Seguidores

29.5.07

Europa y EUA: multiculturalismo y Unilateralidad


Cómo Europa y América se enfrentan a su futuro y al Islamismo: la auto-negación multicultural o la lucha unilateral.

Desde el 11S y el 11M en Occidente hay básicamente dos actitudes político-sociológicas. Por un lado, una amalgama de negacionistas, cesionistas-apaciguadores y multiculturalistas. Por otro lado, encontramos a aquellos que están dispuestos a mirar cara a cara al enemigo interno y externo -el nacionalismo y el islamismo- y a enfrentarse con ellos.

Los primeros niegan que estemos en una guerra global. Pero dado que el ataque a Occidente es un hecho real y tangible echan la culpa sobre todos nosotros y nuestros valores. Insisten en que hay otras sociedades con otras culturas que históricamente se han visto machacadas por Occidente. Y esto se propaga como una verdad incuestionable. Por lo tanto lo que Occidente debería hacer es pedir perdón y ceder a las pretensiones políticas, culturales y mentales de esas otras sociedades, culturas y religiones. Sólo así se puede apaciguar tanto odio contra Occidente y poner fin a los problemas.

En base a estos postulados la amalgama de negacionistas, cesionistas-apaciguadores y multiculturalistas reclama un nuevo modelo cultural: la alianza de civilizaciones y la equiparación e igualación de culturas, valores y tradiciones. Alcanzada esta meta al fin se viviría en una indefinida "paz cósmica": la Nueva Era.

El éxito cultural, social, económico y político de esta propuesta reside en que mediante ella es posible suprimir del consciente y subconsciente -individual y colectivo- la enorme zozobra y turbación que pudiera ocasionar el espectro de una guerra global sin límites geográficos y temporales. Las consecuencias de esta conducta son muy graves: se subvierten y se eliminan nuestras raíces judeocristianas, produciéndose el vaciado cultural que lleva al colapso y, finalmente, al derrumbe de Occidente.

Ante el islamismo en la Unión Europea domina la mentalidad cesionista-apaciguadora y multiculturalista, tanto entre las elites políticas y económicas como entre la población. Sin embargo en Estados Unidos todavía hay importantes sectores que se resisten a ceder posiciones ante esta ruina cultural. A Europa le falta lo que Estados Unidos aún tiene: la conciencia de que las raíces de su ser residen en los valores judeocristianos y la convicción de que a esto no se puede renunciar.

Los datos son bien claros: los Estados Unidos cuentan con una población de 280 millones de personas, un PNB de 7 billones de dólares y emplea en defensa más de 272 mil millones de dólares. Mientras la Unión Europea, abarcando una población de unos 375 millones de personas y con un PNB cercano a los 10 billones de dólares, apenas gasta 130.000 millones de dólares en defensa. Además la Unión Europea rechaza equiparar su presupuesto militar al de los Estados Unidos y reacciona ceñuda y airadamente ante cualquier propuesta militar y de defensa que provenga del gobierno norteamericano.

Esta es la situación que ha obligado a los Estados Unidos a realizar intervenciones militares en diversas partes del mundo casi en solitario y de modo unilateral bajo la doctrina de la anticipación. Ante el cesionismo europeo Estados Unidos ha optado por derrotar al enemigo y occidentalizarlo. Al contrario que la Unión Europea, Estados Unidos ha optado por defenderse por lo que al mismo tiempo está defendiendo a Occidente. Para ello ha proyectado crear un Gran Oriente Medio. Y pretende hacerlo realidad incluso en solitario si fuese preciso.

Esta Grand Estrategy norteamericana se sustenta sobre un pilar primordial: acabar con los regímenes islamistas y levantar estructuras políticas basadas en mentalidades guiadas por los valores y principios de la democracia liberal. Este ideal no es nuevo. Ataturk lo llevó a cabo en Turquía. También se desarrolló con éxito en Alemania con el plan de desnazificación y en Japón con los programas reeducación. Por lo tanto pretender generar un cambio mental y cultural en la Umma no es una fantasía ni un sueño. Requiere convicción, fortaleza, templanza y también justicia y prudencia. Y capacidad para soportar y vivir el sufrimiento.

