19.11.05

“El fascismo Islámico en ascenso”


Al Zarqaui amenaza al rey de Jordania y advierte de que habrá más atentados

El supuesto líder de Al Qaeda en Irak, el jordano Abu Musab Al Zarqaui, ha amenazado de muerte al rey Abdalá II de Jordania y ha advertido de que hoteles, centros turísticos y embajadas en ese país serán objetivo de nuevos atentados.

En un mensaje sonoro atribuido a Zarqaui aparecido hoy en una página web islamista, cuya veracidad no ha podido ser comprobada, el terrorista jordano se dirige a sus compatriotas, a los que pide que "se mantengan alejados de las bases estadounidenses, los hoteles, lugares turísticos y embajadas de los que apoyaron la invasión de Irak", ya que serán el objetivo de su organización.

"Tu estrella está declinando. No escaparás de tu destino, descendiente de traidores. Seremos capaces de encontrar tu cabeza y cortártela", amenaza Zarqaui al monarca jordano.
Zarqaui pone una serie de condiciones para detener los ataques en Jordania, entre ellas la salida de los militares norteamericanos y británicos de territorio jordano, el cierre de las "cárceles secretas" y la clausura de las embajadas de Estados Unidos e Israel en Ammán.

En la grabación, el terrorista jordano dice a sus compatriotas que la gente de Al Qaeda "os quiere más que a sí misma", y es por ello que les advierte de los lugares que pueden ser objetivo de una atentado.

Además, Zarqaui dice que los atentados suicidas perpetrados la semana pasada en tres hoteles de Ammán y en los que murieron 57 personas y más de un centenar resultaron heridas no tenían como objetivo una boda musulmana que se celebraba en uno de los tres establecimientos atacados.

Según la grabación, el suicida que atacó el hotel Radisson Sas lo hizo en la recepción del hotel, pero la explosión hizo que "una parte del techo cayera sobre en el lugar de la celebración de la boda".
Zarqaui justifica el triple atentado porque "Al Qaeda tenía información de que eran las sedes de los servicios secretos de Estados Unidos, Israel y Jordania". "Elegimos esos hoteles después de más de dos meses de comprobar, con fuentes fiables, del interior y el exterior, que eran centros de los aparatos de seguridad judíos, estadounidenses y jordanos", afirma Zarqaui.
El líder terrorista asegura que las informaciones de que la boda había sido el objetivo del atentado son difamaciones lanzadas por las autoridades jordanas.

"La idea de que (los suicidas) se inmolaron en la celebración de una boda es una mentira del régimen jordano. El objetivo era una reunión de los servicios de inteligencia, pero el techo se derrumbo sobre la fiesta de la boda por efecto de la explosión", afirmó Zarqaui.
Además, el terrorista pide el perdón divino de los musulmanes que fallecieron a consecuencia del atentado. "Pedimos a Dios que sea misericordioso con los musulmanes. No eran nuestro objetivo, aunque se encontraran en hoteles que eran centros de inmoralidad", asegura Zarqaui en la grabación.

La denominada "Organización de Al Qaeda en Mesopotamia", liderada por Zarqaui se responsabilizó de los atentados, los cuales justificó con el argumento de que eran una represalia por la operación "Cortina de Acero", lanzada por el Ejército de Estados Unidos en el oeste de Irak.
La organización de Zarqaui es la responsable de la mayoría de los atentados más sangrientos perpetrados en Irak en los últimos dos años.
Zarqaui, nacido en 1966 en la ciudad de Zarqa, treinta kilómetros al este de Ammán, pertenece a la principal tribu jordana, los Bani Hasan, conocidos por su larga alianza con la familia real jordana.
El ahora hombre más buscado de Irak, por cuya cabeza Estados Unidos ofrece 25 millones de dólares, ganó fama como militante islámico en Afganistán, donde en la década de los ochenta se unió a los "muyahidín" que combatían contra la ocupación soviética.
Tras la retirada soviética de Afganistán, Zarqaui volvió a Jordania, donde continuó con sus actividades militantes con la creación de la organización "Monoteísmo y Yihad", grupo con el que comenzó a actuar después en Irak, para luchar esta vez contra la ocupación estadounidense.

Poco después, Al Zarqaui se declaró aliado de Bin Laden y cambió el nombre de su grupo por el de "Organización de Al Qaeda en Mesopotamia".
En 2002, Zarqaui fue condenado a muerte, en rebeldía, por un tribunal de Ammán, que le encontró culpable de diversos actos de terrorismo.

A.B.C.es

No hay comentarios: