Seguidores

12.9.09

Desterrando todo vestigio de occidentalidad


MANIQUÍS SIN CURVAS

La policía iraní prohíbe exponer en escaparates ropa interior femenina, corbatas y pajaritas
Desde el 2006, los hombres que paseen mascotas pueden ser multados

EL PERIÓDICO-TEHERÁN. Ni curvas prominentes que estimulen el deseo sexual, ni símbolos occidentales en la vestimenta que alejen a los ciudadanos de los valores tradicionales. La policía de Irán impulsó ayer un nuevo viraje conservador en el país de los ayatolás al enviar una carta al sindicato de comerciantes de ropa en la que se detallan nuevas reglas que deberán respetarse a la hora de confeccionar los escaparates de las tiendas locales. Entre las prendas prohibidas en las vitrinas, se encuentran las corbatas, las pajaritas y la ropa interior femenina.

«Se ha constatado el empleo de maniquís inapropiados y chocantes en las vitrinas de los comercios para atraer a los clientes, lo que ha provocado el descontento de los ciudadanos», indicó la policía en la carta, publicada por el diario Arman. Pese a que circulares similares se envían todos los años sin que acaben de ser respetadas, la misiva intenta poner fin a la relajación de las costumbres experimentado en los últimos años y acotar la expansión de las marcas extranjeras en las tiendas de ropa iranís.

El mensaje añade que está prohibido «exponer ropa con signos occidentales y fotografías inmorales, colocar en las vitrinas corbatas y pajaritas, emplear maniquís cuyas formas, cara y rostro son visibles y no se esconden, así como exponer ropa interior femenina». Este género, según la misiva, no podrá ser en ningún momento puesto a la venta por «empleados masculinos». los maniquís femeninos que llevan ropa interior solo podrán ser expuestos en el interior de los comercios de ropa «a condición de que no haya un vendedor masculino» en la tienda.

En realidad, la carta solo es un paso más en el intento de las autoridades de desterrar todo vestigio de occidentalidad en la vestimenta de los ciudadanos iranís. Hace solo dos años, en noviembre del 2007, fueron vetados los tacones de aguja, los rostros maquillados, los sombreros, las faldas cortas, los colores brillantes y los pañuelos pequeños que cubrían solo la cabeza de forma testimonial.
Al igual que en ahora, los periódicos publicaron entonces una lista de lo que se denominó como «vicios» susceptibles de ser castigados con penas de multa y en los casos más extremos, con cortos períodos en prisión.

Un año y medio antes, en abril del 2006, las autoridades locales de la capital desplegaron unos 200 agentes adicionales de policía para patrullar las calles de la capital y controlar a aquellas mujeres que mostraran los tobillos, que lucieran pañuelos que no cubrieran el pelo de forma apropiada o usaran abrigos cortos o ajustados. Otras prendas que también fueron vetadas fueron los pantalones pescadores, los abrigos cortos o ajustados. También se explicitó entonces que los hombres que paseen mascotas o que luzcan peinados extravagantes se podrían enfrentar a multas o dos meses de cárcel.

Estricto código

Desde la Revolución Islámica en 1979, rige en Irán un estricto código de vestimenta en el país, que también prohíbe a los hombres usar pantalones cortos. Los clérigos iranís aseguran que estas medidas buscan proteger los valores de la Revolución Islámica contra la influencia occidental, que la corrompe.
Las campañas de vestimenta se intensifican en Irán cuando se aproximan los meses calurosos del verano. Las autoridades locales de Teherán, encabezadas por dirigentes próximos al presidente conservador Mahmud Ahmadineyad, colaboran activamente en ellas y advierten a quienes las violen.

.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.