En contraposición, la Unión Europea -y su sociedad- no está dispuesta a realizar sacrificios por lo que ha renunciado a sí misma. A corto y medio plazo es más sencillo, menos costoso y doloroso pactar con el enemigo y ceder. Alianza de Civilizaciones, lo llaman los políticos europeos. Este es el camino directo al abandono de los principios que constituyen la base de toda sociedad libre y democrática.

Sin embargo Europa no siempre ha sido así. La, antiguamente llamada, Cristiandad no fue un mundo y una cultura negacionista de sí misma ni cesionista ante sus enemigos. Durante la Edad Media Europa fue un mundo de continuado renacimiento y de permanente defensa audaz de su propio ser greco-romano y cristiano frente a la amenaza del Islam. Éste fue también el espíritu que suscitó la decisión de emprender las Cruzadas llevando la defensa de la Cristiandad al territorio conquistado por el Islam. Esta acción estuvo sostenida por la conciencia colectiva de Recuperatio de lo que hasta no hacía mucho había sido parte del mundo greco-romano y judeocristiano: el Mediterráneo ocupado por el Islam desde España a Palestina.

Se podrían poner infinidad de ejemplos donde todo esto es bien evidente pero baste con señalar algún caso, como la arenga de Luís Portocarrero (cuñado del Gran Capitán Fernández de Córdoba) en la defensa de la ciudad de Alhama, a punto de sucumbir al cerco de los muslimes (1483):

"Avéis demostrado fasta aquí devoçión y esfueço en la defensa destos muros" y "vençidos ya de flaqueza ¿por qué lugar os parece que podemos salir para salvar la vida?". "Si solo por miedo desamparásemos estos muros con razón seríamos llamados homes livianos que a todo se ofrecen sin deliberación y se retraen sin vergüenza queriendo antes la afrenta" que morir "faciendo nuestro dever" "dando buena cuenta a Dios de nuestras ánimas". "¿Qué, pues, falleçe aquí salvo esfuerço de buenos homes y devoción de buenos cristianos para pelear en defensa de nuestra Fe y de nuestra Ley? "Vos aseguro que devemos morir defendiendo Alhama, y no vivir cautivos de los moros", "devemos tener firme esperanza que ni Dios desamparará a su pueblo, ni nuestro rey olvidará a su gente".

Nosotros somos herederos de esto, es lo que nos hace ser occidentales y nos conforma como Occidente. Un único bloque de civilización, una unilateralidad. Burke lo tenía muy claro. Entendía Europa como una gran comunidad de naciones con una herencia moral y jurídica común. Herencia que no es otra que los principios de la libertad individual con moral y responsabilidad, fundamentado todo ello en el Imperio de la Ley y en los valores cristianos. Y estos principios son el cimiento de las Instituciones Civiles.

Por eso creo que es reversible el camino de pugna que la Unión Europea lleva contra los Estados Unidos desde que este decidió intervenir en Irak. Creo que es posible transformar la mentalidad cesionsita y multicultural, tan dominante actualmente en Europa, por otra de firmeza en la defensa de nuestros valores y principios. Creo que es posible reconstruir la mentalidad de que Occidente forma un único bloque, una unilateralidad. El reto que los europeos tenemos por delante no es sólo ayudar a los Estados Unidos a propagar los principios liberales y cristianos en la Umma sino también, y principalmente, irradiarlos en nuestra propia Tierra de Europa.


Publicado en American Review
Por Antonio R. Peña Izquierdo

5 comentarios :

  1. ¿Algún día la gente será consciente de lo que significa el Islam y de como colisiona directamente contra los pilares de la Democracia?

