Seguidores

29.12.10

Gran Bretaña, Cruz Roja, Islam y la Navidad

Un artículo de Steve Doughty, para el diario londinense Dayly Mail, pone en evidencia la claudicación y el temor de Gran Bretaña hacia el Islam, al denunciar que la Cruz Roja Internacional, que fue una de las organizaciones benéficas más respetadas del Reino Unido, ha instruido y dado directivas a su personal de las 430 tiendas y puestos de recaudación de fondos británicos, para que acaben con las decoraciones y eliminen cualquier signo de la festividad cristiana de Navidad, ya que la exhibición de éstos, podrían ofender a los musulmanes.

El emblema de la Cruz Roja, inspirado en la bandera de Suiza no tuvo en su origen primigenio, ninguna connotación religiosa. Por presión de Turquía, que asociaba la cruz como símbolo de las Cruzadas, en 1929, durante una conferencia para revisar la convención de Ginebra, se adecuó la nueva situación y se decidió implementar también el emblema de la Media Luna Roja. Más tarde, se cambió el nombre de la organización para pasar a llamarse oficialmente Cruz Roja Internacional y Movimiento de la Media Luna Roja. Sin embargo, al equivalente judío Maguen David Adom, escudo de David, conocido como estrella de David, el Comité Internacional de la Cruz Roja le negó el reconocimiento por rehusarse a reemplazar la estrella de David (que fue remitida al CICR en 1931) por la cruz roja, hasta el año 2006 en que se decidió su aprobación.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) fundado en 1863, con sede en la ciudad suiza de Ginebra, está sindicado como una organización imparcial, neutral e independiente que tiene como objetivo la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y dignidad de las víctimas de la guerra y de la violencia intrínseca, así como de prestarles asistencia. Esa premisa no se cumplió con los soldados israelíes Ehud Goldwasser y Eldad Regev, secuestrados por el Grupo terrorista Jizballah el 12 de julio del 2006, hecho que desencadenó la Guerra del Líbano. Hasta el día de julio del 2008 en que sus cadáveres fueron canjeados por el asesino Samir Kuntar, sus atribulados familiares no tenían ninguna información sobre su destino ni la Cruz Roja pudo proporcionar dato alguno acerca de su situación. Otro tanto ocurre con el soldado Guilat Shalit, secuestrado hace más de cuatro años por el Hamás y sometido a un aislamiento absoluto sin que se conozcan gestiones serias del ya desacreditado organismo, para revertir esa penosa incomunicación.

La inconcebible y repudiable orden para que sean retiradas las referencias cristianas en la celebración de la Navidad, es otro paso en la reafirmación de la supremacía islámica, que pretende regir el mundo e imponer su fe sobre las demás confesiones religiosas. Inglaterra con su actitud cobarde, coadyuva a ese propósito.
El 22 de noviembre pasado, La cadena informativa BBC dio a conocer en su programa “Panorama”, los contenidos de un manual musulmán provisto y financiado por la asociación “Club y escuelas de los estudiantes sauditas”, que enseña a unos cinco mil niños en Inglaterra antisemitismo, los “secretos de la amputación perfecta” y el odio a los homosexuales. Este texto islámico también explica que los “infieles” (no musulmanes) arderán “en las llamas del infierno”.

El texto también incluye la historia de “ Los protocolos de los sabios de Sión” el infame libelo antisemita que describe los planes de una conspiración judía, en la que estaban involucrados la masonería y los comunistas, a los que los judíos controlaban, con la finalidad de obtener el poder mundial. Estas patrañas antisemitas, verdadero fraude histórico que también utilizó Hitler en su libro Mein Kampf, (Mi Lucha) desacreditadas repetidamente, continúan como miasmas deletéreos, infectando a las sociedades.

“Recuerden que los judíos tienen un fenotipo que los acerca a las simios y a los cerdos”, dice otro pasaje del mencionado libro islámico.

El gobierno de Arabia Saudita ha desmentido cualquier relación con los organizadores de los cursos que se dictan en las noches o los fines de semana en los que se usa el citado texto, sin embargo el director del referido programa explica que el curso responde al departamento cultural de la embajada de Arabia Saudita en Londres.

La BBC señala además que una de las escuelas, de donde obtuvo la información con microcámaras, pertenece al gobierno saudí. Este centro de estudios denuncia que la cadena británica muestras estas “descripciones históricas” del libro “fuera de su contexto”. Sobre el contenido del texto musulmán, el Ministro de Educación inglés, Michael Gove, señaló que “es claro que no podemos aceptar este tipo de material en las escuelas británicas” e indicó que las escuelas que lo usan no gozan de ningún subsidio estatal ni utilizan estructuras públicas.


La escandalosa prohibición de La Cruz Roja Internacional en Gran Bretaña de incluir o exhibir referencias cristianas en la celebración de la Navidad para evitar herir la susceptibilidad de los musulmanes, no hace más que contribuir al avance islámico sobre Europa, impotente y medrosa para evitarlo.

Rubén Kaplan es periodista especializado en temas de Medio Oriente y política internacional.
Análisis profundo de la problemática de Israel y Medio Oriente y la amenaza del Islam radical contra Occidente.  
  
.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.