20.1.08

La España que reza a Alá

La España que reza a Alá se extiende a más de 800 mezquitas.
El proceso de islamización parece imparable. El paisaje europeo se ha visto invadido por los minaretes de las mezquitas, y muchos barrios de grandes ciudades viven bajo el absolutismo de la sharia.

Mediodía es la hora del rezo, una de las cinco veces al día en que los musulmanes practicantes se arrodillan, con la vista puesta en la Meca, para adorar a Alá.

Zubair se dirige a un local situado en el barrio de Lavapiés, a pocas calles de la plaza de Tirso de Molina.

La de Lavapiés, como la mayor parte de las 230 mezquitas existentes en la Comunidad de Madrid, es clandestina. Esto es, no goza de los permisos para una actividad de culto. Oficialmente, en Madrid perviven 62 comunidades islámicas, la mayor parte de las cuales giran en torno a las dos grandes mezquitas de la capital: el Centro Cultural Islámico de Madrid (la famosa mezquita de la M-30) y la mezquita de Tetuán, dirigida por el sirio Riay Tatary, presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide).

Más de 800 mezquitas

Junto a la capital, existe una creciente presencia de musulmanes en Villaverde, Fuenlabrada, Villancueva del Pardillo, Alcobendas, Alcorcón, Móstoles, Fuenlabrada y Parla. La mayoría de los feligreses de estas mezquitas «alegales» se agrupan en torno a sus comunidades de procedencia: marroquíes, argelinos, paquistaníes y subsaharianos.

En la actualidad, y según la investigación llevada a cabo por ABC, existen en nuestro país más de 800 mezquitas u oratorios en los que practican su fe los cerca de millón y medio de musulmanes que residen en España. Unas cifras que distan bastante de las oficiales, que cifran en casi 900.000 la presencia de seguidores de Alá en el Estado español, y que difícilmente gozarán de vigencia, puesto que el impacto de la inmigración hace incrementar este número en varios miles cada mes.

«Mezquitas-garaje»

En cuanto a las mezquitas, los datos resultan cuando menos significativos, toda vez que el Ministerio de Justicia, a través de la Dirección General de Asuntos Religiosos, únicamente tiene censadas 360 comunidades islámicas y, según la Junta Islámica, el número de mezquitas u oratorios apenas alcanza los 427.

Esto es: casi la mitad de los lugares donde se reúnen a rezar los musulmanes que viven en nuestro país no están reconocidas legalmente.

La mayor parte de ellas se conocen como «mezquitas-garaje», y se encuentran ubicadas en pequeños locales o pisos alquilados, y en muchas ocasiones escapan al control no sólo de las autoridades civiles, sino de las religiosas. Suelen tratarse de pequeños centros, en los que se juntan pequeñas comunidades, aglutinadas por países de procedencia.

Desde la Junta Islámica, su presidente, Mansur Escudero, lamenta la falta de información oficial al respecto, al tiempo que denuncia cómo la Fundación Pluralismo y Convivencia, creada por el Gobierno socialista para la promoción de las tres religiones consideradas «de notorio arraigo» (judíos, musulmanes y evangélicos) no ha aceptado un proyecto para contabilizar los centros de oración islámica en España, aduciendo que dicho organismo «no subvenciona actividades relacionadas con el culto».

Cuando se habla de mezquitas en España, además del debate sobre la libertad religiosa y la falta de reciprocidad al culto cristiano en países de mayoría islámica, sale a la luz la polémica acerca de la financiación de las mismas. En declaraciones a ABC, Mansur Escudero se mostraba «partidario de que las mezquitas, aunque sean más modestas y con menos capacidad, se hagan con capital autóctono e incluso apoyo institucional, para no tener ningún tipo de dependencia ideológica de capital externo».

Financiación saudí

En España, funcionan en la actualidad once grandes mezquitas: tres en la provincia de Málaga, dos en Ceuta, otras dos en Melilla, una en Valencia, dos en Madrid y otra en Granada. Al menos siete de ellas han contado con capital procedente de Arabia Saudí. La más conocida es la mezquita de la M-30 en Madrid, aunque los fondos saudíes también han financiado, en mayor o menor medida, las mezquitas construidas en Fuengirola, Málaga, Marbella, Ceuta y Melilla.