    ResponderEliminar
  2. También creo que llevar la libertad y la democracia al seno de los países islámico es la única garantía de estabilidad a largo plazo. Sin embargo, dada la incompatibilidad entre Islam y Democracia, como señala el cerrajero, esto sólo será posible con un proceso desislamización... Largo, larguísimo.

    ResponderEliminar
  3. Arabo-Sudaca18/6/07

    Es mejor hacer esto. Ya que Estados Unidos está en una desinteresada y épica "lucha contra el terrorismo", ya que ellos nunca se han metido ni con ellos mismos, Europa, para conservarse "limpia" puede expulsar a todos los inmigrantes: Latinos, Centroeuropeos, Asiáticos y Musulmanes, y amurallarse para conservar su "identidad europea y cristiana" bajo los valores de "secularidad" y "libertad de expresión".

    Total, Europa es un solo pueblo con una sola cultura, un solo idioma y una sola religión. Y Londres, la Capital. No estará demás decir que Benedicto XVI es nuestro guía y patriarca, después de la Reina Elizabeth, claro, y el príncipe Carlos. El Papa nos enseña de moral, y de no usar condones, y de ayudar a la humilde y honesta iglesia católica, apostólica, xenófoba, racista y rromana.

    Ni hablar de que en América, solo hay animistas, porque católicos allá, ¡NI UNO!.

    Los que hay allá son sólo europeos que les iba tan bien aqui durante la era Napoleónica, y luego en la etapa NacionalFaschista, que decidieron irse a probar si les iba mal allá, ya que nosotros NUNCA hemos tenido la penosa necesidad de emigrar como ellos a todos los confines del globo... A nuestros abuelos les picó no sé qué animalito para irse a vivir entre, indios, y Norteamericanos, que son todos provenientes de Mongolia...

    En vista de la inmensa capacidad de Europa de progresar por sí misma, sin los recursos naturales, ni la mano de obra barata, ni el ingreso que aportan las grandes transnacionales enclavadas hasta la médula los "países bárbaros"; dada la gran capacidad de vivir en completa armonía, como lo hizo durante la edad Media, donde la Democracia era la Santísima Inquisición; lo mejor para evitar el ocaso de la cultura europea de esta invasión sin cuartel, es volver a sus raíces, es decir al FEUDALISMO.

    Es cierto que la conquista del nuevo mundo trajo como consecuencia que los asquerosos latinos tuvieran el honor de asimilar nuestra bella cultura (no había más remedio, NO eran cristianos, y había que encauzarlos como fuere, ¡o exterminarlos!).

    Pero eso pasó hace ya mucho tiempo atrás. 514 años, 8 meses, y 5 días, para ser precisos. (sabemos mucho de historia)

    Y el oro que nos trajimos, fue sólo un pequeño pago en correspondencia con la educación que les dimos, con todo nuestro agrado por ayudarlos. deberían estar agradecidos de que no nos llevamos también el petróleo y el aluminio, ni el uranio, porque no los conocíamos .

    (los sudacas de mierda sí lo conocían, pero nunca nos dijeron de su existencia, ni cómo se usaba, sólo nos engañaban para adentrarnos más y más en la Amazonia, diciendo que allá estaba todo el oro, pero en realidad sólo habían Anacondas... ¡Fue un timo total!)

    En cuanto a los "moros", bueno, ellos nos dieron la cultura que luego les dimos a los "sudacas".

    Pero nunca les pedimos nada, ni matemáticas, ni álgebra, ni medicina, ni bancos ni cheques. Los europeos vivíamos felices en nuestra ignorancia y en nuestra inmundicia, en establos llenos de cerdos, ratas y piojos. ¡nunca les pedimos que nos educaran!. ¿A quién le importaba la diferencia entre aguas blancas y aguas servidas? ¡A Nadie!

    Al menos los echamos de iberia y nos quedamos con todo lo que tenían..... así como a los judíos y a todos los demás impíos que vinieron acá a manchar nuestros cabellos rubios y ojos azules con su raza degenerada.

