22.7.06

Islam una religión de odio, terror y guerras


“El islam es una religión de paz” Esto es lo que nuestros políticamente correctos políticos proclaman. Aunque políticamente correcta, esta proclamación no es correcta. A decir verdad, el islam no es una religión de paz. Es una religión de odio, terror y guerra.

Un estudio cuidadoso del corán (libro sagrado musulmán) y hadiz (tradiciones acerca de Mahoma), revelan un islam que no ha sido presentado con honradez por los propagandistas musulmanes y que la mayoría de los mismos musulmanes no conoce.


El islam como lo enseña el corán y como lo vivió Mahoma de acuerdo a los hadices (biografía y dichos de Mahoma), es una religión de Injusticia, Intolerancia, Crueldad, Aburdidades, Discriminación, Contradicciones, y fe ciega.

El islam promueve el asesinato de no-musulmanes, abusos de los derechos humanos de minorías y de las mujeres. El islam se expandió mayormente a través de Yijad (guerra santa contra no-musulmanes) y forzó su expansión mediante el asesinato de no-creyentes y disidentes.

En el islam, la apostasía es el crimen más grande, castigado con la muerte. Mahoma mismo era fundamentalista, de manera que el fundamentalismo no puede separarse del islam verdadero.
El islam, cuyo verdadero significado es “sometimiento”, demanda que sus seguidores sometan sus voluntades a Mahoma y su imaginario Alá, una deidad que detesta la razón, la democracia, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión.

Rechazo el islam

a) debido a la falta de fortaleza moral y ética por parte de Mahoma
b) debido a las absurdidades del corán.

a) Mahoma vivió una vida muy lejos de la santidad. Su lujuria por el sexo, sus actividades sexuales con sus criadas y esclavas, su relación pedofílica a los 53 años con Aisha, una niña de nueve años, sus matanzas, su conversión de víctimas en esclavos y su tráfico con ellos, su asesinamiento de oponentes, sus asaltos a caravanas de mercaderes para robarles, su quema de plantaciones de palmas, su destrucción de pozos en el desierto, su maldecir e invocación de males sobre sus enemigos, sus venganzas contra sus prisioneros de guerra y sus alucinaciones acerca de tener sexo con sus esposas cuando no lo había tenido, lo descualifican para estar cuerdo y aún más lo descualifican para ser un mensajero de Dios.

b) Un estudio sin prejuicios del corán demuestra que lejos de ser un “milagro”, ese libro es una estafa. El corán está repleto de herejías científicas, equivocaciones históricas, errores matemáticos y falacias éticas. ¿Podría posiblemente el autor de nuestro universo ser tan ignorante como parece serlo en el corán?
El corán les dice a los musulmanes que maten a los no-musulmanes donde den con ellos (2:191),

que los combatan y que los traten duramente (9:123), maten (9:5), combatan (8:65), luchen esforzadamente contra ellos (25:52), se muestren duros con ellos pues tendrán el infierno por morada (66:9), les descarguen golpes en el cuello hasta someterlos, atarlos fuertemente, devolverles la libertad de gracia o mediante rescate (Q;47:4).

Este el castigo para los paganos. En cuanto a los cristianos y judíos, la orden es de someterles hasta que humillados paguen un tributo directamente (9:29).

El corán es extraño a la libertad de creencias y no reconoce ninguna otra religión más que el islam (3:85). Relega a los incrédulos al infierno (5:10),

los llama najis (inmundos, intocables, impuros) (9:28), ordena a los musulmanes a combatirlos hasta que ninguna religión excepto el islam existe (2:193),
matar o crucificar o cortar las manos y pies de los no-musulmanes, y expulsarlos de la tierra en desgracia.

Enfatiza que los no-musulmanes tendrán un gran castigo en la otra vida (5:34)

y figurativamente pinta un horrendo castigo para ellos diciendo que irán al infierno a beber agua hirviendo (14:17),
que estarán envueltos en humo y llamas como las paredes y techo de una tienda de campaña y que si imploran por ayuda se les dará agua como latón derretido que les abrasará las caras, (18:29)
y que “se les cortarán vestidos de fuego y se les derramará en la cabeza agua hirviendo que les consumirá las entrañas y la piel y serán castigados con garfios de hierro” (22:19).

También prohibe a los musulmanes asociarse con sus propios hermanos y padres si no son musulmanes.

En cuanto a las mujeres, el libro de Alá dice que son inferiores a los hombres y sus esposos tienen derecho a golpearlas si son desobedientes (Q;4:34).

Pero su castigo por desobedecer a sus esposos no acaba ahí, porque después de que mueran irán al infierno (Q;66:10).

