3.3.08

Obstinación en la construcción de la Mezquita en Sevilla.

El proceso de islamización de Europa parece imparable. El paisaje europeo se ha visto invadido por los minaretes de las mezquitas, y muchos barrios de grandes ciudades viven bajo el absolutismo de la sharia.

Hace pocos días un estudio adelantaba que en 10 o 15 años la religión mayoritaria de Bruselas será el Islam, y las alarmas saltaban ante la declaración de la Federación de Organizaciones Islámicas de Europa en favor de la yihad o guerra santa.

Los minaretes de las mezquitas, que indican el dominio islámico sobre sus zonas de influencia, se han convertido en todo un símbolo de la ocupación impulsada por una izquierda suicida que aún cree en algún tipo de alianza con una civilización que se ha fijado como meta el dominio de Europa y el aniquilamiento de los no musulmanes.

El movimiento europeo contra la islamización de Europa ya ha comenzado. Bajo el lema ‘Stop islamisering’ varios grupos liderados por el ‘Vlaams Velang’, el FPO y el BNP británico, han comenzado una campaña de concienciación sobre el problema.

MINARETES GIGANTES EN SEVILLA

Mientras tanto, en España, los representantes de la comunidad islámica en España han acordado con el Ayuntamiento de Sevilla construir una mezquita en terrenos de la Isla de la Cartuja, que estaría abierta al público en 2010, una vez descartada la zona inicial de los Bermejales, donde tuvo fuerte oposición vecinal.

La mezquita, que supondrá una inversión de unos seis millones de euros cuya procedencia se desconoce, se ubicará en una parcela de seis mil metros cuadrados en la Avenida Carlos III que el consistorio ha ‘regalado’ y el proyecto inicial incluye un minarete de cuarenta metros de altura.
El Ayuntamiento, que había ofrecido a la comunidad islámica la parcela finalmente elegida así como otros terrenos en Santa Bárbara y El Higuerón, ha expresado por medio de su primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), su “coincidencia absoluta” con la comunidad islámica en la ubicación del templo.

Foto: Proyecto de obra de la mezquita en Sevilla

En el banquillo Malik Abderramám Ruiz

Esta semana, Urbanismo, ha hecho público los emplazamientos posibles de la mezquita que proyecta sacar adelante la Comunidad Islámica de España. Como es sabido, el Ayuntamiento sevillano, ante la presión vecinal, sacó la mezquita de Los Bermejales. Y ha ofrecido tres parcelas públicas para reubicarla

Cargo
Se acusa al presidente de la Comunidad Islámica de España, el morabitún Malik Abderramán Ruiz, de seguir obstinado en un proyecto como el de la mezquita que proponen, sin que hasta el momento hayan aclarado suficientemente quiénes son los patrocinadores de la misma.

Fiscal
No. No voy a construir aquí un alegato contra el islamismo inspirado por un afán rancio, conspiratorio y paranoico. No se trata de eso. Por tanto quiero dejar claro desde el principio que los musulmanes tienen todo el derecho que consagra nuestra Constitución a la libertad de religión para tener sus templos de oración y gestionarlos como mejor entiendan. Por favor que quede claro este punto: no se fiscaliza por este ministerio la libertad de los mahometanos para ejercer con absoluta independencia y respeto su religión. Lo que aquí se pone en duda es el origen nada claro de la financiación de la mezquita de la Comunidad Islámica de España. Que no representa a todos los islamistas de la nación y que, en comparación, con otras, es minoritaria.

Cada vez que han sido preguntados por los medios de comunicación sobre el origen financiero que edificaría la mezquita sevillana, la respuesta ha sido ambigua. Por no decir poco clara. Casi tan poco claras como las cuentas bancarias de Liechtenstein. Que si amigos anónimos, que si donantes tan fervorosos que no quieren que sus nombres salgan a la luz, seguidores de la causa morabitún...Nunca han reconocido que el emirato de Sharjah, como hizo con el templo granadino del Albaicín, es la principal fuente de financiación de esa mezquita. Y Sharjah, como se ha dicho infinidad de veces, no es un estado islámico modelo para Occidente. Emirato donde está impuesta la sharia, el burka es la prenda femenina más usada y no existe libertad de religión salvo la oficial, claro.

Por eso resulta incomprensible que un gobierno municipal de progreso (socialistas y comunistas) apoye la construcción de un templo que está financiado por emirato tan fundamentalista como el de Sharjah. No importa el lugar ni el emplazamiento de la mezquita. Al menos para este fiscal. Lo que importa es saber de una vez quién está detrás de la mezquita. Y por qué nuestras autoridades municipales le ceden, a tan dudosa conexión, un suelo público. Como pueden ver no solo las cuentas bancarias de Liechtenstein inspiran dudas...Así, pues, pido la condena de nuestro acusado por representar tan oscuros intereses y no buscar el consenso con la mayoría de los musulmanes españoles.

Defensa
Pese a su declaración de intenciones, señor fiscal, yo sigo viéndole a su trama acusatoria un elevado espíritu de cruzada. Y tengo que decirle que hay pasajes de su acusación que no rechinarían en boca del Capitán Trueno. Yo creo que este caso que nos ocupa hoy es muy claro y obedece a una simple aceptación constitucional de la libertad de religión. Y estoy convencido que usted no comulga con ese principio intocable en cualquier democracia. Que la comunidad que preside Malik Abderramán Ruiz tenga en Sevilla una mezquita no es otra cosa que poner en práctica la libertad de religión.

