Seguidores

6.11.06

La ley islámica conquista Holanda

HOSPITALES ISLÁMICOS

El primer hospital sólo para musulmanes podría abrir sus puertas en Rotterdam dentro de dos años.
La elección de la ciudad para la polémica iniciativa no es casual: Rotterdam, con unos 600.000 habitantes, es la segunda ciudad del país y tiene un alto porcentaje de población inmigrante, que en sólo una década será mayoritaria.

La propuesta procede del sector privado y llega en un momento en que el país se interroga sobre qué ha fallado en su política de integración de los inmigrantes de las últimas décadas, en especial tras el asesinato del cineasta Theo van Gogh a manos de un fanático islamista.

Detrás del proyecto está el empresario Paul Sturkenboom, ex gestor de un hospital público de Amsterdam, que ha solicitado los permisos pertinentes a la ciudad portuaria. Ha previsto todos los detalles para adaptar el centro a las necesidades específicas de la comunidad musulmana:

Una estricta separación por sexos en la atención a los pacientes por parte de doctores y enfermeros.

Salas para la oración
Dieta halal - según las costumbres musulmanas-
Imanes disponibles 24 horas al día.
Uso de hierbas y medicina tradicionales...

Emplearía a 45 doctores y 275 paramédicos, que no deberán ser obligatoriamente musulmanes.
Sturkenboom está en contacto con las principales compañías de seguros de la zona para alcanzar acuerdos de colaboración, aspecto clave para la viabilidad del proyecto.
Sturkenboom argumenta que hace décadas que los cristianos, protestantes o judíos tienen sus propios colegios, hospitales, sindicatos y partidos políticos.

El Estado holandés incluso financia escuelas islámicas.

Su oferta, asegura, "dará tiempo a los musulmanes para integrarse a su propio ritmo". En los hospitales actuales, en buena parte gestionados por organizaciones cristianas, "sólo pueden acceder a comida halal de manera esporádica. A menudo rechazan la comida del hospital y tienen que llevársela de casa", explica.

Fuera del mundo árabe no existe ningún hospital islámico, así que espera que el centro atraiga a pacientes del extranjero. Y si la idea funciona, no descarta extenderla a otras ciudades de los Países Bajos, donde habita en total un millón de musulmanes.

Los partidos de izquierdas que actualmente gobiernan en Rotterdam, tras el fiasco de la Lista Pim Fortuyn, no se han pronunciado sobre la idea, alegando que es un proyecto privado.
Pero para la extrema derecha - Leefbaar Nederlands- es "una vuelta a la edad media" o un "apartheid que favorece una segregación y que es contrario a la integración de los musulmanes", como ha criticado el independiente derechista Geert Wilders, que ha preguntado a la ministra de Integración, Rita Verdonk, si no piensa tomar cartas en el asunto.

El Gobierno considera que, aunque no lo considera positivo para la integración de los inmigrantes, el hospital islámico sería legal, siempre que cumpla los criterios previstos para los centros sanitarios.

Siguiendo con la tradición liberal de los Países Bajos, será el mercado el que determine si la iniciativa sigue adelante o no. "Las aseguradoras sólo trabajarán con el hospital si ven que hay demanda para este tipo de atención sanitaria", responde Verdonk.

La propuesta ha dividido a la comunidad musulmana holandesa. Para la asociación Milli Görus - integrada por turcos moderados- va en la buena dirección. "El deseo de los musulmanes de contar con este hospital es una señal de integración que prueba que se sienten en casa en el país".
Otros grupos piensan en cambio que agrandará la brecha entre la población nativa y la de origen extranjero y alegan que muchos centros ya tienen en cuenta las necesidades específicas de los musulmanes e intentan, por ejemplo, que las mujeres puedan ser atendidas sólo por doctoras y enfermeras.
Además, "el islam permite que una mujer sea atendida por un hombre cuando se trata de la salud", asegura Rachid Bal, portavoz de la Institución Islámica de Holanda.

.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.