22.1.07

La Catedral de Córdoba no será de uso compartido con musulmanes

Sobre Mezquitas e Iglesias

Hace unos días, aún está caliente la noticia y el resultado de la misma aún dará calor espiritual durante mucho tiempo tal como corren los tiempos, se pretendió, por parte de la comunidad musulmana de Córdoba, que en la Catedral de dicha ciudad andaluza pudiera autorizarse la práctica del culto musulmán, pudiendo, así, hacer, de ese espacio, un lugar de oración para musulmanes y católicos.

Esto que, en principio, puede parecer razonable para cualquier mentalidad relativista (como todo vale...), no deja de tener su nota curiosa y, además, extravagante (por vagar fuera de la realidad esa petición) Pero esto ya viene de lejos pues no es algo que se le haya ocurrido a alguien de repente.

Mansur Escudero, presidente de Junta Islámica y Secretario general de la Comisión Islámica de España, en su intervención en el l Foro de Diálogo Interconfesional Islamo-Cristiano, entre el Consejo Vaticano para el Diálogo Interconfesional y la Sociedad Mundial Dawa Al-Islámiyya, el 8 de marzo de 2004, decía que lo que se pretendía era «hacer de la Mezquita-Catedral de Córdoba, ciudad de la que procedo, un Templo Ecuménico, un espacio abierto a la oración de cristianos y musulmanes, que testimonie el espíritu de encuentro y de adoración del Dios Único expresado en sus diferentes formas».

Posteriormente, la Junta Islámica, procedió a reafirmar lo dicho por Mansur Escudero en Roma.
Por lo tanto, esto es, sólo, la continuación de aquel intento de re-utilizar ese recinto sagrado como lo fue hace, ya, muchos siglos.

Ante esto, Adolfo González Montes, Presidente de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales ha manifestado la «inviabilidad» de ese uso conjunto demandado por, entre otros, Mansur Escudero, en nombre de la comunidad musulmana.

Sin embargo, ante esta perseverancia que es, por otra parte, de desear en personas de fe, habría que hacer algunas puntualizaciones llevadas, sobre todo, de ese derecho tan poco aplicado como es el de reciprocidad. Y esto es por lo que sigue.
Muy bien sabemos que en muchas naciones en las que el credo musulmán no es sólo el que sigue la mayoría de la población sino el que domina la vida, incluso política (pues mas que conocido es el sentido que se tiene de esto en esa creencia) no es permitido la construcción de una Iglesia ni, como mínimo, el respeto al culto privado.

Ejemplos tenemos a mansalva. Tan sólo con recordar Arabia Saudita, o Irak, donde los católicos tiene que huir (la campaña de la cadena COPE abierta para obtener ingresos para esos hermanos en la fe es ejemplo de esto), o Pakistán, o en cuántos lugares de fe musulmana los misioneros encuentran dificultades para sobrevivir (y no sólo por motivos económicos, precisamente), o, o.... En fin, que podemos mirar a cualquier parte del mapa y veremos, seguramente, mucho donde apoyar nuestra opinión.

Miremos, así, el norte de África, de donde era S. Agustín, por ejemplo, y tratemos de ver dónde quedan las comunidades cristianas, dónde están aquellas florecientes comunidades, dónde es posible practicar el catolicismo sin peligro, dónde no se perjudican a los cristianos sólo por serlo, dónde, dónde, dónde.

Esto no quiere ser, o pretende ser, un ataque a la fe musulmana pues compartimos, con ella, un Dios único y, también, un Padre en la Fe, Abraham.
Sin embargo, sí que cabe decir que, en tanto en cuanto no pueda llevarse a cabo lo pretendido por comunidades musulmanas en España (no sé si en el resto de Europa pretenderán hacer lo mismo) en las naciones de fe musulmana, no parece lógico, ni de recibo, ni recomendable, que se dejen las puertas abiertas, sin más ni más, sólo por practicar ese «ecumenismo» capitidisminuido (por falta de correspondencia), a lo que se pretende ya que esto sólo sería el principio de otras cosas de mayor importancia y eso, en las circunstancias por las que pasa el cristianismo, y el catolicismo con él, en, por ejemplo, España, sin ir más lejos, no puede llevar a buen puerto.

