Seguidores

8.1.09

Bolivia nueva "Repúlica de Irán"


Evo Morales, amigo de la irracionalidad.
Irán tendrá su propio canal de televisión en Bolivia se llamará "Repúlica de Irán"

Evo Morales se une así a la serie gobernantes de naciones políticas iberoamericanas que, vacíos de contenido ideológico consistente y fuerte bajo el surrealista e indefinido nombre de "socialismo del siglo XXI" o el indigenismo, hacen de sus países colonias del imperialismo chiíta de los ayatolás iraníes

En una muestra más de huída hacia delante, propiciada por la influencia ideológica del pensamiento políticamente correcto de las izquierdas indefinidas que tanto ha leído el vicepresidente Álvaro García Llinera, el presidente Evo Morales va a permitir que la República Islámica de Irán, una teocracia autocrática con un gobierno títere supuestamente democrático pero controlado por clérigos mahometanos chiítas (los Ayatolás) tenga su propio canal de televisión en la nación política más pobre de Suramérica.

Así, los Ayatolás expandirán su ideología irracional chiíta no sólo contra el imperialismo capitalista estadounidense o contra el expansionismo sunnita de Arabia Saudí (si acaso, su gran némesis), país con el que compite por la dominación mundial a nivel musulmán: ahora el enemigo es el socialismo ibeoramericano que pueda formarse en el futuro, y Evo Morales (y Hugo Chávez, entre otros) se convierten en cómplices de los enemigos del socialismo iberoamericano.

En septiembre de 2007 Irán y Bolivia inauguraron relaciones diplomáticas. A finales de ese mes, la marioneta de los Ayatolás, Madhmud Ahmadineyad (visto él y su país por muchos izquierdistas indefinidos, radicales antiestadounidenses tanto de «izquierdas» como de «derecha» —desde los antiglobalizadores hasta los neonazis, pasando por los neofeudalistas—, y demás sujetos como un Estado anticapitalista y prosocialista), estuvo en La Paz y se reunió con Evo. Se inauguró la embajada de Irán, hasta entonces inexistente. Hojjatollah Soltani, encargado de negocios de la embajada de Irán en el país, afirmó querer tener relaciones con todo el continente para intercambiar informaciones de verdad con Telesur, el canal televisivo promovido por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El canal chiíta tendría su sede en Chapare, feudo sindical de Evo Morales y zona cocalera. Todavía no se sabe cuánta inversión demandará y si su ratio de visión será regional —boliviano— o mundial. El canal, llamado provisionalmente «República de Irán», cuenta con el total apoyo del presidente Evo Morales, el cual ha afirmado, demostrando así su total irresponsabilidad y analfabetismo funcional, que está interesado que la cadena chiíta tenga «contenidos sociales y educativos para capacitar a los millones de pobres del país». Por lo visto, Evo quiero convertir a los pobres indígenas bolivianos del culto a la pachamama al culto a Alá en su versión seguidora de los descendientes de Alí, primo y yerno de Mahoma, y fundador de la secta chiíta, mayoritaria en Irán, Irak y Libano, pero minoritaria con respecto a la sunnita, rama mayoritaria del Islam y hegemónica en la madre del cordero de esta secta herética del cristianismo: Arabia Saudí.

El Imperio Estadounidense ha expresado «una preocupación de muy alto nivel» por la creación de esta fábrica de telebasura fabricada que será la cadena de televisión iraní en Bolivia. A estas críticas, Soltani dijo que «el Gobierno norteamericano no quiere que la gente escuche la verdad de lo que pasa en el mundo, porque teme que la opinión pública obtenga la información verdadera».

La verdad es el Islam (chií), el mundo ha de saber la verdad (el Islam -chií-), la única arma verdadera contra el capitalismo de los Estados Unidos del Norte de América. Dejando aparte de que el filósofo frances Pierre Bourdieu demostró ya hace décadas que «la opinión pública no existe», Irán pretende convertirse así en vocero del llamado Tercer Mundo, sustituyendo cualquier pensamiento socialista racionalista heredero en mayor o menor grado del materialismo histórico, por el inmaterialismo metafísico, irracionalista y enemigo de lo corpóreo de los seguidores del pederasta Mahoma en su versión iraní.

El Pensamiento Alicia de Evo Morales no conoce límites. Principal mecenas del canal en español de los Ayatolás, dijo que con este canal aumentaba el número de televisiones públicas bolivianas, algo que considera positivo (antes sólo había una). «No pretendemos herir ni humillar a nadie, sólo se trata de rechazar tantas mentiras y tergiversaciones lanzadas por la prensa», afirmó el presidente.

Desde El Revolucionario Cochabamba queremos expresar nuestra más absoluta perplejidad y nuestra más frontal oposición a la creación de éste canal. Que frente al capitalismo anglosajón lo que se esté formando es una alianza islámica—indigenista—izquierdista indefinida—neofeudalista no es sino una terrible noticia para nuestras pretensiones. Evo Morales se convierte así en cómplice del imperialismo depredador iraní (e islámico por extensión), junto con su mecenas, el inefable Hugo Chávez.
La lucha del capitalismo anglosajón contra esta alianza es la lucha de las luces de neón hoy en crisis frente a los bárbaros que quieren, sin admitirlo, sumir al planeta en el más oscuro de los pozos. ¿Dónde está el universalismo racionalista socialista y revolucionario, tan necesitado para hacer frente a ambos? Es necesario hoy más que nunca conformar una Alianza Socialista Iberoamericana capaz de hacer frente no sólo al imperialismo anglosajón, sino también a los imperialismos depredadores (islámico, indigenista) que pretenden, aliados, hacer frente a cualquier forma de racionalidad hoy día existente. Esto no es una batalla cualquiera, es una auténtica guerra necesitada de un propio y poderoso ejército.

ER. Cochabamba
El Revolucionario

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.