18.5.04

El Código Eurabia II



Una traición planeada por la Unión Europea

MEDEA (Instituto Europeo para la Investigación sobre la Cooperación Mediterránea y Euro-Árabe), apoyado por la Comisión de las Comunidades Europeas, es uno de los componentes principales del Diálogo Euro-Árabe. En su propia página web dice: "El Diálogo Euro-Árabe como foro compartido por la Comunidad Europea y la Liga de Estados Árabes se formalizó tras de una iniciativa francesa y fue presentado al Consejo de Europa en Copenhague en diciembre de 1973, poco después de la "Guerra de Octubre" y del embargo del petróleo. Según los europeos lo concibieron, era un foro para discutir asuntos económicos, mientras que la parte árabe lo vio como algo para discutir asuntos políticos.

El Instituto MEDEA desea ser una fuente y un punto de referencia para quienes deseen unirse al Diálogo Euro-Mediterráneo. A través de sus reuniones y negociaciones, el Instituto intenta crear intercambios entre los agentes políticos, económicos y diplomáticos, expertos, periodistas, académicos y otros."

Según señaló Bat Ye´or, mientras que la mayor parte de los asuntos de Eurabia se ocultan de la vista del público, a veces los podemos vislumbrar si sabemos qué buscar. Si se busca en los archivos del sitio web de MEDEA y de otras fuentes y se leen los documentos cuidadosamente, la información está allí. Aún existen más documentos en papel, en francés y en inglés. Mantengo, al igual que Bat Ye'or, que hay suficiente información disponible para validar la tesis de Eurabia.

Uno de los documentos que Bat Ye´or me envió amablemente (que menciona en la versión francesa de su libro pero no en la inglesa) es la "Estrategia común del Consejo de Europa - Visión de la EU para la Región Mediterránea", del 19 de junio de 2000.

Incluye muchas recomendaciones, por ejemplo:

"para elaborar medidas para la construcción de la Asociación, se promoverán consultas e intercambios de información regulares con los socios mediterráneos, se apoyará la interconexión de las infraestructuras entre los socios mediterráneos, y entre ellos y la EU. Se tomarán todas las medidas necesarias para facilitar y animar la implicación de la sociedad civil así como el desarrollo posterior de los intercambios humanos entre la EU y los socios mediterráneos. Se animará a las ONGs para que participen en la cooperación en los niveles bilaterales y regionales. Atención particular se prestará a los medios de comunicación y a las universidades.

También incluye el objetivo de asistir a los socios árabes en "el proceso de alcanzar el libre comercio con la EU." Esto puede ser menos inocente de lo que parece según se verá más adelante. La Estrategia también desea "conseguir que se luche contra la intolerancia, el racismo y la xenofobia y el diálogo entre las culturas y las civilizaciones."
Nótese que esta declaración precedió al comienzo de la segunda intifada palestina así como a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Era así parte de un proceso en curso, más que una respuesta a cualquier incidente internacional particular.

Un punto en el documento es particularmente interesante. La EU deseó "promover la identificación de correspondencias entre sistemas legales de diversa inspiraciones para resolver problemas de la ley civil en relación a los individuos: leyes de la sucesión y de la familia, incluyendo divorcio."

En lenguaje llano, es difícil ver esta ofuscación burocrática como cualquier otra cosa que no sea una indicación a los países de la EU para que sean permisivos, ajustando su legislación civil a los requisitos de la sharia para los inmigrantes musulmanes en asuntos de familia.

En otro documento de diciembre de 2003, que es accesible en línea, Javier Solana, el Secretario General del Consejo de la Unión Europea, Romano Prodi, Presidente de la Comisión de las Comunidades Europeas y Chris Patten, miembro de la Comisión de las Comunidades Europeas, han firmado un plan para "Consolidar la sociedad de la EU con el mundo árabe." Esto incluye la creación de un área de libre cambio, pero también planea:

Revigorizar cultural y religiosamente la civilización y el diálogo en los medios de comunicación con los instrumentos existentes o previstos, incluyendo la Fundación Euro-Mediterránea para el Diálogo de Culturas y las Civilizaciones. Los inmigrantes árabes hacen una contribución sustancial al desarrollo de Europa.

