17.5.07

La reconquista islámica de Andalucia

De los moriscos a las organizaciones contemporáneas: Conversos musulmanes españoles ejercen como la 'quinta columna' de la ‘reconquista’ islámica de Andalucía

En 1968, en tiempos en los que la corrección política no había ahogado también a los estudios históricos, la principal revista de historiografía de Estados Unidos, la American Historical Review, publicaba un ensayo titulado: “Los moriscos: la quinta columna otomana en la España del siglo XVI”.
No se puede decir que su autor, Adrew C. Hess, sea precisamente un ‘islamófobo’. Además de referencia mundial en el estudio de la civilización islámica, pasada y presente, ha trabajado y trabaja como profesor en los departamentos de asuntos exteriores de varios países del Golfo y como ejecutivo en la saudí Arabian American Oil Company.

Sin embargo, mientras exigen la nacionalidad española para los descendientes de los moriscos, organizaciones de conversos españoles califican de “revisionistas” o, simplemente, de “fascistas”, a historiadores españoles contemporáneos que plantean cómo los moriscos fueron expulsados de España tras un siglo de ‘colaboracionismo’ con el Imperio Otomano en el sabotaje del ya unificado estado español.

Sin embargo, la ‘revancha’ musulmana esta vez no necesita de espadas jinetas sino de la masiva cantidad de petrodólares con que el islam árabe más reaccionario está inundando su mítica Al Ándalus, y donde los conversos españoles están actuando como agentes en la ‘reconquista’ de la tierra ‘aún’ bajo dominio infiel, mientras los cristianos se ven obligados a celebrar "en secreto" la navidad en el vecino Marruecos.

Hasta el Financial Times certificaba este fin de semana cómo “el islam regresa a una tolerante Andalucía”.

Sin embargo, en un reportaje en el que la candidez de la corresponsal del diario británico, Victoria Burnett, fue ampliamente aprovechada por las conversas musulmanas por ella entrevistadas, la sensación de que una idílica y dulce convivencia empieza a renacer en Andalucía entre ‘cristianos’ y ‘musulmanes’ culminaba con la emocionada declaración de una de las cuestionadas: “Es muy difícil convencer a alguien que ha visto la Alhambra de que el islam es brutal y violento”, en un cierre de fiesta en el que la ignorancia de la británica sobre los sultanes nazaríes granadinos fue convenientemente rellenada por el mito de una Al Ándalus tolerante frente a la oscurantista cristiandad.

Hacia 'La Meca' española

Más informado sobre lo que de verdad está sucediendo en Granada pero también en Sevilla y, muy especialmente, en Córdoba, estaba el simultáneo reportaje del diario español ABC, que abría con un contundente titular: Grupos islámicos españoles quieren construir en Córdoba una mezquita que sea ‘La Meca’ europea”.
Muy significativamente firmado sólo con iniciales, el reportaje denuncia la penetración del islam más reaccionario de varios países del Golfo, en especial de la propia Arabia Saudí, a través de la financiación de diversas y gigantescas mezquitas en Andalucía, una de ellas en Córdoba.

De esta forma, en la heredera de la antigua capital del califato omeya se intenta que las autoridades aprueben el proyecto de construcción de la que sería la segunda mezquita más grande del mundo dentro de un plan de creación de una ‘Meca occidental’ que sirva de referencia y destino de peregrinación para los millones de musulmanes que ya habitan en España y en el resto de Europa.

Es en este esfuerzo en el que los conversos están abandonándose a la masiva financiación árabe y en el que esos mismos musulmanes españoles, algunos militando estratégicamente en el PSOE andaluz, actúan de ‘agentes internos’ para la penetración del wahabismo saudí más estricto cuando no brutal.

Convertidos y adversarios

Carece, sin embargo, la información del diario español de la contextualización de los distintos grupos de conversos españoles, muy distintos entre sí y hasta radicalmente enfrentados entre ellos, en un rango que va desde los nuevos dirigentes de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) -quienes hace un año se hacían con el poder de la organización que representa al islam español ante el estado- hasta los conversos de la Junta Islámica, representantes históricos de la religión musulmana en España, y que fueron desbancados por los anteriores en lo que éstos calificaron de un golpe de mano financiado con “dinero marroquí y saudí” en la estrategia de ambos países por hacerse con el control de la creciente población islámica española.

Mientras los nuevos dirigentes españoles conversos de la FEERI miran hacia La Meca saudí y a su interpretación rigorista del islam sustentada por el diluvio sin fin de petrodólares, los conversos de la Junta Islámica no sólo rechazan al wahabismo como una 'reforma' estrictamente musulmana sino que prefieren abandonarse tanto al racismo negro y antisionista de la musulmana Nación del Islam de Louis Farrakhan como a la rendida admiración de los jerarcas y dictadores populistas latinoamericanos así como al antiamericanismo más primario o a las más retorcidas teorías antiisraelíes, básicamente sostenido todo ello desde la publicación en su medio en Internet de los virulentos análisis de grandes nodos antisistema en la Red, siempre en apoyo del islamismo radical o, directamente, en comprensión del terrorista.