Estoy seguro que, por parte del gobierno socialista de ZP esto sería visto con muy buenos ojos. Sin embargo, esto mismo determina su imposibilidad más radical, pues un ejecutivo que se ha empeñado en eliminar la asignatura de religión de todo lugar donde está, que puede y que actúa de una forma tan laicista en la malhadada ley sobre la Ciudadanía que todos conocemos no es, precisamente, digno de seguir en nada en lo que respecta a estos temas.

Para acabar el Sr. Mansur Escudero ha afirmado que «están siendo "sinceros" al hablar de un «acercamiento y una solución que entienden positiva». Como bien sabemos la sinceridad puede ser entendida como la manifestación de algo que es de interés del que utiliza tal vocablo, pudiendo esconder la verdad. El problema es si sólo son sinceros y no son, que sería lo recomendable, francos, es decir si dijeran también la verdad de todo esto, aunque esto les perjudicase. Y yo, francamente, no lo creo. Y lo digo con tristeza.

Comentario

Es sorprendente leer semejantes proposiciones, cuando a los cristianos no se nos autoriza ni visitar ni tener acceso a una mezquita.
Lo cierto es que los musulmanes afirman que se nos permite la entrada, pero triste fatalidad, unas veces por ser el periodo del "Ramadam", otras por no se sabe bien que razones, pocos cristianos conocen una mezquita mas allá de la puerta.
Y de pronto, curioso y llamativo aseguran que podamos hasta orar juntos, claro… teniendo siempre en cuenta que el lugar elegido sea una iglesia, y no una mezquita, podría ser que la mezquita quedara por vida manchada de sacrilegio.

A día de hoy muchos recordamos con verdadera tristeza el comportamiento que los musulmanes dispensaron a la Catedral de Barcelona, el término mas correcto es el de “profanación”

Con respecto a la reclamación de la FEERI que exige la Catedral-Mezquita como patrimonio cultural, Rodríguez de la Peña, recuerda que "la Mezquita-Catedral fue primero que nada una basílica cristiana en época visigótica y sobre su ruina se construyó una mezquita". En el caso de que se exigiera dicha “reciprocidad”, la comunidad musulmana tendría que devolver a los cristianos todos aquellos templos pertenecientes a basílicas cristianas, “como es el caso de la Basílica de Santa Sofía”.

El apostata que propone semejante disparate, no es un desequilibrado, sabe muy bien lo que dice y que se propone.
Sr. Mansur Escudero “En los templos católicos, al estar el sagrario, no se pueden realizar ritos de otras confesiones", me temo que usted conoce este pequeño detalle.

Esta descabellada oferta solo puede conducir a un fin... ante la incuestionable negativa para que los musulmanes utilicen la Catedral albergar la esperanza de obtener terrenos y los correspondientes permisos para llevar a cabo la construcción de una nueva mezquita, tiempo al tiempo Sr. Escudero que por lo visto usted tiene la creencia que los españoles somos tontos.

Biografia.
El converso Sr. Escudero, es hombre pequeño, con una cuidada barba gris, fue bautizado Francisco y estudió con los jesuitas antes de su conversión, dice que tenemos miedo de ver a muchos musulmanes rezando, mientras nuestras iglesias están vacías". Ciertamente se olvida que nosotros somos libres de practicar nuestra Fe cuando y donde queramos, pero de eso, a que nos juzgue no se lo podemos permitir.

Escudero es padre de diez hijos, (10) y estuvo casado con dos mujeres al mismo tiempo, algo que no esta permitido ni en Túnez, ni Turquía, la primera esposa murió hace nueve años, se desconoce quien la mato, la segunda no esta reconocida por la ley española.
Alimentar a diez hijos, no debe ser tare fácil, para que le sobre tanto tiempo en rezos.

Por Monmar

Todos los artículos de interes sobre la Catedral de Córdoba

La Catedral de Córdoba y la nueva controversia con Mansur Escudero

La verdad sobre la catedral de Córdoba

La Catedral de Córdoba no será de uso compartido con musulmanes

Las mezquitas que un día fueron iglesias (Videos)

La Reconquista de España

El Obispo guardian de la Catedral de Cordova

La Catedral de Córdoba antes que Mezquita fué basílica de San Vicente


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.