La EU está decidida firmemente a luchar contra todas las manifestaciones de racismo y de discriminación en todas sus formas. [Qué constituye la discriminación? ¿Las leyes laicas?].
El total respeto a los derechos de los inmigrantes en Europa es una política firme en toda Europa. Su puesta en práctica se debe mejorar aún más y la cooperación en el marco de los acuerdos existentes se debe ampliar para tener en consideración las preocupaciones de los socios árabes."

Romano Prodi, un super-eurocrata, desea más cooperación con los países árabes. Habla de una zona del libre cambio con el mundo árabe, pero esto implica que los países árabes gozarían del acceso a las cuatro libertades del mercado interno de la EU, que incluye la libre circulación de las personas a través de las fronteras nacionales. Este hecho, la magnitud de las consecuencias de establecer un "mercado interno" con el mundo árabe que tiene un crecimiento de la población explosivo, NUNCA se discute ni se menciona en los medios de comunicación europeos. Aunque esto podría significar el fin de Europa tal y como la conocemos.

Otra Declaración de la "VI Conferencia Ministerial Euro-Med: para Reforzar y Avanzar en la Asociación" en Bruselas, el 28 de noviembre de 2003, manifiesta el propósito de este mercado euro-mediterráneo interno:

"Esta iniciativa ofrece a los socios vecinos de la EU, a cambio de reformas políticas y económicas tangibles, la integración gradual en el mercado interior europeo ampliado y la posibilidad en última instancia de alcanzar las cuatro libertades fundamentales de la EU: libre circulación de mercancías, de servicios, de capitales y de personas. Se espera también que los ministros respalden la propuesta de la Comisión para instaurar una Fundación Euro-Mediterránea para el Diálogo de la Culturas, una Asamblea Parlamentaria Euro-Mediterránea."

En junio de 2006, por entonces el recientemente elegido primer ministro italiano, Romano Prodi, dijo esto: "Es el momento de mirar al Sur y de relanzar una nueva política de la cooperación para el Mediterráneo." Prodi diseñaba una iniciativa conjunta italiano-española e intentaba proveer a los países de la ribera mediterránea con "diversas" soluciones políticas distintas a las ofrecidas en la Asociación Euro-Mediterránea.
El Primer Ministro explicó que el Proceso de Barcelona -cuyo aspecto más conocido es la creación de una zona de libre comercio antes del 2010- era insuficiente y un nuevo y diferente enfoque era necesario. "Los países de las orillas meridionales del Mediterráneo esperan eso de nosotros", agregó.

Nótese cómo Prodi, a quien Bat Ye'or ha identificado como un eurabiano especialmente apasionado, se refirió a lo que esperan los árabes de los líderes europeos. Fue incapaz de decir si había gran entusiasmo entre los europeos ante la perspectiva de un flujo más libre de nómadas de países árabes y de Turquía, que es lo qué resultará de esta "zona euro-mediterránea de libre comercio."

Durante la Reunión Euro-Mediterránea de Ministros de Asuntos Exteriores en Dublín en mayo de 2004, los participantes declararon esto:

"Los trabajos están en marcha para desarrollar un acuerdo sobre las relaciones con el área que se extiende desde Mauritania hasta Irán, el Mediterráneo y el Oriente Medio. La Unión [Europea] ha propuesto incluir a los socios mediterráneos en la política europea de vecindad.

La EU puede ofrecer un diálogo político más intensivo y un mayor acceso a los programas y a las políticas de la EU, incluyendo su participación gradual en las cuatro libertades, particularmente, en la de mercado único, así como la cooperación reforzada en justicia y asuntos internos."

Una vez más ¿qué significa exactamente "cooperación en justicia y asuntos internos" con Egipto, Siria y Argelia? No sé, pero no estoy seguro de que me guste la respuesta.