    Con nuestra increíble capacidad para trabajar duro, presionando botones, chateando y comprando iPods; y asímismo con nuestra increíble tasa de natalidad (parimos más que las africanas); y que, por supuesto, somos inmortales, pues echaremos a nuestro continente adelante.

    Y a ver cómo harán los bárbaros, pues nos iremos de sus países y dejaremos allá nuestros enclaves económicos, pues replegaremos nuestras empresas, nuestras franquicias, y todo lo que provenga de Europa.

    Se quedarán solitos (¡pobres ellos!) sin saber qué hacer cuando el mercado quede LIBRE del neoliberalismo, que tanto bien les ha hecho a la banc.... perdon! a la pobreza, reduciendo tanto a los pobres, que casi no quedan. No es que el libre mercado los esté matando, es que es la ley del más apto. Sino, ¡pregúntenselo a Hitler!

    En cuanto al calentamiento global, bueno, todos saben que es mentira. El deshielo de las casquetes polares es sólo un estrategia de los que venden aires acondicionados, y botellitas de agua mineral para hacer su Agosto; y la desertificación del sur de Europa es seguramente por una tubería rota en algún lado, y los Moros se la están llevando para sus mansiones en el Magreb y en Sahara, que últimamente está más lluvioso que en Camboya. (¡allá todos son ricos!).

    ResponderEliminar
  4. arabo-sudaca.

    Veo que la empanada mental es surtida, ya sabes el que mucho abarca...poco profundiza.

    Como tu misma dices todo lo que expones paso hace muchos años, y por descontado no se salva nadie, tampoco vosotros los latinos, aunque pretendáis hacernos creer que fuisteis en su día una ONG, la verdad es que la vida que por necesidad se vieron obligados a llevar muchos inmigrantes, (como todo el que necesita salir de su propio país para sobrevivir) fue deplorable, marginal y sin derechos.

    En cuanto a la iglesia católica te recuerdo que ha justificado la legítima defensa y la guerra, en nombre del mal menor y en situaciones de injusticia, pero la no-violencia será la línea evangélica de referencia. Recuerda esto:

    Hubo a raíz del Descubrimiento, dos ensayos civilizadores: el protestante y el católico.

    El primero exterminó a los indios y a los que no pudo exterminar los llevo como animales a las reservas.

    El segundo, bautizó a los indios, tratándoles de igual a igual, y creó el mestizaje.

    El primero fue obra de mercaderes, el segundo de Señores.

    El primero tiene un símbolo sajón, el segundo tiene un nombre: España.

    Catedral de Méjico

    El Corán, a diferencia del Evangelio, es una constitución para una sociedad humana fundada en la religión, mientras el Evangelio es un ideal supremo, una nueva ley, la del mandamiento único DEL AMOR.
    Pero no es este “discutible” tema de lo que trata este blog.

    Hablamos de fundamentalismo islámico, luchamos en contra de la implantación del nazismo, hablamos de una invasión programada con un fin explicito, y sobre todo nos defendemos de unos terroristas que intentan por todos los medios, escudándose en la religión, masacrar a occidente, atemorizando, asesinando e implantando sus leyes dictatoriales.

    Hay que tener presente que el islam, sean cuales sean las demás interpretaciones posibles y las relaciones históricas entre religiones, jamás separa lo espiritual y lo temporal, la religión y el estado.

    Por eso la extensión de la religión musulmana conlleva la extensión del imperio político, y viceversa.

    Cuando un pueblo "invitado" a abrazar el Islam se RESISTE, es preciso "abrirlo", el "fath", apertura o conquista, SI NO LO ACEPTAS PASAS A SER SU ENEMIGO.
    Además hay que preservar la ya citada "morada del Islam" de sus enemigos. En ambos casos la yihad adopta una forma militar, la "guerra santa".

