Seguidores

2.10.08

Para los islamistas vencer a Israel y a la Cristiandad es un deber y obligación

La singularidad de Israel y Jerusalem
Los islamistas “necesitan” imperiosa y categóricamente vencer y destruir a Israel, reislamizar Jerusalem e Israel, como condición sine qua non e imprescindible para poder “demostrar” la validez del Corán y su supremacía sobre la Biblia.

El ayatolá Akbar Hashemi Rafsanyani, ha afirmado que “Palestina es un asunto muy importante y que a pesar de haber transcurrido casi un siglo se ha convertido en el tema axial del mundo musulmán y, quizá, del mundo en general”.

Jaled Mechaal, el líder Hamás, ha declarado que: “Al-Qods pertenece a los palestinos y a la comunidad musulmana y solamente los árabes tienen el derecho a gobernar sobre esta región. Al-Qods es el territorio que conecta la tierra al cielo y no conviene que este territorio consagrado a un principio de compromiso se convierta en una oferta de rendición”.

Ali Lariyani, presidente del Parlamento de la República de Islámica de Irán, expuso que “El palestino es el asunto más importante del mundo islámico”.

Todos los islamistas comparten la esperanza de ver el Califato Islámico reconstituido y consideran el "renacimiento del Islam" como la señal manifiesta de la veracidad de las profecías relativas a la victoria final del Islam y su propagación en todo el mundo.

Corán 37:173: y es Nuestro ejército el que, ciertamente, vencerá.
Sura 48 del Corán: Al Fath –la Victoria-
Corán 58:21-22: Alá ha escrito: «¡Venceré, en verdad! ¡Yo y Mis enviados!» Alá es fuerte, poderoso. …Y ¿no son los partidarios de Alá los que prosperan?
Corán 5:56: Quien tome como amigo a Alá, a Su Enviado y a los creyentes... Los partidarios de Alá serán los que venzan.

Los islamistas conceden absoluta fe a las profecías de Mahoma, informadas en los Hadices y en el Corán en las que se afirma que el Islam prevalecerá absoluta y mundialmente sobre el resto de las ideologías. “El Islam superior y no puede ser superado”, dice un refrán atribuido a Mahoma.

Esta noción de superioridad islámica está absolutamente enraizada en la conciencia religiosa musulmana. Para los islamistas vencer a Israel y a la Cristiandad es un deber y obligación del fiel creyente y devoto del Islam.

Durante más de 3.300 años, Jerusalem ha sido la capital judía y del judaísmo, de todos los tiempos, de los judíos que vivían en Tierra Santa y en la Diáspora. En sus plegarias los judíos siempre se dirigen hacia Jerusalén. Jerusalén no ha sido nunca la capital de ninguna entidad árabe ni musulmana.

Jerusalén es mencionada cerca de 700 veces en la Toráh y Tanaj (Antiguo Testamento). Pero el Corán no menciona a dicha ciudad ni una sola vez. [6]

El Islam –basándose en el Corán- considera que todo el orbe será musulmán. El Judaísmo y el Cristianismo creen que “De Sion vendrá el libertador”.

Pablo en su epístola a los Romanos, capítulo 11, dice en los versículos:

1. Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo (Israel)? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.

2. No ha desechado Dios a Su Pueblo [Israel], al cual desde antes conoció.

11 Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos.

26. Y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.

Pablo reproduce el texto del profeta Isaías 59:20-21:

Entonces el Redentor vendrá a Sion. Y a los de Jacob que se arrepientan de la transgresión, el Eterno les dice: "En cuanto a mí, éste será mi Pacto con ellos: ’Mi Espíritu que está sobre ti y mis palabras que he puesto en tu boca no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tus descendientes, ni de la boca de los descendientes de tus descendientes, desde ahora y para siempre’ ", ha dicho el Eterno.

Los islamistas saben que la Toráh (Antiguo Testamento) y la Biblia Cristiana afirman que el pueblo de Israel volverá a su tierra y vivirá en ella para siempre. Pero para los islamistas la Toráh y el Nuevo Testamento son falsificaciones. La eliminación de Israel y de la Cristiandad confirmaría las profecías del Corán de que los infieles (judíos y cristianos) serán derrotados por los musulmanes.

Los islamistas “necesitan” imperiosa y categóricamente vencer y destruir a Israel, reislamizar Jerusalem e Israel, como condición sine qua non e imprescindible para poder “demostrar” la validez del Corán y su supremacía sobre la Biblia.

Venciendo el Islam a Israel, los islamistas pueden confirmar que la Biblia se basa en falsedades, por lo que automática y consecuentemente los cristianos serán derrotados fácilmente, al sustentarse en errores y mentiras.

La guerra del Islamismo contra Israel es la Yihad para que el Islam venza a la Toráh, la Biblia. Es una guerra ideológica, en la que los islamistas creen con absoluta fe en la supremacía del Islam sobre el resto de ideologías. Para los devotos musulmanes el Islam emana de Alá, y el resto de ideologías y religiones son creadas y elaboradas por los hombres, y es un deber religioso musulmán extirpar de raíz toda ideología que no sea el Islam.

Esta argumentación teológica –absurda para el no islamista- es el motor de toda la actividad bélica de los yihadistas y de los regimenes de Arabia Saudita y de Irán.

Los islamistas luchan y guerrean para poder ondear el estandarte del Islam sobre los cinco continentes. No es un odio a Israel por como es, sino porque es, -porque existe-, y porque la “derrota” de Israel es el paso previo inmediato a la victoria mundial del Islam, el epifenómeno de la supremacía del Islam.

Entonces el Islam vencerá y dominará el mundo, como aseguró Mahoma a sus seguidores, y la Yihad vencerá fácilmente en todo el orbe. El Islam podrá imponerse absoluta y rápidamente en toda la tierra.

Por Eduard Yitzhak
Diario de América

6 comentarios :

  1. Anónimo3/10/08

    No hay nada más racista y reaccionario que el Talmud y los que lo siguen. Ni queremos la islamización de Europa, ni que siga dominada por el Supremacismo Sionista.

    ResponderEliminar
  2. Lo que necesitas es beber gaseosas y dejar el alcohol para los adultos, anonimoooó.
    Gracias Monmar, gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¿Tenemos que callarnos como animales?

    La verdad saldrá a la luz, amigos.

    Este mundo no sabe nada, no conoce quien domina la economía, la política. Este tema es muy preocupante.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/10/08

    Hola Monmar, excelente blog. Keep up the great work. Si aun no has leigo esto, creo que te puede interesar.
    http://www.familysecuritymatters.org/publications/id.1319/pub_detail.asp

    ResponderEliminar
  5. Conferencia interesantísima de Wilders, hoy no tengo tiempo pero mañana sin falta la publico traducida para los lectores.
    Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. Artamir, laeconomía la domina el mundo musulmán.. ¿NO ?, vamosl si no lo hace es porque son verdaderamente inútiles, porque la riqueza que genera eel petróleo no se ha visto nunca en la historia de la humanidad, y además todas las inversiones posteriores que amplían en mucho las ganancias de este petróleo. La cosa está clara, el islam tiene el control del mundo y del dinero. Tan tontos son que no lo reconocen o ¿ es que hay muchos ladrones entre ellos..? Pregunto

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.