La Declaración de Barcelona a partir del 1995 animó "los contactos entre parlamentarios" e invitó al Parlamento Europeo, con otros parlamentos, a que lanzara "el Diálogo Parlamentario Euro-Mediterráneo". En marzo de 2004, esto se convirtió en una institución específica llamada Asamblea Parlamentaria Euro-Mediterránea.
Durante la Conferencia Ministerial Euro-Mediterránea en Creta en mayo de 2003, los ministros incluyeron una disposición que consideró el papel consultivo que la Asamblea Parlamentaria desempeñará en el marco del Proceso de Barcelona.

El comisario de la UE, Chris Patten, ha reiterado la predisposición de la Comisión de las Comunidades Europeas para cooperar completamente con la Asamblea, dando a la Asamblea el derecho de hablar con respecto a cualquier tema de interés del Diálogo Euro-Árabe.

La Asamblea está constituida por 120 miembros de países de la EU, que son miembros de los parlamentos nacionales y del Parlamento Europeo, y un número igual de representantes de los parlamentos de los países mediterráneos que pertenecen a la Asociación.

Como la mayoría de los europeos, yo no había oído hablar de esta institución antes de encontrarla durante una búsqueda en Internet. Sin embargo, al parecer, va a influenciar el futuro de todo mi continente. Este montaje me deja con algunas preguntas. ¿Desde cuándo sabemos que estos "países socios del mediterráneo" incluyen a países árabes no-democráticos tales como Siria?, ¿no es preocupante que los representantes de estos países participen en una institución permanente con poderes consultivos sobre los asuntos internos de la Unión Europea?
Especialmente, ¿desde cuando sabemos que nuestros propios y democráticamente elegidos parlamentos nacionales se han reducido ya a instituciones consultivas de los legisladores federales no electos de la EU en Bruselas?

La Declaración de Argel para una "Visión Compartida de Futuro" fue hecha después de un congreso llevado a cabo en Argelia en febrero de 2006. El documento dice esto: "Es esencial crear una entidad euro-mediterránea fundada en valores universales" y por eso "es crucial hacer énfasis positivamente en todo el patrimonio cultural común, aunque marginado u olvidado." Un plan de acción común elabora una gran cantidad de recomendaciones sobre cómo alcanzar esa entidad euro-mediterránea nueva. Entre estas recomendaciones están:

- Adaptar las organizaciones existentes y el contenido de los medios de comunicación a los objetivos del diálogo norte-sur y constituir un Centro Periodístico Euro-Mediterráneo;

- Desarrollar una red controlada en común por los socios mediterráneos para desarrollar un sistema educativo armonizado [¿Un "sistema educativo armonizado" entre el mundo árabe y Europa? ¿En qué consiste eso? ¿Podría saberse? ¿Nos lo dirán antes de que sea un hecho consumado?];

- Facilitar la transferencia de los conocimientos técnicos entre los países de la EU y las naciones mediterráneas de la Asociación y "animar la circulación de individuos";

- Preparar la acción y los argumentos en apoyo de la movilidad de los individuos, especialmente de los estudiantes, de los intelectuales, de los artistas, de hombres de negocios "y de todos los portadores del diálogo";

- Instaurar ministerios responsables de los asuntos mediterráneos en los países del norte y del sur [Europa y el mundo árabe, en el nuevo argot eurocrata], para beneficiarnos de una mejor gestión de la política mediterránea;


- Entrenar a los profesores y a los estudiantes de intercambio entre el norte y el sur e instalar una red de clubs de jóvenes euro-mediterráneos;

- Establecer un observatorio de alerta civil contra-difamación (con la herramienta de Internet y una red legal de ayuda), para hacer frente a declaraciones racistas y a la propagación del odio hacia gente de otra religión, de otra nacionalidad o de otra etnia.

Estos acuerdos, reescribiendo totalmente los libros de historia europea para presentarnos al islam más amistoso y gradualmente silenciar la "islamofobia" como racismo, ya se están poniendo en práctica.

