8.10.08

El islamismo amenaza al mundo



La mujer está totalmente sometida a los varones de su familia que, casi a su antojo, pueden disponer de ella y de sus precarios bienes

La más famosa mujer policía de Afganistán, directora del Departamento de Crímenes Contra la Mujer, fue asesinada por los talibanes frente a su casa, informa el diario italiano Corriere della Sera. Malalai Kakar (1) fue un símbolo de emancipación femenina del gobierno de Hamid Karzai en la medida en que esto puede suceder entre musulmanes. Pero cualquier señal de liberación de la mujer es combatida a muerte por los talibanes, una de las vertientes más enloquecidas del Islam.

Afganistán, como lo señaló el senador John McCain en el debate, es ingobernable y lo es desde Alejandro Magno, que lo conquistó brevemente hace dos mil trescientos y tantos años.

La funcionaria policial, madre de seis niños, era miembro de una familia de oficiales de policía e inició su carrera en los Años Ochenta. Al llegar al poder los talibanes, una de cuyas consignas es someter a las mujeres, la señora Malalai huyó del país, pero regresó cuando los talibanes fueron expulsados por tropas estadounidenses.

Para un occidental, aun los familiarizados con los extremos de fanatismo al que llegan algunas sectas religiosas y corrientes políticas como la comunista, es difícil formarse un cuadro mental del mundo talibán y fundamentalista.
La mujer está totalmente sometida a los varones de su familia que, casi a su antojo, pueden disponer de ella y de sus precarios bienes. En Arabia Saudita una mujer no puede tener pasaporte, no puede salir de su casa si no está acompañada por un familiar hombre, no puede vestir ropa de color, no puede mostrar ni su rostro ni su cabellera, no puede conducir automóvil.

En adición, los talibanes prohiben que una mujer estudie y que sea examinada por un médico hombre. Pero al no poder estudiar, no hay mujeres que ejerzan la medicina, por lo que ellas están abandonadas a su suerte: si contraen una enfermedad grave, lo probable es que mueran.

Una agresión a la libertad individual

Bajo los fundamentalistas a los hombres no les va mucho mejor, ya que están sometidos a obedecer una montaña de regulaciones y mandatos que incluyen desde la vestimenta autorizada hasta no poder ni afeitarse ni arreglarse la barba. Cuando un pobre hombre se rasura, no sólo recibe azotes sino también debe permanecer en la cárcel hasta que la barba le crezca. Prohibido está ver vídeos u oír música no religiosa, leer libros vedados, no rezar cinco veces al día y no lavarse los pies en cada ocasión, con las consecuencias que eso tiene en la piel y el olor corporal.

Al sometimiento de la mujer se suman los arreglos maritales entre las familias, que entregan en matrimonio hasta hijas de ocho años a hombres que pueden ser tres veces mayores.

De tales extremos de demencia colectiva, pues no es sólo fanatismo, se nutre la violencia prevalente en el mundo musulmán, violencia no sólo dirigida contra la civilización occidental, sino primordialmente contra ellos mismos. Sunnies combaten a shiitas, ambas sectas esclavizan a la mujer, ejecutan a los adúlteros y condenan a muerte al que adopta otra religión. Como en el Corán hay una ambigua prohibición respecto a las representaciones de la divinidad, los talibanes destruyeron a cañonazos los budas de Kandahar, excelsas obras que antecedieron en quinientos años al paso del Profeta en la Tierra.

Por ahora no se le ve fin a la carnicería ni a la demencia.
(1) Malalai Kakar asesinada por los talibanes frente a su casa.


La UE condena 'con la máxima firmeza' el asesinato de la capitán de la Policía afgana Malalai Kakar
La presidencia de la Unión Europea condenó 'con la máxima firmeza' el asesinato de la mujer de mayor rango en el cuerpo de Policía afgano, la capitán Malali Kakar, que estaba al frente del departamento de crímenes contra la mujer de la Policía de Kandahar. Varios hombres armados la abatieron a tiros frente a su casa el domingo por la mañana cuando iba a salir para el trabajo. Su asesinato ha sido reivindicado por los talibán.

Francia, que este semestre ejerce la presidencia de la Unión Europea, ensalzó en un comunicado emitido en nombre de los Veintisiete, 'la memoria y el coraje' de Kakar 'que le han costado la vida' este domingo y trasladó sus 'más sinceras condolencias' a la familia de la víctima, así como a las autoridades y al pueblo afgano remitió su 'profunda simpatía y toda su solidaridad'. Kakar fue 'la primera mujer' que se unió a la Policía de Kandahar tras la caída del régimen talibán en 2001, recordó la presidencia de la UE.

Para la Unión Europea, los talibán, al atentar contra Kakar, 'han buscado deliberadamente apagar el símbolo que representaba para la defensa de los derechos y la dignidad de la mujer y para edificar un Estado de Derecho en Afganistán', reza el comunicado de la UE.

