9.6.09

Las amenazas de la junta islámica de la región catalana

Esta interesante noticia nos la envia un lector anonimo, pero lo cierto es que la fuente original es del Blog de DAZIBAO-Ñ-.

Pues bien, cuando decimos interesante noticia nos referimos a la información que nos aporta en cuanto a la buena convivencia de los musulmanes con otras religiones en general y el cristianismo en particular, estas al menos son las palabras que el Presidente Obama no dudo en transmitir en el Cairo en su emblemático discurso.
Tiempo tendremos para comprobar la veracidad de su personal visión sobre la historia, y tiempo para desenmascarar sus palabras llenas de falsedad y pronunciadas con una arrogancia insultante.



LAS AMENAZAS DE LA JUNTA ISLÁMICA DE LA REGIÓN CATALANA.


No existe ni una sóla comunidad cristiana en cualquier nación musulmana que no sufra la persecución del "tolerante Islam". Y en Occidente, los conversos al cristianismo viven en las catacumbas por temor a ser asesinados por apostatar de la religión en cuyo seno nacieron.
Pero, además, afirman los hijos de Alá que padecen la discriminación de los infieles, y que el común de la gente hace chanzas y escarnio de su fe. También se quejan airados de los obstáculos inícuos ( fruto del radicalismo cristiano) con los que se les impide abrir mezquitas donde a ellos les sale del turbante, y amenazan con radicalizarse porque se les está acabando la paciencia con nosotros, impuros perros cristianos.

Reproduzco un artículo que se encuentra en la web Totalitarismo y Terrorismo Islámico por su interés.

TOTALITARISMO Y TERRORISMO ISLÁMICO.

WebIslam, web islamista que recibe fondos del erario público español, informaba el 22 de marzo de 2009 [1] que el presidente de la Junta Islámica Catalana, Abdenur Prado alertaba sobre el “avance del fundamentalismo [islámico] por la vulneración de derechos.

La Junta Islámica Catalana alerta de un avance del fundamentalismo en el territorio catalán por “la vulneración de derechos que sufre la comunidad musulmana en esta autonomía, que ha registrado un importante aumento en los últimos años.” En una entrevista con Europa Press, [2] Prado lamentó el incumplimiento de derechos religiosos como la falta de espacios para entierros según el rito musulmán y las dificultades para la apertura de mezquitas.

Abdenur Prado culpó a la presión vecinal de los catalanes para que sus ayuntamientos no concedan licencias para la apertura de mezquitas. Abdenur Prado afirma que el "principal problema es la creciente xenofobia y rechazo hacia la religión que se da en la sociedad y que amenaza la consolidación del pluralismo religioso.”

También criticó la actuación del Ejecutivo catalán, porque "como discurso está a favor del multiculturalismo, pero sufre una contradicción absoluta a nivel práctico."

Prado se quejó que Barcelona no tenga una mezquita grande, a diferencia de Madrid.

El presidente de la Junta Islámica Catalana se queja "que los profesores universitarios difunden la idea" –según él, errónea, "que los musulmanes quieren dominar Europa.”

Abdenur Prado teme “una fractura social en la sociedad, si las políticas del Gobierno catalán y la sociedad de acogida no respeta los derechos básicos de los musulmanes”, que insistió en que “sólo quieren trabajar y llevar una vida tranquila.”

Prado consideró "evidente" que "existe una relación entre el aumento de las corrientes salafistas que predican un Islam de ruptura con los valores de la sociedad y el rechazo que sienten determinados colectivos de origen inmigrante". Y definió estas respuestas de radicalización como "algo normal en una situación de vulneración de derechos."

Según Prado, “las comunidades islámicas se caracterizan a grandes rasgos por sufrir precariedad social, incumplimiento de derechos religiosos, desigualdad jurídica respecto a la religión mayoritaria, fragmentación, rivalidades ideológicas, avance del fundamentalismo e injerencias extranjeras.”

El radicalismo o fundamentalismo es sinónimo de islamoterrorismo o de filo islamoterrorismo.