La gran mezquita de Valencia, así como la de Tetuán, en Madrid, cuenta con financiación siria.
Las de Granada y los proyectos de Córdoba y Sevilla tienen apoyo financiero de los Emiratos Árabes Unidos, de tendencia algo menos rigurosa que la de Arabia.

Sin duda alguna, la región con mayor presencia de población musulmana es Andalucía. Aunque las cifras oficiales hablaban de más de un cuarto de millón de seguidores de Alá en la comunidad andaluza, desde la Junta Islámica, su presidente, Mansur Escudero, habla de «casi medio millón».
En Andalucía existen cuatro grandes mezquitas, todas ellas financiadas con dinero procedente de los Emiratos Árabes Unidos. La más conocida es la de Granada, la primera mezquita construida en la ciudad desde 1492 y cuyos bienhechores están detrás de los proyectos de construcción de grandes centros de oración en Sevilla y Córdoba. Los otros tres grandes templos se encuentran en Málaga, Fuengirola (donde imparte doctrina el famoso imán denunciado por «sugerir» el maltrato a las mujeres) y Marbella.

Almería y el Estrecho

Sin embargo, donde se ha producido un auténtico «boom» de presencia musulmana ha sido en Almería, que han llegado a esta zona para trabajar como temporeros en el negocio de la fresa. En algunos momentos del año, la presencia islámica en la provincia supera las 100.000 personas. Las comunidades más numerosas son las de El Ejido, Campohermoso y Roquetas de Mar.

Otro de los rincones donde más ha crecido la persencia islámica en los últimos años dentro de Andalúcía es la zona del Estrecho. Los principales emplazamientos son Jerez, Algeciras, La Línea (en Cádiz), y la zona de Moguer, Palos de la Frontera y la propia capital (en Huelva). La Costa del Sol, como se ha comentado, también es rincón predilecto para los seguidores de Alá, que ya cuentan con tres grandes mezquitas. La última de ellas, recién construida, en la calle Ingeniero de la Torre Acosta, en la capital, tendrá una capacidad para más de mil fieles. El templo cuenta con cuatro mil metros cuadrados, una guardería, un auditorio para 200 personas y un minarete que se observa desde toda la ciudad, con 25 metros de altura.
Los responsables islámicos de Málaga ya preparan la construcción de al menos una quincena de nuevos templos, para atender a una demanda creciente.

Futura mezquita en Barcelona

En Cataluña, existen unos 170 oratorios o mezquitas, la mayor parte de ellos clandestinos. Hace dos semanas, durante un encuentro organizado por el Consejo Islámico de Cataluña, los imanes realizaron un llamamiento «para sacar de la precariedad los oratorios y centros de oración que existen en todo el territorio catalán mediante la legalización y adecuación» de éstos. Al tiempo, volvieron a reclamar la construcción de una gran mezquita en Barcelona, proyecto que ha estado a punto de cristalizar en dos ocasiones.

Oficialmente, en Cataluña viven cerca de 250.000 musulmanes, aunque las cifras reales aumentan hasta 350.000 la cifra. La mayor partede ellos son marroquíes (unos 150.000), aunque cada vez aumenta la población de origen paquistaní (10.000) o subsahariana, principalmente de Senegal y Gambia. Al igual que en Madrid, los principales focos de presencia musulmana se dan en la Ciudad Condal y en grandes ciudades como Mataró, San Boi de Llobregat o Badalona.

Wahabbismo en Valencia

En Valencia, otro de los principales puntos de presencia islámica en España, funciona una gran mezquita gestionada por el Consejo Islámico de la ciudad y que ofrece toda una serie de servicios. En el Centro Cultural Islámico de Valencia participan, de modo decidido, las mujeres, aunque en los últimos tiempos responsables islámicos moderados han denunciado cómo grupos pertenecientes a la corriente wahabbí (una de las más radicales) han comenzado a tomar presencia.
En la Comunidad Valenciana viven, oficialmente, unos 50.000 musulmanes, cifra que prácticamente se ha duplicado en los últimos dos años. También se observa un fuerte repunte en Murcia, donde hace unos años el Gobierno regional denegó la construcción de una gran mezquita.

Por Jesús Bastante.
ABC.es

Ver: Desde las mezquitas de Cataluña captando adeptos
29-01-07

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.