22.1.06

¡ALTO AL NACISLAMISMO!

"la Tribune de Genève"
Texto Integro

He aquí las innobles observaciones del Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, no tienen nada de unas acaloradas declaraciones mas bien de una declaración de guerra:

"Israel debe borrarse del mapa".

En primer lugar, el lugar del congreso en la cual se pronunciaron contenía todo un programa: "el mundo sin el sionismo" que hace referencia explícita del "mundo sin los Judíos" declarado por los nazis de los años treinta.

A continuación, no se trata de una de estas "pequeñas frases" que le gusta a la clase política Europea. Es todo el discurso del Presidente iraní que siente el odio y la vena antijudio.
Un discurso por otra parte escrupulosamente bordado sobre el boceto de la retórica nazi. Al igual que Hitler, Ahmadinejad usa los términos médicos para borrar "este estigma" que es Israel, "de la faz del mundo islámico".
La palabra "antisionisme" – nacida del “antisemitismo” - no violenta ya a nadie.

Está es la erradicación de un Estado judío - y este debe erradicarse porque es judío y democrático – palabras que Ahmadinejad reclamó delante de 4000 estudiantes fanatizados.
Desarmados con las camisas marrones de ayer responderemos con los turbantes marrones de hoy.

El nazislamisme acaba de conocer su congreso de Nuremberg.

El peligro sería relativizar el alcance de estas observaciones.

En el pasado, numerosos dirigentes islamistas prometieron llevar a Israel a las llamas del infierno coránico.
Pero no es a pesar de todo la primera vez desde la era nasséri que el jefe de un país de 76 millones de habitantes llama a la destrucción física del Estado hebreo.

Seguramente Ahmadinejad se siente lo suficientemente fuerte para lanzarse en tal diatriba.
Seguro en el interior de sus fronteras, en primer lugar. Este antiguo funcionario del grupo paramilitar del "Pasdaran" no es más que la figura más presentable de este partido nazislamiste que, en adelante, tiene las principales teclas del mando.

Y apenas está seguro que la actual posición de Presidente recibió la posición como el verdadero dueño de Irán, la Guía suprema Khameneï.
Además, el poder nazislamiste está poniendo en censura los medios de comunicación iraníes, sobre todo en la esfera de Internet donde soplaba aún una brisa de libertad.
Se censuraron millares de lugares por ser juzgados "no islámicos" y se metieron a varios cyber periodistas a la prisión, (denunciado por Reporteros sin fronteras).


Al exterior también el horizonte parece lejano para el partido de Ahmadinejad.
Los Estados Unidos se atascan en Irak que es dominado por los correligionarios chiitas de los iranís.
Y en el Líbano, se establece firmemente al Hezbollá pro iraní en las regiones de confesión chiita. Seguramente, las democracias van a pagar durante mucho tiempo la desastrosa aventura americana a Bagdad.
Las medidas de presión militares de Occidente sobre Teherán parecen singularmente pesadas por la hipoteca iraquí.

Ahmadinejad juzgó probablemente que el momento había llegado para dejar caer las máscaras sin demasiados riesgos y movilizar sus tropas políticas con el fin de tomar la cabecera de la lucha anti Judía en Oriente Próximo.

Jean-Noël Cuenod

2 comentarios:

  1. Anónimo28/1/06

    El Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea y prácticamente todas las grandes potencias... han coincidido unánimemente en dar su apoyo a Israel, después de escuchar el discurso de Ahmadinejad.
    Israel nunca antes habia recibido un apoyo tan firme por parte de la Comunidad internacional, esperemos que sea duradero.

    ResponderEliminar
  2. Y esperate a que tenga la bomba atómica este Sr. y veremos lo que pasa. porque en cuanto la tenga la tira y que pase lo que pase...

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.