En Arabia Saudita, Pakistán, Irán, así como en multitud de países musulmanes, la minoría no-musulmana no goza de casi ningún derecho, y no por ese motivo los cristianos avanzan en el radicalismo y terrorismo.

En el más liberal de todos, Turquía, está prohibido el proselitismo. Los cristianos no pueden predicar su fe e intentar convertir a musulmanes al cristianismo.

En casi todos los países musulmanes se castiga severamente el proselitismo cristiano, desde duras y largas condenas de cárcel a la pena capital como en Arabia Saudita e Irán.

Ninguno de los 22 países árabes es democrático y los cristianos, y mayormente los judíos tienen escasos derechos. En Arabia Saudita está totalmente prohibida la presencia de judíos, los cristianos no pueden hacer ostentación de su fe, ni tener Biblias ni objetos religiosos en sus propios domicilios.

Pero hasta la fecha nadie ha oído sobre radicalismos cristianos en estos países, ni las minorías judía y cristiana en Turquía o en Irán se ha radicalizado y fomentado el terrorismo religioso.

En la España nacional-católica de Franco, las minorías religiosas, judía y protestante –evangélica- no gozaban de los mismos derechos religiosos que el catolicismo, y en ningún momento de radicalizaron los judíos o los protestantes.

Con la democracia, todos los ciudadanos gozan de los mismos derechos, y si bien es cierto que la religión mayoritaria, y con más prebendas, es la católica, en ningún momento se han “radicalizado” ni los judíos, ni los protestantes, ni otras religiones.

De todos los grupos religiosos, sólo se radicalizan los musulmanes, pero no sólo en España, como advierte-amenaza Abdenur Prado, sino que también se radicalizan los musulmanes en Arabia Saudita, en Pakistán, en Sudán, en Somalia, en Irak, en Mauritania, en Egipto, en Irak, en Kuwait, en Yemen, en los Emiratos Árabes Unidos, en Túnez, en Argelia, en Marruecos, en Irán, en Siria, en Jordania, en Afganistán, todos ellos países musulmanes, y siendo el Islam la religión –y única- del estado y gozando de todos los privilegios, en ellos también avanza el fundamentalismo islámico.

Pero no sólo avanza el islamismo, sino que también en todos los países europeos, sin excepción.

Mientras que en Europa hay democracia, y en el mundo árabe no existe ni un país democrático, Abdenur Prado teme por “una fractura social en la sociedad si el gobierno [catalán, en este caso, pero igual en el resto de Europa] y la sociedad de acogida “no respeta” los derechos básicos de los musulmanes.”

La fractura social a que se refiere Abdenur Prado es la que se daría entre el colectivo yihadista en Cataluña-España-Europa y el resto de ciudadanos europeos; y la responsabilidad y culpa es sólo imputable a los europeos irrespetuosos con los derechos básicos de los musulmanes, cuando los musulmanes sólo quieren trabajar y vivir tranquilamente.

Los musulmanes que vienen a vivir en Europa sólo buscan la paz, pero la guerra es producida por las sociedades europeas que no acogen bien a estos recién llegados.

¿Es que son masoquistas los musulmanes que les da placer ir a vivir a países que son mal acogidos?

¿Cuáles son los derechos básicos de los musulmanes a los que se refiere Abdenur Prado?

¿No es el derecho a la vida el derecho más básico? ¿Quiénes son los fieles que asesinan en nombre de su religión?, ¿no son acaso los fieles más devotos y creyentes más fervientes y vehementes del Islam los que asesinan a los seguidores de otras religiones en nombre de Alá, del Islam y del Corán?

¿Hay judíos o cristianos que asesinan a sus correligionarios en nombre del judaísmo o del cristianismo? ¿No son acaso únicamente los creyentes más devotos del Islam los que asesinan a sus propios correligionarios en nombre del purismo religioso?

Si Abdenur Prado considera que en la España de Zapatero, aliado de los regimenes islámicos, como el turco y el iraní, no se respeta los derechos básicos de los musulmanes, ¡que lo denuncie a la justicia!

