5.6.14

El viejo problema de la inmigración en Europa

En estos últimos días una de las noticias más repetidas en todos los medios es debido a los incidentes acaecidos en Ceuta debido a la muerte de varios inmigrantes “ilegales” pero no por este desafortunado incidente debemos ocultar la realidad y no por ello podemos “cerrar los ojos” ante una invasión de tal magnitud, (miles de inmigrantes indocumentados) están a la espera de traspasar la puerta de entrada hacia España vs. Europa en busca de una vida mejor, en todo caso y con los millones de parados que se registran hoy en dia en España cabe deducir que no será con la esperanza de ganarse la vida con un trabajo honrado, y es entonces cuando  irremediablemente nos preguntamos ¿De qué van a vivir? ¿Qué esperan encontrar en España? Nadie con sentido común lo entiende, solo ellos nos pueden dar la respuesta si alguien se digna preguntárselo.


Pero todo este problema con la inmigración ilegal no es un acontecimiento nuevo para Europa, hace muchos años que persiste gracias a la pasividad de los políticos que prefieren obviar la verdadera razón: La Invasión con mayúsculas. 


¿Por qué se condena por racista a Enoch Powell pero a Charles de Gaulle no?
por Daniel Pipes
History News Network

Original en Inglés: Why Was Enoch Powell Condemned as a Racist and Not Charles de Gaulle? 

Los imperios francés y británico han mantenido históricamente posturas distintas, centrándose más el primero (según la tradición romana) en la cultura y el segundo en la raza, la jerarquía y la familia. Esta diferencia adoptó múltiples formas: en los municipios pequeños de la antigua colonia francesa de Níger pueden encontrarse platos mixtos bifteck-frites, pero poca comida británica se encuentra hasta en las ciudades de la vecina Nigeria. El senegalés Léopold Senghor se convirtió en un importante poeta francés y figura cultural, mientras que el bengalí Rabindranath Tagore nunca supo trascender su origen hindú.

De igual forma, los políticos franceses y británicos respondieron a la inmigración inicial de poblaciones no occidentales a sus países post-Segunda Guerra Mundial de formas característicamente diferentes. Charles de Gaulle, supuestamente el líder de Francia más importante desde Napoleón, ponía el acento en la cultura, mientras Enoch Powell, pujante astro del Reino Unido, lo ponía en la raza. He aquí sus discursos en la materia, empezando por de Gaulle (1890-1970), que intervenía el 5 de marzo de 1959:


Es muy bueno que haya franceses asiáticos, negros, mulatos. Ellos demuestran que Francia está abierta a todas las razas y que tiene vocación universal. Pero [es bueno] a condición de que sigan siendo una minoría reducida. De otra forma, Francia dejaría de ser Francia. Seguimos siendo principalmente un pueblo europeo de raza blanca, cultura grecolatina y religión cristiana.

¡Que no me cuenten historias! ¿Ha ido usted a verlos, a los musulmanes? ¿Los ha visto con sus turbantes y galabiyas? ¡Salta a la vista que no son franceses! Los que defienden la inmigración tienen el cerebro de un colibrí. Intente mezclar aceite y vinagre. Agite la botella. Tras un segundo, vuelven a separarse.

Los árabes son árabes, los franceses son franceses. ¿Cree usted que la entidad política francesa puede absorber a diez millones de musulmanes, que mañana serán 20 y pasado mañana 40 millones? Si integramos, si todos los árabes y bereberes de Argelia son considerados franceses, ¿les impedirá usted asentarse en Francia, donde el estándar de vida es mucho más elevado? Mi pueblo dejaría de llamarse Colombey Dos Iglesias para llamarse Colombey Dos Mezquitas.


Enoch Powell (1912–1998), político británico conservador, pronunció el 20 de abril de 1968 su alocución "Ríos de sangre", en la que predijo el desastre a causa de la inmigración a gran escala de pueblos de color al Reino Unido. Comenzó destacando lo que estaba teniendo lugar: una
transformación total que no tiene rival en mil años de historia inglesa. En cuestión de quince o veinte años, de seguir la tendencia actual, habrá en este país 3 millones y medio de inmigrantes de la Commonwealth y sus descendientes… Los dioses vuelven locos primero a quienes quieren destruir. Hemos de estar locos como país, literalmente, por estar permitiendo la entrada anual de unos 50.000 inmigrantes sin recursos, que en su mayoría serán la materia del futuro crecimiento de la población de ascendencia inmigrante. Es igual que ver a un país que trata febrilmente de prender su propia pira funeraria.



Además de poner fin a la inmigración, Powell llamaba a la re-emigración o repatriación de los inmigrantes a sus países de origen.

Si se acabara mañana toda la inmigración, el ritmo de crecimiento de la población inmigrante y de ascendencia inmigrante se vería reducido sustancialmente, pero el futuro tamaño de este elemento en el seno de la población seguiría sin afectar al carácter básico del peligro nacional. Esto sólo puede abordarse mientras una proporción considerable del total siga abarcando a personas que llegaron a este país en los últimos 10 años más o menos. De ahí la urgencia de implantar ya el segundo elemento de la política del Partido Conservador: el estímulo a la repatriación.

También quería poner fin a lo que percibía como favoritismo hacia los inmigrantes:

todos los que estamos en este país como ciudadanos debemos ser iguales ante la ley y no debería de haber discriminación ni diferencia entre ellos de cara a la autoridad pública… Esto no significa que el inmigrante y su descendencia deban elevarse a una categoría especial o con privilegios, o que se deba negar al ciudadano su derecho a discriminar entre un conciudadano y otro en la gestión de sus propios asuntos.

A tenor de esta materia, Powell se elevaba retóricamente:

No puede haber error de concepción más grotesco de la realidad que el practicado por los que exigen de forma vehemente de legislaciones contra lo que ellos llaman "discriminación", ya sean referentes de opinión del mismo ramo y a veces de la misma cabecera que un año de la década de los 30 tras otro intentaron cegar a este país frente al creciente peligro al que se enfrentaba, o los arzobispos que viven en palacios, delicadamente arropados.

Por último, Powell se despachaba contra la integración.

Ser integrado en una población significa pasar a ser indistinguible a todos los efectos prácticos de sus demás miembros. Hoy, continuamente, donde hay acusadas diferencias físicas, en especial de color, la integración es difícil, si bien no imposible a lo largo de un margen de tiempo.

Y el gran final para concluir:

Al mirar al futuro, me inunda el pesimismo. Como los romanos, intuyo "el río Tíber bajando sangre".

Este discurso puso fin en la práctica a la carrera política otrora prometedora de Powell.

Por Daniel Pipes   http://www.danielpipes.org/13279/enoch-powell-charles-de-gaulle




19.2.14

Inmigración ilegal en Ceuta y Melilla



Mi agradecimiento a los seguidores de este Blog que aun a pesar del tiempo transcurrido desde que no actualizo la información sobre los acontencimientos de la incesante inmigraciónde ilegal en Europa y que “a pesar de la crisis” no cesa con la cual conlleva a la falta de oportunidades para conseguir un trabajo y por tanto aspirar a una vida con dignidad, los ilegales pagando a las mafias lo que les permitiría vivir en sus propios países un largo periodo de tiempo, prefieren arriesgar sus vidas con tal de entrar en Europa.

No pienso daros un largo discurso sobre este tema controvertido donde nuestros políticos nacionales “ de derechas e izquierdas” para vergüenza de los ciudadanos españoles solo tratan de culpabilizarse con argumentos infantiles e irrisorios, casi todos sabemos que esta avalancha de inmigrantes no es por casualidad y que no solo buscan en Europa una vida de oportunidades ya que ellos son conscientes que esos tiempos de bonanzas ya se han acabado, por tanto nos preguntamos ¿Qué intereses tienen para ponerse miles de inmigrantes de acuerdo en la entrada simultánea a una Europa que nos les ofrece nada?

Queridos seguidores,  yo personalmente no quiero pronunciarme al respecto por aquello de que no me parece ético influenciar en vuestra opinión, pero si puedo y deseo daros una respuesta razonable y lógica a tanto despropósito y sin razón, para ello no solo os recomiendo, también os pido que si de verdad estáis interesados en este tema no dejéis de leer los pronósticos que hace años personas inteligentes, responsables y con sentido común, pronosticaron lo que sucedería en nuestra época y que por desgracia no se han equivocado.  
En este enlace podéis encontrar lo que intelectuales y políticos inteligentes y con una visión de futuro más que certera, podríamos llamarla adivina, pronosticaron aun a pesar de ser incorrectamente políticos sin equivocarse todo lo que esta sucediendo en Europa.