El corán enfatiza la superioridad de los hombres al confirmar que los hombres tienen ventaja sobre las mujeres (Q;2:228).
No sólo niega a las mujeres derechos de herencia iguales (Q;4:11-12), sino que también las considera imbeciles y decreta que su testimonio no es admisible en una corte de ley a menos que esté acompañado del testimonio de un hombre (Q;2:282).

Esto significa que una mujer que ha sido violada no puede acusar a su violador a menos que tenga un testigo varón en su favor. Mahoma permitió a los hombres musulmanes casarse hasta con cuatro mujeres (aunque se permitió él mismo tener muchas más) y les dio licensia para disfrutar las “posesiones de su mano derecha” (mujeres capturadas en guerra), y tantas como puedan capturar o comprar (Q;4:3), aún si la mujer estaba casada antes de ser capturada (Q;4:24).

El hombre que se hacía llamar “santo profeta” y “misericordia de Dios para todas las cosas” hacía todas estas cosas.
Yawairiya, Rayhana y Safiya eran bellas jovenes capturadas cuando Mahoma atacó las tribus de Banu al-mutaliq, Curaiza y Nadir. El profeta ejecutó a sus esposos, padres y parientes y tuvo sexo con ellas el mismo día que las capturó.

Este sitio analiza el islam con Pensamiento Racional. Rechaza creencias con largo arraigo pero que no son válidas cuando uno usa la razón. Presenta preguntas y anima el pensamiento independiente. Promueve la unidad de la humanidad, la igualdad entre hombres y mujeres, la abolición de prejuicios, y la liberación del dogmatismo y la fe ciega.

En un mundo que se ha vuelto tan avanzado tecnológicamente que hasta las naciones más pobres que no pueden alimentarse a sí mismas se enorgullecen de tener armas nucleares y biológicas, pequeños desacuerdos pueden tener resultados catastróficos.
La religión ha sido la fuente principal de los desacuerdos de la humanidad. Por la religión, mucha gente está dispuesta a morir, matar y destruir todo. El islam anima este espíritu muy explícitamente.
Sólo un musulmán cree que va al paraíso si mata a otros seres humanos. Sólo un musulmán no tiene respeto por las vidas que destruye porque su fe está equivocada.

En las últimas décadas, y gracias a la nueva riqueza de los países islámicos con petróleo, el fundamentalismo islámico ha resurgido y el espíritu dormido del Yijadismo ha despertado otra vez. Se ha transformado en terrorismo, revolución, agitación, y la paz mundial se ha puesto en peligro. Millones de vidas se hayan en peligro. Observa lo que Mahoma enseña a sus seguidores:

“Se os ha prescrito que combatáis, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene”. (Q;2:216)

Este combatir, ¿será algo beneficioso para nosostros?

¡Pero no se detiene ahí! Hace una obligación religiosa para sus seguidores el combatir y los fuerza con versos tales como el siguiente que abundan en el corán.

“Si no vais a la guerra, os infligirá un doloroso castigo. Hará que otro pueblo os sustituya, sin que podáis causarle ningún daño. (Q;9:39).

Pausemos un momento y revisemos el islam. ¿Pueden realmente ser éstas las palabras de Dios? ¿Era Mahoma realmente un mensajero de Dios o un narcisista como Hitler que usando sentimientos religiosos de los ingenuos e ignorantes para asumir el poder, conquistar, dominar y tener una fuente infinita para sus anhelos narcisistas?

La razón por la que creo que el islam debe ser descartado no es por el hecho de que el corán dice que la Tierra es plana o que las estrellas son misiles que Alá dispara a los Genios que ascienden al cielo a escuchar las conversaciones de la asamblea exaltada.


Estos cuentos podrían ser hasta entretenidos. La razón por la que el corán debe ser descartado es porque enseña odio, ordena la ejecución de no-musulmanes, denigra a las mujeres y viola los derechos humanos de la gente. El islam debe ser descartado no porque es falso sino porque es destructivo, porque es peligroso; porque es una amenaza a la paz y la seguridad de la humanidad. Con la proliferación de armas de destrución masiva en países islamícos, el islam se ha convertido en una amenaza seria y real para la supervivencia de nuestra civilización.

Estimado compañero musulmán, te invito a que leas unos pocos artículos es este sitio y medites acerca de ellos. Si estás de acuerdo con lo que digo, hazselo saber a otros. El islam no es una religión de Dios. Es la alucinación de una mente enferma. Ten compasión de ti y de la humanidad. ¡Basta de muerte! ¡Basta con la matanza de gente inocente! ¡Basta de seguir el fantasma de un desquiciado megalómano! ¡Basta de mentirnos a nosotros mismos! Ambos sabemos que el islam nos llama a combatir a los infieles, entonces, dejemos de llamarle “la religión tolerante”.


Ambos sabemos que el islam se expandió mediante guerra y el uso de la espada, entonces, dejemos de llamarle “la religión de la paz”.

