19.9.06

Los partidos catalanes incluyen personas de origen árabe en sus listas

«Sólo si los inmigrantes se implican en la vida de las ciudades se entrará en un proceso de normalización».

Son palabras de Mohammed Chaib, el primer diputado del Parlament de Cataluña de origen árabe.
El suyo es un viaje tranquilo hacia la interculturalidad, como el que ha emprendido el PSC al presentar por primera vez a un candidato como José Montilla a la presidencia de la Generalitat, un «catalán» de origen andaluz.
Montilla nació en Iznajar (Córdoba), pero llegó a Cataluña con 16 años. Hoy lucha porque los nacionalistas le acepten como catalán.

Chaib nació en Tánger (Marruecos), pero llegó a Cataluña a los cuatro años, donde estudiaría Farmacia. Ahora trabaja como diputado desde el Parlament para adaptar el Islam en Cataluña con normalidad, «sin tópicos ni miedo».
El nombre de Chaib se coló en el mapa de la política catalana en las pasadas elecciones autonómicas, al convertirse en el primer diputado del Parlament musulmán.

En esta contienda electoral, Chaib pasará más desapercibido, pues no es el único árabe que incorporan las listas de los partidos políticos. Unas listas en la que se mezclan catalanes, «charnegos» e inmigrantes.

El PSC ha elegido a Fouad Ahmad Elassadi, un palestino musulmán propietario de diversos restaurantes de Barcelona, para que forme un tándem árabe junto a Chaib en la candidatura de José Montilla.
A diferencia de Chaib, la nueva incorporación del PSC no se prevé que ocupe un lugar de la lista que le permita lograr un escaño.

EUiA, que comparte lista con ICV, también ha incorporado a un palestino.
En este caso se trata de Jamal Lababidi, presidente de la comunidad palestina en Cataluña, que participará como independiente en el penúltimo lugar de la lista de ICV por Barcelona.

El último fichaje árabe es del secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, que ha incorporado a un militante de Unió de origen sirio, el médico Jamil Ajram, en el número 52 de la lista de Barcelona.

El fichaje de Duran no puede presumir del mismo calado intercultural que el de los socialistas o los ecosocialistas, porque Ajram es de confesión cristiana.

Las cuatro incorporaciones de origen árabe a las listas de tres de las candidaturas a la Presidencia de la Generalitat tienen la nacionalidad española, de lo contrario no podrían concurrir en las elecciones.

¿Que se han propuesto estos partidos?

No hay comentarios: