Seguidores

26.4.08

El Islam, ya forma parte de Europa

Manifestación en Francia contra la Ley que prohíbe el velo en la escuela. (Foto: Leonardo Antoniadis)
El Consejo de Europa aboga por vigilar la financiación extranjera de las mezquitas

>Pide que los líderes animen a los musulmanes a aceptar el carácter secular de Europa

>Insta a promover los valores europeos en las escuelas musulmanas
>La Asamblea pide combatir la islamofobia y reaccionar contra los discursos de odio'

>Recuerda que es la segunda religión de Europa y la primera en algunos de sus países

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha adoptado una resolución en la que insta a sus 47 países miembro a trabajar mano a mano con las comunidades musulmanas en Europa para reducir el potencial de atracción que pueden ejercer sobre algunos individuos los grupos fundamentalistas.

El organismo —en el que están representados todos los países europeos excepto Bielorrusia— reconoce la gravedad de la situación tras atentados terroristas como el del 11-M, perpetrados por personas que invocan el islam extremista como su fuente de inspiración, y alerta contra la confusión entre el islam y el fundamentalismo como una ideología.

El Consejo de Europa y la ONU fueron las instituciones que criticaron el documental contra el Corán por manipulador. En un comunicado, aseguró que se trataba de un trabajo de "manipulación que explota la ignorancia, el prejuicio y el miedo".

Control por parte de los Gobiernos

La Asamblea felicita en su resolución a los líderes musulmanes, organizaciones y creadores de opinión que han condenado con firmeza el terrorismo. Mientras, critica la responsabilidad de los Gobiernos en las raíces de las situaciones que dejan el terreno fértil para que crezca el extremismo.

Pone como ejemplos la pobreza, la discriminación y la exclusión social contra los que insta a trabajar. "El consejo de Europa debe continuar siendo vigilante para prevenir y combatir el fenómeno de la islamofobia.

Por otra parte, en su texto pide a los Gobierno que supervisen el papel desempeñado por los países extranjeros en la financiación de mezquitas y la designación de imanes, "para asegurarse de que estas acciones no están utilizadas para promover visiones extremistas".

También recomienda la creación de cursos, si es posible en las universidades, para formar a los imanes dentro de los propios países miembro.

Los países han acordado incentivar la apertura de un "discurso público e inclusivo sobre las consecuencias de su política extranjera en la radicalización" y a hacer proyectos informativos sobre la "contribución del islam a las sociedades occidentales para superar los estereotipos".

Islam, parte de Europa

En esta resolución, relativa al informe titulado "Las comunidades musulmanas europeas frente al extremismo", se recuerda que el islam es un componente más de las sociedades europeas. Es la segunda religión en Europa y la que profesa la mayoría de la población en algunos de sus Estados miembro, así como las poblaciones inmigrantes o sus descendientes, que suponen una alta parte de la población.

Por ello, anima a los Gobiernos a esforzarse en crear medidas que ayuden a los inmigrantes musulmanes y a sus hijos a integrarse en la sociedad evitando la discriminación en el acceso al empleo, la educación, la vivienda o los servicios públicos. En este contexto, destaca su apoyo a las actividades relacionadas con la Alianza de Civilizaciones promovida por España y Turquía.

Desarrollar actividades específicas para promover la integración entre los jóvenes; animar a la participación de los inmigrantes o ciudadanos de origen extranjero en la política, sindicatos y ONG, así como asegurar la igualdad de oportunidades son algunas de las recomendaciones concretas que lanzan a los Estados Miembros.

La resolución también se dirige hacia los líderes musulmanes en Europa, a quienes insta a animar a los creyentes a que participen completamente en la sociedad y acepten el carácter secular del país en donde viven.
Asimismo, pide que se promueva la transmisión de los valores europeos dentro de escuelas religiosas, y entre la gente joven en concreto, destacando su compatibilidad con la fe musulmana.

Insta a "eliminar los innecesarios obstáculos legales o administrativos para la construcción de lugares apropiados para la práctica del islam" y pide que los Gobiernos se aseguren de que "los libros de texto no retraten el islam como hostil o amenazante".

'Necesitamos la Alianza de Civilizaciones'

El ponente del informe, el legislador popular portugués Joâo Bosco Mota Amaral, apoyó el Estado laico, porque garantiza la libertad de culto y la coexistencia pacífica entre los diferentes cultos y los agnósticos, y aseguró que "necesitamos la Alianza de Civilizaciones", según informa EFE.

Por otra parte, la legisladora socialista turca Birgen Keles señaló que "sería mejor hablar de fundamentalistas, en vez de islámicos" y varios diputados de la misma nacionalidad intentaron, sin éxito, sacar adelante cinco enmiendas para sustituir, en otros tantos artículos, el término "islámico" por el de "religioso".