RIOS DE SANGRE

El siguiente artículo pertenece a un discurso que pronuncio Enoch Powell en Birmingham cerca de la circunscripción de Hastilow en abril de 1968, (MIL NUEVECIENTOS SESENTA Y OCHO) en este discurso Powell tuvo la desfachatez de pedir el cese inmediato de la política de acogida de inmigrantes procedentes de la Commonwealth, que había sustituido al imperio como una agrupación de las colonias.

Pero antes de leer el discurso veamos la Biografía de este Poeta, soldado y ministro.

Powell, nacido en 1912 en Birmingham, ocupó altos cargos de la Administración conservadora en los años 50 y 60 pero se alejó del partido en 1974, llevado por sus ideas antieuropeístas y extremistas.

Powell se educó en la década de los 30 en el Trinity College de Cambridge. A los 26 años, ganó una cátedra de Griego en la Universidad de Sidney. Dominaba doce idiomas, escribía poemas románticos y se convirtió en un experto sobre Herodoto.

Enoch Powell fue, con 25 años, el más joven profesor de griego en las universidades del imperio y la única persona que pasó en la Segunda Guerra Mundial de soldado a general de brigada.

La Eneida

Y al advertir sobre los riesgos que acarreaba la entrada de inmigrantes evocó la profecía de Sibila en la 'Eneida' de Virgilio cuando Eneas parte hacia Italia para levantar una nueva Troya.

«Cuando miro al futuro -dijo Powell en Birmingham- me asalta el temor, como al romano, y veo el río Tíber rebosante de sangre».

Una encuesta desveló que el 74% estaba de acuerdo con Powell y, treinta años después, el 62% de los espectadores de un programa de la televisión 'Channel 4' afirmó que el discurso no fue racista.

Powell ha influido sobre los 'tories' en el último medio siglo. Se adelantó veinte años en pedir la privatización de las empresas públicas, defendió el monetarismo.
«Fue un gran intelectual y un hombre con un cerebro privilegiado, el político más influyente en Gran Bretaña desde 1945.

Vivió añorando el pasado y el esplendor de un Imperio británico que nunca volverá.
"Como los Romanos, veo el Río Tiber con mucha espuma ensangrentada"

“Ríos de Sangre”

Abril 1.968


La función suprema de un estadista es tomar precauciones contra los males previsibles. En su intento de hacer esto, se encuentra con obstáculos que están profundamente enraizados en la naturaleza humana. Uno de ellos es que por regla general, estos males no son demostrables hasta que no han ocurrido: en cada comienzo de una etapa hay un espacio para la duda y para la discusión de si estos males serán reales e imaginarios.
Aun es más, reciben muy poca atención en comparación con los males y problemas actuales, que son al mismo tiempo acuciantes y reales: es por ello que la tentación obsesiva de todos los políticos sea dedicarse al inmediato presente a costa del futuro.

Sobre todo, la gente esta dispuesta a equivocarse en su pronostico de los problemas para que no se la acuse de crear esos problemas o de haberlos deseado: "Si tan solo", les encanta pensar. "si tan solo la gente no hablara sobre ello, probablemente no llegue a ocurrir"

Quizás este habito se remonta a la primitiva creencia de que la palabra y la cosa, el nombre y el objeto, son idénticos. En todos los eventos, surge la discusión sobre el futuro, pero ahora con más fuerza, los males evitables son la cuestión más impopular y al mismo tiempo más necesaria para los políticos.

Aquellos que conscientemente eluden su responsabilidad, recibirán el castigo de los que vienen después.

Hace una o dos semanas, conversé con un votante de mediana edad, un obrero empleado en una de nuestras industrias nacionalizadas. Después de una o dos frases sobre el tiempo, de pronto dijo "Si tuviese el dinero para irme, no me quedaría en este país" Yo le respondí jocosamente que, aunque el gobierno actual lo haga mal, no durará para siempre en el poder, pero ni me escuchó y continuó: "Tengo tres hijos, todos han pasado por la escuela y dos de ellos están ahora casados y tienen familia. Yo no estaré satisfecho hasta que no les haya visto establecidos en el extranjero. En este país, en 15 o 20 años los negros serán los que dominen a los blancos".

Todavía puedo oír el coro de la abominación de estas ideas en mi cabeza. ¿Cómo puede atreverse alguien a decir una cosa tan terrible? ¿Cómo iba a arriesgarme yo a buscar problemas e inflamar los sentimientos repitiendo semejante conversación? La respuesta es que no tengo derecho a no hacerlo. Ahí estaba un decente hombre corriente ingles, que a plena luz del día en mi propia ciudad me dice a mi, Miembro del Parlamento, que en este su país no merece la pena que vivan sus nietos. Simplemente yo no tengo derecho de cruzarme de hombros y pensar en otra cosa. Lo que él dice lo pensarán y dirán cientos y miles de personas, quizás no en toda Gran Bretaña, pero sí en la áreas que actualmente están sufriendo una transformación para la que no existe ningún paralelismo en cientos de años de historia inglesa.

En 15 o 20 años, de continuar la actual tendencia, en este país habra tres millones y medio de inmigrantes de la Commonwealth junto con sus descendientes. Y esta no es una cifra que me haya inventado yo. Es una cifra oficial ofrecida al parlamento por el representante de la Oficina General del Registro Civil. No hay una cifra oficial para el año 2000, pero seguramente pueda ser de entre 5 y 7 millones de inmigrantes, aproximadamente un 10% del total de la población, lo que equivaldría a la población total del Gran Londres. Por supuesto no se distribuirán por todo el país desde Margate a Aberystwyth, y desde Penzance a Aberdeen. Areas enteras, ciudades y partes de ciudades a lo largo de Inglaterra serán ocupadas por población inmigrante y descendiente de inmigrantes.

Según vaya pasando el tiempo, la proporción sobre el total de los que son descendientes de inmigrantes, los que nacieron en Inglaterra, crecerá rápidamente. Aun en 1985 los descendientes de nativos ingleses constituirán la mayoría. Este factor es lo que crea la extrema urgencia de actuar ahora, de llevar a cabo ese tipo de acción que es más difícil de llevar a cabo por los políticos; una acción cuyas dificultades radican en el presente, pero los males futuros que deben ser prevenidos o minimizados radican en los parlamentarios situados por delante de mi.

La natural y racional primera pregunta que se haría una nación confrontada frente a un futuro tal, sería preguntar: "¿Cómo puede ser reducida la dimensión de este problema?" Reconozcamos que no puede ser prevenido del todo, pero puede ser limitado, teniendo muy presentes en la mente que los siguientes números son la esencia de la pregunta: la significación y consecuencias de la introducción de un elemento extraño en la población de un país es profundamente diferente dependiendo sí este elemento es el 1% o el 10%.
Las respuestas a esta sencilla y racional pregunta son también sencillas y racionales: parando, o parando virtualmente, más afluencias de inmigrantes, y promoviendo al máximo la salida. Ambas respuestas son parte la política oficial del Partido Conservador.

Cuesta creer que en este momento 20 o 30 nuevos niños inmigrantes están llegando del extranjero a la región de Wolverhampton cada semana, pero es cierto. Y eso representa 15 o 20 familias adicionales de aquí en una o dos décadas adelante. A aquellos a los que los Dioses quieren destruir primero les vuelven locos. Y nosotros debemos estar locos, total y literalmente locos, al ser una nación que permite la llegada anual de 50.000 inmigrantes, que son en su mayor parte el material constitutivo del futuro crecimiento de la población descendiente de inmigrantes.
Es como ver a una nación atareada apilando leña para su propia pira funeraria. Somos tan dementes que actualmente permitimos a personas solteras que se establezcan en el país con el propósito de formar una familia con novias y cónyuges a los que jamas han visto.

Supongamos que este flujo de llegada de inmigrantes no se corta automáticamente. Al contrario, incluso con la actual cuota de solo 5.000 personas admitidas con permisos, hay suficiente para 25.000 nuevos inmigrante por año y así hasta el infinito; eso sin tener en cuenta la gran cantidad de parejas inmigrantes que ya se encuentran en nuestro país, y estoy suponiendo que es una situación en la que que no se permite de ningún modo la entrada ilegal o fraudulenta al país.

En estas circunstancias nada será suficiente, pero la llegada total de inmigrantes para establecerse debería reducirse a proporciones absolutamente mínimas, y por ello deben tomarse medidas legislativas y administrativas sin demora alguna.