En caso contrario, lo único que hace es difamar, y proyectar la responsabilidad del rechazo a la democracia, del odio a la alteridad, y del supremacismo religioso del Islam de sus correligionarios, a las víctimas de las acciones islamoterroristas, los ciudadanos europeos que han sufrido y sufren la brutalidad sanguinaria del islamismo, del 12-Abril de 1985 en Madrid, 11-M en Madrid, 11-J en Londres, en Paris y tantos otros atentados islamistas en diversas ciudades europeas, en las largas colas de los embarques en los vuelos, por temor al islamoterrorismo, la cólera islámica por las caricaturas, las amenazas de muerte a los apóstatas del Islam, como Salman Rushdie, Ayaan Hirshi Ali, y así un largo y tedioso etcétera.

__________________________

[1] http://www.webislam.com/?idn=14208

[2] http://www.europapress.es/catalunya/noticia-junta-islamica-catalunya-alerta-avance-fundamentalismo-vulneracion-derechos-20090322122229.html

.

14 comentarios:

  1. Saludos
    No encuentro las diapositivas sobre Israel que me enviaste pour la matain. ¿Dónde están, please?
    P.D El texto relativo a la Junta Islámica de la región catalana , pertenece a un bloguero muy sabio. Moi, lo leo todos los días. Es un genio. Pero como es muy humilde, omitiremos su nombre.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan, ya te he enviado nuevamente la dirección de las diapositivas, no las encuentras aquí por que las he publicado en el Blog “Terrorismo Islámico”.
    En cuanto a la entrada publicada lamento no haber comprobado antes de publicar la fuente, ya está rectificada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Monmar, gracias por enviarme el enlace.
    Si hubiese sabido que te ibas a tomar tantas molestias me habría callado mi gran boca.
    Un saludote.

    ResponderEliminar
  4. Es evidente que el falso mito de un Al Ándalus tolerante y respetuoso con las diferencias es hoy mucho más que una patraña romántica, un autoengaño o una perspectiva crítica con respecto a la historiografía tradicional.

    En el debate de hace décadas entre Américo Castro y Claudio Sánchez Albornoz (España, un enigma histórico) quedó claramente establecida la solidez de fuentes y argumentos del segundo frente a la debilidad documental e interpretativa del primero. En condiciones normales este debate, surgido entre especialistas en Historia, hace mucho tiempo que estaría cerrado.

    De hecho, en lo que a la Historia académica se refiere, no es un tema demasiado popular. Pero sí ha pasado al periodismo, a la literatura de baja calidad (al parecer Obama afirma que se documentó sobre Al Ándalus en una novela de Antonio Gala) y a la crítica política de ínfimo nivel.

    Pero aquí no ha pasado como lo que originalmnente fue, un debate abierto y donde las pruebas y la especulación razonada sobre ellas fueran lo primero. Antes al contrario, y como era de esperar, el debate sobre Al Ándalus llevado a estos foros ha degenerado en mera confrontación de opiniones, la mayoría de las veces poco formadas. Y así hemos llegado hasta aquí.

    Para una gran parte de la gente, Al Ándalus fue un mundo tolerante y no lo que realmente fue: una sociedad represiva hacia todo aquello que se saliera de lo dictado por el poder ocupante musulmán. Tanto es así que incluso musulmanes como Averroes tuvieron que exiliarse, tal y como dice García de Cortázar.

    Hoy el supuesto Al Ándalus tolerante es un mito alimentado por la progresía, en proceso de auto-islamización. Le resulta muy útil en su estrategia de multiculturalización de España, objetivo marcado precisamente por los amos de Obama.

    ResponderEliminar
  5. Alain10/6/09

    León Riente, resulta un error decir que el mito de Al-Ándalus es un falso mito. Ese mito es bien real y verdadero. Lo que es falso es lo que cuenta ese mito. Por definición el mito es una historia falsa, pero una historia falsa revestida del ropaje de la veracidad.