    La guerra que oriente ha emprendido contra occidente, si la llegaran a ganar y nos implantan sus leyes, SHARIA, estamos perdidos.

    ResponderEliminar
  5. Arabo-Sudaca20/6/07

    En vista de tus argumentos, Monmar, tienes toda la razón en afirmar que sí, la iglesia y "los estados nacionales" del siglo XVI emprendieron campañas digamos, de forma "separada".

    Mientras los conquistadores buscaban el oro; y donde no lo consiguieron buscaron esclavos (antes de los esclavos arrancados de áfrica, nosotros éramos los esclavos de los conquistadores). En último caso, para extender el dominio a forma colonial y no tan depredador como en los primeros tiempos; se asentaron en el continente y DESPUÉS fue que vino la evangelización.

    Se hace necesario acotar también, que en tiempos de colonia, la opción del indígena eran 2: ser esclavo cristiano, o morir. Además el "precio" a pagar por tu evangelización (no, no fue gratis), era pagar con TU TRABAJO al encomendero que te evangelizaba. Bajo normativas legales, tu "evangelización" podía costarte 50 o 60 años de trabajo en una plantación, (si sobrevivías), y si morías antes, tus hijos terminaban de pagar la "deuda".

    De todas formas, hablando pragmáticamente, la mejor forma de sobrevivir si no eras BLANCO era esta. De lo contrario estabas a merced del hambre y de falsas acusaciones de rebeldía (las tierras, obviamente habían sido despojadas "en nombre de la corona"). Las reservas, como les llamas, fue la solución anglosajona, es decir, de EUA y Canadá para temrinar de sacarse a lso indios de encima: les entregaron un pedazo de tierra sin valor para nadie y los dejaron ahí.

    En cuanto al islam, discrepo un poco contigo debido a que, aunque para éste, estado, política, economía, cultura y religión son UN SOLO ENTE, no es completamente incompatible con la mal llamada democracia.

    Sólo que al musulmán no se le antoja un estado separado de la iglesia (a conveniencia del primero) como a un occidental no le cabe en la cabeza que Dios, esté por encima de todas las cosas; incluso del estado y todas las leyes.

    La separación de los poderes (iglesia y estado, por nombrar sólo 2) es una construcción humana dada tras la revolución francesa, debido a las innumerables razones por las que podemos acusar a la iglesia medieval y moderna.

    Sin embargo, fuera de la diferencia de criterio que puede haber en si una forma de gobierno es mejor que otra (ambas tienen sus terribles defectos); el Islam (no la religión, sino el modo de vida) no es igual a lo que fue la iglesia.

    Ni lo será, pues es muy diferente...

    En cuanto al terrorismo, pues nada más te digo que no tiene ni religión, ni bandera.

    Es igual de macabro si es de corte religioso (como el que proviene de grupos islámicos con ideales bastante torcidos y desviados), como si es de estado (EU, Israel, y aliados de EU e incluso de la UE, como China, por ejemplo).

    Aquí sólo se impone, para lamento de toda la humanidad, la ley del más fuerte...

    En cuanto a la "yihad", que es un término mal usado, te cito:

    'Cuando un pueblo "invitado" a abrazar el Islam se RESISTE, es preciso "abrirlo", el "fath", apertura o conquista, SI NO LO ACEPTAS PASAS A SER SU ENEMIGO.'

    Esto, particularmente no es cierto.

    Está escrito en el Corán que aquellos pueblos que son de fe monoteísta (llamada allí "gente del libro") merecen respeto y tolerancia. Cabe acotar que sólo se refiere a los creyentes de la misma línea religiosa: Judaísmo, Cristianismo, Drusismo, Zoroastro, etc.

    A quienes se les debe hacer guerra santa, como dices, si no aceptan la conversión son a los llamados "infieles" o mejor dicho para mí: alejados del camino de Dios. Para éstos, y aquí discrepo con el islam, la guerra es sin cuartel y sin tregua...

