Seguidores

21.5.08

El comienzo de integración de Europa al Islam


Jacques Ellul nacido en Burdeos, Francia, hijo de un padre ortodoxo y de una madre protestante, fué -jurista, historiador, sociólogo y teólogo- estudió en la Facultad de Derecho de Bordeaux. Fue profesor en Montpellier y en Estrasburgo hasta su destitución por el régimen de Vichy.

Miembro activo de la Resistencia, en 1943 fue nombrado profesor de historia y de sociología de las instituciones en la Universidad de Burdeos, donde enseñó hasta su jubilación en 1980. Profundamente decepcionado, después de la guerra, por los partidos políticos tradicionales, se compromete con el protestantismo.
Su rechazo de los sistemas testimonia ante todo su fidelidad al individuo contra el Estado y a la libertad contra los conformismos. Pensador exigente, participó, hasta el fin de su vida, en todos los debates esenciales de su tiempo.

Sin el menor atisbo de poder ser considerado "islamófobo" Ellul habla claro sobre el Islam, sus teorías nos permiten ampliar conocimientos sobre esta religión, el siguiente artículo aun sin llegar a profundizar sobre el tema, nos invita a reflexionar sobre las diferencias que existen entre cristianismo e Islam, algo importante para tener en cuenta es la fecha de esta publicación - julio de 1.989

Para Ellul el Islam no es un signo de intolerancia religiosa; yo diría si, tranquilamente, al budismo, al brahamanismo, al animismo..., pero el islam, es otra cosa. Se trata de la única religión del mundo que pretende imponer, mediante la violencia, su fe al mundo entero.

Ya sé que enseguida se me responderá: ¡"Y el cristianismo también"!
Pues bien, hay una diferencia fundamental.

Cuando los cristianos actuaban de manera violenta y hacían conversiones mediante la fuerza, iban en sentido opuesto a lo dicho en la Biblia, y particularmente en los Evangelios. Aquellos hacían lo contrario a lo establecido en los mandamientos de Jesús, mientras que cuando los musulmanes conquistan a través de la guerra a pueblos a los que imponen el islam so pena de muerte, están obedeciendo el mandato de Mahoma.

La yihad es la primera obligación del creyente. Y el mundo entero debe entrar a formar parte de la comunidad islámica, por todos los medios.

Ya sé que se me objetará: "Pero son solo los integristas los que quieren esa guerra."

Desdichadamente, en el curso de la compleja historia del Islam, han sido siempre los "integristas", es decir los fieles a la letra del Corán, los que se han impuesto sobre las corrientes moderadas, sobre los místicos, etc.

Declarar con toda seriedad que en Francia la adhesión de "ciertos musulmanes" al integrismo es el resultado de una crisis de identidad, supone una desastrosa interpretación.

¿El integrismo en Irán, en Siria, en Sudán, en Arabia Saudí, ahora en Argelia, es acaso una reacción a una crisis de identidad?

No, el integrismo es tan solo el despertar de la conciencia religiosa musulmana en hombres que son musulmanes pero que habían evolucionado hacia una cierta "tibieza".

Ahora, ese despertar feroz y ortodoxo es un fenómeno mundial. Hay que estar en la luna para creer que se podrá "integrar" a musulmanes pacíficos y sin afanes conquistadores.
Haría falta olvidar lo que es la condición remanente del sentimiento religioso (algo que no puedo desarrollar aquí).
Habría que olvidar la referencia obligada al Corán.
Habría que olvidar que jamás para un musulmán el estado podría ser laico y la sociedad estar secularizada: es algo impensable.
Haría falta olvidar finalmente cómo se ha producido la expansión del Islam de los siglos VI al IX.


Un estudio de los historiadores árabes de los siglos VII al IX, que se empieza a conocer ahora, es sumamente instructivo al respecto: a través de él sabemos que el islam se expandió en tres etapas por los países cristianos de África del Norte y del Imperio Bizantino.

En una primera etapa: una infiltración pacífica de grupos árabes aislados, instalándose sin violencia.
Después una especie de aclimatación religiosa: se hacía admitir pacíficamente la validez de la religión coránica. Y lo que resulta aquí particularmente instructivo es que son los cristianos los que le abren los brazos a la religión hermana, sobre la base del monoteísmo y de la religión del Libro; y, posteriormente, cuando la opinión pública está acostumbrada, entonces llegaban los ejércitos que instalaban el poder islámico e inmediatamente eliminaban las iglesias cristianas empleando la violencia para lograr las conversiones.

Nosotros comenzamos a asistir a este proceso en Francia (los otros países europeos se defienden mejor). Pero es soñar despierto presentar un programa de federación islámica en Francia, para conseguir una mejor integración de los musulmanes. Esto será, por el contrario, el comienzo de la integración de los franceses en el islam.

La única medida jurídica válida es la de hacer firmar a todos los inmigrantes un contrato que comporte: el reconocimiento del carácter laico del poder, la promesa de no recurrir jamás a la yihad (en particular de forma individual; terrorismo, etc.), la renuncia a la difusión del islam en Francia. Y si un inmigrante, árabe o no, desobedece estos tres principios, entonces, que sea inmediatamente repatriado a su país.

