20.3.05

Aterrorizar a los enemigos de Dios es nuestra fe y religión

Un mensaje difundido por un grupo que dice ser Al Qaeda en Irak, dirigido por el jordano Abu Musab al Zarqaui, arremete contra la Cumbre de Madrid celebrada estos días y desdeña la fatua emitida por la Comisión Islámica Española en contra de Usama bin Laden, Al Qaeda y las formas de terrorismo escudadas en el Islam.

En el mensaje, el grupo desprecia la conferencia contra el terrorismo celebrada en Madrid un año después del 11-M y asegura que las naciones que la apoyan "nunca saldrán victoriosas". "Vosotros infieles, preparéis los que preparéis, seréis derrotados y nunca saldréis victoriosos porque Alá nos ha prometido la victoria. Así que no tenéis más que esperar (...) y nosotros esperaremos también", señala el comunicado, colgado hoy en una página web islamista.

El mensaje lo dirige Abu Maysara al Iraqi, designado el "coordinador de medios" para el grupo terrorista de Al Qaeda en Irak, dirigido por Al Zarqaui, que ha reivindicado la autoría de numerosos ataques, así como de secuestros de extranjeros e iraquíes.

La web en la que aparece el comunicado publicó en otras ocasiones comunicados de Al Qaeda y reivindicaciones de atentados. "Cuántas veces los infieles se unieron en solidaridad y cooperación contra el Islam para luchar contra la yihad (guerra santa)", se pregunta el comunicado. "Aterrorizar a los enemigos de Dios es nuestra fe y religión, la cual nos ha sido enseñada por el Corán", continúa.

En la Cumbre de Madrid, que concluyó ayer, participaron jefes de Estado y expertos en terrorismo de unos 50 países con el objetivo de crear la Agenda de Madrid, cuyo cometido es coordinar las acciones antiterroristas a nivel mundial.

El texto dedica algunos pasajes a los atentados de hace un año en Madrid. "No olvidemos el primero brillante aniversario del ataque de Madrid aquí donde aceptamos felicitaciones", señala.

La página albergó comunicados de un grupo llamado Abu Hafs al Masri, que reivindicó la responsabilidad de los atentados de Madrid y que vinculó el ataque con la presencia de tropas españolas en Irak.

Además, el comunicado muestra su desdén por el presidente de la Comisión Islámica Española, Mansur Escudero, por haber emitido una fatua en la que declara a Usama bin Laden un apóstata, así como a su grupo Al Qaeda, y que ha recibido el apoyo de los musulmanes de Marruecos, Argelia y Libia.

Europa Press 12/03/2005

.