    En todo caso considero que la expresión "mito falso" es una redundancia. Pienso que hay que hablar simplemente de historia falsa o mito.

    La resistencia del mito al escrutinio de la historia, al análisis de la inteligencia, su resistencia a las pruebas materiales, su invulnerabilidad a las realidades concretas, evidencian su carácter de creencia irracional. El mito se situá en el terreno de lo mágico y lo maravilloso. Los mitos se ofrecen a la credulidad de los hombres no a su razonamiento.

    ResponderEliminar
  6. Considerando los mitos como relatos basados en la tradición y en la leyenda, podemos desfigurarlos creando una falsa historia del Al Andaluz, pero entiendo que en todo caso el mito existió y existe desfigurado, siempre refiriéndome a los relatos que se han transmitido, unos contrastados por prestigiosos historiadores y otros imaginarios que circulan de boca en boca pretendiendo imponer una falsa historia por pura conveniencia.

    Otro ejemplo de falsedad historica es el “mito Averroes”, hoy para los musulmanes el más grande filósofo islámico cuando la realidad histórica es que tuvo serios disgustos con la ortodoxia musulmana, que [lo mismo que ahora] no aceptaba la modernidad que anunciaba Averroes.

    Si embargo el pensamiento de Averroes no tenia nada que ver con la modernidad, cuando expone su doctrina de las virtudes insiste en que su condición es la adoración de Dios. Y, por supuesto, no hay más Dios que Allah, etc. La república ideal de Averroes es, se mire por donde se mire, una república islámica universal, un califato, o sea, un totalitarismo.

    Como cadí de Sevilla, Averroes se mostró abnegado y honrado. Gustaba de la vida pública. Al-Ansâri cita a un testigo de uno de sus sermones pronunciados para exhortar a la guerra santa en la senda de Dios, en el que Averroes recordó los méritos que el Corán y la Sunna atribuían a la yihad, "en una lengua ágil y de una manera agradable". Por supuesto: Averroes no fue un místico esotérico, pero tampoco un pacifista conciliador.

    En cuanto al mito de la tolerancia nos están vendiendo una convivencia y unas alianzas idílicas, pero la historia escrita nada tiene que ver con la que están inventando - para mayor gloria de bien-pensantes - los progresistas del siglo XXI.

    San Eulogio nos cuenta muy bien la "tolerancia" que podía esperarse de los musulmanes en la lujosa Córdoba de Abdelramán II:

    «Afirmáis que sin violencia, persecución ni molestia alguna de parte de los infieles,nuestros mártires se han levantado temerariamente para zaherir y provocar a los que, tolerantes y liberales, autorizan la profesión del cristianismo. Pues ¿creéis que no sufrimos molestia alguna con la destrucción de nuestras basílicas, con el oprobio e insulto de nuestros sacerdotes y con el pesado tributo que con gran angustia y fatiga pagamos todos los meses, siendo menos dolorosa una muerte que acabe de una vez con tantas calamidades que la penosa agonía de una vida sustentada con tanta penuria y estrechez? ¿Por ventura alguno de vosotros puede pasar con seguridad por donde están ellos y librarse de sus ultrajes y denuestos?
    Cuando obligados por cualquier necesidad y menester de la vida nos presentamos en público y de nuestro mísero tugurio salimos a la plaza, si los infieles ven en nosotros el traje e insignias de la Orden sacerdotal, nos aclaman burlescamente como a locos o a fatuos, aparte del cotidiano ludibrio de sus muchachos, que no satisfechos con sus insultantes gritos, nos persiguen incesantemente a pedradas.

    Ellos abominan del nombre cristiano; prorrumpen en las maldiciones y blasfemias más brutales cuando oyen la religiosa voz de nuestras campanas; se tienen por contaminados y sucios sólo con acercarse a nosotros y rozarse con nuestros vestidos o con que tengamos la menor intervención en sus cosas; en fin, nos calumnian y persiguen sin cesar, y nos atormentan continuamente por causa de nuestra religión.»
    (Memoriale Sanctorum de San Eulogio, C. Sánchez de Albornoz, op. cit. I, pg. 197).