Jacques Ellul, jurista, historiador, teólogo, sociólogo, murió en 1994. Durante su vida publicó más de 600 artículos y 48 libros, traducidos a una docena de lenguas, y más de la mitad de ellos al inglés. De 1953 a 1970 fue miembro del Consejo Nacional de la Iglesia Protestante Reformada de Francia. Su obra incluye estudios sobre las instituciones medievales de Europa, el efecto de la tecnología moderna sobre la sociedad contemporánea, así como sobre teología moral. Obtuvo el reconocimiento de círculos académicos americanos como uno de los más importantes pensadores contemporáneos.

9 comentarios :

  1. Lo cierto es que esta hecatombe anunciada se lleva perfilando hace decenios y la penetración descarada, sin recato, se está produciendo en estos momentos; ya no tienen nada que esconder, para cuando la sociedad occidental se percate, estarán dentro, serán ellos y nosotros seremos sus acólitos.Eso no es pasado mañana, es mañana.¿ Qué solución ofrecen nuestros políticos..? La de los hechos consumados. O la de la confrontación abierta, quien sabe si hasta militar, de la gente de la calle, la que pisa el suelo y no tiene sueldos archimillonarios como los de nuestros políticos corruptos e ignorantes.

    ResponderEliminar
  2. De momento todo va a seguir aparentemente tranquilo, supongo que habrás observado la actitud tan diferente que han tenido con las “caricaturas de Mahoma”, a la película de “Fitna” mucho mas provocadora, y sin embargo apenas han tomado represalias, ¿Cómo podemos creernos que esto es casual?
    Personalmente opino que tendremos unos años de calma, hasta que Turquía entre en la CEE, cuando esto suceda ya estarán perfectamente organizados para atacar a toda Europa, lógicamente desde dentro.
    Referente a los pudientes supongo que conoces las ultimas tendencias, en Berlín, y otros ciudades de Europa se están construyendo urbanizaciones exclusivas, donde el acceso es cerrado, disponen de colegios propios, restaurantes, comercios, y todo lo necesario para vivir en una “jaula de oro” pero jaula al fin, en Colombia hace años que la gente que puede vive de esta manera, el problema es que por mucho que lo quieran disfrazar esta falta de movilidad, de libertad… acaba ahogando.

    ResponderEliminar
  3. Interesante articulo,desgraciadamente España no es que se este convirtiendo en nuevo caballo de Troya del Islam en Europa,es que que ya lo es.En cuanto a nuestros ciudadanos dieron toda una lección del tipo de gentuza que son cuando despues de los atentados del 11-M atacaron las sedes de un partido democrático como el PP (con todos sus defectos) y sin embargo ni una sola mezquita sufrió ni una mala pedrada,y aún hay cretinos que dicen que hay que pedir perdón a los musulmanes.Me repugna cuando voy por la calle ver a mujeres con el velo islámico.

    ResponderEliminar
  4. Rosana24/5/08

    La sustitución de una civilización por otra es una consecuencia natural del devenir histórico de la humanidad. Las sociedades llegan a un nivel de bienestar que las hace empantanarse y envejecer. Pero ese efecto negativo es consecuencia de la evolución positiva que se le atribuye a estas sociedades: por ejemplo, si han conseguido la liberación de la mujer, es obvio que ésta una vez liberada no va a querer ser una máquina de parir hijos, y si no pare hijos la sociedad evolucionada tiende a desaparecer. Es simple. Lo mismo podría decirse de la promoción de la homosexualidad, o la legalización del aborto. Quizás puedan ser vistos como logros humanos, pero no son grandes conquistas para la comunidad. Por eso lo que le pasa a Europa no es una desgracia, es sólo su destino. No podía ser diferente. Al Islam va a pasarle lo mismo algún día.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo en lo de la evolución regresiva, pero ésta no es inevitable. Recuerda Rosana que hoy existen armamentos como el nuclear que rompen todas las reglas del devenir histórico. Yo no vería nada mal que varias ciudades del orbe islámico fuesen bombardeadas y millones de enemigos muertos. Así que imagínate alguno de los militares occidentales a los que les gustaría poner en práctica el campo de batalla nuclear. Hoy cualquier situación puede dar un vuelco ante tamaña destrucción.