Vuelvo a la re-emigración. Si la inmigración terminase mañana mismo, la tasa de crecimiento de los inmigrantes que están aquí y de sus descendientes se podría reducir sustancialmente, pero el tamaño futuro de este elemento en la población seguiría manteniendo intacto su carácter de peligro nacional.

Esto solo puede ser afrontado mientras una considerable proporción de los inmigrantes todavía se encuentre comprendida en el total de personas que han llegado en los últimos diez años. De aquí la urgencia de aplicar el segundo elemento de la política del Partido conservador: la incentivación del retorno a su tierra de origen. Nadie puede estimar el numero de personas que, con una generosa ayuda y asistencia, elegirían bien retornar a sus países o trasladarse a otros países que necesiten la fuerza de trabajo, la destreza y las habilidades que ellos representan.
Nadie lo sabe porque nunca se ha intentado una política semejante. Yo solo puedo decir que, incluso ahora, inmigrantes de mi propio distrito electoral de vez en cuando vienen a verme, preguntándome si les puedo encontrar asistencia para volver a su verdadera casa.

Si una política así fuese establecida y continuada con la determinación que justifica la gravedad de la situación, el flujo de salida resultante podría alterar significativamente las perspectivas futuras.

El tercer elemento de la política del Partido Conservador es que todos los que están en este país como ciudadanos deberían ser iguales ante la ley y no hacer ninguna discriminación entre ellos por parte de las autoridades públicas. Como el Sr. Heath ha dicho, no tendremos "ciudadanos de primera clase" y "ciudadanos de segunda clase".
Esto no significa que todos los inmigrantes y sus descendientes deban ser elevados a una clase privilegiada o especial, o que a los ciudadanos se les impida su derecho a discriminar en la administración de sus propios asuntos entre un conciudadano y otro, o que deba estar sujeto a imposiciones en lo relativo a sus motivos y razones legitimas para comportarse de una manera o de otra.

No puede haber mayor concepto erróneo de la realidad que la que es mantenida por esos que, a voz en grito, demandan una legislación "contra la discriminación", ya sean los escritores de artículos de fondo de la misma índole (e incluso a sueldo de aquellos mismos periódicos) que aquellos que, a comienzos de los años 30, año tras año intentaban ocultar a este país del creciente peligro al que se enfrentaba; o los arzobispos que viven en palacios, de maneras delicadas y a los que la ropa de cama de seda les tapa los ojos. Lo han conseguido exactamente y diametralmente mal.

La discriminación y la depravación, el sentimiento de alarma y de resentimiento no tienen relación con la población inmigrante establecida, sino con aquellos que han venido y siguen viniendo sin cesar. Es por ello que promulgar unas leyes de este tipo en el parlamento en estos momentos es como tirar una cerilla a un barril de pólvora.
Lo más suave que se pude decir de quienes proponen y apoyan esto es que no saben lo que hacen.

Nada es más engañoso que las comparaciones entre los inmigrantes de la Commonwealth en Gran Bretaña con el negro americano. La población negra en los Estados Unidos, que ya existía antes de que los Estados Unidos se formasen como nación, empezó literalmente como esclava, y más tarde se le concedió el derecho de voto y otros derechos inherentes a la ciudadanía, cuyo ejercicio solo han alcanzado parcialmente y de forma gradual y aun no han completado del todo [N. del T. Recuerde el lector que este discurso se pronunció en abril de 1968].

El inmigrante de la Commonwealth llega a Inglaterra como un ciudadano integral, a un país que no conoce la discriminación entre un ciudadano y otro, y entra instantáneamente en posesión de los derechos que tiene todo ciudadano, desde el voto hasta el tratamiento gratuito en el Servicio Nacional de Salud.
Cualquier inconveniente relacionado con los inmigrantes no deriva de la ley, o de las políticas publicas o de la administración, sino de las circunstancias personales y los accidentes que crean, y siempre crearán, del mismo modo que la fortuna y la experiencia de un ser humano es diferente a la de otro.

Pero, mientras que para el inmigrante entrar en este país era el ingreso a privilegios y oportunidades que surgían de un modo ilusionaste y atractivo, el impacto para la población autóctona era muy distinto. Por razones que no podían comprender, y en cumplimento de decisiones en las que nunca fueron consultados, se encontraron con que habían sido convertido en extraños en su propio país.

Se encontraron con que les era imposible encontrar camas en los hospitales en las maternidades, que sus hijos no podían obtener plazas en las guarderías y colegios, sus casas y barrios cambiadas de tal modo que eran irreconocibles, sus planes y proyectos para el futuro frustrados; en el trabajo se encontraron con que los patrones vacilaban a la hora de pedir a los inmigrantes los mismos estándares de disciplina y competencias requeridas a los trabajadores autóctonos de Inglaterra; empezaron a oír, mientras el tiempo pasaba, más y más voces que les decían que ahora ellos eran a los que no querían.

Entonces aprendieron que un privilegio unilateral se establece por una ley del parlamento; una ley que no puede, y no esta diseñada para actuar en su protección ni para hacer justicia o reparar su quejas. Sin embargo sí esta promulgada para otorgar al extranjero, al descontento, refunfuñoso y agente provocador, el poder para humillar y acusar al honrado ciudadano Ingles por sus acciones privadas.

En las cientos y cientos de cartas que recibí la ultima vez que hable de este tema hace dos o tres meses, había una impactante característica que era completamente nueva y que encontré premonitoria y preocupante. Todos los Miembros del Parlamento están acostumbrados a la típica correspondencia anónima; pero lo que me sorprendió y alarmó fue que una alta proporción de gente normal, sensible, que escribía una carta sensata, y casi siempre correcta y bien escrita, pensaba que tenían que omitir su dirección porque era peligroso comprometerse con una carta enviada a un Miembro del Parlamento mostrándose de acuerdo con los puntos de vista que yo había expresado, y que podrían sufrir algún castigo o represalia si se llegaba a saber que ellos habían hecho eso.

La sensación que está creciendo entre la gente Inglesa corriente de ser una minoría perseguida, en aquellas áreas del país que están afectadas, es algo que aquellos sin una experiencia directa pueden difícilmente imaginar. Voy a permitir tan solo a una de esas cientos de personas que hable por mí:
"Hace ocho años en una respetable casa de Wolverhampton se vendió una casa a un negro. Ahora solo un blanco (una anciana pensionista) vive allí.

Esta es su historia. Ella perdió a su marido y a sus hijos en la II Guerra Mundial, y convirtió su casa de siete habitaciones, su única posesión, en una casa de huéspedes. Trabajó duro y lo hizo bien, pagó la hipoteca y empezó a guardar algo para su vejez. Entonces los inmigrantes se mudaron al barrio. Con una preocupación creciente, vio como una casa tras otra era ocupada. Aquella calle tranquila se volvió un lugar de ruido y confusión y pesarosamente sus inquilinos blancos se trasladaron.
El día después de que se fuese el ultimo inquilino, fue despertada a las 7 de la mañana por dos negros que querían utilizar su teléfono para llamar a su patrón. Cuando se negó, como se lo hubiese negado a cualquier extraño a tales horas, fue insultada y temió que si no hubiese sido por la cadena de la puerta habría sido atacada.

Familias inmigrantes habían intentado alquilar habitaciones en su casa de huéspedes, pero ella siempre se negó. Cuando sus pequeñas reservas de dinero se agotaron, y después de pagar los impuestos municipales, ella solo tenia menos de dos libras por semana. Fue a pedir una reducción de la cuota de sus impuestos, y fue vista por una chica joven que, al oír que tenia una casa de huéspedes de siete habitaciones, la sugirió que podría alquilar una parte de ella.
Cuando la anciana dijo que los únicos que la alquilarían serian los negros, la chica dijo 'En este país los prejuicios raciales no te conducen a ninguna parte'. Y la anciana volvió a casa. "

"El teléfono es su cordón umbilical. Sus hermanos pagan la factura, y la ayudan sobrevivir lo mejor que pueden. Los inmigrantes la han ofrecido comprarle su casa de huéspedes, pero a un precio que cualquier propietario con un poco de vista seria capaz de recuperar de sus inquilinos en semanas, o a lo sumo en unos pocos meses. Ahora esta empezando a tener miedo de salir. Le rompen las ventanas. Encuentra excrementos en el buzón. Cuando va a comprar a las tiendas, la siguen niños pequeños mulatos que la hacen muecas. No saben hablar ingles, pero hay una palabra que conocen. 'Racista' la cantan. Cuando se apruebe la nueva 'Ley de Relaciones entre Razas' (1), esta mujer está convencida de que ira a prisión. Y yo me preguntó ¿Estará equivocada?"

