8.7.08

Los reclusos musulmanes crecen en Europa

Preso musulmán en una prisión europea.

El porcentaje de mahometanos en prisión en Francia ronda el 70%. En el resto de los países de la UE es menor, pero crece el temor al extremismo.

EN Francia, entre el 60% y el 70% de los presos son musulmanes. Es un extremo, pero en el resto de Europa, la población reclusa que profesa la fe islámica está aumentando considerablemente, al mismo ritmo que lo hace el temor a una radicalización en las cárceles.

De hecho, en la Unión Europea (UE) la prevención del reclutamiento y la radicalización en las prisiones se está convirtiendo en una pieza clave de la lucha antiterrorista.

En el país gobernado por Sarkozy es donde existe una mayor preocupación. Con una población musulmana que ronda el 12% del total, se estima que entre el 60% y el 70% de sus presos son fieles del Corán, aunque es ilegal preguntar a alguien por su fe en Francia. Sociólogos y representantes de los musulmanes atribuyen esta elevada cifra a la marginación en la que caen los inmigrantes que llegan del norte de África y otros países islámicos. La revuelta de los suburbios de París puso de manifiesto las dificultades de integración de los extranjeros, muchos de ellos de segunda o tercera generación: tienen más desempleo, escuelas con menos recursos y viviendas en mal estado.

En el Reino Unido, se estima que el 11% de los presos profesa esta religión y representan el 3% de la población total del país.

En Holanda, la cifra se eleva hasta el 20% entre los adultos y el 26% de los delincuentes juveniles, cuando apenas suponen el 5,5%.

En Bélgica, el 16% de la población carcelaria es musulmana, comparada con el 2% en las calles.

En Italia, el 14% de los presidiarios son practicantes del islam, quienes apenas suponen el 1% de sus habitantes.

En España, el 10,4% del total


En España, según un reciente informe elaborado por Athena Intelligence y el sindicato de prisiones Acaip, hay unos 6.000 presos musulmanes, el 10,4% del total, cuando el porcentaje sobre la población apenas es el 1,2%.

Y los expertos advierten de que las prisiones españolas son las canteras donde se está forjando una nueva generación de yihadistas, sin que se estén tomando medidas contundentes. Los 142 presos encarcelados por terrorismo islamista no están en módulos de aislamiento, sino que conviven con el resto de reclusos.

Los intentos en la UE por abordar esta situación han caído en saco roto por las enormes diferencias en los sistemas penitenciarios de los socios. Por ejemplo, en el Reino Unido son más receptivos a las necesidades de los musulmanes en prisión, mientras que en Francia llevan el laicismo hasta sus últimas consecuencias, por lo que, según los expertos, el riesgo de fundamentalismo es mayor.

Y es que los musulmanes llevan años luchando por tener los mismos derechos en las cárceles que los católicos: habilitar lugares para la oración, recibir la visita de clérigos islámicos, alimentos permitidos... pero se encuentran con el temor a que los más radicales acaben creando células terroristas en las cárceles para actuar una vez que salgan en libertad. De hecho, en Francia, el servicio de Inteligencia tiene permiso para vigilar a los presos islámicos, dentro de sus esfuerzos contra el terrorismo.

Algunos analistas subrayan que, específicamente, Al Qaeda ha puesto sus ojos en los presos para el adoctrinamiento. ¿El motivo? Aunque el musulmán que llega a la cárcel no tiene por qué ser necesariamente radical —no todos han sido condenados por delitos relacionados con el terrorismo— resulta más fácil captarle en ese entorno.

“En las prisiones, los individuos se plantean de forma más intensa cuestiones existenciales y la religión puede ser una forma de escapar de la cárcel, al menos mentalmente”, señala Irene Becci, que ha analizado la religión en centros italianos y alemanes. Pero esto tiene otra cara, la del radicalismo.