Walter Schwimmer, diplomático austriaco y Secretario General del Consejo de Europa de 1999 a 2004, dijo a los ministros de asuntos exteriores en la Conferencia Islámica en Estambul (el 15 de junio de 2004) que el componente islámico es una parte integral de la diversidad de Europa. Reafirmó la predisposición del Consejo de Europa para trabajar contra la islamofobia, el anti-semitismo y otras formas de intolerancia.

El Consejo también estuvo implicado activamente en la co-organización de una Conferencia sobre la Imagen de la Cultura Árabe-Islámica en los libros de texto de historia europeos, que se celebró en El Cairo en diciembre de 2004.
El acontecimiento fue llevado a cabo en el marco del Diálogo Euro-Árabe "Aprender a vivir juntos". El propósito de la Conferencia era examinar la estereotipia negativa de la imagen de la cultura árabe-islámica presentada en los libros de textos de historia existentes y discutir maneras de superar esa estereotipia.

En el Parlamento Europeo, el demócrata cristiano alemán Hans-Gert Pöttering declaró que los libros de texto de la escuela se deben revisar por expertos de la Unión Europea y líderes islámicos para suprimir visiones intolerantes sobre el islam. Dijo que los libros de textos se deben comprobar para asegurarnos de que promueven valores europeos y no propagan estereotipos o prejuicios religiosos.
También sugirió que la EU podría cooperar con las 56 naciones de la Organización la Conferencia Islámica para crear un comité para la revisión de libros de texto.

En junio de 2005 en Rabat, Marruecos, se celebró una conferencia para "Fomentar el diálogo entre culturas y civilizaciones." La conferencia fue organizada en común por la UNESCO, la Organización Educativa, Científica y Cultural Islámica (ISESCO), la Organización de la Conferencia Islámica (OIC), la Organización Educativa, Cultural y Científica de la Liga Árabe (ALECSO), el Centro Danés para la Cultura y el Desarrollo (DCCD) y la Fundación Euro-Mediterránea Ana Lindh para el Diálogo entre las Culturas (Alexandría, Egipto).

Nótese que esto fue un mes antes de que las caricaturas de Mahoma en Dinamarca provocaran la polémica que no fue una reacción a este asunto, sino parte de un proceso sostenido, en desarrollo para promover la cultura árabe-islámica en Europa.

Entre las recomendaciones que fueron propuestas por el Sr. Olaf Gerlach Hansen, director general del DCCD: "Estamos interesados en nuevas acciones en los medios de comunicación, en la cultura y en la educación", se incluyen:

- Iniciativas concretas para desarrollar capacidades interculturales en el entrenamiento de nuevas generaciones de periodistas;

- Iniciativas concretas para contactos e intercambios entre periodistas, redactores, empresas de medios de comunicación que animen la cooperación intercultural;

- Iniciativas concretas para el desarrollo de los planes de estudios con los nuevos materiales educativos y revisión de los libros de texto existentes.

Aunque no está expresado directamente, se puede razonablemente asumir que entre los "estereotipos negativos" que se quitarán de los libros de textos utilizados para enseñar historia a los alumnos europeos estarán las referencias a los 1300 años de la guerra santa continua contra Europa. Estas recomendaciones fueron aceptadas e incorporadas en la Comisión de Rabat.

Según Serge Trifkovic, "la actual fuerza tecnológica, cultural y financiera de Europa es un fachada que encubre una debilidad moral y demográfica subyacente profunda.
Los síntomas del malestar son evidentes en el derrumbamiento demográfico sin precedentes y en la pérdida del sentido del lugar y de la historia y progresan en la medida en que se expande la Unión Europea.
El super-estado transnacional que emerge está adoctrinando activamente a su población súbdita en la creencia y aceptación de que el cambio demográfico a favor de los extranjeros musulmanes es realmente una bendición."

Señala concretamente en la Recomendación Parlamentaria N° 1.162 (del 19 de septiembre de 1991) de la Asamblea de la EU "la contribución de la civilización islámica a la cultura europea."