El otro peligroso engaño de aquellos que son testarudos, o bien que están ciegos ante la realidad, se aglutina en torno a la palabra 'integración'. Estar integrado en una población significa ser para todos los fines prácticos indistinguible frente a los otros miembros. Hoy en día, y desde siempre, cuando hay diferencias culturales y físicas, especialmente el color, la integración es difícil durante un largo periodo, cuando no imposible.

Hay entre los inmigrantes de la Commonwealth personas que han venido aquí en los últimos 15 años, cientos de ellas cuyos propósitos y deseos son integrarse y cuyos únicos pensamientos y esfuerzos se dirigen en esa dirección. Pero imaginar que tal cosa pueda entrar en la cabeza de una gran y creciente mayoría de inmigrantes es una absurda equivocación, y además es peligrosa.

Estamos justo en el limite de un cambio. Hasta ahora ha sido la fuerza de las circunstancias y el entorno los que han proporcionado la idea de que la integración es inaccesible para la mayor parte de la población inmigrante, que ellos nunca han concebido ni intentado tal cosa, y que sus números y concentración física significan que la presión hacia la integración que normalmente apunta hacia cualquier pequeña minoría no funciona.

Actualmente estamos viendo el crecimiento de fuerzas poderosas que actúan contra la integración; de intereses creados en la preservación y agudización de las diferencias raciales y religiosas con vistas a ejercer su verdadera tiranía, primero entre sus conciudadanos inmigrantes, y después sobre el resto de la población.

La nube no mayor que el tamaño de la mano de un hombre, que puede encapotar el cielo tan rápidamente, se ha visto recientemente sobre Wolverhampton, y ha dado señales de expandirse rápidamente. Las palabras que voy a usar ahora mismo, las cito tal cual aparecieron en la prensa local el 17 de febrero. No son mías, sino de un Laborista Miembro del Parlamento, que es Ministro en el Gobierno actual: "La campaña de la comunidad Sikh para mantener costumbres inapropiadas en Inglaterra es muy deplorable.

Al trabajar en Gran Bretaña, especialmente en los servicios públicos, deben estar preparados para aceptar los términos y condiciones de su trabajos. El pedir derechos especiales para su comunidad (¿o deberían decir ritos?) [N.del T. Aqui se hace un juego de palabras en ingles entre 'rights' y 'rites'] conducen a una peligrosa fragmentación de la sociedad.
Este régimen de autonomía comunitaria es un cáncer, ya sea practicado por personas de un color o de otro, y debe ser duramente condenando." Todo el mérito para John Stonehouse por tener la perspicacia para verlo, y el coraje para decirlo.

Para estos peligrosos y divisivos elementos, la legislación que se propone en la 'Ley de Relaciones entre Razas' es el mejor abono que necesitan para florecer. Con esto que acabo de exponer he querido mostrar que las comunidades de inmigrantes pueden organizar a sus miembros, agitarlos y hacer campañas contra sus conciudadanos, y sobrepasar y dominar al resto con las armas legales que los ignorantes y los mal informados les han proporcionado.

Según miro hacia adelante, me llena un presentimiento: como los Romanos, me parece ver "el Río Tiber con mucha espuma ensangrentada". [N.del T. Esta es una cita de Virgilo prediciendo la guerra]
Ese trágico e intratable fenómeno que contemplamos con horror al otro lado del Atlántico, pero que está entretejido con la misma historia y existencia de los Estados Unidos mismos, esta viniendo aquí hacia nosotros por nuestra propia voluntad y nuestra propia negligencia. De hecho, ya ha llegado plenamente. En términos numéricos, será de la misma proporción que en los Estados Unidos para el fin del siglo XX. Solo una firme resolución y acciones urgentes podrían evitarlo todavia hoy. Si la gente será quien demande esas acciones y las obtenga es algo que no se. Lo único que se es que verlo, y no decirlo, será la gran traición.

Notas:
(1) Race Relations Bill
Traducido por Paul Swain

Paradójicamente las predicciones de Enoch Powell no solo se han ido cumpliendo en el Reino Unido, se han extendido al resto de Europa formando una nueva ciudadanía sin intención de integrarse, barrios y poblaciones sin leyes y guetos donde la carta de valores de la ciudadania y de la integración son enexistentes.

Otros autores que han tenido la valentía para desvincularse de lo “Políticamente correcto” y pronunciarse sobre el mismo tema:

"El desembarco"

"El campamento de los Santos"

La sociedad multiétnica

LA COLONIZACIÓN DE EUROPA

Europa, un árbol en la tempestad. Siglo XXI  

8.7.13

HIJAS DE ALA ¡¡POR 200 EUROS AL MES!




¡200 € POR MES !!!

Es lo que cobran de Arabia Saudí, a través de un organismo, todas las mujeres musulmanas que viven en Europa para llevar el velo en los países de la Comunidad Europea.

 En España, estas mujeres cobran a través de cajas de ahorros catalanas instaladas en todo el Estado y a través de grandes bancos españoles, que hacen la vista gorda porque para ellos es un gran beneficio económico, pues por una parte les entra todo ese dinero y por otra esas musulmanas se convierten en sus clientes.

¡Esto explica el número considerable cada vez creciente de mujeres con velo! Esto no es un invento, más bien es una triste realidad revelada a la madre de un amigo por su asistenta (musulmana) que llegó un día a su casa, de hoy a mañana, con un velo. Sorprendida por esta nueva vestimenta, le pidió por qué razón había ido a trabajar cubierta así, y la joven marroquí, a pesar de algunas reticencias para responder, acabó por confesar que ella cobraba por llevarlo. Ella explicó, sin malicia, que había conseguido integrarse mediante un grupo musulmán relacionado directamente con un órgano religioso de Arabia Saudí que paga a las musulmanas 200 € al mes para traer el velo a los países Europeos.
Hoy pues, las mujeres son pagadas para señalar su pertenencia al Islam al llevar el velo... y nuestros bancos y cajas participan del tema.



Hay que hacer pasar este mensaje a todos vuestros contactos, al mayor número posible. Conozcamos las tácticas y estrategias para infiltrarse y destruir nuestra civilización, volviendo a la Edad Media.

16.6.13

Detienen a un "radical" que decía haber sido enviado por Alá "para matar a todos los españoles"

Aseguró que tenía "unos amigos terroristas que podían poner bombas".

Presunto autor de delitos de atentado contra agentes de la autoridad, amenazas, actos preparatorios y "tentativa de daños, lesiones y homicidio".

"En el último año a raíz de un viaje realizado a su país de origen había experimentado una radicalización", dice el relato policial.


Fotografía facilitada por la Guardia Civil del material incautado en una operación en la que ha sido detenido en Alcudia (Mallorca) un ciudadano de nacionalidad alemana y procedencia tunecina que amenazaba con cometer atentados en nombre de Alá. (EFE)


La Guardia Civil de Baleares ha detenido este jueves a un "radical" que decía haber sido enviado por Alá para "matar a todos los españoles" y que tenía "unos amigos terroristas que podían poner bombas" y que aseguró, en "multitud de ocasiones", que "no me importa morir, si tengo que morir moriré, pero me llevaré a unos cuantos conmigo".

En un comunicado, han detallado que ha sido arrestado en Alcúdia (Mallorca) como presunto autor de los delitos de atentado contra agentes de la autoridad, amenazas, actos preparatorios y "tentativa de daños, lesiones y homicidio", con "el agravante de actuar por motivos de discriminación referente a la ideología, religión o creencias y nación".

En el relato policial, señalan que el detenido, que ha pasado este jueves por la tarde a disposición judicial, es alumno de una conocida academia de peluquería de Palma, y "en el último año a raíz de un viaje realizado a su país de origen había experimentado una radicalización". Según han destacado, hacía "constantes amenazas de muerte y hacía referencia su condición de musulmán". "Pronto los musulmanes vamos a ser los reyes del mundo", había manifestado a este respecto, según ha informado el Instituto Armado.

Iba a volar la academia

Así, durante la última semana, el arrestado, de nacionalidad alemana y procedencia tunecina, había incrementado su agresividad y había manifestado que "lo tenía todo preparado" y que "iba a volar la academia y que morirían todos". Estos hechos, junto a otra amenaza de muerte a una de las coordinadoras del centro, a la que intimidó con unas tijeras en el cuello, hicieron que el "pánico y la alarma" se instalasen en el centro. En este sentido, han explicado que el 15 de febrero ya fue detenido por un intento de atentado contra una agente de la Policía Local de Alcúdia a la que "persiguió con su vehículo, intentó atropellar y posteriormente amenazó de muerte".