Por ello, la UE quiere rendir 'tributo al gran papel' que desempeñan las fuerzas del orden afganas en su lucha contra la violencia en el país y subrayó 'la implicación de la Unión Europea a su lado en la lucha contra el terrorismo' con el objetivo de 'permitir al pueblo afgano vivir en paz, de manera soberana y democrática'.

Afganistán 29-09-2008
Terra.es

4 comentarios:

  1. Anónimo8/10/08

    Tu por aki y la carcel vacia!.


    Os cuento mas:
    Mezquita del Cairo, Mayo del 2005.

    Llegamos mi mujer, un amigo (musulman), su mujer y yo a la puerta de una pequeña mezquita que nos querian enseñar por su valor artistico y cultural. Nosotros eramos "invitados" en su pais asi que respetabamos las reglas al pie de la letra.
    A mi mujer no se le veia ni un cacho de carne que fueran las manos y la cara (pantalones vaqueros, camisa de manga larga sin escote y zapatillas), nos dejaron incluso un velo que no uso porque no nos lo exigieron.
    La mujer de mi amigo vestia un largo vestido muy tipico de alli, que le cubria desde los tobillos hasta el cuello (largo) y las muñecas, velo sobre el rostro (semi-transparente) y muy poco adornos (una pulsera nada mas).
    En la mezquita las mujeres tubieron que entrar por la "gatera" ya que la entrada principal estaba vetada a ellas. El sitio era espectacular, habria por lo menos 100 personas rezando alli.

    Lo curioso sucedio al salir de alli, por lo visto se estaba juzgando que una mujer habia "hablado" con un hombre que no era su marido sin tener "carabina".
    El "jucio" fue rapido y el marido "pudo" fustigarla 2 veces con un pequeño latigo con el cual golpeo las 2 manos de la pobre niña (porque apenas contaria con 20 años).
    Ella no solto ni una lagrimita y tras ser golpeada siguio a su marido a una distancia de unos metros, con la mirada pegada al suelo.

    Yo no entiendo el arabe (o como quiera que se llamen los cientos de dialectos que hablan) pero mis amigos me explicaban todo el proceso.

    Esta el la JUSTICIA que imparte el CORAN, el desprecio, la humillacion y la exclusion de TODAS las feminas.

    Vosotros/as mismos si deseais vivir en una sociedad asi, yo prefiero la muerte antes de que traten a mi familia de esa manera.

    ResponderEliminar
  2. También en las mezquitas de el Cairo se esta haciendo una labor de prosetilismo intolerante, en cuanto los guías, [ hablo en plural por estar todos realizando la misma labor] entran por la puerta con los turistas se les preparan unos bancos que los colocan haciendo un circulo, lo que ya mosquea bastante, lo que nadie se imagina es que después de explicar lo concerniente a la mezquita, empiezan a informar sobre las bonanzas del Islam, para acabar criticando al resto de religiones, por descontado que nadie replica, muy al contrario, la gente es tan ignorante que todo les parecía maravilloso y miraban como un bicho raro a los pocos que nos atrevíamos “moderadamente” a rebatir.

    Todo lo de la mezquita no fue una casualidad ni una iniciativa del guía correspondiente, a partir de ese dia, pude observar como en todas las visitas, por ejemplo en los templos donde las paredes estaban quemadas por los moradores en su día, era labor de los cristianos, y así sucesivamente en todo el largo recorrido.

    Todo esto que parece muy intrascendente, es de una importancia vital, primero puede uno comprobar que el rencor y el odio falsamente disimulado esta a flor de piel.
    Segundo y lo peor, que es un proyecto bien preparado y estudiado y que los guías están aleccionados para realizarlo, utilizando las mismas palabras y estudiadas expresiones.

    Y tercero, que todo lo que estamos narrando suceda en Egipto, país que se reconoce como el mas tolerante y civilizado de oriente, es como mínimo para reflexionar, el odio y el rencor que sutilmente destilan en cada palabra no es fácil de captar para la mayoría de los visitantes que desconociendo la historia todo les parece maravilloso hasta sentirse culpables, este sentimiento maldito que se extiende en Occidente como una mancha.

    La mezquita es mucho mas que un lugar de oración, esto es lo que deberían saber en cada pueblo que se permite y autoriza despreocupadamente su contracción.

    ResponderEliminar
  3. En cuanto a tu comentario Monmar, el proselitismo insultante que nos regalan a los viajeros de estas tierras es del todo intolerable, al punto que procuro elegir muy bien mis viajes antes de caer en manos de cretinos, de un lado y de otro.Y hay estúpidos que la tapan de cultura cuando quieren decir muerte y violencia.

    ResponderEliminar
  4. vayatela24/5/09

    Lo que yo no entiendo es que todavía haya g.......s que vayan de turismo a países musulmanes,a ver si sentamos cabeza y dejamos de regalar dinero a quién no pretende más que nuestra destrucción,hay países maravillos y llenos de cultura ancestral,por ejemplo :Israel y aqui en Europa también,no hace falta ser tan "guay" a la hora de viajar...

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.