2.2.10

¿Por qué están muriendo soldados americanos si Irak y Afganistán permanecerán siendo Naciones bajo la Sharia?


Con gran fanfarria, pero poco discurso de victoria, el presidente Obama anunció en West Point hace unas semanas que 30.000 soldados estadounidenses adicionales serían mandados a Afganistán. Si la misión en Afganistán es doble, e incluye la gran derrota de los talibanes y la creación de un Estado estable y democrático, parece que no lo estamos haciendo muy bien.
Lo mismo podría decirse de la "reconstrucción nacional" en Irak donde la violencia últimamente parecía estar disminuyendo en comparación a las montañas y los valles de sangre en Afganistán. Y mientras que la reducción de la violencia en Irak puede ser reconfortante, la disminución de la violencia no es la medida definitiva del éxito de la construcción de la nación.
La verdadera medida de nuestros esfuerzos en ambos países beneficiarios debería basarse en un examen de los fundamentos que se han instaurado en estos países con la sangre de nuestros mejores hombres y con nuestras arcas. Cuando este examen se hace el resultado resulta horrorífico.
Las constituciones de Irak y Afganistán, para aquellos que aman la democracia y la libertad, son un fracaso. Si la constitución de una nueva nación es un fracaso, entonces ¿qué clase de nación se puede levantar sobre ella?
Después de que las fuerzas armadas de EE.UU. (con nuestros aliados) sacaran a los talibanes de Kabul, nos hemos esforzado en crear un nuevo Afganistán, basado en una ley Constitucional.
Ni la Constitución de Irak ni la de Afganistán están estructuradas en el modelo americano laico de Estado subordinado a la voluntad del pueblo. Este concepto es el fundamento de la democracia americana que nos dieron Jefferson, Washington, Adams, Madison, Monroe, Franklin y Hamilton, esto trágicamente no es la base de nuestra estrategia de construcción de la nación ni en Irak ni en Afganistán.
Irak y Afganistán son estados islámicos (específicamente declarados como tal en sus constituciones). El pueblo de ambos Estados beneficiarios, está por lo tanto en el servicio al Islam (el estado es el Islam y el Islam es el estado), eso no es una forma de "democracia" cualquiera que la mayoría de los estadounidenses pueda tolerar ni razonablemente apoyar.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Douglas MacArthur permaneció en Tokyo para supervisar la creación y aprobación de una nueva constitución al estilo estadounidense en el Japón derrotado, una que rechazara totalmente el anterior sistema de gobierno y sociedad. La nueva Constitución japonesa suprimió el poder del emperador y creó una democracia al estilo norteamericano en la que la gente tiene poder sobre el gobierno a través de la constitución. Este enfoque derrocó completamente el viejo orden imperial totalitario de los japoneses.

Al anunciar la nueva Constitución en Tokio, MacArthur, dijo que "el pueblo Japonés daba por tanto firmemente la espalda al misticismo y la irrealidad del pasado y se enfrentaba a un futuro real con una nueva fe y una nueva esperanza". En cuanto al Emperador, MacArthur dijo en un comunicado público “la nueva Constitución deja el trono sin autorización gubernamental o propiedad estatal, sujeta a la voluntad del pueblo, símbolo de la unidad del pueblo".
La nueva Constitución representó un cambio completo y total en el enfoque del gobierno en Japón y lo más importante, la relación del ciudadano con el Estado.
"Declarada por sus términos para ser la ley suprema de Japón, sitúa la soberanía de lleno en las manos del pueblo. Establece la autoridad gubernamental con el poder predominante investido en un cuerpo legislativo elegido como representante del pueblo, pero con control adecuado a ese poder, así como a la facultad del Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, para asegurar que ninguna rama del gobierno puede llegar a ser autocrática o arbitraria en la administración de los asuntos de Estado. "- Anuncio de MacArthur de la Nueva Constitución de Japón, 6 de marzo 1946.

La constitución de Japón posterior a la guerra identifica específicamente a la propia Constitución como ley suprema de esa tierra. Esta es la misma estructura de la democracia constitucional que existe en el Estados Unidos tal como se expone en el artículo 6, Cláusula 2 de la Constitución de los EE.UU. El constitucionalismo es instalado en Japón por el > Artículo 98o.
"Esta Constitución será la ley suprema de la nación y ninguna ley, ordenanza, edicto imperial u otro acto del gobierno, o parte de el, contrario a las disposiciones del presente artículo, tendrán fuerza legal o validez."
La nueva Constitución, reiteró la revocación de la antigua orden empírica, el Emperador quedaba entonces legalmente sin poder y subordinado a la Constitución.
"El Emperador o el Regente, así como los Ministros de Estado, los jueces y demás funcionarios públicos tienen la obligación de respetar y defender esta Constitución."
Artículo 99, Constitución de Japón

Hemos tomado un curso trágicamente diferente en Afganistán e Irak.
El artículo 1 de la Constitución de Afganistán dice que Afganistán es una república islámica, independiente, unitaria y estado indivisible. El Artículo 2 de la Constitución de Irak dice que "el Islam es la religión oficial del Estado y una fuente fundamental de la legislación." Ambos Estados identifican el Islam como su fundamento y también la ley del país.
"Ninguna ley que contradiga las disposiciones establecidas en el Islam puede ser establecida." - (Artículo 2, A; constitución de Irak.)
"En Afganistán ninguna ley puede ser contraria a las creencias y las disposiciones de la sagrada religión del Islam. "-(Artículo 3, la constitución de Afganistán.)