Una katana y libros de autoestima

Cabe destacar que se ha registrado su domicilio en Alcúdia y se ha decomisado una 'katana', unos libros de ejercicios sobre la autoestima, diversos manuscritos en árabe referentes al perdón de los pecados y material informático Desde la Guardia Civil consideran que se trata de una persona con "signos o evidencias de tensiones y cambios de comportamiento familiares, retraimiento y polarización social". Además, consideran que manifiesta constantemente síntomas de agresividad y "muestra una retórica religiosa y política en contra de España" y "un interés exaltado por la cultura e historia de los musulmanes", motivos por los cuales, junto con los hechos antes explicados, han derivado en su detención.

Noticia: 20 Minutos.es

31.5.13

Detenido un joven islamista por el ataque a un militar en París

El agresor, de 22 años, se habría convertido recientemente al Islam



JPQUINONERO / PARÍS - La policía ha detenido a primera hora de la mañana de este martes a un joven de 22 años, recién convertido al Islam, sospechoso de ser el autor del intento de degollación, con navaja, de un soldado de la misma edad en La Défense, el mayor barrio de negocios de Europa, al oeste de París.

Manuel Valls, ministro del Interior, ha dado la noticia en un todo muy prudente: «El autor presumido de la agresión contra un militar, el sábado por la tarde, ha sido detenido en La Verriéres, en el departamento de les Yvelines. Debo agradecer la eficacia a los policías de la brigada criminal. La investigación, dirigida bajo la autoridad de la fiscalía antiterrorista, deberá determinar cuales han sido las motivaciones últimas de este hombre joven, presunto autor de un delito criminal de intento de asesinato».

Según fuentes policiales, el detenido se había convertido recientemente al Islam y tendría relaciones con grupúsculos próximos al islamismo radical.

La detención parece confirmar la tesis de los especialistas que anuncian, desde hace tiempo, la emergencia de un nuevo terrorismo islámico, encarnado por «lobos solitarios» emboscados en la periferia de las grandes ciudades europeas.

Se trataría, según estos especialistas, de jóvenes suburbanos, hijos de inmigrantes, de muy baja formación, «auto formados» en cuestiones «religiosas», capaces de matar y asesinar con «recursos» más o menos rudimentarios, navajas, hachas, cuchillos; prestos a morir matando, poseídos por inquietantes demonios criminales.

La Policía francesa busca a un hombre de aspecto árabe tras apuñalar a un militar


ABC.ES/AGENCIAS / PARÍS Las cámaras de seguridad captaron al agresor, de unos 35 años, con barba y que vestía una chilaba. El agente, miembro de una brigada antiterrorista, está fuera de peligro tras haber sido herido en la garganta

Un soldado francés ha sido apuñalado en el cuello esta tarde, mientras patrullaba en el distrito comercial de La Defensa, en el norte de París. Las autoridades buscan a su agresor, que huyó rápidamente del lugar, según fuentes policiales citadas por Reuters.

El militar, un joven de 23 años que iba de uniforme, está fuera de peligro, pese a haber perdido mucha sangre por la herida producida en la garganta. La agresión tuvo lugar en torno a las seis de la tarde en un intercambiador de Cercanías. Patrullaba con otros dos compañeros de una brigada antiterrorista cuando fue atacado por la espalda con un cúter. Tras ser atendido en el lugar de los hechos, fue trasladado a un hospital militar cercano.

Un portavoz policial explicó que el asaltante, captado por las cámaras de seguridad, es un hombre de aspecto norteafricano, alto, con barba, y de unos 35 años. Vestía una cazadora negra y una chilaba —túnica característica del Magreb— de color claro, según fuentes policiales citadas por el diario francés «Le Parisien».

El militar forma parte del programa de vigilancia Vigipirate, creado 1978 para que efectivos del Ejército participen en labores de seguridad en lugares públicos como atracciones turísticas, estaciones de trenes y autobuses o en el metro, informa Ep.

Alerta terrorista

La agresión se produce tres días después del asesinato de un soldado británico en Londres degollado por dos presuntos islamistas, que aseguraron actuar en venganza por la muerte de musulmanes en intervenciones occidentales. Los rumores sobre similares motivos en el caso francés, dada la cercanía entre ambos sucesos, no ha tardado en surgir. «Por ahora, seamos prudentes», pidió el ministro del Interior, Manuel Valls. «Fue atacado porque es un soldado», indicó el titular de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Francia se encuentra en alerta por posibles ataques islamistas desde su intervención militar en Malí, el pasado mes de enero. Esa actuación militar en el país africano le valió las amenazas de Al Qaida en el Magreb Islámico, rama africana de la red terrorista. Valls confirmó que el nivel de alerta se mantendría alto.

ABC.es

30.5.13

Los disturbios en Suecia abren el debate sobre su política de inmigración

ESTOCOLMO (Reuters) - Los peores disturbios de Suecia desde hace años podrían beneficiar a un partido de ultraderecha en las elecciones de 2014 si las escenas de inmigrantes quemando coches y cometiendo actos de vandalismo edificios hacen que los votantes se piensen su tradicional política de puertas abiertas para los extranjeros.



Ya antes de la semana de disturbios en los barrios más pobres de Estocolmo, la inmigración se había convertido en un tema político polémico, a medida que el número de solicitantes de asilo ha alcanzado niveles históricos.

El partido Demócratas de Suecia saltó al tercer puesto en las encuestas a comienzos de este año, y los disturbios podrían ayudarlo a obtener mayor impulso político en las elecciones de 2014.

Los disturbios, en los que muchos jóvenes incendiaron coches y arrojaron piedras a la policía y los servicios de rescate, han coincidido en el tiempo con sendos ataques a soldados en Reino Unido y Francia atribuidos a integristas islámicos que han generado preguntas urgentes en torno a cuestiones como la intolerancia y la integración.

"Es trágico. Esto no es bueno para nosotros como inmigrantes. Cada vez se nos hace más difícil vivir aquí", dijo Rahimzadagan Abdolsaheb, un taxista de 49 años nacido en Irán. "Seguramente habrá más racismo debido a esto".

Muchos partidos nórdicos contrarios a la inmigración -respaldados por una pequeña minoría en una región famosa por su tolerancia para con las minorías- perdieron apoyo después de que Anders Behring Breivik, un defensor de la supremacía blanca, asesinara a 77 personas en Noruega en 2011.Pero ahora parecen estar nuevamente en ascenso.

El ministro sueco de Inmigración, Tobias Billstrom, se apartó de las filas del Gobierno este año al decir que el influjo de inmigrantes en el país "no es sostenible".La creciente preocupación sobre la inmigración ha coincidido con temores por el empleo, derivados de fuertes recortes en la industria automovilística y en empresas como Ericsson y la aerolínea SAS.Reflejando un endurecimiento en la retórica, el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, defensor de la política de inmigración de puertas abiertas, describió a los disturbios como "vandalismo".

Las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los suecos apoyan la inmigración y que muchos son más tolerantes para con los extranjeros que hace 20 años.Pero aunque los contrarios a la inmigración son una minoría, su número podría estar en aumento y recibir un impulso debido a los disturbios."Será un paso para incrementar la polarización sobre el tema de la inmigración en Suecia", dijo Andreas Johansson Heino, politólogo en el centro de estudios sueco Timbro.

Unos 43.900 solicitantes de asilo llegaron al país en 2012, casi un 50 por ciento más que en 2011 y el segundo máximo histórico. Casi la mitad provenían de Siria, Afganistán y Somalia y obtendrán al menos una residencia temporal. Hubo un total de 103.000 inmigrantes nuevos.Alrededor de un 15 por ciento de la población de Suecia ha nacido en el extranjero. Los solicitantes de asilo llegan atraídos sobre todo por la solidez de la economía sueca y la tradición del país en ayudar a refugiados./

Por Alistair Scrutton y Simon Johnson/
lainformacion.com

26.5.13

Vuelve el fantasma de ‘Londonistán’


Londres ya no es un paraíso para los islamistas exiliados, pero se sigue predicando la guerra santa.


El asesinato de un soldado enciende las alarmas

El asesinato del soldado Lee Rigby en Woolwich, un barrio multiétnico del sur de la capital, ha recordado a los londinenses que en sus calles, como en otras ciudades británicas, se sigue predicando la guerra santa.



Walter Oppenheimer - Londres

En tiempos de Tony Blair, Londres se convirtió en un paraíso de islamistas en el exilio. Una decisión calculada que permitía al mismo tiempo encomiar el gusto británico por la libertad de expresión, reducir las posibilidades de atentados y tener al alcance de la mano de los servicios secretos a la crema de la crema de los apologetas de la guerra santa. No hay mejor manera de controlar al enemigo que teniéndolo en casa, pensaban.

