Seguidores

21.11.11

El PP impedirá la legalización por arraigo si la estancia es ilegal

La posibilidad actual que tienen los extranjeros de legalizar su situación tras haber residido en España tres años no será posible si durante ese periodo su situación era "ilegal", según ha avanzado el portavoz parlamentario del PP en materia de Inmigración, Rafael Hernando.

Los parados tendrán prioridad

El Reglamento de la Ley de Extranjería de España -aprobada en 2009- que entró en vigor el pasado 30 de junio, permitía a los extranjeros conseguir la regularización por "arraigo social" si acreditaban su permanencia en España al menos tres años y contaban con un contrato de trabajo en el momento de legalizar su situación.

Ahora, según ha explicado Hernando, el PP modificará el sistema actual con el fin de luchar contra la inmigración ilegal y evitar que ésta "tenga los mismos derechos que las personas que vienen legalmente a nuestro país".

Para ello, ha señalado, el PP hará "un ajuste vía reglamentaria", que todavía no se ha definido, dado que hay que "meditarlo" con los responsables autonómicos en materia de Inmigración.

Inmigración ligada al trabajo

El nuevo Gobierno "vinculará la inmigración al empleo" y facilitará la entrada de quienes vienen a buscar un empleo o de quienes consigan un contrato en origen, al tiempo que garantizará el retorno a sus países de origen cuando finalice su contrato de trabajo. "Es decir, implantaremos, un sistema de inmigración circular", ha añadido.

A su juicio, el Reglamento de la actual Ley de Extranjería incentiva la entrada de personas "sin cumplir los requisitos" necesarios y, por tanto, fomenta la inmigración ilegal. Para que los extranjeros puedan trabajar en España, el PP creará un visado de entrada y búsqueda de empleo que, en opinión de Hernando, evitará la práctica habitual de utilizar el visado turístico para llegar a España y, con el tiempo, "y con la simple estancia en el país de forma irregular", obtener la regularización por arraigo social, "que es lo que se hace ahora", indicó.

El PP quiere que el citado visado se consiga a través de los consulados de cada país y sólo si existe un contrato en origen o una oferta de empleo. En el caso de que tras un periodo en España no se consiga un empleo los extranjeros deberán retornar a su país.

No obstante, ha explicado, quien tenga que regresar a su país de origen conservará el permiso de residencia para que si vuelve a encontrar empleo "regrese tranquilamente sin ningún trámite burocrático".

En este sentido, ha añadido Hernando, primarán las listas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) y sólo en el caso de que el trabajo no pueda ser desempeñado por una de las personas inscritas podrá hacerse una oferta a un trabajador extranjero. "Se dará prioridad, por supuesto, a las listas del INEM y si no hay la oferta que busca el empresario se habilitará la posibilidad para extranjeros", ha señalado Hernando, quien ha recordado que en profesiones como la de temporero siempre hay demanda de mano de obra extranjera.

Hernando ha indicado que el objetivo del PP es acabar con las regularizaciones masivas y restringirlas al máximo y, "como dice la normativa comunitaria", que cualquier proceso de regularización se efectúe "por razones individuales o excepcionales.

Fuente: ElEconomista.es

4 comentarios :

  1. Siempre están con la monserga de que nosotros fuimos a Alemania. Los nuestros iban a Alemania con un contrato de trabajo debajo del brazo desde España. Si no no les dejaban ni bajar del tren, los mandaban de vuelta a casa. Lo que propone el pp no solo es razonable, es que es imprescindible, ¿que haremos con 5 millones de extranjeros parados si no?.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Exacto. Y que no les faltara una vacuna. Recuerdo que hubo un caso de cólera no sé donde y mi padre tuvo que ponerla antes de irse, después de unas vacaciones, porque sino no pasaba la frontera, y aquí nos llegan sin nada. Así es que enfermedades que teníamos erradicadas vuelven a surgir.
    Si vienen con contrato de trabajo vienen con todas las garantias y eso nos ayuda a nosotros. Al estar incontrolados así nos va, salarios mínimos, esclavitud y economía sumergida.

    ResponderEliminar
  3. Además de ir con contratos de trabajo, los españoles eran personas humildes que no molestaban, y mucho menos se les ocurría pedir que respetaran sus tradiciones y exigir prebendas, ya estaban agradecidos con las ventajas que les correspondían con sus contratos, y en la época que fueron Europa no disfrutaba de tantos derechos sociales, no creo que fueran tantas.

    ResponderEliminar
  4. Santiago Matamoros27/11/11

    La justa recompensa recibida por los españoles que emigraron a Alemania a trabajar duro, y de forma legal es que pudieron ahorrar y ganarse sus pensiones. A cambio de una gran contribución al desarrollo alemán.
    Cual debe ser la justa recompensa que merecen los que han entrado en España (y toda Europa) forzando las fronteras, sin respeto por la legalidad, sin contrato de trabajo ni intención de trabajar en muchos casos, con empadronamientos ficticios para abusar de todo tipo de subvenciones y beneficios sociales, para cargar aún más al ya precario estado del bienestar conseguido gracias al trabajo de las últimas generaciones de españoles, y para colmo intentando desestabilizar nuestra sociedad con exigencias culturales antagónicas de las nuestras. Pregunto, ¿Cuál debería ser la recompensa para esta gente?

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.