4.1.07

El Velo "chador" en Europa

Europa esta atrapada y se debate entre la imposición y la tolerancia.
Los problemas que plantean los millones de musulmanes que la pueblan son para los temerosos gobernantes europeos difíciles de resolver.
Estos gobernantes enemigos de la libertad y la igualdad que hemos conseguido alcanzar los ciudadanos y de la cual disfrutamos “de momento”, esta comenzando a tambalearse permitiendo la implantación en Europa de costumbres como el velo que simboliza (por mucho que lo intenten disfrazar) una desigualdad profunda entre ambos sexos y un signo de sumisión en la mujer.
Nada puede sorprendernos y menos el uso del velo, cuando YA existen ciudades y barrios enteros que se rigen por sus propias leyes “la shariah”…

En pocos años resultara difícil distinguir oriente de occidente, lo preocupante es que cuando esto ocurra, nuestros invasores no nos permitirán concesiones y nos veremos obligados sobrevivir como auténticos dhimmiss.
Monmar
El chador en Europa - Ni impuesto, ni prohibido.
Las preguntas que importan son otras.

A Daniela Santachè decidieron ponerle escolta hace unas semanas. Así lo determinó el Ministerio de Interior italiano. La diputada derechista, de Alianza Nacional, había recibido amenazas del imán Ali Abu Shwaima por haber defendido públicamente su postura contraria al uso del velo islámico. Santachè publicó un polémico libro "La mujer negada". De la infibulación a la liberación. Consideraba y considera el velo como un símbolo de sumisión.
Si la verdadera frontera que supone el velo no está sólo entre los ojos de esas mujeres y el exterior, el auténtico velo, tupido e inquisidor, se va rasgando tensado entre las razones de Oriente y Occidente. En la última década hemos asistido a incidentes de todo signo. A favor del uso del velo como manifestación de la libertad individual o en contra, considerándolo instrumento coactivo. Es éste, todavía, un debate sin final feliz. Como en otros conflictos, insisten los especialistas, habrá una lenta maduración, al paso de varias generaciones.

Hiyab
(velo)
Proviene del verbo árabe hajaba, que significa esconder,velar o, simplemente, cortina. Y esa ha sido su función durante siglos. Aunque hoy lo lleven jóvenes estudiantes en colores vivos y con vaqueros ajustados y a pesar de la errónea costumbre de designar con el mismo nombre prendas que son y significan cosas distintas.

Hiyab y nikab,por ejemplo, no son lo mismo.
Un nikab (del árabe nikaba,agujerear)
Tapa cabeza, orejas y rostro dejando sólo una abertura para los ojos. Hace poco se desató en las aulas de Egipto una tormenta alrededor de su uso cuando en la Universidad de Helwan, cerca de El Cairo, prohibieron el uso del nikab y expulsaron a algunas chicas. El rector de la universidad alegó que lo había hecho "para evitar que algún hombre pueda entrar en la residencia femenina escondido bajo un nikab".

Sea como fuere - y usando el genérico- velo y herencia fueron instrumentalizados durante el periodo colonial para justificar la sujeción política, económica y cultural de potencias occidentales en sociedades de mayoría musulmana. Algunos franceses crearon el discurso del velo durante la colonización de Argelia.

Chahdortt Djavann, la iraní autora de ¡Abajo el velo! "era el velo o la muerte, sé de qué hablo"- y lo desmarcaba de cualquier otro símbolo religioso: "no es como llevar una cruz".
No lo percibe así la trabajadora de British Arways a la que enviaron a casa el mes pasado después de su negativa a quitarse la cruz que llevaba colgada al cuello. "No voy a ocultar mi creencia en Jesús", insistió. "Mi compañía permite a los musulmanes llevar un pañuelo, a los sijs portar un turbante y el lucimiento de otras prendas religiosas", dijo la amonestada, a lo que sus directivos respondieron que "si quería podía llevarla por debajo del uniforme".

El velo, para Djavann, iría mucho más lejos que cualquier otro símbolo religioso: "El velo es el dogma islámico más bárbaro que conozco porque construye la identidad femenina sólo en función del deseo y la posesión.
Lo usan para ocultar el cuerpo de las mujeres ante unos hombres que todavía no han aprendido a controlar su pulsión sexual".

Los países de esta cansada Europa han optado por adoptar soluciones unilaterales. Así es como la ministra de Integración e Igualdad de Suecia, Nyamko Sabuni, musulmana, propuso prohibir el velo a todas las menores de quince años, edad mínima necesaria para que una sueca pueda casarse. O como el líder de la Cámara de los Comunes, Jack Straw, invitó a las mujeres musulmanas residentes en Inglaterra a quitarse el velo que les cubría el rostro.

Anteriormente, en Francia, casi se montan barricadas. La polvareda salpicó Alemania y está a punto de macerar en España. La premio Nobel de la Paz Shirín Ebadí estuvo hace quince días en Barcelona y manifestó su desasosiego.
Ella, abogada, quien fuera la primera mujer musulmana en recibir el galardón, criticó la medida adoptada en Francia para prohibir el uso del velo en las escuelas públicas del país:
"La prohibición es tan inaceptable como su obligación. Si negamos a las niñas que vayan con velo a la escuela, un padre opresor que no cree en la educación de sus hijas puede llegar a conseguir lo que realmente desea: que la niña quede excluida de la educación pública. Sería una medida contraproducente, que atacaría directamente a la propia formación de las mujeres". Y añadió: "el velo debería ser tan opcional como lo es la ropa que se pone un hombre occidental al levantarse". En la escuela no resulta fácil.

