14.5.07

La doble moral de la Comisión islamica española



Las estrategias de poder del Islam en España.


La Comisión Islámica de España, institución interlocutora del Gobierno para el desarrollo de los acuerdos religiosos, en una carta remitida a la dirección general de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia, la Comisión Islámica de España hace balance de la situación de la comunidad musulmana en el país durante el primer año de Gobierno socialista y ha solicitado al Ejecutivo que tome medidas para "vencer los prejuicios" sociales hacia los musulmanes y la "campaña de desprestigio" que, en su opinión, sufren los imames por parte de algunos sectores...

En la carta, el secretario general de la Comisión, Riay Tatary, denuncia entre otras cosas:

1) Que los imanes "han sufrido una campaña de desprestigio alimentada por alguna declaración, con desinformación y por parte de algún representante del nuevo Ejecutivo". "La ignorancia de muchos sobre el origen real de la amenaza terrorista les ha llevado a ver fantasmas en cada mezquita, en cada imán y en cada musulmán".

2) Critica las "complejidades burocráticas" que se imponen a la apertura de nuevas mezquitas y cementerios por parte de las administraciones locales "bajo apremios y amenazas fácticas fuera de la ley, aunque excusándose en ella".

3) "Aumento de ideas islamófobas en la opinión pública, alimentada desde algunos grupos y medios".

4) El "entorpecimiento" que sufren los imames extranjeros para la obtención de visados de entrada en España.

5) Preocupa la falta de disposición por parte del Gobierno a desarrollar la enseñanza de la religión islámica en los colegios públicos. Tatary recuerda que se presupuestaron un total de 40 profesores, si bien aún no han comenzado las clases.

6) falta de disposición a regularizar "las situaciones de coesposas" (poligamia) y sus hijos.

7) Dificultades que tienen los ciudadanos musulmanes para disfrutar de las festividades sustituibles por motivos religiosos ("depende de la comprensión individual del empleador")

8) El "receso" por parte de la Administración en el estudio, catalogación y conservación del patrimonio histórico nacional hispanomusulmán.

9) Por otra parte, advierte de que las comunidades islámicas continúan "en régimen de autofinanciación de supervivencia" con los "escasos medios" de que disponen por las aportaciones de los fieles, "a pesar de las promesas de ayuda económica de la Administración".

10) La Comisión Islámica encuentra "buena disposición al encuentro y al diálogo" por parte del Gobierno y la "buena acogida" de las iniciativas que ha planteado, especialmente por parte de la directora general de Asuntos Religiosos, Mercedes Rico. No obstante, lamenta que "las buenas intenciones" no se traduzcan "en hechos palpables".

Pues así están las cosas. El Islam pide lo que no está dispuesto a dar. Como es sabido allí donde los musulmanes son mayoría, el Estado es confesionalmente musulmán, y donde el Estado es musulmán no sólo no hay la más mínima libertad pública, sino que además la Iglesia está fuera de la ley y es perseguida. En cambio, en Europa, donde esos mismos musulmanes son minoría se escudan en las libertades públicas para pedir y exigir toda clase de derechos... Y esto en castellano se denomina tener “mucha cara” o también tener “una cara de cemento armado”.

Y es que la comunidad musulmana en España es muy progre. Como se recordará, por ejemplo, el señor Riay Tatary y el Señor Mansur Escudero manifestaron con ocasión de la elección del santo Padre Benedicto XVI su “preocupación” por la elección ya que “la decisión adoptada, nos parece que han elegido al candidato con un perfil más conservador”...
Lo que no dicen estos señores es que en España las mezquitas se construyen con dinero que procede de Arabia Saudita (donde por ejemplo las mujeres no tienen derecho a sacarse el carné de conducir) y un señor llamado Mohamed VI, amo de una finca llamada Marruecos... Dos países donde el cristianismo está fuera de la ley.
Y por supuesto los señores Riay Tatary y Mansur Escudero no piden libertades para los cristianos de Arabia y Marruecos, sus socios capitalistas.
Y encima reivindica con todo descaro la poligamia... Hace días la mayoría de las religiones presentes en España firmaron una declaración condenando la legalización del llamado matrimonio gay... El Islam, lógicamente no lo firmó, y no lo firmó porque también aspira a la legalización de ese otro matrimonio peculiar que es la poligamia.

Ahora bien, la poligamia coloca a la mujer en clara situación de inferioridad y sometimiento en su igualdad con el hombre... Y la pregunta es la siguiente: Esas feministas tan aguerridas ante cualquier agresión contra la igualdad o superioridad de la mujer, esas feministas que por ejemplo han puesto el grito en el cielo porque se ha elegido para la eurovisión una canción en la que habla una chica enamorada nada menos que de un hombre... ¿Todas esas feministas tan aguerridas, ¿es que de nuevo se van a callar ante esa reivindicación de la poligamia...? ¿Es que eso no es violencia de género o qué...?

3 comentarios:

  1. El victimismo rinde réditos políticos. Van por el buen camino. Están aprendiendo de nuestros queridos nazionalistas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. La diferencia es que ellos tienen como aliado al gobierno, que con tal de anular todo resquicio de la identidad europea, les esta concediendo todas y cada una de sus exigencias.

    ResponderEliminar
  3. Mucho hay de cierto en su escrito,pero al generalizar comete un gravísimo error.
    En primer lugar decirle que los cristianos no fanáticos, moderados o de la Tradición, son perfectamente respetados en todo el Magreb, (por ejemplo) habiendo incluso monasterios de monjas católicas, y en algunos sitios hasta Catedrales. Lo único que no se acepta es el apoyo al sionismo descarado como los casos de expulsiones de evangelistas en Argelia, por sus proclamas antiislámicas (y eso en casa).
    Y, no olvidemos que el Islam de la Tradición, por muy desconocido que este aun en Occidente, representa a mas del noventa por ciento de la Umma islámica, lo que quiere decir que las sectas wahhabis de Arabia Saudí, Hermanos Musulmanes incluídos (salafis)
    ""No representan al Islam""

    Hablar en esos términos tan partidistas, deja al Islam (el Unico) como algo retrógrado, anticuado, desfasado e incluso fundamentalista, justo justo todo lo que no es ni nunca fue. ¡Informense ustedes mejor!
    Dr. Akbarí

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.