Afganistán e Irak son ambos Estados Islámicos regulados en sus nuevas constituciones apoyadas por los Estados Unidos de América. La Sharia es la ley del Islam. La ley islámica reemplaza a cualquier ley que no sea compatible con la Sharia.
Cualquier revisión de la aplicación de la ley islámica en todo el mundo (o de la Sharia en sí) muestra que es brutal, cruel, misógina, anti-homosexual, anti-libertad de expresión, suprema, anti-democrática, y en contra de la libertad de religión entre sus muchas cualidades desagradables.
En Afganistán incluso en una fecha tan reciente como el 2006, un afgano musulmán convertido al cristianismo fue condenado a muerte por abandonar el Islam. Sólo la indignación de América impidió la ejecución de la pena de muerte de la Sharia.

Bajo la ley Sharia, dejar el Islam no está permitido. Se considera un delito peor que el asesinato y es punible con la muerte. Un juez de la Sharia en un momento del caso comentado dijo, "No estamos en contra de ninguna religión en particular en el mundo, pero en Afganistán, este tipo de cosas va en contra de la ley. Se trata de un ataque contra el Islam.
Sin embargo la contradicción inherente entre la democracia y la ley islámica no pasó inadvertida por todos.
"Pero, mientras que la democracia está echando raíces en Afganistán, la constitución del país no es un documento verdaderamente laico. "- Radio Europa Libre / Radio Liberty

La ley islámica se deriva del Corán, Sira, y el Hadith, los tres documentos fundacionales del Islam. La ley islámica por lo tanto tiene la autoridad de ambos Alá y Mahoma ya que es la recopilación de sus mandatos y las palabras, hechos, y el ejemplo del profeta. El apoyo estadounidense a este sistema de barbarie "legal" en cualquier lugar de este planeta es una locura.
La ley Sharia es la antítesis de los conceptos norteamericanos de libertad y democracia. ¿Cual puede ser la razón por la que hayamos creado dos estados islámicos fundados con sangre y dinero americano? ¿Por qué tomamos un enfoque tan radicalmente diferente en Irak y Afganistán de lo que hicimos con Japón después de la Segunda Guerra Mundial? 

No hay superposición alguna entre los conceptos norteamericanos de la decencia y la justicia y la ley islámica. Entre los horrores de la Sharia están la muerte por la crítica al Islam, la muerte por dejar el Islam, la dhimmitud para aquellos que no son musulmanes que viven bajo la Sharia, la casi imposibilidad de las víctimas de violación para probar que fueron violadas, el maltrato de la esposa, el matrimonio infantil, la desigualdad de derechos para las mujeres, sin derechos legales para los no musulmanes, y la subyugación de las mujeres. La lista de los horrores de la Sharia es larga y preocupante. Una ilustración de la Sharia del fehaciente libro de la ley islámica, Reliance of the Traveller, es demostrativa.

Lo siguiente no es objeto de represalias:
Un musulmán que mata a un no-musulmán (o1.2 (2))
Un Judío o Cristiano sujeto del estado islámico, por matar a un apóstata del Islam (ya que dicho sujeto del estado está bajo su protección, mientras que matar a un apóstata del Islam no tiene consecuencias); (o1.2 (3))
Un padre o madre (o sus padres o madres) por matar a sus hijos, o a los descendientes de sus descendientes (o1.2 (4))
Bajo la ley de la Sharia no hay ninguna "represalia" por el estado islámico en contra de un musulmán que mata a un no-musulmán por cualquier razón.¿Puede haber un sistema "legal" más brutal que esté más abiertamente opuesto a nuestros propios conceptos de correcto/incorrecto, bueno/malo, decencia/barbarie, y justicia/injusticia? ¿Este es el sistema de "ley" por el que luchamos en Irak y Afganistán?. Esto es una locura.

Ningún americano que ame nuestra Constitución y las libertades garantizadas en virtud de la misma debe aceptar la ley Sharia en cualquier lugar de este país o apoyarla activamente en cualquier otra parte.¿Cómo puede tolerarse que a los soldados estadounidenses se les diga que luchan y mueren por la "libertad" en Irak y Afganistán cuando en realidad nuestros soldados luchan para apuntalar dos estados bajo la Sharia?