'Quinta columna'

Enfrentadas ambas corrientes con rencor creciente, sin embargo, su fin es el mismo: la recuperación del islam en Andalucía como una fuerza activa que va desde las masivas mezquitas de los prosaudíes -pasando por el más callado pero profundo activismo de los morabitos, que llega en su proselitismo hasta los empobrecidos indígenas americanos- hasta las más 'pequeñas' pero significativas y constantes reclamaciones de la Junta Islámica para que se abra al culto musulmán la Catedral de Córdoba, antigua mezquita, o se conceda la nacionalidad española a los descendientes de unos moriscos que, en la estela de Hess, el profesor de la Universidad de Málaga, J. E. López de Coca Castañer, también pone en contexto en su íntima relación con el Imperio Otomano durante la “caída del reino de Granada” (pdf).

En todo caso, si los historiadores más independientes -cuando no, muy próximos al islam y a sus estados confesionales, como Hess- califican a los moriscos del XVI como la ‘quinta columna’ del Imperio Otomano en sus asaltos a la España cristiana, algo vuelve a revivirse con la acción de los conversos españoles, en alianza tácita cuando no explícita con el resurgir de un islam de distintos matices que va del maridaje intelectual con grupos antisistema de indisimulada vocación de destrucción democrática a la abierta ofensiva extranjerizante en la que otros conversos españoles muellemente se abandonan a la furiosa tempestad de poco espiritual oro que llega desde los desiertos árabes.

Javier Monjas - Madrid
Nuevo digital.com

8 comentarios:

  1. Parece que --al menos y por ahora-- se ha conseguido frenar la construcción de una mezquita en Sevilla.

    http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276305815.html

    Por mi parte, yo prohibiría al Islam en toda Europa.

    ResponderEliminar
  2. Pues si de prohibir se tratara, ya va siendo algo tarde, en Granada, tierra que conozco como nativo, se estima que son en torno a los 45.000 los musulmanes que pasean, rezan, compran y se instalan. Si esto no es 5ª columna que venga el jabato y lo certifique. Alea jacta est.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo18/5/07

    “Es muy difícil convencer a alguien que ha visto la Alhambra de que el islam es brutal y violento”

    Grandiosa majadería la de los que piensan que no se puede ser refinado y exquisito y al mismo tiempo una bestia.

    Veamos, por poner un ejemplo histórico, a este "refinado" arquitecto:

    http://images.google.es/images?q=%22Albert+Speer%22&btnG=B%C3%BAsqueda+de+im%C3%A1genes&svnum=10&um=1&hl=es

    ResponderEliminar
  4. Se ha parado la construcción momentáneamente, gracias a las movilizaciones de vecinos Bermejales 2000, y las manifestaciones de protesta.
    La presidenta de esta comunidad Concepción Rivas se ha enfrentado con el ayuntamiento, por ceder gratuitamente el suelo a la Comunidad Islámica, aludiendo que es robar a los residentes del barrio, por lo visto es el único suelo público que existe en la zona para los servicios básicos del barrio, como centros educativos, deportivos, de salud o un centro cívico, así como una comisaría conjunta de Policía Local y Nacional, guarderías o un centro de día para mayores.
    Me consta que Iniciativa Habitable, ha contribuido activamente para lograr el éxito en la paralización de las obras, ignoro como la situación actual, en todo caso dudo mucho que la comunidad musulmana se quede cruzada de brazos.
    Las intenciones no es solo llenar Europa de Mezquita, que ya lo han conseguido a la chita callando, ahora intentan que se les autorice construirlas con ALTOS MINARETES, para llamar a los fieles a la oración, en vez de despertar con las campanas dentro de pocos años nos despertarán los cánticos del almuecín.
    Lo mejor es emigrar a Marruecos, mas barato, y vivir en el barrio de lujo y protegido de los extranjeros, al fin todos se van a instalar en Europa, nosotros a Marruecos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo28/5/07

    ¿Reimplantarán el Degolladero de los Cristianos en Sevilla?

    ResponderEliminar
  6. Un segundo, que consulto la bola adivina...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo13/6/07

    en verdad de lo que se trata es de tolerancia por ambas partes. yo en mi opinión no quiero ningun tipo de religión impuesta, ni cristiana ni islámica no creo en las reconquistas religiosas, hay gente que no queremos saber de religiones.

    ResponderEliminar
  8. Precisamente se trata de valorar la libertad que disfrutamos, que nos otorga el derecho de elegir sin cortapisas nuestras preferencias, por esto es importante movilizarnos para impedir que religiones totalitarias, en este caso el Islam, se implante en occidente sin percatarnos, sin prisas pero sin pausa, con la ayuda de los conversos y el apaciguamiento de los propios gobiernos europeos cediendo a todas sus pretensiones, la Sharia, ley islámica se esta imponiendo en muchos distritos de las ciudades europeas.

    Si no logramos entre todos impedir que estas ansías totalitarias de expansión se paralicen, ya podemos despedirnos de la libertad de elección, tanto religiosa como personal.

    Tolerancia cero para los fundamentalismos totalitarios, para la sumisión de las mujeres, para el machismo que simboliza el Corán. No podemos permitir que en occidente se autorice la poligamia, la ablación, la humillación, los matrimonios forzados, ni la imposición de religiones, ni la forma de vestir, ni admitir que la mujer es inferior al hombre.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.