Fundamentalismo en libertad

¿Qué ocurre cuándo esos presos salen a la calle? En Italia, los reclusos extranjeros tienen cinco días para abandonar el país. Si no lo hacen y son detenidos nuevamente son encarcelados por entre seis meses y un año. Pero pocos se marchan, lo que unido a su posible conversión al fundamentalismo en prisión, eleva el riesgo para la seguridad en Europa.

En el Reino Unido, el secretario del Interior, Charles Clarke, tuvo que dimitir en mayo de 2006, tras admitir que 1.000 ciudadanos extranjeros fueron puestos en libertad entre 1999 y 2006 sin que se considerase su deportación.

Preocupación también en EEUU, pero con menos presos islámicos

¿Y qué ocurre en EEUU? Sus cárceles no han sido inmunes a la radicalización, sobre todo teniendo en cuenta el endurecimiento del trato a cualquier persona procedente de un país árabe o islámico tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Pero en porcentaje no hay tantos musulmanes en prisión como en este lado del Atlántico.
Una razón que lo explica es que los musulmanes en EEUU no son como los de Europa, a donde en general llegan los de las capas más desfavorecidas de la población, con la esperanza de lograr un futuro mejor, aunque en la mayoría de los casos sólo encuentran pobreza. En Norteamérica, los musulmanes forman parte de la clase media y, en general, cuentan con una mayor educación.

Aunque no hay cifras oficiales, se cree que el número de musulmanes en prisión podría ser del 15% al 20%, alto si se compara con que apenas son el 2% de la población. Además, comienza a ser preocupante para las autoridades el elevado número de conversiones al islam entre rejas.

Cristina Blas
La Gaceta.es

5 comentarios:

  1. Es un dato muy interesante, en algunos casos el porcentaje de maleantes musulmanes es un mil por cien sobre un equivalente en población de otra religión, no está mal la cosa. Una de dos o esas sociedades islámicas tienen un deterioro insoportable o buscan el sosiego de nuestras cárceles antes que la calle. ¿Es soportable para la sociedad occidental o reventará esto cuando menos se espere..? Lo segundo está garantizado. Ánimo Monmar.

    ResponderEliminar
  2. Si alguien vive en el campo habrá observado la ingente cantidad de moscas que proliferan al llegar el buen tiempo. Con la abundancia de calor y estiércol se vuelven agresivas y tratan por todos los medios de succionarte la sangre. Ellas entran en tu hogar por toda abertura que encuentran y allí se alimentan, engordan y revolotean felices. Tal vez la mayoría empleen insecticidas (técnica eficaz) o mosquiteras (demasiados agujeros que tapar), pero la satisfacción de cazarlas una a una, de mantenerlas con vida y de achicar su espacio, de privarles de su libertad de movimiento y por último... Es un ejercicio de asepsia sin parangón.
    Recuperar ese espacio de nuestro hogar para nuestro disfrute y de nuestras familias no tiene precio.

    ResponderEliminar
  3. iojanan, te agradezco de verdad las palabras de animo que siempre tratas de infundarme.

    gravedadcuantica, olvídate en recuperar el espacio, mas bien informa a tu familia de lo que les espera en el futuro próximo.
    Esto esta atado y bien atado… Europa será musulmana.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/7/08

    Estoy preocupada por el tema del islam desde que hicieron en MADRID la mezquita de la M30,la religión que menos me gustaba y tengo que preocuparme por ella.Que pena.Tu web es buenísima para el que quiera enterarse claro.Nunca nunca entenderé como los políticos no pensaron sobre este tema y lo controlaron de algún modo sobre todo en España.Recomendar un libro en forma de tebeo Persepolis de Marjane Satrapi ,merece la pena.Saludos,Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen, gracias por tu información sobre el Cómic “Persépolis” en la sección de Vídeos, lateral derecho del Blog, puedes encontrar varios Trailer en castellano sobre la película, seguro que te gustara visualizarlos, aunque la verdad no son muy buenos.
    Saludos y bienvenida

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.