Seguidores

4.12.07

Angela Merkel dice no a las mezquitas con minaretes


La canciller alemana dice en el congreso de la CDU (Unión Demócrata Cristiana) que no quiere que los minaretes sean más altos que las iglesias.

La cultura rectora de los conservadores alemanes tiene una nueva reinvindicación: los minaretes no pueden ser más altos que los campanarios de las iglesias.


Así lo dijo ayer la canciller, Angela Merkel, en el congreso con el que su partido aprobará su nuevo programa en Hannover. “Los minaretes no pueden construirse ostensiblemente más altos que las iglesias”, reclamó la presidenta de la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Un destino de inmigración

Para Merkel, está claro que Alemania es un destino de inmigración donde los extranjeros son bienvenidos, “pero las sociedades paralelas no tienen nada, pero absolutamente nada que ver con el talante abierto”, subrayó en su discurso de apertura del congreso, que duró una hora y cuarto y fue largamente aplaudido por el millar de delegados democristianos que acudieron a esa ciudad del norte alemán.

La delegada Christine Köhler es diputada federal por el land (estado federado) de Hesse. Tiene 30 años, fue en la anterior legislatura la parlamentaria más joven del Bundestag y ejerce ahora su segundo mandato.

La cuestión de la integración de los extranjeros es para ella “un tema importantísimo”. “En Alemania viven 3,5 millones de musulmanes y partede ellos son radicales, no quieren la Constitución sino la sharía”, explica.

Köhler hace hincapié en el adjetivo utilizado por la canciller. Merkel habló de su oposición a ver mezquitas “ostensiblemente” más altas que las iglesias, es decir, sólo en el caso de que su altura se planee en el paisaje urbano “como demostración de poder”.

Más allá de eso, a esta joven diputada le parece incluso positivo que los musulmanes abandonen la oscuridad de los patios traseros para rezar y lo hagan en mezquitas.

En ciudades como Fráncfort y Colonia hay proyectos de mezquitas que están despertando resistencias por parte de los vecinos, y de los políticos. Hay casos para todos los gustos. Muchas veces, las autoridades municipales buscan (y encuentran) algún defecto formal en los permisos de construcción, y el contencioso se queda en los despachos.

Manifestaciones xenófobas

Pero, por ejemplo, en Pankow, un barrio del este de Berlín, el mero anuncio de que se iba a construir una mezquita de dimensiones no precisamente llamativas provocó una manifestación abiertamente xenófoba a la que se sumaron neonazis.

En la capital alemana viven 210.000 musulmanes.

La reclamación a los extranjeros de que se integren mejor fue un guiño de Merkel a las bases democristianas.

En general, la presidenta de la CDU ofreció un discurso sereno y sin estridencias. Reivindicó para los democristianos “el centro” del que han huido sus socios de coalición, los socialdemócratas del SPD, empujados a la izquierda por inercia en un país donde un potente tirón económico coincide con un aumento de la preocupación por las desigualdades sociales.

En las últimas semanas, la grieta entre los dos socios de Gobierno ha ido aumentando, ya que ambos partidos buscan posicionarse de cara a las próximas elecciones en 2009.

No queremos nunca más socialismo, porque el socialismo acaba siempre en totalitarismo, tanto si se pretende como si no, destruye la sociedad y destruye al individuo”, proclamó Merkel en uno de los momentos más calientes de su discurso.

La ahijada política de Helmut Kohl sabe de lo que habla, porque creció en la República Demócrática Alemana (RDA). Su partido se despedirá en este congreso del programa neoliberal aprobado hace tres años en Leipzig.

A algo menos de dos años de las próximas elecciones, Merkel tiene buenas cartas para lograr la reelección.

Guillem Sans Mora

Hanover - 03/12/2007

Pues si, esta noticia merece un comentario.

Comenzaré por el desatinado titular que el periodista Guillem Sans Mora ha dado a esta noticia, y que naturalmente he cambiado
“Angela Merkel propaga el miedo al Islam“

Resulta que para el Sr. Guillen la presidenta Ángela Merkel es la culpable de que los europeos rechacemos las costumbres anticonstitucionales que profesan los musulmanes, tal y como dicta el Corán.
Los únicos culpables del rechazo y miedo al Islam la tienen sus propios seguidores que expanden la intolerancia y el sometimiento, defienden sus propias leyes [totalitarias e irracionales carentes de libertad y enemiga de los derechos humanos] llamada “la Sharia” allá donde se instalan.

El periodista continúa informando y no se queda corto a la hora de descalificar:

Pero, por ejemplo, en Pankow, un barrio del este de Berlín, el mero anuncio de que se iba a construir una mezquita de dimensiones no precisamente llamativas provocó una manifestación abiertamente xenófoba a la que se sumaron neonazis.

Salieron a relucir los nazis… la manifestación es improbable que fuera convocada por los vecinos, es absurdo pensar que los europeos hartos de miles de mezquitas en sus países, cansados de que en sus barrios esten degenerando en guetos impenetrables, salgan tranquilamente a protestar sin pertenecer a la idiosincracia de grupos radicales.

Los quintacolumnistas defensores a ultranza del "laicismo” son los mismos progresistas fervientes defensores del Islam, los que ayudan con sus enfoques a propagar la religión mas totalitaria que existe, la enemiga de los derechos humanos, el sometimiento de sus fieles, la que divulga el machismo, la que puede apedrear a las mujeres y ahorca a los homosexuales.

Los pocos que denuncian estas evidencias no son unos cobardes nazis, tampoco pertenecen a un partido determinado políticamente, y mucho menos tienen por que ser racistas ni xenófobos, simplemente ciudadanos preocupados por las constantes reindivicaciones de un colectivo que elige vivir en Europa, pero no esta interesado ni quiere integrarse en los valores europeos.

Para finalizar quiero enviar un mensaje a los progresistas.
La obsesión mal disimulada de los musulmanes en construir mezquitas, en alzar minaretes hasta el cielo, no es un simple deseo necesario para practicar la oración, esta constante provocación es para reafirmar una ostentación de poder en Europa, y provocar situaciones como esta.

Llegara el dia que todos los europeos, indistintamente de sus ideologías, asumamos la necesidad de unirnos para evitar la islamización de Europa, y defendamos nuestras libertades, los logros conseguidos después de cruentas guerras, con esfuerzo y sacrificio, no ha sido fácil alcanzar esta meta, tenemos la obligación moral de preservar nuestras libertades y sotear a nuestros enemigos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.