    ResponderEliminar
  6. Tu teoría tiene la lógica del sentido común, pero no representa toda la verdad, me explico. No todas las mujeres del país están tan contentas de desarrollar un trabajo fuera del hogar, especialmente las que no poseen trabajos bien remunerados, que son la gran mayoría, el problema es que las parejas se ven obligados a trabajar los dos para poder pagar un piso de alquiler o compra, y si ya les cuesta trabajo llegar a finales de mes, imaginate si tienen hijos.
    Los gobernantes de Europa empezaron a cometer un error imperdonable hace bastantes años, si en esa época hubieran optado por ayudar a las familias por hijo, si las guarderías hubieran sido gratis, que no lo eran, si los colegios concertados hubieran existido, seguramente Europa no se encontraría en la situación actual.
    Sin embargo estos gobernantes ciegos incapaces de proyectar un futuro, ahora que han visto el alcance de la mala gestión, ahora, todo lo que no ayudaron a los españoles, están ayudando a los foráneos, analizando bien esta situación solo se puede sentir repugnancia por estos ineptos desgraciados, muchas mujeres de esa época habrían tenido mas de un hijo que era el tope para darles una buena educación, pero se les negó cualquier ayuda y toda la posibilidad de traer hijos al mundo.
    Es probable que las generaciones actuales ya no quieran asumir de nuevo el papel de madres en el hogar, ya la palabra “hogar” no se sabe muy bien que significa, ahora solo existe la palabra “pareja” sin obligaciones ni responsabilidades, esta es la educación que han recibido, y es la forma de vida actual, una verdadera frustración cuando pasen los años y se den cuenta de lo mezquinos que han sido en su paso por el mundo.
    El efecto negativo es la consecuencia de las políticas adversas, de intereses de estado y de políticas destructivas.
    Primero han destruido las familias conservadoras, me refiero a la imagen del ama de casa, con adjetivos denigrantes y despreciativos, tales como “marujonas”
    Después han facilitado el aborto
    Ahora facilitan las uniones de los homosexuales, la mala educación, la osadía, la critica, la envidia, el todo vale… Todo dirigido en el mismo sentido y para el mismo fin, la destrucción de la familia, hacia una sociedad sin valores, en una palabra una sociedad de “aborregados” que sea fácil dirigirla hacia el futuro que cuatro iluminados tienen previsto para dominar el mundo, ni el Islam se va a salvar, eso seguro.

    Por esto no estoy de acuerdo con tu teoría, para mi no es ni un logro humano, es un logro maquiavélico con un fin determinado, y por lo que estamos presenciando ya podemos imaginarnos el desenlace final.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente Rosana,una vez logrado el techo,sólo queda retroceder, pero ese hecho, palpable en occidente, no implica que sea, necesariamente, una sociedad totalmente opuesta en principios económicos y morales la que supla. Cuando Roma cedió a las presiones externas barbaras no fue de forma demasiado violenta,como en este caso occidente, pero si difieren en un hecho vital, esos bárbaros no arrasaron con todo lo habido, se acomodaron sobre una base ya constituida y con ello no fraccionaron a esa misma sociedad. Eso es tolerable, pero lo que el islam pretende es romper la baraja, destruir esta sociedad empobrecida y arrancar de nuevo para salvarnos de los idólatras que nos rigen y ponerse ellos en su lugar. Mano dura y muertes indiscriminadas es lo que se nos avecina si los hechos no derivan a otro camino.

    ResponderEliminar
  8. Rosana25/5/08

    No creo realmente que el aborto o la expansión de la homosexualidad sean logros humanos, pero son vistos como tales por las personas que van a la vanguardia en los países más desarrollados del mundo. Y esos países y logros son los que se citan para demostrar la superioridad de “Occidente”. Pero este “progreso” supone un proyecto de sociedad que a la larga es inviable. Y en quienes defienden los “valores de Occidente” se percibe una especie de contradicción: es una civilización mejor porque no comete las salvajadas de los países musulmanes, y alcanzó a crear escenarios sociales sumamente complejos, pero para seguir existiendo tarde o temprano tendrá que cambiar de rumbo, y las mujeres van a tener que tener más hijos, los hombres volverse más masculinizados y guerreros y todo el mundo a retomar a los valores cristianos. O sea, casi como los musulmanes. ¿En qué quedamos entonces? Ejemplo claro de esa contradicción, quien dijo que “no vería nada mal que varias ciudades del orbe islámico fuesen bombardeadas y millones de enemigos muertos”. ¿Y ves mal que las mujeres tengan velo, por ejemplo, pero no matar a millones de personas?

    ResponderEliminar
  9. La palabra enemigo sólo tiene un significado aunque alguien crea que rememora juegos infantiles o sugiera películas acompañadas de palomitas y de duración y final conocidos. Los soldados no matan (censurada palabra) por obligación o imposibilidad de huir. Lo hacen protegiendo a sus hermanos y compatriotas, haciendas e infraestructuras, servicios públicos, el patrimonio inmaterial y cultura ancestral, su orgullo y moral, y muchas otras igual de valiosas e irrecuperables si se pierden. Matar a aquéllos que pretenden todo de nosotros (incluída la vida) es, no sólo una opción irrenunciable, sino un deber.
    Por otra parte, nosotros podemos explorar los extremos de la concepción y la sexualidad y debatir qué pretendemos, experimentar qué será y cómo. Habrá "víctmas" y se pagará un precio pero las contradicciones serán la fuente de una nueva sociedad, no su remate, algo que ésto mujahidines no podrán jamás conocer. Hay que ayudarles a "desaparecer" junto con sus velos.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.