    Según parece, lo más original y valioso de “nuestra” filosofía fue escrito en árabe, y por eso se conserva tan inasequible, maravilloso y misterioso como un cuento oriental, como la vaga promesa del hermoso cuerpo de una virgen moruna, que se nos ofrece como recompensa si renunciamos al “bárbaro cristianismo” y pasamos por el aro de un nacionalismo milenarista y de un andalucismo de aljamía. Una fe netamente anticristiana que sin duda será apreciada por los nuevos muladíes o por los conquistadores africanos de tiempos venideros.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. En cuanto a la correspondencia que el islam debiera tener con respecto a cristianos puedo comentar que en este Marzo visité Turquia, Estambul es un gran conglomerado de gentes y dificil destacar entre tanta masa, pude visitar dos colegios cristianos, uno italiano y otro francés, en ambos se educan tambien muchas familas musulmanas, por algo será, con todo, el recelo está presente, pero donde es insoportable la presión sobre el cristianismo y todos miran para otro lado, y en algún caso y como un síntoma del síndrome de Estocolmo, aún algunos de estos sacerdotes culpan a los judíos israelíes, es increible; pero es en el interior, en la Anatolia,en donde la presión es insostenible; en Konya hay una congregación cristiana muy pequeña y son sometidos a una tensión enorme con situaciones casi siempre tensas, no olvidemos que es uno de los centros derviches y de comunidades islamistas, pues según las palabras de unas monjas italianas, un converso al cristianismo está amenazado y tiene que visitar la pequeña iglesia por la noche con el fin de evitar ser controlado, las comunidades viajeras, cristianas, que van a esa iglesia son las únicas que la mantienen y la gente que está sentada en la puerta, todos musulmanes, no reciben de forma amigable a los llegados. Esto lo se de primerísima mano, no son bulos ni nadie me lo ha contado, lo he vivido hace tres meses. Esta es la reciprocidad de la alianza de civilizaciones. Imbéciles,que hay muchos imbéciles. Y encima aquí financiandoles a los potenciales terroristas, porque no veo que mal que se apoyen a los que se integren, pero dar sin control a mezquitas es una temeridad que nos resultará explosiva más pronto que tarde.

    ResponderEliminar
  8. Alain, tú partes de una consideración cientificista o meramente empirista de la realidad. Y eso hace que no puedas comprender la expresión "mito falso". A veces un mito puede expresar aspectos de la realidad que el conocimiento racional o incluso científico no puede. Muchas veces un mito dice más sobre el carácter nacional de un pueblo que amplios estudios de antropología, por poner un ejemplo claro.

    Todo consiste en hacer un esfuerzo para salirse un poco de los rígidos parámetros de la modernidad. La ciencia bien entendida no es sino un método y no hay que absolutizarla. La total falsedad del mito del Al Ándalus tolerante no descalifica en sí mismo a todo mito.

    Terminando, es posible afirmar que algunos de nuestros mitos podrían sernos útiles en la lucha inevitable e inminente contra los "nuevos muladíes o los conquistadores africanos de tiempos venideros" (Monmar dixit), tiempos venideros que han venido ya.

    ResponderEliminar
  9. Alain11/6/09

    León Riente

    Reconozco que, en principio, se me escapa la significación (o tal vez mejor dicho: la pertinencia) de la expresión "mito falso".

    Según el DRAE el mito es:

    1. Una narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.

    2. Una historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal.

    Estas dos interpretaciones no toman en consideración el origen o la naturaleza de los hechos que inspiran el relato mítico, su posible base histórica, su hipotética conexión con lo real.

    Creo interpretar entonces que se entiende por "mito falso" el relato manipulado de un hecho que se pretende hacer aceptar como verdadero y no la simple crónica maravillosa de una historia imaginaria.

    El mito falso es una historia tenida por verdadera (o que se quiere hacer pasar por verdadera sin serlo), una interpretación fraudulenta de un episodio real que se quiere llevar a los altares de la verdad histórica.