Esa estrategia empezó a flaquear en 2004 por los excesos de imanes como Abu Hamza, apodado Capitán Garfio porque había perdido las dos manos y un ojo combatiendo a los soviéticos en Afganistán. Sus soflamas predicando arengas como estas: "Usted debe conocer la causa de Alá y debe ayudar a esa causa en la lucha por los combates y cuando usted lucha, usted mata, usted lucha para matar.” "Atentado de asesinato no se llama suicidio, se denomina martirio, porque si es la única manera de herir a los enemigos del Islam tomando su vida, el atentado está permitido".crearon un gueto islamista en la mezquita de Finsbury Park que llamó demasiado la atención de medios y público. Y el esquema se desplomó por completo con los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres, que abrieron los ojos de los británicos ante el monstruo que, a juicio de algunos, habían ayudado a crear y que se conoció como Londonistán.

“¿Se han parado los ingleses a pensar en los riesgos de permitir el desarrollo de Londonistán? Los británicos creen que albergar terroristas es una buena solución, pero no se dan cuenta de que uno no debe pactar nunca con el diablo y eso es precisamente lo que han hecho durante años y años”, le comentó en su día un político argelino a diplomáticos estadounidenses, según un cable enviado por la embajada de Washington en Londres días después de los atentados de 2005 y desvelado en abril de 2011 por WikiLeaks.

Londres ya no es ese paraíso yihadista, pero la sombra de Londonistán es alargada y su sangrienta herencia sigue pesando. El asesinato, el miércoles, del soldado Lee Rigby en plena calle en Woolwich, un barrio multiétnico del sur de la capital, ha despertado de nuevo el fantasma de Londonistán. Y ha recordado a los londinenses que en sus calles, como en otras ciudades británicas, se sigue predicando la guerra santa. Eso, dicen los vecinos, es lo que hacía todas las semanas Michael Adebolajo, uno de los aparentes asesinos del soldado Rigby, en un tenderete de propaganda islamista en la calle mayor de Woolwich. Hasta que decidió predicar con el ejemplo junto con su camarada Michael Adebowale.

Los dos son británicos de nacimiento, de origen nigeriano y cristianos convertidos a la religión musulmana. Y los dos son jóvenes. Como los cuatro suicidas del 7 de julio, tres de ellos musulmanes nacidos en Reino Unido. Un retrato robot que complica el trabajo de los servicios secretos, que no solo tienen que desarbolar complejos proyectos de atentado sino intentar descifrar cuáles de sus cientos, miles de radicales fichados, son capaces de echarse al monte y convertirse en lo que en la jerga llaman lobos solitarios.

Los cuatro del 7 de julio eran mitad lobos solitarios mitad yihadistas entrenados. Su operación fue más compleja porque exigía cierta infraestructura para obtener o fabricar los explosivos que hicieron estallar de forma coordinada. Pero los dos Michael no han necesitado más que unos cuantos cuchillos y machetes, las ganas de matar en público y la calculada espera de la policía para permitir que los testigos les filmaran con sus móviles y les dieran así la dimensión y el impacto mediático que buscaban.

Ese impacto ha hecho que algunos empiecen a pedir medidas draconianas y explicaciones a los servicios secretos. Desde 2005, el MI5 y el MI6 han incrementado de forma muy generosa sus presupuestos y han logrado desactivar cada año al menos un gran atentado en preparación o a punto de ejecutarse. Con ese dinero han tenido más facilidad para infiltrarse en grupos islamistas y detectar operaciones en marcha. Pero es materialmente imposible que puedan controlar a todos los que expresan en público, en privado o a través de Internet su apoyo o su simpatía hacia la guerra santa.

Según un experto consultado por Financial Times, el MI5 estimaba que en 2007 había 2.000 islamistas extremistas capaces de ejercer la violencia, mientras que el analista rebaja a mil los que hay en la actualidad. Un reflejo de que las políticas puestas en marcha desde 2005 están dando fruto. Pero mil personas dispuestas a matar, en cualquier momento, en cualquier sitio, de cualquier forma, son muchas. Un comité parlamentario que investigó los errores que llevaron a no mantener una vigilancia más estrecha de dos de los autores de los atentados del 7 de julio, que habían entrado en el radar de los servicios contraterroristas, concluyó que harían falta cientos de miles de agentes para controlar a todos los sospechosos.

Los errores que han permitido que Adebolajo y Adebowale, que también estaban en el radar, acabaran asesinando al tamborilero Rigby serán analizados por el mismo comité parlamentario. Mientras tanto, los medios se están centrando en dos debates paralelos: la necesidad o no de controlar Internet y el papel que juegan las universidades en la promoción del yihadismo. En ambos temas hay presiones, pero también cautela. Y medios tan diferentes como el Finacial Times y el Daily Telegraph han coincidido en sus editoriales en que el Gobierno no debe precipitarse aprobando leyes que puedan cercenar las libertades individuales.

El debate sobre las universidades no es nuevo. Con las mezquitas juramentadas desde julio de 2005 para no cobijar extremistas, estos han encontrado en ellas un buen foro público y de acceso a los jóvenes. Universities UK, que se define como “la voz de las universidades”, celebró justo en vísperas del asesinato de Woolwich una conferencia nacional sobre cómo pueden prevenir el extremismo violento. Una de las sugerencias es que los servicios de seguridad les hagan llegar listas de oradores indeseables. Otros creen que esas listas deberían ser públicas.

Acoso a la comunidad musulmana

Como ocurrió tras los atentados del 7 de julio de 2005, el asesinato de Woolwich ha desencadenado una oleada de amenazas, insultos o agresiones contra la comunidad musulmana. La organización benéfica Faith Matters asegura que desde el miércoles ha recibido 162 llamadas denunciando algún tipo de acoso, cuando la media diaria es de seis. Esas tensiones se han producido a pesar de la inmediata reacción de políticos llamando a la calma y a distinguir entre la fe islámica por un lado y el extremismo islamista por el otro. Y a pesar también de que la reacción de la comunidad musulmana, lenta y quizás algo tibia en 2005, ha sido esta vez inmediata y tajante condenando el asesinato del soldado Lee Rigby.

Esas tensiones reflejan la dificultad que hay a veces para la convivencia entre ambas comunidades. En una no faltan radicales, como el Partido Nacional Británico o la Liga de Defensa Inglesa, para emponzoñar el ambiente. La otra intenta a veces vivir en Gran Bretaña como si estuviera en un país islámico. En barrios del Este de Londres patrullan a veces vigilantes intentando imponer la sharía, la ley islámica. Expulsan a los paseantes que beben alcohol, insultan a homosexuales, a las mujeres que visten minifalda o simplemente a la gente que fuma.

Otro tema controvertido es el uso de la ley coránica en disputas familiares. El llamado Consejo de la Sharía Islámica, que agrupa a 85 tribunales en todo el país, actúa en paralelo a la ley desde 1982.

Disturbios en Estocolmo "Arde Europa"


Desencuentro de civilizaciones

Cuatro jornadas de altercados en Estocolmo y un asesinato en Londres a manos de un islamista ponen en duda la utopía de la multiculturalidad



En 20 años se doblará la población islámica en Europa. De los 18.267.000 que se registraban en 2010 se pasará a 29.759.000 en 2030, según indica un informe del Ministerio de Exteriores. Ayer mismo se conocía la muerte de un ciudadano británico a manos de Michael Adebolajo, el decapitador de Londres, convertido recientemente al islam. No es un hecho aislado. Estocolmo amanecía con coches quemados en el suburbio de Husby, donde el ochenta por ciento de la población procede de Turquía, Somalia y de países de Oriente Medio. Era la cuarta jornada de violencia. Inevitable que surja una pregunta: ¿Se trata de incidentes anecdóticos o algo falla en la utopía de una Europa multicultural y armónica?

El barrio sueco donde se ha desatado la batalla campal tiene un alto nivel de concentración de población de origen inmigrante. Además, uno de cada cinco jóvenes está en paro y no estudia. Los problemas económicos y los recortes en ayudas al desempleo y a la educación, han agudizado las situaciones de marginalidad. Existen numerosos cauces de protesta, como sitiar el Congreso o convocar una manifestación, fórmulas bien conocidas por países de larga y reciente tradición democrática. Pero cuando el país de origen de los líderes que encabezan las arengas vandálicas no conoce la democracia ni la espera, la pataleta social adquiere dimensiones de guerrilla.