Mota Amaral se negó a ello rotundamente porque "hablar de fundamentalismo islámico no significa que no haya otros tipos de fundamentalismo".

España es el país número 20 en el Consejo de Europa, institución con sede en Estrasburgo (noreste francés), que nació en 1949 diez países y que ahora cuenta con 47 naciones. Sus objetivos principales son la defensa de los derechos humanos, la democracia pluralista y la primacía del derecho, así como la lucha contra la discriminación, xenofobia, crimen organizado y terrorismo. Su órgano más emblemático es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Noticias elmundo.es

¿Qué los ciudadanos europeos no están de acuerdo?
¿Y quien os pregunta? Vuestro deber es pagar impuestos y callar.
¡¡¡ A callar, y a someterse a los musulmanes!!!
¡¡¡ Así es la democracia, idiotas!!!

Europeos aprender esta fábula, que en un futuro cercano os será muy útil:

Fábula Moderna

Una Gallina encontró unos granos de trigo y dijo a sus vecinos:
“Si sembramos este trigo, tendremos pan para comer”.
“¿Alguien me quiere ayudar a sembrarlo ?”

“Yo no, ¡estás loca!” – dijo la vaca.
“Ni Yo, ¡Tengo otras cosas que hacer!”, aseveró el pato.
“Yo tampoco”, replicó el cochino.
“Mucho menos Yo”, completó el cabrito

“Entonces yo sola los sembraré”, dijo la gallina. Y así lo hizo.
El trigo creció y maduró, con unos granos dorados.
“¿Quién me ayudara a cosecharlos ?”, quiso saber la gallina.

“Yo no; ya tengo salario mínimo garantizado”, dijo el pato
“No son parte de mis funciones.
Sólo si me das una compensación”, dijo el cochino
“No, después de tantos años de servicio”, exclamó la vaca
“No voy a arriesgarme a perder el paro forzozo”, dijo el cabrito

“Entonces, yo misma los cosecharé”, dijo la gallina, y así fue.
Finalmente, llegó la hora de hornear el pan.
“¿Quién me va a ayudar a hacer el pan?”, indagó la gallina.

“¡Yo huí de la escuela y no aprendí esas pavadas. Me mantengo con el paro!”, dijo el cochino
“Yo no puedo arriesgar mi pensión por enfermedad”, continuó el pato.
“Suponiendo que sólo sea para ayudar, eso es discriminatorio” refunfuñó el cabrito
“Sólo si me pagan horas extras”, exclamó la vaca

“Entonces, yo mismo lo haré”, exclamó la pequeña gallina.
Cocinó 5 panes y los puso en una cesta para que los vecinos los vieran.
De repente, toda la gente pasó y como quería pan, pedía un bocado. La gallina simplemente dijo: “¡No! Voy a comérmelos yo sola”.

“¡Lucros excesivos, usurera!”, gritó la vaca.
El cochino gruñó: “¡La Paz, el Pan, la Educación, son para todos!
¡El pueblo tiene derechos!”
“¡Sanguijuela capitalista!”, exclamó el pato.
“¡Yo exijo igualdad de derechos, racista!”, gritó el cabrito.

Pintaron carteles y pancartas diciendo “Injusticia” y marcharon protestando contra la gallina; gritaron obscenidades y toda clase de improperios.
QUIERO MIS DIRECHOS!
INJUSTICIA!
ROBANDO EL PAN AL PUEBLO
FASCISTA

Llamaron a un fiscal del gobierno, y le dijo a la pobre gallina: “Usted, gallina, no puede ser así tan egoísta. Usted ganó pan por demás y por eso tiene que pagar muchos impuestos”

“Pero yo gané ese pan con mi propio trabajo y sudor”, se defendió la gallina “Los otros no quisieron trabajar!”, replicó resentida.

“Exactamente” - dijo el funcionario del gobierno. “Esa es la ventaja de la libre iniciativa”. Cualquier persona, en una empresa, puede ganar lo que quiera. Puede trabajar o no trabajar. Pero, de acuerdo con nuestra moderna legislación “la más moderna y adelantada del Mundo”, los trabajadores más productivos tienen que dividir el producto del trabajo con los que no hacen nada.

Además de eso, existen el IVA, el impuesto al cheque, el débito Bancario, el impuesto al lujo, el control cambiario, y demás impuestos distorcivos. Todos ellos para garantizar la salud, la Educación y la Justicia de nuestro pueblo!
¡Y todas ellas son las mejores del Mundo !

Y todos vivieron felices para siempre, inclusive la pequeña gallina, quien sonrió y cacareando dijo:
“Yo estoy complacida”,
“Yo estoy complacida”,
“Yo estoy complacida”.
Ahora los vecinos se pasan todo el tiempo preguntándose porqué fué que la gallina nunca más hizo un pan.

También cabe la posibilidad de abandonar el país, y continuar amasando el pan en algún lugar que este lejos… muy lejos de Europa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.