Seguidores

7.11.09

Victimas del Islam, una lesbiana muere en Bélgica en un ritual para "curarla"



Prisión para los padres de una lesbiana que murió en un ritual para "curarla"

* La joven marroquí, de 18 años, murió el mes pasado a causa de los golpes y quemaduras sufridos por todo el cuerpo.
* En la ceremonia también estaba presente un hombre que leyó partes del Corán y que ha sido detenido.
* Los padres creían que su hija estaba poseída por espíritus maléficos.

Los padres de una joven marroquí de 18 años que murió el mes pasado durante un ritual que trataba de "curarle" su homosexualidad han sido enviados a prisión preventiva por un tribunal belga.

Layla Achichi murió el mes pasado a causa de los golpes y quemaduras sufridos por todo el cuerpo durante una ceremonia de curación espiritual en la vivienda familiar de Amberes (norte de Bélgica) en la que participó un hombre que leyó partes del Corán.

Los padres fueron detenidos la semana pasada y la orden de arresto fue confirmada el pasado martes por un tribunal de instrucción belga, explicó este jueves el abogado de la familia, Johan Platteau, quien apuntó que los padres rechazan las acusaciones y que han apelado la decisión de prisión provisional.

"Curación espiritual"

Platteau añadió que los padres decidieron intentar una "curación espiritual" ante el convencimiento de que su hija estaba poseída por espíritus maléficos, para lo que pidieron la ayuda de un hombre que leyó partes del Corán, que también está detenido.

No obstante, el letrado de esta tercera persona implicada en los hechos asegura que su intervención se limitó a leer, en varias sesiones, pasajes del libro sagrado musulmán, pero sin proponer a los padres ningún tipo de rito purificador.
Por el momento se desconocen los resultados de la autopsia.

Noticia: 20 minutos.es

Una marroquí denuncia haber sido agredida <<por no llevar velo en Socuéllamos>>

La víctima perdió el niño que esperaba nueve días después de la paliza, aunque el examen forense revela que no existe relación y fue un aborto espontáneo.


El Juzgado de Instrucción 1 de Tomelloso (Ciudad Real) investiga la supuesta agresión a una mujer marroquí de 31 años por parte de un matrimonio compatriota «por no llevar velo».

Los hechos, que no trascendieron hasta ayer, se produjeron el pasado 14 de octubre en la calle Calderón de la Barca, a escasos metros del colegio al que acuden los hijos de los implicados, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Ayer, el abogado de los supuestos agresores negó los hechos y aseguró que se trata de «una denuncia falsa», mientras que la agredida dijo ayer a La Tribuna que la había retirado tras «reconciliarse» con este matrimonio; e incluso su marido, tras el impacto social causado por la noticia, negó que el velo fuera la causa de «la discusión».

El 23 de octubre, nueve días después de la supuesta pelea, la agredida perdió al niño que esperaba, aunque el examen forense concluye que el aborto no fue consecuencia de los golpes sufridos, pese a que ella lo denunció ante la Guardia Civil. Los supuestos agresores (M. F., varón de 37 años, y A. F., mujer de 27) fueron detenidos el pasado 29 de octubre, aunque ese mismo día quedaron en libertad tras prestar declaración. El Juzgado ha transformado las diligencias en un un mero juicio de faltas, al no considerar acreditado que la pérdida del bebé fuera por la agresión.

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de octubre, cuando el matrimonio y la mujer agredida dejaron a sus pequeños en el colegio de Primaria El Coso, en la calle Pedro de Arias. A escasos metros, en la calle Calderón de la Barca, la mujer habría sufrido una agresión por parte de estas dos personas, de nacionalidad marroquí y que llevan más de diez años residiendo de forma legal en el municipio, según confirmó ayer el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Miguel Lacruz, quien añadió que la víctima también reside en Socuéllamos desde hace cuatro años y que regenta un establecimiento de carne.

Fuentes de la investigación indicaron que el motivo de la agresión fue que la mujer no llevaba el preceptivo velo islámico, aunque el subdelegado no confirmó las causas por las que se había producido la pelea, «porque eso es el juez quien tiene que decir cuáles han sido los motivos». Lacruz aseguró que hay un testigo que «escuchó como discutían entre ellos, pero en idioma árabe, con lo cual no entendió las palabras que decían».

Un día después de la agresión (15 de octubre), la mujer denunció los hechos ante el cuartel de la Guardia Civil de Socuéllamos y presentó un parte de lesiones emitido por el centro de salud de la localidad. Con posterioridad, el día 26 de octubre, volvió a presentarse ante el cuartel e informó de que «tres días antes, el 23, había sufrido un aborto en el Hospital de Tomelloso», indicó Lacruz. El subdelegado confirmó que es en ese momento, quince días después de la agresión, cuando la Benemérita detiene al matrimonio marroquí. «No se les detiene en la primera ocasión (15 de octubre), porque no se considera que hay motivos suficientes con las lesiones que hay en el parte médico» y sí se hace el día 29 «porque ella denuncia que ha sufrido un aborto como consecuencia de la agresión que había recibido ya días antes», concretó.

La Guardia Civil detiene en ese momento a estos dos ciudadanos y los toma declaración. Miguel Lacruz reiteró que no tenía «conocimiento» sobre el contenido de su testimonio: «No puedo hacer especulaciones sobre las causas de la discusión ni de las posibles consecuencias que puedan tener después unos hechos como los que ella denuncia». Tras la declaración, la Guardia Civil les pone en libertad y pasa las diligencias al Juzgado número 1 de Tomelloso.

Noticia La Tribuna Digital

.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.