¿Por qué libramos a los Japoneses del atraso, el totalitarismo y la guerra de agresión del imperio de Japón pero optamos por cooperar en la imposición de la inhumana y brutal ley islámica para el pueblo de Irak y Afganistán? Hemos fracasado en el hecho de que no hemos creado una sociedad basada en la justicia, el derecho secular y la democracia constitucional según el modelo americano como lo hicimos para Japón.

La ley Sharia es horrible e inhumana y debe ser rechazada por la gente decente en cualquier parte. Nuestros "aliados" en todo el mundo islámico aplican la Sharia en diversos grados, pero todos los estados islámicos deben reconocer su obligación islámica para su aplicación.
El objetivo de la expansión islámica en todas partes es la aplicación de la Sharia en los países y culturas donde no está forzada. Esta expansión está impulsada por la yihad. La Yihad es requerida de todos los seguidores del Islam.
¿Cual puede ser el propósito de Estados Unidos (el "Gran Satán") en la creación de nuevos estados islámicos? Las respuestas no son conocidas, porque la pregunta rara vez (o nunca) es hecha.

Estamos librando ahora una guerra en todo el mundo y en casa contra la brutalidad islámica en contra de nosotros (nuestra llamada "guerra contra el terror") totalmente motivada por la doctrina del Islam, sin embargo, luchamos en dos guerras para crear y sostener a dos nuevos países islámicos bajo esta misma doctrina – locura.
¿Cuales pueden ser nuestros objetivos de guerra, cuando el resultado será la creación de dos países que son ideológicamente opuestos a nuestra existencia?. Parece que hemos sido engañados, o peor. Nuestros errores tienen un costo asombrosamente alto, para otorgar valor o significado a nuestros esfuerzos en Afganistán e Irak tenemos que admitir que nuestro curso ha sido trágicamente erróneo y rápidamente hacer las correcciones necesarias.

El editor colaborador DL Adams es un analista e historiador, y co-fundador de SIOA (Stop Islamization of America).

http://www.familysecuritymatters.org/publications/id.5341/pub_detail.asp

.

7 comentarios:

  1. Tauro1/2/10

    La verdad que nunca me lo paré a pensar desde ese punto de vista.Para que tanto esfuerzo... en fin , ellos sabrán.Por cierto, ahora la nueva estrategia en Afganistan es pactar con los talibanes, por lo visto, he leído por ahí que el mulá Omar estaría dispuesto a romper con Al-Qaida (si esto fuese cierto, yo creo que se podría avanzar algo en esta guerra.)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tauro2/2/10

    Hablando de Afganistan, os dejo una noticia del atentado de ayer que se cobró una victima española:

    -http://www.20minutos.es/noticia/535913/0/fallecido/explosion/afganistan/

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No peques de ingenuo Tauro, que se que eres mas listo que eso. ¿De verdad crees que un individuo como el mulá Omar con la educación que ha recibido, tal como ha sido criado y con la mentalidad que tiene podría de repente aceptar las condiciones de los norteamericanos o de cualquier país o dirigente Occidental? ¿Te enteraste de cómo murieron 7 agentes de la CIA hace solo unas semanas por medio de un cooperante taliban que les hizo creer que podían confiar en él y al que ni siquiera cachearon al entrar al recinto porque supuestamente era un colaborador? EEUU apoyó a los talibán e incluso a Osama Bin Laden durante un tiempo y ¿de que les sirvió? Son unos traicioneros, lo mires por donde lo mires, y no se puede fiar uno de ellos ni un pelo. Ahora la administración de Obama encabezada por “Hitlary” Clinton pretende poner un marcha un programa para ofrecer dinero, casas, trabajo, etc a los taliban si dejan las armas y se convierten en buenas personas, ja, ja, ja. Ya están tan desesperaos que no saben ni lo que hacer. ¡Ni que hubieran nacido ayer! ¿dejaran los taliban de cultivar el opium y el hashish que según ellos cultivan para el consumo y destrucción de los kafir de occidente? DE NINGUNA MANERA.
    A todos nos gustaría ese mundo ideal, pero con ideologías radicales como la de Mahoma eso nunca será posible.
    La culpa también la tienen las Naciones Unidas y su comisión de derechos humanos encabezada por un montón de países árabes que hacen la vista gorda y no sancionan nada que tenga que ver con la Sharia o la Jihad. Solo lo que hace Israel sobretodo, o EEUU es abominable. Este mundo está realmente al revés.