    Sólo para ver un ejemplo, todos los países islámicos tienen minorías religiosas.

    Irónicamente, donde más se les respeta, es en aquellos países donde se rigen por la ley islámica...... Tienen mucho mejor trato que el que se les dá en Europa, o Estados Unidos...

    En cuanto a la Sharia, bueno, mejor dicho, la jurisprudencia islámica; hablando en términos del islam (valga la redundancia) se refiere a un estado global, de existencia, tal y como lo son la "globalización", comunismo, socialismo, o también democracia; pero a nivel mundial.

    Los estados islámicos, o donde se aplica la famosa "ley islámica", no corresponden con esa idea. Particularmente (y muy diferentes entre sí), Irán y Arabia Saudita son "estados islámicos" en el sentido de que aplican la ley (a su manera), pero no son, ni de lejos, ejemplos del verdadero islam.

    Aunque la primera idea, la de un estado de identidad global con el islam parezca incluso más tenebrosa para las personas con una concepción diferente del islam, no es menos tenebrosa para los que vivimos en una falsa democracia....

    Muy difícilmente podrán reconciliarse ambas mitades del mundo si no se conocen en realidad como son.

    Occidente tiene una idea muy distorsionada respecto de oriente (sobretodo del islam) debido primero a la doctrina cristiana que inculcó el odio contra esta creencia; y con la idea aún más distorsionada que dan la televisión y el cine; pues la cosa es ahora no de ignorancia, sino de desinformación sistematizada.. No olvidemos también que el terrorismo de este tipo viene de atrás, y que es una causa más o menos entendible (pero no justificable) para distanciarse más del islam.

    Oriente, y el mundo islámico por su parte, dada la misma desinformación y la mala propaganda que primero,

    los estados árabes (mas no islámicos) hacen sobre occidente, dada la situación actual e histórica (véase: la imposición unilateral del estado de Israel sobre Palestina), y luego;

    los mismos países desarrollados que han colonizado, explotado, invadido reiteradas veces, y transculturalizado al mundo árabe e islámico desde el siglo XVIII hasta estos momentos, con la invasión a Afganistán e Irak;

    han sido el motor principal de la escalada actual de terrorismo de corte islámico.

    Irak y Afganistán sólo son sucesos recientes. Las pasadas y presentes, como la "ocupación a petición" en Arabia Saudita y los golpes de estado financiados por el capital europeo y norteamericano (caso actual: véase Somalia) han sido las principales causas del ODIO hacia occidente.

    Este odio hacia la cultura occidental (nunca al término "democracia") por lo general se limita sólo a los gobiernos y al sistema económico que los controla; pero también es cierto que, por añadidura, se generaliza...

    Sin ánimo de volver al sarcasmo; si no quieren seguir sintiendo la cada vez mayor presencia musulmana en Europa o en Estados Unidos, la mejor forma de lograrlo es desocupando sus territorios. no sólo militarmente hablando, sino también dejando de lado las influencias políticas y el poder económico que mantienen dominadas a las naciones de oriente...

    O empezar a conocerse, y a comprenderse de verdad y no tras el cristal empañado de la televisión y el cine (por cierto, de capital económico Judío, jejeje).

    En occidente, y específicamente el mal llamado primer mundo, se ha creado una matriz de opinión que llega a nivel de estado, en contra del islam, o en fin, de todo aquello que no sea "democracia".

    Esta matriz de miedo, se pretende inculcar sobre las personas para precisamente no dejar que se produzca un mejor acercamiento; y así luego justificar (como vimos lo que pasó en Irak), invasiones y nuevas expansiones militares primero en el mundo islámico, y luego en todo aquel sitio donde no nos identifiquemos con su perfil de "democracia"; que a todas estas, no es más que el pretexto para seguirnos explotando, para tener materia prima, o mano de obra barata, para seguir manteniendo sobre nuestras espaldas su nivel de vida.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.