17.2.09

Musulmanes de Granada impulsan la creación de un partido político nacional

(Foto: Musulmana presidiendo una mesa electoral)

Renacimiento y Unión, que así se llama una idea que aún no ha pasado de la fase embrionaria, sería la primera formación de este tipo que existiría en el territorio peninsular.

Ya tienen el nombre, partido "Renacimiento y Unión", y la determinación para que se consolide como una fuerza más en el tablero político nacional. Pero los impulsores de la iniciativa, en su mayoría musulmanes españoles de origen inmigrante que residen en Granada, son conscientes de que no será una tarea fácil.

Lograr que cuaje una nueva oferta electoral siempre es una carrera de fondo. Pero últimamente ha ocurrido. Ahí están los casos de Ciudadanos o Unión Progreso y Democracia, que, partiendo de la nada pero con un mensaje diferente al de los grandes partidos, han conseguido representación institucional en el Parlamento de Cataluña y en el Congreso de los Diputados, respectivamente.

Incluso hay ejemplos más cercanos a lo que pretende ser Renacimiento y Unión, como Coalición por Melilla, que ha capitalizado la mayoría del voto musulmán en la ciudad autónoma y se ha convertido en un interlocutor político con el que hay que contar necesariamente. De hecho, en las elecciones del 27 de mayo de 2007 fue la segunda fuerza más votada tras el PP. Eso sí, el ámbito de actuación de la coalición se circunscribe al enclave español en territorio africano.

Hasta ahora, siempre ha sido así, según explica José Antonio Peña Ramos, profesor del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Granada. «Desde 1995, los partidos políticos de base musulmana constituidos en España lo han sido en el ámbito de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, cuyo electorado musulmán ha presentado un comportamiento electoral caracterizado fundamentalmente por su elevada desmovilización y por la elevada fragmentación de su voto.

Hasta ahora los partidos de base musulmana han presentado un carácter de marcado localismo político e incluso se han orientado a determinados grupos dentro del electorado musulmán. De ahí que unos se hayan visto abocados al fracaso, como el Partido Nacionalista del Rif o el Partido Hispanobereber, y otros hayan tenido una presencia limitada en los diferentes órganos de representación, como el Partido Democrático y Social de Ceuta y la Unión Demócrata Ceutí.

No obstante, en Ceuta los partidos de base musulmana han duplicado su porcentaje de voto desde 1999. También en Melilla estos partidos han visto aumentado su apoyo, en particular Coalición por Melilla, aunque actualmente se encuentra atravesando una crisis».

Según la documentación a la que ha tenido acceso IDEAL, Renacimiento y Unión aspira a todo, aunque sin dejar de tener los pies en el suelo. «Seguro, algún día no muy lejano, no más de treinta años, uno de nuestros hijos será alcalde, ministro e incluso presidente de la nación», dicen.

Para el profesor Peña, esa ambición es lo que diferencia a Renacimiento y Unión de los partidos ya existentes de origen musulmán. «La gran novedad que puede introducir en el actual sistema de partidos Renacimiento y Unión es que constituye una iniciativa, según sus dirigentes, con una vocación claramente nacional, o que, cuanto menos, tratará de trascender el ámbito estrictamente granadino. De hecho, Madrid contará con una sede. Se trata, además, de un partido que, siempre según sus dirigentes, tratará de ampliar su espacio electoral hacia el conjunto de la población extranjera o de origen extranjero e incluso a la población autóctona no musulmana, con la pretensión de consolidar el carácter multiétnico de la sociedad granadina, andaluza y española.

Sin embargo, es probable que, de consolidarse, Renacimiento y Unión acabe convirtiéndose en un partido orientado definitivamente hacia el electorado musulmán, ya sea español o extranjero».

Para los impulsores del embrión de partido -el proyecto aún no ha superado esa fase-, es necesario que haya en España una formación que esté dirigida por una de las «minorías» que existen en el Estado. Da igual -recalcan- que esa «minoría» sea «autóctona o de origen árabe, africana, asiática, latina...», lo que importa es que se unan «para defender sus derechos».

Renacimiento y Unión también proclama su 'españolidad'. De hecho, quizá se incluya alguna referencia en este sentido en su propio nombre, como por ejemplo 'de España', 'en España' o 'español'.

Fuente: Ideal.es



COMENTARIO

Bueno, pues llegados a este punto creo que es necesario decir cuatro verdades políticamente incorrectas.

Creo que es el momento para recordar que todos llegan a tierras europeas humildemente con el único fin de trabajar y ofrecer una mejor vida a sus numerosos descendientes.

Una vez instalados en Europa y a medida que van creciendo numéricamente se aíslan formando sus propios guetos, es de suponer que nuestra forma libertaria de vivir no encaja dentro de sus patrones, por el contrario nos convertimos en un mal ejemplo para sus hijos por esto tratan de evitar que lleguemos a transmitirles directa o indirectamente cualquier tipo de influencia "maligna".

Pero esto es solo el comienzo de los comunes desacuerdos, ya que no tardan en exigir más y más a la sociedad de acogida, y lo problemático de estas exigencias es que no tienen lugar en una sociedad democrática y orgullosa de la libertad conseguida, dsepues de años de guerras, sacrificios, y esfuerzos.

Una de las primeras exigencias es la demanda de terrenos para construir mezquitas, es compresible que muchos penséis ¿que tiene de malo disponer de un lugar para el rezo?, sobre todo teniendo en cuenta que en Europa convivimos en armonía con ateos, evangélicos, sefarditas, ortodoxos etc.etc.