    ResponderEliminar
  4. Tauro2/2/10

    La verdad que todo lo que dices es cierto, aunque ya sabes, a veces uno lee en la prensa estas cosas y piensa...pues que bueno si ocurriese ¿no?, aunque, como suele pasar, la realidad es mucho mas cruda.
    Claro que me he enterado del atentado del agente doble con sus correspondintes 7 bajas de la C.I.A ( os iba a mandar la noticia precisamente,pero lo fui dejando...sorry) como para no enterarse...no me gusta reconocerlo, pero ¡les ha salido bien la jugada! ¿EH?, joder, camuflado de agente doble, les iba supustamente a decir donde estaba Al-Zawahiri y .... ¡baum¡,tu lo has dicho..con esta gente mejor no pecar de ingenuos.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Con los talibanes y terrorista toda negociación es nula, solo sirve para darles mas fuerza, para ellos la negociación, o bien el pago, es sinónimo de debilidad.

    Esto nos lo cuenta Juan Pedro Quiñonero, vale la pena tenerlo en cuenta.

    17-10-2009 Económicamente, quizá sea más barato comprar talibanes. Moral y militarmente ya es otra cosa. Varios soldados franceses murieron por la «ingenuidad» o ignorancia de sus mandos, aparentemente al margen de los «acuerdos» entre algunos mandos italianos en Afganistán: pagar a los talibanes para que no atacasen sus posiciones...

    Pierre Lellouche contó hace meses a ABC que un talibán puede tener un sueldo mensual de unos 300 dólares. Un salario mucho más alto que el de los pequeños agricultores afganos, que apenas consiguen malvivir de una agricultura cuyo único sector floreciente es el cultivo de las adormideras destinadas a la producción de opio.

    A los contribuyentes estadounidenses les sale mucho más caro el mantenimiento de sus 68.000 soldados. Sin contar la sangre derramada (6.000 militares muertos). A 300 o 400 dólares mensuales, la «compra» de 50.000 talibanes sería un precio aceptable para el presidente Obama, en términos presupuestarios.

    Sin embargo, tal concepción -¿italiana y de otros miembros de la coalición?- de la guerra contra el terror en Afganistán deja al descubierto una profunda corrupción moral.

    El objetivo estratégico de la guerra de Afganistán no es tanto la victoria militar -quizá imposible- como la construcción de un Estado más o menos democrático y viable, impidiendo que las muy distintas familias de talibanes utilicen los 652.225 km2 del territorio afgano (mucho más grande y encrespado que España y sus 504.645 km2) como base de operaciones y financiación del terror, a través del comercio mundial del opio y sus derivados.

    Las tácticas mafiosas de compra de asesinos a sueldo quizá sean eficaces en Sicilia, Colombia o Venezuela. Pero resultan patéticas y muy peligrosas entre aliados de la vieja y escéptica Europa.

    ResponderEliminar
  6. Celta4/2/10

    Es muy esclarecedor el siguiente reportaje:
    http://www.elpais.com/articulo/espana/Nos/sorprendio/poco/atentado/hubiera/nadie/calles/elpepuesp/20100204elpepinac_8/Tes

    Aqui los soldados españoles dicen sobre el atentado: "Nos sorprendió poco antes del atentado que no hubiera nadie por las calles"

    Y a lo largo del reportaje añaden que :
    Aquí te suplican por agua o comida, y la gente bebe de las charcas", explica. Por eso, en muchas ocasiones, los soldados guardaban las manzanas que les daban en las meriendas para regalárselas a los pequeños. "Se van a los puños por unas galletas", cuenta.

    Pero la relación con los afganos está lejos de ser buena: "Así como les das comida arrojan piedras a los BMR. Es difícil saber en quién confiar". Pero, ya sea para solicitar ayuda o para escupir a los tanques, los afganos siempre aparecen al paso de los convoyes. Salvo el día del ataque. Ospina explica que el atentado se produjo nada más pasar un pueblo que, sorprendentemente, estaba vacío. "Una de las cosas que nos llamó la atención antes del ataque es que no había nadie en las calles" recuerda.

    Dos cosas muy claras saco en conclusion:
    1.- Todo el pueblo estaba informado y encubriendo el ataque.

    2.- Lo de que "les das comida y luego te tiran piedras" es un comportamiento revelador de que siguen a rajatable lo que les enseña el Coran "besa la mano de tu enemigo (todos lo que no son musulmanes son sus enemigos) mientras puedas cortársela"

    CRIA CUERVOS Y TE QUITARAN LOS OJOS

    ResponderEliminar
  7. Celta, complicado el tema de Afganistán, por un lado pensamos que allí no hacemos nada, por otro que “si no nos ocupamos de los talibanes, ellos se ocuparán de nosotros, su fundamentalismo será una amenaza para todos".

    Lo malo de esta guerra es que los Afganos no tienen comunicación con las tropas, quee los Afganos no se fían de los soldados y están siendo cómplices de los talibanes.

    ¿Hay que dejarlos en manos de los talibanes y que se defiendan ellos como quieran, si es que quieren?

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.