A los sevillanos se nos llena la boca con palabras como la libertad y la tolerancia. Pero cuando hay que ponerlas en prácticas, como es el caso de la mezquita de la Comunidad Islámica de España, la gente como usted comienza a recular y matizar las palabras con un cuidado de pediatra. Nuestro Ayuntamiento, señor fiscal, no ha hecho otra cosa que poner en práctica esos principios de libertad y tolerancia. Y si una comunidad como la que preside el señor Abderramán Ruiz se interesa por levantar una gran mezquita en Sevilla, obligados están nuestros munícipes a escucharlos y complacerlos. Como se escuchan y se complacen las peticiones de otros credos y religiones.

Hasta donde yo se, la financiación de la mezquita de Sevilla, no es nada opaca. Y mucho menos guarda paralelismo alguno con las cuentas bancarias de Liechtenstein. Son los propios fieles musulmanes y las lógicas y nada sospechosas conexiones de simpatía y cercanía los que van a poner el dinero necesario. Permítame que le diga que todo lo demás es conspiración anti musulmana y paranoia histórica. Si, si. Ya se. Ya se que, alguna vez, el señor Malik ha defendido la pena de muerte para los apostatas y la vuelta al Islam original que conquistó Al-Andalus. Pero a mi todo eso me suena a fuegos artificiales. A nutrientes políticos que alimentan una fe que, en España, va unida al sentimiento de pertenencia a un pasado que significa para muchos musulmanes el esplendor de su cultura. Permítame que no vea en este asunto causas justificadas como para condenar a mi defendido por culpa de cargo alguno.

Por J. Félix Machuca
ABC.es ABC.2-3-2008

La futura mezquita de Sevilla estará alejada de núcleos residenciales

El concejal de Urbanismo, Emilio Carrillo.
La futura mezquita de Sevilla estará alejada de núcleos residenciales, para evitar protestas vecinales y recursos judiciales como los que se han producido en el caso del solar de Los Bermejales, que se ha descartado como emplazamiento pese a que la justicia ha avalado la cesión de suelo para este uso.

Posibles ubicaciones
Los posibles lugares que la Gerencia de Urbanismo está analizando son el entorno del Higuerón, Villanueva del Pítamo y la zona de Santa Bárbara, en Sevilla Este, que tendrá usos terciarios, según ha a Efe el concejal de Urbanismo, Emilio Carrillo.
Carrillo ha señalado que la opción de alejarla de núcleos residenciales se ha tomado también porque "tanto la Comunidad Islámica de España -promotora del proyecto- como el Ayuntamiento están interesados en que el máximo respeto a la libertad de religión se materialice cuanto antes en la ciudad de Sevilla".

En este sentido, el concejal de Urbanismo ha indicado que la parcela de Los Bermejales se ha descartado porque probablemente la asociación vecinal Bermejales 2000 recurra ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la sentencia que ha dado la razón a la cesión de suelo a favor de la Comunidad Islámica, y este proceso judicial impediría construir durante "un año y medio o dos años", según los cálculos del gabinete jurídico de la Gerencia.
Problemas de tiempo

"No queremos que se alargue tanto tiempo el ejercicio de underecho constitucional de libertad religiosa y tampoco que ningún barrio pueda sentirse afectado hasta el punto de volver a interponer nuevos recursos", ha asegurado Carrillo.

Según el concejal de Urbanismo, la Comunidad Islámica conocerá inmediatamente después de las fiestas navideñas las opciones definitivas que maneje el Ayuntamiento, con el objetivo de acordar un solar y "que se pudieran iniciar las obras de la mezquita en la primavera de 2008".

Los criterios que se están siguiendo para seleccionar distintos solares han sido fijados por el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), esta misma semana y pasan, en primer lugar, por que sus dimensiones se adecúen al proyecto ya elaborado por la Comunidad Islámica de España. Ello obligaría a poner a disposición de esta entidad religiosa una parcela de unos 6.000 metros cuadrados, similar a la de Los Bermejales.

Cerca de las circunvalaciones
Por otra parte, la idea es que esté alejada de núcleos residenciales para que no interfiera en la vida de los barrios y para garantizar su accesibilidad, motivo por el cual tendría también que estar próxima a alguna de las rondas de circunvalación de la ciudad, sea la actual SE-30 o la futura SE-35.

Por todo ello, Emilio Carrillo ha apuntado que los suelos se están seleccionando "en zonas de nuevos desarrollos urbanos que el Plan General de Ordenación Urbana prevé o en zonas ya consolidadas que tengan sobre todo oficinas, comercios, servicios públicos y equipamientos".

Respecto al futuro de la parcela de Los Bermejales, que ahora quedaría libre, el concejal de Urbanismo ha apuntado que aún no está decidido qué tipo de equipamiento se levantará en estos suelos, aunque sí ha querido defender que esta barriada cuenta con 125.000 metros cuadrados de suelos declarados de interés público y social (SIPS) en el PGOU, con lo cual esta finca representa un "porcentaje bastante pequeño" sobre este total.

Agencias. Sevilla
14-12-2007

1 comentario:

  1. Monmar, es una buena noticia que no la pongan en el barrio.

    ¿Es defintivo?

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.