Una década después, en la Recomendación Política General nº 5, recomienda: "combatir la intolerancia y la discriminación contra los musulmanes." La Comisión de las Comunidades Europeas contra el Racismo y la Intolerancia enfatizó la "contribución positiva del islam al desarrollo continuado de las sociedades europeas, de quienes es una parte integral". La Comisión expresó su pesar ya que "el islam es a veces presentado inexactamente [como] una amenaza."

El ECRI invitó a Estados miembro de la EU a adoptar medidas que proscriban con eficacia cualquier discusión seria sobre el islam y a introducir "acciones afirmativas" pro-musulmanas. Los países europeos deben:

- Modificar los planes de estudios para prevenir "interpretaciones torcidas de la historia religiosa y cultural" y la "presentación del islam como hostil y amenazante";

- Animar la discusión en los medios sobre la visión que dan del islam y en su responsabilidad para evitar la perpetuación del prejuicio y el sesgo.

Trifkovic dice: "Cínicamente derrotistas, auto-complacientes que no rinden cuentas ante nadie sino ante su propia clase corrupta, los eurócratas son tan malos como sus compañeros de viaje los integristas islámicos; son sus cómplices y colaboradores activos."

Los eurabianos desean crear una unidad política en la región mediterránea. Este deseo es llamativamente similar a las metas de algunas organizaciones islámicas. La Fraternidad Musulmana, considerada como el movimiento islámico más importante del último siglo, fue fundada por Hassan al-Banna en 1928, inspirada en los fascistas europeos contemporáneos y en los textos islámicos. El historiador alemán Egon Flaig cita a al-Banna:

"Queremos que la bandera del islam vuelva a ondear otra vez sobre esas tierras que fueron bastante afortunadas por haber sido gobernadas por el islam durante un tiempo y por haber oído la llamada del muecín para alabar a Dios. Después la luz del islam se apagó y volvieron a la incredulidad. Andalucía, Sicilia, los Balcanes, Italia meridional y las islas griegas son todas colonias islámicas que tienen que volver a abrazar el islam. El mar Mediterráneo y el mar Rojo tienen que convertirse en mares internos del islam, como así lo fueron."

Patrick Poole describe como la discusión de un documento llamado "El Proyecto" se ha limitado hasta ahora al mundo top-secret de los servicios de inteligencia occidentales.
Solamente a través del trabajo de un periodista suizo intrépido, Sylvain Besson, la información con respecto a El Proyecto finalmente se ha hecho pública. Fue encontrado en una redada en un chalet de lujo en Campione, Suiza el 7 de noviembre de 2001. El objetivo de la redada era Youssef Nada, que ha tenido relación activa con la Fraternidad Musulmana durante más de 50 años.

Entre los documentos intervenidos había un plan de 14 páginas escrito en árabe y con fecha del 1 de diciembre de 1982, que delineaba una estrategia de 12 puntos "para establecer un gobierno islámico en la tierra", que fue identificado como "El Proyecto".


Según el testimonio dado a las autoridades suizas por Nada, el documento sin firmar fue elaborado por "intelectuales islámicos" afines a la Fraternidad Musulmana. Representa un plan flexible, multi-fase, a largo plazo, para la "invasión cultural" de Occidente.

El Proyecto ha servido, durante más de dos décadas, como el "plan maestro" para la Hermanad Musulmana. Algunas de sus recomendaciones incluyen:


- Usar el engaño para enmascarar las metas previstas en las acciones de los islamistas;

- La construcción de redes sociales extensas de escuelas, hospitales y organizaciones caritativas;

- Implicación de musulmanes ideológicamente motivados en instituciones de todos los niveles en Occidente, incluyendo gobiernos, ONGs y organizaciones privadas;

- Utilizar las instituciones occidentales existentes hasta que puedan ser puestas al servicio del islam;

- Hacer alianzas con organizaciones "progresistas" occidentales que compartan metas similares.