Ambos sabemos que Mahoma acumuló enormes riquezas, muchas esposas bellas y adolescentes y muchos esclavos y esclavas sexuales que capturaba en sus ataques, entonces dejemos de llamarale una “misericordia de Dios”.

Ambos sabemos que la palabra islam significa “sometimiento”, entonces no aleguemos que significa “paz”. Seamos honrados y digamos claramente que la única paz que el islam reconoce es a través del sometimiento de toda la humanidad.

Seamos claros en que los musulmanes ven la tierra de los infideles como el Darul Harb (la casa de la guerra) y nuestro único objetivo es combatir y convertirlo en el Darul Islam (la casa del islam). Pero sobre todo, antes de continuar con nuestras matanzas detengamosos y cuestionemos nuestras creencias. Quizá estamos equivocados.

Si existe Dios, no QUIERE que tú combatas por él; no NECESITA que tú combatas por él. Si tanto quisiera que los no-musulmanes murieran, Dios lo puede hacer sin tu ayuda. Dios no necesita ni mercenarios ni asesinos a sueldo. Dios no es paranoico. Dios no es narcisista. A Dios no le afecta si crees o no crees en él, así que por qué querría Dios matarte y quemarte por la ETERNIDAD si tú no crees en él?


Este Alá desquiciado no es el creador de este vasto y magnífico universo sino el producto de una mente enferma. Mahoma deseaba la devoción de sus seguidores temerarios para si mismo. Un Alá que en ningún sitio existía sino en su mente esquizofrénica era la herramienta perfecta para ganar absoluto control de las mentes y vidas de los seguidores de Mahoma.

¡Detengamos esta locura! Deshagamonos de estas creencias falsas. Entre más temprano se erradique este culto de la muerte, más temprano la humanidad se abrazará en paz y el ruiseñor del paraíso gorjeará sus canciones melodiosas de unidad. Con tanto derramamiento de sangre, la humanidad anhela la paz.

Pero la paz nunca llegará mientras las doctrinas del odio dominen nuestros corazones y mentes.

Tú y yo somos humanos. Somos parte de la humanidad. Somos miembros de una misma familia: la familia de la humanidad. Dios nos creó porque nos amaba a todos. No destruyas lo que Dios ha creado.


Mahoma estaba desquiciado. Por favor, lee el corán y la historia original de Mahoma. No leas la historia promovida por los apologistas inescrupulosos del islam que existen hoy sino la historia de los historiadores tempranos.
Lee el libro de Al Waqidi, Ibn Ishaq y Al Tabari. Lee los hadices y ve por ti mismo que digo la verdad. Somos un billón de personas siguiendo a un hombre desquiciado. Esto es una tragedia colosal.

No es sorprendente que el mundo islámico está hundido en miseria absoluta, pobreza extrema e ignorancia abyecta. Nuestros antepasados fueron forzados a convertirse al islam y nuestros padres no tuvieron la oportunidad para cuestionarlo. Pero ahora tenemos esta oportunidad. ¿No es tiempo de que examinemos nuestra fe para al menos saber lo que creemos?

Este sitio revela la verdad amarga acerca del islam. Prueba sin ninguna sombra de duda que no es una religión proveniente de Dios. Si no estás de acuerdo conmigo, prueba que me equivoco y prometo remover este sitio. Reto a los apologistas del islam a que demuestren que estoy equivocado o dejen de engañar al mundo con sus medias verdades e información incorrecta. Pero si nadie puede refutarme, como muchos musulmanes que han tratado y han fallado, entonces te invito a que aprendas acerca del lado negativo del corán y los hadices leyendo los artículos de numerosos autores (mayormente ex-musulmanes) y transcripciones de debates que he tenido con apologistas musulmanes quienes han tratado de explicar las absurdidades del islam.


Te invito a que leas los hechos que he citado del corán y los hadices que me han llevado a mis conclusiones. Sobre todo, te invito a que te pongas en el lugar de las víctimas del islam para apreciar la malignidad del corán.
Quiero que te preguntes si te gustaría ser tratado por no-musulmanes de la manera que el islam y los musulmanes han tratado y continúan tratando a los no-musulmanes.

Finalmente, cuando te hayas convencido de la fealdad del islam, te invito a que lo rechaces y te unas a mí para salvar al mundo de la “condenación islámica.”

Por favor únete a mí y salvemos al mundo de su condena segura. No tenemos que enfrentarnos con otra guerra mundial. Podemos parar esta locura ahora.


Podemos amarnos como miembros de una familia y celebrar nuestra diversidad como flores de un jardín. Podemos construir un mejor futuro para nuestros hijos. Podemos juntos cantar canciones de alegría. Podemos hacer una diferencia.

Ali Sina


No hay comentarios: