recogen firmas para parar la de la pedanía


Tienen el aliento y el poder que les concede el respaldo de 70.000 fieles a sus espaldas. Son la segunda religión más mayoritaria de la Región y ya cuentan con cerca de cincuenta refugios espirituales distribuidos por toda la geografía regional.

No obstante, lejos de alcanzar una meta, la comunidad islámica de Murcia desea fervientemente seguir creciendo. «Nuestro proyecto es llegar a tener una mezquita en cada pueblo y una central en la capital».

La comunidad islámica del barrio murciano de San Andrés, perteneciente a la federación islámica de la Región (FIRM), fue la encargada, en la mañana de ayer, de dar a conocer las inquietudes de su entorno. «Queremos que la gente entienda y que sea muy consciente que cuando los musulmanes nos decidimos a abrir una mezquita», explica con voz rota su portavoz Abdelali El Fatehy, «lo hacemos para cumplir con nuestros deberes religiosos, para fomentar proyectos culturales y para entablar una buena relación con sus vecinos».

Oposición en Cabezo

El discurso defensivo de Abdelali no es en vano. La iniciativa de construir unos de sus edificios religiosos en la pedanía de Cabezo de Torres se ha encontrado, de repente, con el obstáculo de la oposición vecinal. «El alcalde no ha negado, en ningún momento, la legalidad de esta construcción, pero la gente que vive allí está empezando a recoger firmas».

La comunidad islámica no encuentra respuesta posible a tal rechazo y recuerda que, en diez años de convivencia en la Región, «nunca ha habido problemas» en su relación con los murcianos. Abdelali reconoce que la acción de los extremistas musulmanes no ha ayudado a su consideración dentro de la comunidad murciana, pero aclara rotundamente «que nosotros condenamos cualquier tipo de terrorismo».

La obstaculización de la mezquita de Cabezo de Torres frena los planes de expansión, que la comunidad explica en la amplia población musulmana que, actualmente, reside en esta comunidad. Ésta justificaría la implantación de uno de estos edificios en cada uno de los municipios murcianos.

No obstante, los proyectos de esta comunidad no cesan y, desde hace años, vienen persiguiendo la construcción de una gran mezquita central en la capital murciana. «Ya en el año 2000 planteamos un gran proyecto que contaba con la ayuda de Arabia Saudí, pero fue rechazado», explica.

La idea de crear un gran centro islámico en la Región surgió de la iniciativa de un empresario sirio. Esta idea llegó incluso hasta los oídos de la casa real saudí, que se ofreció a financiar el proyecto, valorado en mil millones de las antiguas pesetas. No obstante, la Comunidad debía ceder los terrenos sobre los que este edificio debía alzarse, cosa que no hizo.«Siete años después retomamos esa idea y, ahora, queremos que el Gobierno regional la acepte».

En 2000, cuando el Ejecutivo de Valcárcel rechazó este proyecto, 20.000 musulmanes residían en Murcia. En siete años, la población islámica se ha triplicado.«Este edificio podría servir de punto de reunión central para todos los musulmanes de la Región», explica Abdelali.

La religión musulmana dicta que, dos veces al año, los fieles deben congregarse en una masiva reunión, acogida en un gran templo. Esas citas coinciden con el Ramadán y con la conocida como fiesta del sacrificio. La comunidad islámica precisa un punto de referencia espiritual que no les obligue a salir de la comunidad y están dispuestos a luchar por ello. «Queremos que las autoridades demuestren, de una vez, que la convivencia intercultural es una realidad», concluye Abdelali.


Alicia Negre
Fuente: La Verdad.es

En algo si tiene razón Abdelali, mientras los musulmanes son minoritarios están tranquilos, por tanto aunque la convivencia sea nula nadie molesta a nadie. El problema llega cuando aumentan en numero entonces ya no se conforman con vivir y trabajar pacíficamente, entonces es cuando empezamos a comprobar que la demanda de mezquitas por toda la geografía española no cesa, cuando se enfervorizan y sus continuas rendivicaciones no tienen fin, bien sean mezquitas, cementerios, establecimientos de carne 'halal', [a pesar de que el brote de botulismo detectado en Francia 24 de septiembre de 2003, se atribuyó a productos derivados de carne halal, elaborados según las leyes islámicas] o simplemente algo tan sencillo como imponer en los colegios su autoridad hasta que el centro autoriza el uso del velo en las niñas, y dentro de poco a medida que sus sueños toman realidad, y van consiguiendo lo deseado suma y sigue… hospitales y bancos adaptados a sus leyes, que por algo Europa ya reconoce que en los ghuetos donde se agrupan lejos de los infieles, [para no contaminarse de nuestra impudicia], solo se rigen por la Sharia, una ley ancestral que nada tiene que ver con la democracia.

Claro, todo esto no tiene importancia mientras se les concede sus imparables demandas, de lo contrario es cuando los problemas del multiculturalismo salen a la luz, y alarmados comprobamos que de integrarse nada de nada, que lo que pretenden sigilosamente es invadir poco a poco esta tierra que nunca les ha pertenecido, pero que nunca han perdido la esperanza de que esta vez (la tercera invasión) sea un éxito y se instalen definitivamente y para siempre.

Lo que se avecina mejor dejarlo en blanco, pero no tardaremos muchos años en tener graves enfrentamientos, solo es necesario que la sociedad europea sea consciente de que los gobernantes han vendido nuestros respectivos países, han regalado nuestras tierras, y nos están obligando bajo coacción a ser condescendientes y amables con nuestros invasores, bajo amenazas, insultos y descalificaciones de “racismo, y xenofobia”.

Es necesario que los ciudadanos despierten del sueño y de la burbuja del bien-vivir, es la hora de "bajar del guindo" y empezar a manifestaros y a defender lo que os pertenece, por qué el futuro se vislumbra muy... muy... oscuro, para vuestros hijos, para las próximas generaciones.

Por Monmar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.