25.7.07

Los coptos de Egipto

Hace años visitando el Viejo Cairo, en la iglesia de Al Moalaka o iglesia colgante, un sacerdote al verme interesado por los coptos me vendió de tapadillo en un rincón del oscuro templo una cruz copta y un librito escrito en inglés del que era autor. La pequeña cruz de madera con tres puntos en cada uno de sus cuatro extremos, símbolo de los doce apóstoles la perdí en uno de mis viajes. El librito "Who are the copts?" lo he guardado conmigo en mis andanzas. En El Cairo ya se exponen en librerías y kioskos obras escritas sobre la religión y el arte de los coptos.

Los coptos, los cristianos de Egipto, han sido empujados por la historia a un segundo plano de la vida pública de la populosa nación árabe musulmana.

La palabra copto que se pronuncia "kypt" o "gypt" deriva del nombre griego de "Aigyptus". Los coptos se consideran descendientes de los antiguos egipcios, de la civilización faraónica. Han tenido una lengua relegada ahora a las formas litúrgicas del culto y han cultivado un arte peculiar tanto en la arquitectura, en la iconografía, como en el tejido de tapices.

Pero los coptos nunca han constituido un Estado nacional. Desde el siglo XVII los musulmanes -los árabes invadieron Egipto en el año 6640 de nuestra era- los han convertido en una minoría. Muchos coptos se convirtieron a su religión para huir de las persecuciones. En la actualidad hay en Egipto alrededor de doce millones de coptos en una población de setenta millones de habitantes.

Chenuda Hanna el autor de la pequeña obra literaria que entonces era el párroco de Al Moalaka era un fervoroso propagandista de su causa. En tiempos de Nasser, y después en los de Sadat, los coptos padecieron las discriminaciones impuestas por el poder. Poco antes de su asesinato, el "Rais" Anuar el Sadat había hecho detener al patriarca Chenuda III, el patriarca de la comunidad y a otros veinte sacerdotes, acusados de avivar desórdenes confesionales, fomentar la hostilidad a su régimen y actuar en favor de un afirmación de su identidad. Fue el "Rais" Mubarak el que ordenó en 1983 el levantamiento de su arresto domiciliario.
El papa Cheniuda III había cumplido su detención en uno de los antiguos monasterios coptos que hay en Egipto.

Como otras minorías apartadas en el Oriente del poder, los coptos se han refugiado en su religión, la religión es su patria y es su estado. Si el cristianismo que fue predicado en Egipto por San Marcos, en el siglo primero de nuestra era, caló tan hondo en este pueblo es, sin duda, porque su doctrina entroncó con los misterios y creencias de la antigua civilización faraónica. En esta sucesión e interacción de las religiones nacidas en el Oriente, perduran los mitos y se encarnan en las nuevas doctrinas. La creencia en el juicio final y en el castigo tienen, por ejemplo, su origen en Osiris.

Durante la Semana Santa estuve en El Cairo. Un buen día buscando en el populoso barrio de Chobra la iglesia que las apariciones de la Virgen hicieron famosa hace años, y que habían congregado miles de fieles piadosos, el taxista me dejó ante otra iglesia copta del barrio donde se celebraba la función sagrada. Los oficios de rito copto son lentos y barrocos. La misa en la que recitan pasajes del Evangelio en copto se celebra en árabe. Los feligreses -hombres a la izquierda, mujeres a la derecha del altar- viven con fervor la ceremonia. Los hombres se descalzan en las gradas del altar. En el Oriente Medio las minorías cristianas afianzan su identidad en los actos religiosos, en las asambleas públicas, en las peregrinaciones más que en los dogmas abstractos de la religión.

La religión aquí es una carta de naturaleza, una manera de ser y de aparecer ante los demás más que un ejercicio íntimo de espiritualidad. Coincidió la ceremonia de aquel Viernes Santo -la iglesia estaba atestada de feligreses, resplandeciente de luces- con la oración del viernes de una mezquita vecina por cuyos altavoces se difundían los versículos del Corán. En Chobra viven además de coptos, musulmanes.

Los otros barrios de la ciudad con población cristiana son Azbakia y el Viejo Cairo. En el Alto Nilo, en Luxor y sobre todo en Asiaut, los coptos están arraigados desde hace siglos. La iglesia copta es, como otras iglesias orientales, como las iglesias ortodoxas en las que el bajo clero puede contraer matrimonio, pero no los sacerdotes que ocupan los altos cargos de su jerarquía.

De los católicos romanos o latinos, como se les llama en los países del Oriente Medio, les separan sus diferentes creencias sobre el Espíritu Santo. Los coptos siguen practicando, además, el rito de la circuncisión. No acatan al Sumo Pontífice de Roma y tienen su propio jefe espiritual al que llaman Papa. Sin embargo junto a esta iglesia copta ortodoxa, hay otra iglesia copta católica infeudada a Roma. Nada les diferencia, en muchas de sus costumbres, de los campesinos pobres del Valle del Nilo. Pero pese a que participan en un estilo de vida semejante, su fe religiosa, su identidad cultural, les ha enfrentado a veces, en pueblos y en ciudades, en choques violentos.

Ha sido sobre todo en ciertos barrios del Cairo, en Asiaut, y ahora en Alejandría, en los que los integristas islámicos tienen plaza fuerte, donde musulmanes y coptos se han enzarzado, desde hace años, en combates confesionales. Los coptos son muy piadosos y creyentes en milagros. Las apariciones de la Virgen en la pequeña iglesia de Chobra de hace años, coincidieron con una exacerbación de conflictos confesionales. Celebran sus fiestas populares y peregrinaciones en los lugares por los que, según la tradición, la Sagrada Familia cumplió sus etapas en su "huída a Egipto".

Durrell en sus novelas del "Cuarteto de Alejandría" supo describir el pintoresquismo de sus fiestas. La época copta se extendió a los siete primeros siglos de nuestra era. En el siglo VI el cristianismo alcanzó su apogeo en esta gran nación africana. La iglesia copta de Egipto es, hoy, un museo viviente de los primeros tiempos del Cristianismo.

Tomás Alcoverro

2 comentarios:

  1. Anónimo27/9/09

    Esta Iglesia es la más Santa, autentica y verdadera de todas cuantas existen. Su entronque con la pureza del Evangelio y su legendaria historia, junto a su sucesión apostolica la hacen estar más legitimada que la misma Roma, pese a quien pese.

    ResponderEliminar
  2. Es una de la iglesia mas santa dice este anonimo y se le aparece la virgen maria. entonces ud. no lee la biblia querido y estimado hermano. El hecho de que esa iglesia tenga su origen en marcos no significa que hoy guarde las palabras expuestas por el, como ha sucedido con la catolica. tienen que limpiarse de toda inmundicia para ser iglesia de cristo.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.