30.12.07

El asesinato de Benazir Bhutto


CAMPAÑA ELECTORAL EN PAKISTÁN



El magnicidio perpetrado en Pakistán no es otra cosa que un ejemplo más entre tantos de la violencia desmedida que impregna el orbe musulmán, un episodio en la larga serie de los que jalonan la brutal andadura de un mundo marcado por el fanatismo y el odio. "Las fronteras sangrientas del Islam" no es una vana expresión o una desafortunada ocurrencia surgida de los condenables prejuicios de los propagadores de la llamada "islamofobia", es una realidad cotidiana.

No nos detendremos sobre la prescindible biografía de Benazir Bhutto, una caricatura de estadista sin verdadera moralidad, educada en pensionados católicos y después en Harvard, llevada al poder de la mano de los arreglos entre clanes políticos y tribales y bajo la doble bandera del socialismo y del Islam (una bonita pareja de la que volveremos a hablar) y cuyo único legado de su mandato fueron asuntos de corrupción y revueltas populares duramente reprimidas.

Lo que interesa aquí es que su caso demuestra que no es posible un debate político normal y civilizado en un contexto islámico, y que en tierra del Islam las cosas suceden siempre de otra manera: a sangre y fuego las más de las veces. Si nos dejáramos tentar por alguna forma de humor negro, y teniendo en cuenta el dónde y el porqué de este acontecimiento, diríamos que Benazir Bhutto ha muerto de muerte natural.

Según los textos sagrados del Islam, Mahoma hizo asesinar a sus adversarios políticos y a todos cuantos se interpusieron en su camino, a veces por motivos tan fútiles como unos versos satíricos sobre su persona o sus prédicas (*).
El Corán está lleno de principio a fin de esas hazañas del Profeta y sus seguidores. Este libro inmoral y perverso es una continua llamada al crimen, al odio, a la venganza, a la discriminación. Es la apología cínica y santificada del abuso, de la traición, de la muerte ajena. El asesinato y el martirio están justificados a partir de los textos fundadores del Islam, el Corán y la Sunna (la Sunna es el conjunto de los relatos y enseñanzas de Mahoma, y es usada por los teólogos para fijar el contenido del Corán).

¿Por qué gentes que creen en la justeza de esas historias y enseñanzas van a renunciar a matar a aquellos que entre ellos pretenden reformar lo que es la "perfección"? Según los mejores cánones del Islam, los criminales que han asesinado a Benazir Bhutto son mejores musulmanes que ella.

Simplemente no hay solución viable ni camino razonable que sea compatible con el mensaje del Islam. El Islam está en total contradicción con todo lo que está fuera de él, y todo lo que no es Islam "puro y duro" debe ser eliminado sin contemplación ni misericordia alguna.

No faltarán entre el rebaño de políticos bovinos y periodistas lanares que son los nuestros, los imbéciles que hablen, aquí también, de "hecho puntual", de conspiración de la CIA, de un "loco suelto", de la responsabilidad del general de turno a sueldo de los EEUU, y añadirán muy convencidos, desde el fondo de su olímpica estupidez, "que hace falta más diálogo", "que hablando se entiende la gente" y que si las partes en conflicto se miraran a los ojos todo sería distinto y mejor.

La verdad es que según una encuesta difundida estos días por la CNN, el 46% de los paquistaníes serían favorables a Al Qaeda. En un país de 160.000.000 (ciento sesenta millones) de habitantes, esto significa 73.600.000 de partidarios de Bin Laden. Gente maja y entrañable.

Abramos bien los ojos, las imágenes que nos llegan ahora desde Pakistán, y a diario de cualquier rincón de la geografía musulmana, será nuestra realidad de aquí a no mucho tiempo. "Eso" ya está entre nosotros. Buenas noticias para los descerebrados que babean de ternura ante las "bondades " y las "excelencias" del Islam: pronto serán colmados en sus enfermizos anhelos. ¡Alá es grande!

(*) Los que cometen atentados se consideran mártires que viven cerca de Su Señor. Además, según el comportamiento del Profeta en Medina, el asesinato es totalmente lícito. Basta con referirse a la crónica de Tabari o a las diferentes biografías del Profeta para constatarlo. La "Crónica de Tabari" (838-923) contiene la primera biografía del Profeta y reúne numerosos hadices relativos a Mahoma, que fueron reconocidos por la Tradición (la Sunna). En ella se ponen de relieve varios episodios que muestran cómo los musulmanes más piadosos en modo alguno estaban conmocionados por el comportamiento guerrero y combativo del Profeta, y hacen remontar hasta él la doctrina del martirio de los guerreros musulmanes muertos en combate contra sus enemigos.

Así cuenta Tabari uno de esos asesinatos.