Según una reciente encuesta realizada a 2.000 alumnos españoles a través de la área educativa de Fuhem (Fundación Hogar del Empleado) tan sólo al 50% de los estudiantes deESOy bachillerato les parece bien tener inmigrantes en clase. La situación se complica especialmente en esa franja de adolescencia donde las creencias se utilizan como arma arrojadiza. Lo verdaderamente preocupante, insisten los expertos, no es que una chica entre a clase con el velo sino ignorar por cual de las muchas razones posibles se lo pone.

Esos grupos de jóvenes francesas, por ejemplo, que aparecen con sus tejanos, el cigarrillo y el pañuelo a la puerta de la escuela han manifestado repetidamente que sólo lo usan como "hecho diferencial", para destacar entre el resto, para sentir que pertenecen a una determinada comunidad; se trata más de una necesidad de identificación que de un signo religioso.

Frente a eso, centenares de mujeres en Europa salen de sus casas con el velo "como si fuera una etiqueta, la etiqueta de compra de un producto que un día adquirieron sus hombres", en palabras de la escritora Fátima Mernissi. Otra de las trastiendas del velo.

El Velo en Europa

Las mujeres y las niñas cubiertas con velos islámicos abundan cada día más en las ciudades europeas, sin embargo, cada país ha actuado con sus propios criterios a la hora de regular el uso de esta prenda en escuelas públicas o en las fotografías de los documentos de identidad.

Francia.
En el 2004 se prohíbe el velo islámico y otros símbolos religiosos en las escuelas públicas. El debate se inició ya en 1989, cuando tres estudiantes fueron expulsadas de una escuela.

Reino Unido.
Cada colegio dictamina las normas en el atuendo de sus alumnos, adaptándolas a las culturas y religiones habituales. Algún caso ha llegado a los tribunales. Desde el 2000, las musulmanas pueden llevar el velo en las fotos para el pasaporte y desde el 2003 lo pueden llevar las agentes musulmanas de la policía metropolitana. El Gobierno acaba de pronunciarse contra el ´niqab´

Alemania.
El debate se ha centrado en las profesoras. El Tribunal Constitucional Federal falló en el 2003 a favor de una maestra que quería llevar el pañuelo, pero dejó en manos de los länder legislar sobre este tema. Al menos cuatro prohíben usar el velo; en Hesse la prohibición se extiende a todas las funcionarias.

Italia.
Ha habido pocos casos controvertidos y el Gobierno descartó legislar sobre el uso del velo en los colegios. El ministro del Interior obligó en el 2004 a un centro de salud a reincorporar una mujer despedida por usarlo. En el 2005, el Parlamento aprobó una ley antiterrorista que considera un delito esconder el rostro en público.

Bélgica.
En el 2004 se debatió una propuesta para adoptar una ley a la francesa, pero no prosperó. Aún así, cada vez más autoridades locales han tomado medidas para prohibir el uso del velo en las escuelas. En Amberes, Maaseik y algunas comunas de Bruselas se ha prohibido el uso del burka.

Países Bajos.
El Parlamento ha debatido el uso del ´niqab´ y el burka. La mayoría de diputados quiere prohibirlo en lugares públicos.

Dinamarca.
Desde el 2000 han llegado casos a los tribunales de supuesta discriminación contra mujeres que llevaban el velo, básicamente en el ámbito laboral. El Gobierno rechaza la idea de prohibirlo.

Suecia.
Las escuelas pueden prohibir el velo que cubre el rostro desde el 2003 si lo consideran necesario Turquía. Se calcula que un 65% de las turcas usan el velo islámico, aunque está prohibido en escuelas, universidades y edificios públicos. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos avaló en el 2005 la prohibición. Las musulmanas turcas reivindican el derecho a llevarlo.

España.
El uso del velo no ha sido tan controvertido como en otros países europeos. A raíz de una demanda de la Comisión Islámica se permite a las mujeres llevar el velo en las fotos del pasaporte y el DNI

Revista "La Vanguardia"

3 comentarios:

  1. Lo tienen todo a su favor: el pacato pueblo español, el zETApé colaborando con ellos y la ETA entregandoles lo que quede de España.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/5/07

    Habría que hacer leyes que todavia en la mayor parte de Europa no existen, y que algún país musulman si que tiene, como por ejemplo la prohibición del uso de pañuelos en colegios, institutos y universidades... En cuanto a la conquista de Europa y los paises católicos... estan soñando. Que no cunda el pánico.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/2/08

    Porqué temen tanto al hiyab ?. Es curioso, pero los que ven en él una forma de opresión contra la mujer no han visitado en su vida un país árabe. Diciéndolo de manera más sencilla: En España hay cientos de estudiantes musulmanas que cubren sus cabezas con un pañuelo, lejos del "padre o hermano opresor". Si estuviaran obligadas contra su libre albedrío, porqué lo siguen llevando, cuando nadie las ve?. Porqué no aprovechan su estancia lejos de sus casas, para despojarse de él?. Acaso alguna parte de la sociedad occidental, alérgica al velo, ve en éste algo que nosotros no vemos?. Porqué se recrimina taparse la cabeza y se ensalza destaparse el culo?. Porqué no podemos vivir cada cual como quiera?. Personalmente perseguiría a un padre por obligar a su hija a llevarse el velo, pero únicamente cuando sea ella misma la que lo denuncie. Creo, sinceramente, que la inquisición es la ofensiva contra el velo y no lo contrario.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.