24.3.09

Llámele Mahoma y llévese mil euros

La mayor mezquita de Europa, llamada “Corazón de Chechenia” y dedicada al primer presidente de la república Ahmad Kadírov.

Chechenia, símbolo de devastación y muerte para el imaginario europeo, se ha convertido por decreto en fuente de vida y felicidad para el escaso millón de supervivientes de las dos últimas guerras libradas contra Rusia.

El Gobierno prorruso que preside Ramzan Kadyrov ofreció hace días -aniversario del nacimiento del profeta del islam- una recompensa de 50.000 rublos, unos 1.000 euros, para todos los niños que recibieran el nombre de Mahoma al nacer entre el 8 y el 9 de marzo.
La televisión chechena se recreó mostrando hileras de niños en sus cunitas, junto a jubilosas madres cubiertas con el pañuelo islámico. En fechas recientes, el Gobierno checheno impuso también la obligación de que las mujeres porten el velo en lugares públicos, y anunció prohibiciones periódicas en el consumo de alcohol.

No es un gesto de rebeldía hacia Vladimir Putin, que hace dos años designó a dedo a Kadyrov como líder de Chechenia en cuanto éste cumplió los 30 años, tal como exige la Constitución. Fiel vástago de su padre- el líder prorruso checheno asesinado Akhmad Kadyrov- Ramzan superó a éste en violencia, asesinatos y política de tierra quemada en las regiones controladas por los separatistas chechenos. La periodista rusa asesinada Anna Politkovskaya acusó en su momento a Kadyrov de haberla torturado personalmente.

Kadyrov cuenta hoy con el beneplácito de Moscú para establecer un modelo, no excesivamente radical, de Sharía, ley islámica, en Chechenia. La pequeña y geoestratégica república nunca ha sido ferviente musulmana, pero desde hace años la ideología islamista y los yihadistas extranjeros se han infiltrado en las filas rebeldes. Y el Gobierno ruso considera que una dosis de Sharía puede robar a los separatistas algunas banderas; aunque esa política entre en colisión con la Constitución rusa, donde se establece claramente la igualdad jurídica entre hombre y mujer, y la separación de Iglesia y Estado.

En su nuevo celo islamista, el fiero presidente Kadyrov describe hoy a la mujer como «propiedad» del varón, y anima a la poligamia. Él por su parte practica la colección de coches de lujo, y en su página web se recoge su particular pasión por los Rolls-Royce, Lamborghini, Ferrari, Porsche, Hammer Stretch, Mercedes SLR y Audi R8, entre otros.
Entre las viejas tradiciones que Ramzan Kadyrov quiere resucitar figura la de los «crímenes de honor». Hace días justificó, al término de las oraciones del viernes en la mezquita, el asesinato de siete jóvenes, presuntamente prostitutas de un burdel de Grozni, porque «habían perdido la moral».

Francisco de Andrés
ABC.es
.

1 comentario:

  1. Anónimo24/3/09

    Lo que faltaba....

    El significado del Islam: la esclavitud en todos sus sentidos, la muerte del ser humano y de la civilizacion avanza como el fuego en su yihad, y los politicos de hoy le sonrien vendiendo nuestron futuro..

    Ya mejor que estalle una 3° guerra mundial nuclear, y que desaparezca la tierra de una vez, casi seria lo mejor, vaya panorama...

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.