    Sin embargo nadie hablaría de mito falso en relación a cualquier relato de la mitología griega, germánica o maya, por ejemplo. ¿Dónde está el error? ¿Por qué nos sentimos impelidos a refutar algunos mitos y a dejar descansar otros? Creo que la explicación reside en que esos mitos que duermen en la tranquilidad de una total ausencia de polémica en torno a ellos corresponden a la definición primera, esa que habla de "narraciones maravillosas situadas fuera del tiempo histórico" y protagonizadas por seres divinos o semi-divinos, y por lo tanto no necesitan ser desmontados, sino entendidos e interpretados. (Y son una fuente de información, no de enfrentamiento).

    En cuanto a los otros mitos, "los mitos falsos" (históricos) son elaboraciones que buscan trascender el plano del simple relato mágico para edificar un programa sobre la base de una historia construida en función de unos objetivos concretos y unos intereses políticos determinados.

    Es aquí entonces que el término mito adquiere esa connotación peyorativa de la que carece cuando hablamos de los dioses y los héroes de civilizaciones sepultadas. Aquí el término mito nos suena demasiado a engaño, a algo que se ofrece no a nuestro asombro, sino a nuestra credulidad, un abuso a nuestra buena fe, un insulto a nuestra inteligencia, una estafa moral. Quizás no sea tan casual que mito y timo se escriban con las mismas letras.

    Yo establezco una jeraquía inevitable entre el mito y el cuento chino, la trola, la superchería. Es decir, si he terminado por comprender, con el "mito falso". Si me permitiera un juego de palabras fácil sugerido por lo dicho algo más arriba, diría que no es lo mismo la mitología y la timo ogía. El Al-Ándalus de los islamistas y su servicio deméstico local pertenece a esa segunda categoría.

    Y en materia de mitos falsos, hay varios, y de los gordos, en lista de espera de ser desmontados y expuestas las piezas de su ensamblaje a la luz del día y a la condena de los hombres.

    ResponderEliminar
  10. Alain11/6/09

    ...no es lo mismo la mitología y la "timología".....

    ResponderEliminar
  11. vaya el debate tiene nivel, pero no creo que haya que alargarlo mas, todos coincidiremos que el islam no tiene nada de tolerante ni lo a tenido, esta fundamentado en la guerra contra el infiel, en busca del califato planetario.
    ademas como caracteristicas yo pondria el victimismo y arrogancia de estos hijos de ala, piden mas derechos que los demas y ni oir de reciprocidad, y en cuanto tienen pese social la lian y empieza con la exigencia de la sharia, como en inglaterra y francia, son falsos, si son debiles se muestran sumisos e integrados, pero en cuanto son fuertes o nosotros debiles se envalentonan.
    alandalus por lo que era famoso era por ser un gran esportador de esclavos cristianos, las razias eran constantes y si surgio la reconquista con fuerza fue por instinto de supervivencia, estubieron puteandonos hasta su ultima intentona donde les paramos los pies en la batalla de navas de tolosa, pero todo eso lo hemos olvidado y solo nos quedamos con lo bonito del cuento de las mil y una noches, pero recordar que el cuento originariamente era de un principe que mataba a las esclavas tas pasar una noche con ellas y una se las tubo que ingeniar para que el cuento no acabase, que parece que ese dato mucha gente lo olvida

    yo creo que un mito tiene como las leyendas algo de verdad, la cuestion es que parte se quita, si la buena o la mala, y en el caso del al andalus la mala y mayoritaria la quitaron

    ResponderEliminar
  12. Interesantes tus apreciaciones, Alain.

    El DRAE es un diccionario de uso desde hace más de diez años. Los académicos han renunciado a limpiar, fijar y dar esplendor. Por lo tanto hay que manejarlo con mucho cuidado.

    Antes del logos fue el mythos. Fue el modo de conocimiento pre-racional. Pero modo de conocimiento al fin y al cabo. La oposición mythos/logos es tan innecesaria como falsa. Un pequeño indicio de ello es la constatación de que, precisamente, el pueblo de donde surgió el logos, la razón especulativa, dispone de un arsenal mitológico muy notable. Hablamos, claro está, de Grecia.