Ahora que la escasez ha recalado en Europa, ya no está tan necesitada de que ciudadanos de extracomunitarios que les echen una mano en sus tareas. Es entonces cuando la lucha por la supervivencia se ha hecho, ya no cainita, sino mundial. Y más si existen países, como el nuestro, donde se registra más de un cincuenta por ciento de paro juvenil. Por eso no es de extrañar que el racismo entre los ciudadanos europeos haya aumentado. Un reciente estudio publicado en European Sociological Review muestra que los países donde se imparten clases anti racistas tienen, paradógicamente, (1) tasas más elevadas de racismo. Los datos se extrajeron de una encuesta a 1.444 alumnos de entre 14 y 15 años en la ciudad holandesa de Nijmegen. Según el informe, cuando se intentan explicar los valores del multiculturalismo aumenta la animosidad entre los miembros de comunidades distintas. Esta mayor inquina se fomenta cuando “se aproxima al asunto del racismo desde una perspectiva unilateral de atacante-víctima”. Patricia Morgan, experta sobre asuntos relacionados con la familia y la educación, explica que “se les acusa a los chavales de cosas que no han hecho o no han dicho. Es lo mismo que el adoctrinamiento, y no funciona. Es contraproducente”.

Extrema derecha

Tampoco es casual que hayan proliferado los partidos de extrema derecha. En Francia Le Pen dobla en intención de voto al presidente de la República; en Gran Bretaña el partido Ukip gana cada día más adeptos; y surgen grupos con nombres tan patrióticos como Los verdaderos finlandeses. Las dificultades de integración entre la cultura local y la de los países de procedencia de los inmigrantes hace que estos grupos se erijan en ejércitos de protección de los usos y costumbres autóctonas. Sin olvidar la defensa de los derechos humanos conseguidos a lo largo de los siglos.

Haciendo un repaso a vuela pluma de los principales conflictos culturales vividos los últimos años el inventario de afrentas es generoso: en febrero de 2003 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos señaló que ley de la sharia es incompatible con los principios fundamentales de la democracia, particularmente con estatuto de la mujer y por su intervención en todas las esferas de la vida pública y privada según preceptos religiosos; en Bélgica se ha planteado (tras creación del Partido del Islam), en sede parlamentaria, que debe reducirse el poder de los musulmanes electos cuyas creencias son incompatibles con el Convenio Europeo de Derechos Humanos; se ha suprimido el carácter cristiano en las festividades de la comunidad francófona belga para no ofender a musulmanes; Alemania ha prohibido las organizaciones salafistas; y entre 2010 y 2012, al menos 32 estados de EE UU han propuesto que los tribunales no apliquen leyes extranjeras o religiosas en sus sentencias. La prohibición suele considerarse anticonstitucional respecto a los musulmanes.


Minaretes suizos

Pero fue Suiza quien protagonizó uno de los conflictos más simbólicos de los últimos años. En 2009 los ciudadanos votaron en referéndum prohibir la construcción de minaretes en las mezquitas. El Partido Popular Suizo ilustró con carteles de minaretes amenazantes cual misiles, y de mujeres con burka. Días antes de la votación, Amnistía Internacional advirtió que la prohibición impediría a Suiza respetar sus obligaciones en materia de libertad de religión. Los promotores de la iniciativa, el SVP-UDC –que obtuvo un 29% de los votos en las elecciones federales de 2007– respondieron que la construcción de minaretes no está protegida por la libertad de religión, ya que estos “no tienen relevancia religiosa”. El teórico del islam Tariq Ramadan afirmó que “el minarete no es imprescindible para la oración”. Esto ha facilitado la tarea de quienes han tratado de convencer al pueblo suizo de que el alminar es “un signo de dominación política y de expansión del islam en tierras suizas”.

La mayor parte de los roces de civilización se han producido con ciudadanos de origen islámico, que, como se observa en el gráfico, son mayoría en el centro de Europa, Finlandia y la antigua Yugoslavia. Según los datos del último Eurostat, la mayor parte (28 %) de los inmigrantes en la UE procede de países con un Índice de Desarrollo Humano medio. Por países el Reino Unido está a la cabeza en recepción de inmigrantes (566.500) en 2009, seguido muy de cerca por España (499.000) e Italia (442.900). Es decir, algo más de la mitad de la totalidad han elegido estos tres países.
¿Y qué ocurrirá con los inmigrantes nacidos en un país europeo? Un reciente estudio sobre la Segunda Generación en España (ILSE) indicaba que están cada vez más integrados y que no perciben discriminación por la nacionalidad de sus padres. De hecho, se señala que el 48,3 por ciento se siente español. El profesor de la Universidad de Princeton Alejandro Portes y la profesora del Instituto Universitario Ortega y Gasset Rosa Aparicio opinan que “el proceso de integración es lento pero constante” en España.

El eslogan Spain is different es cierto, en este caso, funciona. De momento. Pero también es cierto que no todos los países de la Unión Europea se han gastado millones en difundir las bondades de la Alianza de Civilizaciones entre sus ciudadanos. Habrá que esperar a 2030, o quizá no tanto dadas las costumbres natalicias de nuestros vecinos.

Fuente: La Gaceta

(1) Clases anti racistas que fomentan el racismo 

Un estudio muestra que tienen el efecto contrario: llaman la atención sobre las diferencias y fomentan el racismo. de comunidades étnicas y religiosas diferentes. Los gobiernos holandeses intentan que esta convivencia sea pacífica y, en consecuencia, hay un programa que enseña en las aulas los mensajes de tolerancia y respeto hacia las personas que tienen una raza distinta y profesan otras confesiones religiosas.

La European Sociological Review condujo un estudio sobre los efectos de esta política sobre las creencias de los alumnos. Para eso, se realizó una encuesta a 1.444 alumnos de entre 14 y 15 años en la ciudad holandesa de Nijmegen. Los estudiantes procedían de ámbitos sociales y culturales diversos,

Parte de los resultados eran hasta cierto punto previsibles, y congruentes con otros estudios. Por ejemplo, los chicos tienden a ser más intolerantes con personas de otro grupo étnico que las chicas. La intolerancia es mayor entre los miembros con una fuerte identificación religiosa o étnica, como es el caso de los turcos o los marroquíes.

Pero el informe, recogido por The Daily Telegraph, muestra más información: “Los contactos intra-étnicos positivos en clase desaparecen o incluso son negativos cuando se pone un mayor énfasis en el multiculturalismo en las clases”, dice el informe. Según el estudio, “discutir la discriminación y las costumbres y los hábitos de otras culturas durante la clase, afecta a las actitudes xenófobas de los jóvenes de forma indirecta”. Indirecta, pero en el sentido opuesto al pretendido.
De hecho, observa el informe, cuando se intentan explicar los valores del multiculturalismo lo que ocurre es que aumenta la animosidad entre los miembros de comunidades distintas. Esta mayor inquina se fomenta cuando “se aproxima al asunto del racismo desde una perspectiva unilateral de atacante-víctima”.

The Daily Telegraph recoge la opinión de Patricia Morgan, experta sobre asuntos relacionados con la familia y la educación, para quien “se les acusa a los chavales de cosas que no han hecho o no han dicho. El multiculturalismo intenta manipular los pensamientos de los alumnos, sus creencias y emociones. Es lo mismo que el adoctrinamiento, y no funciona. Es contraproducente”. A su juicio, “este informe muestra que cuando se busca manipular las mentes de los niños, acaba volviéndose contra ellos”.

Fuente: La Gaceta

23.5.13

Dos hombres asesinan a machetazos a un soldado en Londres «en el nombre de Alá»


Dos terroristas decapitan a un militar en Londres al grito de "Alá es grande"

Captura de un vídeo en el que se ve al presunto asesino

ABC - El gobierno británico activa la alerta terrorista y convoca una reunión del comité de seguridad nacional. Agentes armados de la policía han disparado a los dos sospechosos, que están hospitalizados

Dos individuos han sido abatidos a tiros por agentes de policía armados después de asesinar este miércoles a machetazos y cuchilladas a un soldado británico en el sureste de Londres. El Ejecutivo ha activado la alerta antiterrorista y ha convocado esta tarde una reunión de urgencia del comité de seguridad nacional, llamado grupo Cobra. El primer ministro, David Cameron, ha viajado hacia Londres desde París, ciudad en la que ha confirmado que el gobierno baraja la hipótesis del atentado terrorista. «Ya hemos sufrido este tipo de ataques en el pasado, y siempre hemos ganado», ha afirmado, en una apresurada rueda de prensa junto al presidente francés, François Hollande.