Se incluye en este grupo de intelectuales de la Hermandad Musulmana a Youssef al-Qaradhawi, clérigo islamista nacido en Egipto y residente en Qatar.
Tanto Sylvain Besson como Scott Burgess proporcionan extensas comparaciones entre la publicación de Qaradhawi, "Prioridades del Movimiento Islámico en la Próxima Fase", publicado en 1990, y El Proyecto. Observan las semejanzas llamativas en la lengua usada, los planes y los métodos por los que ambos documentos abogan.

Como Patrick Poole dice: "Lo más despeluznante es como el plan diseñado por los islamistas en "El Proyecto" para la conquista de Occidente ha sido puesto en práctica con eficacia por los musulmanes durante más de dos décadas."
Youssef al-Qaradhawi, uno de los clérigo más influyentes del islam sunni que ha predicho que el "Islam volverá a Europa como conquistador y vencedor," fue una figura importante durante los alborotos por las caricaturas de Mahoma agitando el odio contra Dinamarca y Occidente.

Según el Dr. Rachel Ehrenfeld y Alyssa A. Lappen: "Evidentemente, los disturbios en Dinamarca y en todo el mundo no eran espontáneos, sino planeados y organizados por adelantado por las organizaciones de islamistas que apoyan a la Hermandad Musulmana y con la financiación de Arabia Saudita."

El líder actual de la Hermandad Musulmana Internacional, Mohammad Mahdi Akef, diseñó recientemente una nueva estrategia e invitó a todas sus organizaciones miembro para colaborar con sus planes globales para derrotar a Occidente. Akef ha llamado a los E.E.U.U. "un Satán". "Espero que América se derrumbe pronto", manifestó, "tengo fe completa en que el islam invadirá Europa y América".

Ehrenfeld y Lappen mantienen que la Hermandad Musulmana y sus organizaciones satélite emplean la estrategia de la flexibilidad:
"Esta estrategia propone que las minorías musulmanas utilicen todos los medios legales para infiltrar las instituciones seculares y religiosas de la mayoría no musulmana comenzando por las universidades.
Consecuentemente, los licenciados "islamizados" y los no islamizados por la universidad entran a formar parte de la fuerza de trabajo de una nación, incluyendo los sectores de gobierno y de la función pública, desde donde elegantemente subvierten las instituciones que mantienen el orden público, las agencias de inteligencia, el ejército, los servicios extranjeros y las instituciones financieras."

En el Middle East Quarterly, Lorenzo Vidino escribe sobre "La conquista de Europa por la Hermandad Musulmana." Según Vidino", desde los primeros años 60, los miembros musulmanes de la Hermandad y los simpatizantes se han venido a vivir a Europa y han establecido lentamente pero constantemente una amplia y bien organizada red de mezquitas, de instituciones caritativas y de organizaciones islámicas".

Uno de los pioneros de la Hermandad Musulmana en Alemania fue Said Ramadan, el secretario personal de Hassan al-Banna, el fundador de la Hermandad. El reino de Arabia Saudita, rico en petróleo, ha encauzado un flujo de dinero al Centro Islámico de Ginebra, Suiza, dirigido por el hijo de Said, Hani Ramadan, y hermano de Tariq Ramadan.
Hani Ramadan se convirtió en alguien despreciable cuando, en un artículo del 2002 en el diario francés Le Monde, defendió apedrear a las adulteras hasta la muerte. Tariq Ramadan, un hombre de carrera y "musulmán moderado," hizo un llamamiento para que se reconsiderase la lapidación durante un tiempo.

Según Vidino, "lo irónico es que Asan al-Banna, fundador de la Hermandad Musulmana, soñaba con diseminar el islamismo en Egipto y en todo el mundo musulmán, pero nunca habría imaginado que su sueño podría convertirse en una realidad en Europa".

Destruyamos la Unión Europea para salvar a Europa

1 comentario:

  1. ¿Ha escrito un libro de este ensayo? Magnifico.Gracias

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.