"Había una mujer llamada Asma bin Marwan. Hacía versos particularmente insultantes acerca del Profeta. Cuando estos versos fueron puestos en conocimiento de Mahoma, este dijo en voz alta: "¿Acaso nadie me librará de la hija de Marwan? Había un hombre del clan de la poetisa, Omayr ibn Adi. Esa misma noche se introdujo en su casa. Esta dormía en medio de sus (cinco) hijos. El más pequeño tomaba el pecho recostado sobre su madre. Omayr la traspasó con su espada, y al día siguiente fue a ver al Enviado de Dios. Le dijo: "¡Enviado de Dios, la he matado! Mahoma le respondió: "Has socorrido a Alá y a Su Enviado, ¡OH Omayr!".

La "hazaña" de Omayr está clasificada por los cronistas musulmanes entre "las expediciones del Profeta".

La violencia incontenible lleva al borde del abismo a Pakistán


Insisten en acusar al gobierno por la muerte de la ex premier y líder de la oposición. Benazir presentía que Musharraf la iba a matar.

KARACHI, Pakistán.- Un país sumido en el miedo y en el caos seguía llorando ayer a la ex primera ministra Benazir Bhutto. En el segundo día de luto oficial decretado por el asesinato, el gobierno insiste en que los autores del atentado y muerte de Bhutto fueron los talibanes, pese a que el jefe regional de esta milicia islámica negó toda responsabilidad con el hecho ocurrido en Rawapindi, tras un mitin político con vistas a las próximaselecciones parlamentarias.Baitullah Mehsud, líder del recientemente formado Tehrik e-Taliban Pakistan (Movimiento Talibán de Pakistán) en las volátiles áreas tribales del país, aseguró ayer que el gobierno está intentando difamarlo.
A su vez, dirigentes políticos opositores coinciden en que las agencias de Inteligencia del país estuvieron detrás del ataque.

Parálisis total

Mientras, la vida diaria de millones de personas ha quedado en suspenso. La parálisis del país ha afectado hasta las bodas, una de las pocas diversiones en un Pakistán musulmán donde el alcohol está prohibido.

Cientos de ceremonias han sido pospuestas para mejor ocasión. La mayoría de los paquistaníes no podía encontrar ayer comida o combustible, pues gasolineras, tiendas, bancos, oficinas y escuelas estaban cerrados en medio de una oleada incontenible de violencia en repudio por la muerte de Bhutto. Las calles de las principales ciudades del país -Karachi, Islamabad, Rawalpindi, Lahore, Quetta y Peshawar- estaban ayer desiertas, con las huellas de los disturbios populares que dejaron al menos 40 muertos y decenas de heridos víctimas de la represión policial.

Los saqueos se multiplican en todas las ciudades. En Karachi, la capital económica de Pakistán, con 12 millones de habitantes, bandas de ladrones recorren las calles amenazando a los habitantes para que no salieran de sus casas. “Karachi nunca estuvo tan triste y atemorizada”, dijo una vecina. “Estamos encerrados y a punto de quedarnos sin qué comer”, añadió.

Al menos 10.000 paramilitares llegaron a Karachi con la orden del presidente, Pervez Musharraf, de disparar contra los alborotadores. Automóviles, ómnibus y motos calcinados se esparcían por las calles de la ciudad.
En Peshawar, ciudad fronteriza del noroeste de Pakistán, miles de manifestantes que protestaban contra Musharraf y gritaban “¡Benazir es la voz de los pobres!” fueron dispersados violentamente por la Policía.

La violencia ha causado también cuantiosas pérdidas materiales, ya que 1.000 comercios y oficinas, 180 bancos, 100 trenes y cientos de automóviles ardieron en todo el país. (DPA-Télam)

En una carta que envió a CNN en octubre, la líder pakistaní señala a su posible asesino



ISLAMABAD.- Benazir Bhutto había enviado un correo electrónico a la cadena de noticias estadounidense CNN, en el que responsabilizaba al gobierno si moría en forma violenta.“Yo responsabilizaría a Musharraf”, advirtió en un correo electrónico que envió a su vocero en Washington, Mark Siegel, una semana después de que regresó a Pakistán tras ocho años de exilio.
Ese mismo día de su retorno fue recibida por un doble atentado suicida que causó 140 muertes en la manifestación de bienvenida. Se responsabilizó en un principio a la red Al Qaeda por ese atentado. “Me han hecho sentir insegura”, se quejó la ex premier en el correo electrónico que Siegel le hizo llegar a la periodista de la CNN, Wolf Blitzer, que accedió a no publicarlo mientras viviera Bhutto.

Bilawal, el hijo mayor de Benazir, leerá hoy el testamento político de la dirigente. “Ha dejado un mensaje para el partido y un testamento”, anunció ayer Asif Ali Zardari, esposo de Benazir, y destacó que ella había preparado minuciosamente el cronograma de tareas a realizar en caso de su muerte. (Télam)

Noticias: La Gaceta.

.

1 comentario:

  1. Libertad para Fouad Al-Farhan, bloguero detenido en Arabia Saudita.

    Propuesta para enviar e-mail al embajador en Bruselas aquí: http://catalunyafastforward.blogspot.com/2008/01/llibertat-per-fouad-al-farhan-blocaire.html

    Hasta pronto y libertad!
    Marc Arza
    www.catalunyafastforward.blogspot.com

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.