    Otro asunto que tiene relación con lo dicho aquí es el hecho de que el mito no tiene función únicamente explicativa. Me parece especialmente llamativo, y no lo digo por tí, Alain, el que, en el momento presente, para criticar al mito se le exija circunscribirse a un ámbito explicativo, a la vez que se hace de la ciencia y la razón algo que sobrepasa la explicación de lo que es. Por el cientificismo se nos induce a absolutizar a la ciencia y a sus logros, haciéndonos olvidar que no deja de ser un método, ciertamente bastante eficaz.

    Yendo más allá podría decirse que el mito puede entenderse como la expresión metafórica de la razón. El mito evoca, sugiere, la razón precisa. Uno es polisémico mientras la otra aspira a una univocidad. Habló de mitos surgidos de un pueblo, no de mitos inventados ad hoc por excéntricos viajeros decimonónicos con pretensiones literarias. Esa sería una clave para acercarse a este escurridizo concepto y discernir.

    En este sentido, una de las estrategias de los amos del mundo para acabar con las naciones europeas es, justamente, despojarlas de sus mitos.

    Por otro lado, coincido plenamente con Dacoga en lo que dice acerca de la estrategia de los invasores y colonos.

    ResponderEliminar
  13. Alain11/6/09

    Te sigo. A diferencia de tí que hablas desde unos conocimientos previos y unas lecturas bien digeridas, yo voy improvisando sobre la marcha de mis propias reflexiones, con los inconvenientes y limitaciones que eso conlleva.

    Entiendo perfectamente que antes del razonamiento estuvo la intuición, antes de la explicación racional está la explicación mágica. Antes del logos fue el mythos como bien dices. Y veo perfectamente innecesaria la oposición entre ambos conceptos.

    Creo que este pequeño intercambio ha partido (por lo menos de mi parte) de un pequeño malentendido acerca de la naturaleza del mito (o de los mitos en general). Al haber reflexionado sobre el caso, un poco a las apuradas, no se me ha pasado por alto que no todo aquello que denominamos mito pertenece a una sola y única categoría.

    Es evidente que no se trata de someter los relatos de la mitología griega al análisis racional o al escrutinio histórico. Esas historias maravillosas guardan una enseñanza y ofrecen una valiosa información al investigador, pero no son la crónica de hechos reales.

    Pero es que hay otra clase de mitos, que sin duda usurpan ese nombre a la figura original (o cuanto menos su prestigio). Como decía en un mensaje anterior, el término mito suena a veces peyorativo cuando se aplica a determinadas episodios históricos revestidos del ropaje fabuloso de las antiguas leyendas. Y sin embargo, fuera de ese ambito tan contamindao por la sospecha de la manipulación y la supercheria, el término mito inspira una muy diferente valoración. En estos casos, intuimos que en el mito hay una enseñanza, una sabiduria, un conocimiento, una moraleja tal vez. Aquí inspira el respeto que lo auténtico invoca, allá provoca el rechazo que la mentira genera.

    Pienso que al definir esas dos clases de mitos en los términos por tí usados, "mitos surgidos de un pueblo y mitos inventados", queda perfectamente dibujada la diferencia de naturaleza y valor de ambas categorías. Los primeros surgen de manera natural y espontánea del alma de los pueblos; los segundos son elaboraciones de laboratorio para mistificar a los pueblos.

    "En este sentido, una de las estrategias de los amos del mundo para acabar con las naciones europeas es, justamente, despojarlas de sus mitos." E imponernos los suyos.

    Creo que hablamos de lo mismo.

    ResponderEliminar
  14. Alain, no lo podrías haber expresado más claramente.

    Por otro lado, muy buena esa precisión tuya de que ellos, además de despojarnos a nosotros de nuestros mitos, tratan de imponernos los suyos.

    Hablamos de lo mismo y, lo más importante, creo que para lo mismo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.