El suceso ha tenido lugar en el barrio de Woolwich, en la calle John Wilson, en los aledaños de un conocido cuartel de la artillería montada real. Dos individuos armados con cuchillos, machetes y una pistola han atacado a un hombre pasadas las dos de la tarde, a unos 300-400 metros del perímetro de seguridad de las instalaciones militares. Los medios británicos han identificado a la víctima como un militar. Algunos indican que había estado de servicio en el centro de la capital durante la jornada. Otros apuntan a que volvía al cuartel tras participar en un acto de reclutamiento. La víctima llevaba, al parecer, una camiseta de apoyo a los veteranos de las Fuerzas Armadas.

Cuarteles de la capital, en alerta

Al parecer, los agresores han embestido primero a su víctima con un coche. Varios testigos han explicado que los dos atacantes cantaban «Allahu Akbar» (Alá es grande)mientras agredían al hombre a base de cuchilladas y machetazos. Algunos de los vecinos han pensado inicialmente que los dos sospechosos estaban realizando un masaje cardiaco y maniobras de reanimación sobre la víctima. Otros testigos presenciales han declarado que, en realidad, abalanzados sobre el soldado, intentaban decapitarle después de haber arrastrado su cuerpo al centro de la calzada. La BBC ha citado algunos informes que indican que uno de los dos agresores sería de origen nigeriano. Ambos eran jóvenes en la veintena y hablaban inglés con acento londinense, según varios testigos.

El ministerio de Defensa no había confirmado el miércoles por la noche ni la identidad de la víctima ni su condición de militar. El titular del departamento, Philip Hammond, ha sido uno de los asistentes a la reunión del grupo Cobra, presidido por la ministra de Interior y en la que han participado representantes de la policía y de los servicios de Inteligencia. Mientras, la Reina permanece informada en todo momento, según ha explicado Buckingham Palace. El comité de seguridad ha decidido, tras una reunión de una hora, situar todos los cuarteles de Londres en alerta. El grupo Cobra volverá a reunirse el jueves por la mañana, presidido ya por el primer ministro.

Escalofriante vídeo espontáneo

Mientras llegaban las unidades de policía con armas de fuego, los agresores han sido vistos merodeando la escena, pidiendo a los viandantes que les grabaran con sus cámaras. Han permito además que algunas mujeres -no los hombres- atiendan a su víctima. «Estaban completamente ajenos a todo, les preocupaba más que les sacaran fotos, y corrían arriba y abajo por la calle», ha explicado un testigo a la BBC. De hecho, en un escalofriante vídeo, grabado al parecer de forma espontánea por uno de los viandantes, uno de los presuntos autores del ataque justifica la agresión «porque los musulmanes mueren cada día».

En el vídeo emitido por ITV se ve a un joven de raza negra de unos 20 años con un cuchillo y un machete en el brazo izquierdo, y ambas manos completamente ensangrentadas. El agresor se disculpa de que las mujeres hayan sido «testigos» de lo sucedido. Y llama a los ciudadanos a acabar con su Gobierno. «No se preocupan por vosotros», dice. «Juramos por Alá el Misericordioso que nunca pararemos de luchar contra vosotros, la única razón por la que hemos hecho esto es porque hay musulmanes que mueren cada día, la muerte de este soldado es un ojo por ojo, diente por diente», asegura. El presunto agresor se refiere también a la necesidad de «traer a casa a nuestros soldados» -del frente afgano, se supone, aunque no lo menciona- para vivir en seguridad.

Los dos sospechosos han sido abatidos minutos más tarde por los disparos de agentes armados (en Londres solo el 10% de los policías llevan armas de fuego), y han sido evacuados –uno de ellos en helicóptero medicalizado– a dos hospitales de la capital. Al menos uno de ellos estaría en estado de gravedad. El helicóptero ha aterrizado en el patio de un colegio cercano, cuyos alumnos asistieron con horror a los sucesos, según explicaban algunos de ellos.

La Policía Metropolitana ha confirmado que los dos individuos están considerados como sospechosos del crimen, y se encuentran hospitalizados bajo la vigilancia de agentes armados. La unidad antiterrorista de Scotland Yard se ha hecho cargo de la investigación del crimen. Según la BBC, el Gobierno británico está tratando este suceso como un «atentado terrorista». Las autoridades mantienen el nivel de alerta en «sustancial». Si consideran que un nuevo ataque es «altamente probable», y no solo una posibilidad, podrían elevarlo a «severo»

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado que el ataque ha sido «verdaderamente estremecedor». Desde París, ciudad a la que había acudido tras participar en un Consejo Europeo en Bruselas, Cameron ha insistido en que «hemos sufrido estos ataques antes. Siempre les hemos ganado, mostrando un indomable espíritu británico».

En el lugar del suceso se han encontrado «decenas de armas», según ha explicado un portavoz policial, incluidos varios cuchillos y al menos un machete. «Dos hombres, de quienes se sospechaba que llevaban armas, han sido disparados por la policía», confirmaba por la tarde el comandante Simon Letchford de Scotland Yard. «Han sido llevados a dos hospitales diferentes de Londres, donde están siendo tratados de sus heridas», ha explicado el comunicado policial.

La ministra de Interior, Theresa May, ha calificado el ataque de «repugnante y salvaje». El Consejo Musulmán Británico, por su parte, ha condenado también el ataque en términos durísimos, calificándolo como «un acto salvaje que no tiene ninguna base en el Islam». Tanto el consejo islámico como la policía han pedido calma en las comunidades afectadas por el ataque. De confirmarse la tesis del atentado terrorista, se trataría del primer ataque de este tipo en suelo británico desde los atentados en el sistema de transporte público de Londres de julio de 2005.


Londres. (ACN).- Pocas horas después del asesinato de un soldado en la plena calle del barrio londinense de Woolwich, en un ataque que ya ha sido calificado de terrorista, decenas de seguidores del grupo ultraderechista English Defence League (EDL) se concentraron en el lugar los hechos y se enfrentaron a la policía, en una protesta convocada como reacción a través de las redes sociales. Los congregados lanzaron botellas a los agentes y coreaban eslóganes antimusulmanes, según relatan medios ingleses. Unas 100 personas, algunas de ellas con pasamontañas con las siglas EDL, estuvieron cerca de una hora batallando con la policía.


El líder del grupo EDL, Tommy Robinson, declaró: "Están cortando las cabezas de nuestros soldados. Esto es el Islam. Es lo que hemos visto hoy. Han cortado la cabeza a uno de nuestros soldados en las calles de Londres".
Robinson ha defendido que el Islam no es una religión de paz, y ha manifestado que "nunca lo ha sido". Y ha pedido al gobierno que reaccione y entienda que "los británicos están muy enfadados".


Los enfrentamientos entre la policía y los ultras después del atentado en Londres han continuado durante buen rato alrededor del Woolwich Arsenal. Los agentes han bloqueado la puerta de un pub y han evitado un supuesto intento de atacar una mezquita.

http://www.lavanguardia.com

Atentado en Londres: Noche de disturbios entre la policía y grupos ultraderecha

Un centenar de miembros de English Defence League se manifestaron durante una hora lanzando botellas a los agentes y coreando eslóganes antimusulmanes | Los agentes han evitado un supuesto intento de atacar una mezquita

Londres. (ACN).- Pocas horas después del asesinato de un soldado en la plena calle del barrio londinense de Woolwich, en un ataque que ya ha sido calificado de terrorista, decenas de seguidores del grupo ultraderechista English Defence League (EDL) se concentraron en el lugar los hechos y se enfrentaron a la policía, en una protesta convocada como reacción a través de las redes sociales. Los congregados lanzaron botellas a los agentes y coreaban eslóganes antimusulmanes, según relatan medios ingleses. Unas 100 personas, algunas de ellas con pasamontañas con las siglas EDL, estuvieron cerca de una hora batallando con la policía.
El líder del grupo EDL, Tommy Robinson, declaró: "Están cortando las cabezas de nuestros soldados. Esto es el Islam. Es lo que hemos visto hoy. Han cortado la cabeza a uno de nuestros soldados en las calles de Londres".
Robinson ha defendido que el Islam no es una religión de paz, y ha manifestado que "nunca lo ha sido". Y ha pedido al gobierno que reaccione y entienda que "los británicos están muy enfadados".
Los enfrentamientos entre la policía y los ultras después del atentado en Londres han continuado durante buen rato alrededor del Woolwich Arsenal. Los agentes han bloqueado la puerta de un pub y han evitado un supuesto intento de atacar una mezquita.


La vanguardia.com