La respuesta es muy clara las mezquitas no son solamente un lugar de culto, de las mezquitas salen las consignas, buenas y malas, que debe seguir obligatoriamente toda la comunidad.

Por mucho que lo nieguen los musulmanes, por mucho que disfracen el Corán con interpretaciones moderadas, (sobre todo los conversos) la realidad es una, el Islam se mantiene fiel al Corán este libro sagrado totalitario y fundamentalista, un libro que solo predica odio hacia los infieles, es decir a todos los seres humanos que, según ellos sin exclusión nacemos musulmanes pero los infieles nos desviamos.

Tenemos la obligación moral de defender nuestra cultura y nuestra identidad, es necesario levantar la voz y pregonar que no estamos dispuestos a doblegarnos ni aceptar una religión anticonstitucional que obliga por mandato de Alá, de que forma nos tenemos que vestir, como tenemos que comportarnos, que alimentos podemos comer, que bebidas están prohibidas, piscinas y aulas separadas para hombres y mujeres, cuantas veces y horas debemos rezar, en que posición y mirando a la meca al dia, y un largo e inacabable etc.
[Toda la información que necesitéis la podéis encontrar en los artículos de este Blog, escritos por reconocidos y prestigioso estudiosos del Islam]

¿Qué sucederá cuando formen su propio partido? Es una incógnita... pero que los musulmanes que viven en Europa no se conforman y cada dia avanza en sus exigencias es una realidad contrastable.

Reconozcamos que ya falta menos para que los "infieles" pasemos a ser auténticos “Dimmis” y nuestras leyes sean sustituidas por la ley musulmana "Sharia".
Si este proyecto sale adelante las mujeres españolas tendrán que hacer cursillos y prepararse para convertirse en humildes sierva de los hombres, olvidarse de la igualdad tan proclamada por nuestros políticos, olvidarse de vestir provocativamente y sobre todo ser esposas sumisas y obedientes y servir a sus amos y dueños sin levantar la voz, ¡ni la mirada!

Gracias a granaino por enviarnos esta noticia, estaremos muy al tanto y seguiremos informando a los lectores sobre cualquier novedad de este preocupante proyecto.

Monmar


«Hermana, hermano, adelante con el renacimiento y la liberación»

El partido en gestación, que abraza la Constitución, se dirige también a todos los inmigrantes

La noticia se había movido hasta ahora en círculos muy pequeños. El portavoz del germen del nuevo partido Renacimiento y Unión redactó una especie de ideario muy genérico que lo distribuyó de manera muy selectiva.
Son cuatro folios en los que expone por qué es necesaria una formación de este corte. Se muestra moderado y se declara insistentemente constitucional y español. Renacimiento y Unión está dirigido a los musulmanes pero también a las minorías étnicas y a los inmigrantes: «Hermana, hermano, adelante con el renacimiento y la liberación, la concienciación y la meditación. Tienes que tener confianza en ti primero y después en tu partido para que puedas levantar tu voz a lo más alto. (...) Ha llegado el momento, hermana y hermano musulmán español, árabe, africano inmigrante y no inmigrante de liberarse de la humillación».
La sede estará en Granada, desde donde se abrirán sucursales en toda España con el objetivo de concurrir en las municipales de 2011: «Seguro que algún día no muy lejano, no más de treinta años, uno de nuestros hijos será alcalde, ministro e incluso presidente de la Nación».
Actúa como un líder, con un lenguaje cargado de metáforas que llama a la movilización: «Estamos equivocados y no nos veremos como los insectos que los pisan los pies de los oportunistas. No debemos dejar ninguna facilidad a los que piensan humillarnos o herir nuestro honor y nuestra personalidad y luego dejar que toquen nuestra creencia».
Sabía que la información iba a trascender. Puede que incluso lo tuviera calculado: «Si esta vez deciden trabajar deberían apoyar la creación de este partido, que pronto la noticia saldrá a la luz». Y concluye con una frase del profeta del Islam Muhammad: «El que no dice la verdad es un Satán mudo».

VER: El Partido "Renacimiento y Unión" no une



.

3 comentarios:

  1. Anónimo19/2/09

    No lo entiendo...Electorado Extranjero???. ¿Qué electorado es ese?, los extranjeros sencillamente no tienen derecho a voto...¿o sí?.

    Por otro lado...¿es permisible participar en una actividad tan degenerada, kuffir y anti-islámica como la democracia para un fervoroso creyente en la sandez de la pus??. Yo diría que no.

    Osea, que no lo entiendo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo24/2/09

    "...¿es permisible participar en una actividad tan degenerada, kuffir y anti-islámica como la democracia para un fervoroso creyente en la sandez de la pus??."

    De momento se aprovechan de la democracia. No importa cuanto de degenerado sea el medio por el cual quieren conseguir sus objetivos. Todo está permitido para la expansión de Islam.

    "No lo entiendo...Electorado Extranjero???. ¿Qué electorado es ese?,"

    Yo entiendo como electorado extrangero a musulmanes de segunda generación, los hijos de de los inmigrantes moracos. Y el electorado español son los españoles que supuestamente esperan que se conviertan en "sumiosos" jejeje

    definitivamente hacia el electorado musulmán, ya sea español o extranjero».

    ResponderEliminar
  3. Anónimo25/6/10

    anda que no estais engañados

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.