Seguidores

21.3.12

El alcalde "ex dhimmi" de Londres, Ken Livingstone, dice, "Voy a hacer de Londres un faro del Islam"

Al parecer, Livingstone no se da cuenta que debido a los apologistas musulmanes como él, Londres ya es un faro del Islam, que pronto será la capital de la República Islámica de Gran Bretaña.

Según Telegraph.uk Ken Livingstone, ha prometido, en un sermón en una de las mezquitas más controvertidos (radical) de la capital, convertir a Londres en un "faro" de las palabras del profeta Mahoma.

Livingstone, candidato laborista a la alcaldía de Londres, se comprometió a "educar a la masa de los londinenses" en el Islam, diciendo: "Eso ayudará a consolidar nuestra ciudad como un faro que muestra el significado de las palabras del Mahoma Profeta. "El señor Livingstone describió las palabras de Mahoma en su último sermón como "un programa para toda la humanidad."


Elogió el último sermón del Profeta, diciendo a su audiencia: "Quiero pasar los próximos cuatro años asegurándome de que todos los no musulmanes en Londres conocen y entienden [sus] palabras y el mensaje" También se comprometió a "hacer su vida un poco más fácil económicamente".

Livingstone hizo estas declaraciones en la Yumu'ah (oración del viernes pasado) en la mezquita central del norte de Londres, también conocida como Mezquita de Finsbury Park, anteriormente controlada por el terrorista reclutador Abu Hamza.
Hamza fue retirado en 2003, pero la mezquita está ahora controlada por una organización islamista, la Asociación Musulmana de Gran Bretaña, que está vinculada al grupo terrorista Hamas.  Azzam Tamimi, un hombre que ha actuado como portavoz de los actuales dirigentes, es conocido por su apoyo a los atentados suicidas. Uno de los directores actuales de la mezquita, Mohamed Sawalha, es descrito por la BBC como una figura ex alto cargo de Hamás, del que "se dice que el cerebro de gran parte de la estrategia política y militar de Hamas" de su puesto en Londres.

En 2009, Sawalha también firmó la Declaración de Estambul en la que se pide ataques contra los países aliados de Israel que incluyen al Reino Unido). El Gobierno británico lo interpretó como una llamada a atacar contra las tropas británicas.

En 2010, el diputado laborista Khalid Mahmood, un musulmán moderado, renunció a la junta de administración de la mezquita e informó de ello a la Comisión de Caridad, acusando a la mezquita de falsificación de firma en documentos legales claves.

Livingstone ha sido perseguido por denuncias de vínculos con el fundamentalismo islámico. En 2010, en el distrito de Tower Hamlets, Londres, hizo campaña contra el candidato de su propio partido para apoyar a un polémico político independiente, Lutfur Rahman, despedido de su trabajo por sus vínculos con un grupo extremista musulmán, the Islamic Forum of Europe (IFE).

Durante su alcaldía, la Agencia de Desarrollo de Londres de Livingstone, canalizó cientos de miles de libras a la Mezquita del Este de Londres en la Torre Hamlet, controlada por el IFE, aún cuando los administradores superiores LDA se opusieron firmemente a la subvención.  A cambio, activistas del IFE lucharon enérgicamente para él en las elecciones a la alcaldía en 2008, jactándose que de ellos "salió el voto" para el señor Livingstone y lograr cambios dramáticos en el corazón de Londres.

Livingstone también dio miles de libras de dinero público a la Casa del Bienestar musulmán, una organización benéfica estrechamente relacionada con la mezquita de Finsbury Park, que firmaron una carta abierta apoyando su campaña de reelección en 2008.

Fuente:  Aquí
________________________

Lo digo siempre y lo seguiré diciendo, que no hay mayor fanático que un converso. En su fanatismo traiciona a su país, a sus padres y toda familia que se ponga por delante

Relacionados:



5 comentarios :

  1. Ken esta sin pasta y sin prestigio. Es una lastima que los billetes que le meten al bolsillo no estén chorreando de sangre. Con esos billetes que sirven para comprar politicos occidentales debería de hacerse la misma campaña que se hizo con los "Diamantes de Sangre". Menudo cerdo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Y que se puede esperar de este pajarraco tambien llamado "Ken el Rojo" cuando en febrero de 2006, fue suspendido del cargo durante un mes por comparar a un periodista judío con un guardia de un campo de concentración.

    Otras PERLAS pronunciadas por este rojo renegado que rige el destino de los Londinenses:

    Debimos mantenernos al margen de sus asuntos (árabes) y no pretender manejarles el petróleo en lugar de comprárselo??? de haberse procedido honradamente, Occidente no habría sufrido atentados, condenando a un miedo permanente (...) los hombres bombas son hijos de la desesperación...

    Que Londres será la primera ciudad musulmana europea no lo duda nadie, de momento ya han permitido 80 tribunales islámicos donde se juzga por la sharia, de nada sirven las encuestas que muestran que una cuarta parte de los musulmanes británicos cree que las explosiones en Londres fueron justificadas.
    Los ingleses aun viven en la época de las colonias convencidos que con paciencia pueden llegar a civilizar a los fundamentalistas y no quieren enterarse que son los fundamentalistas los que están dominando la situaciín, hasta el punto que ya no son capaces de expulsar a los miles de terroristas que predican el odio en las mezquitas.
    Repasando la historia no es descabellado pensar que lo más seductor que tiene el islam para los ingleses, es la posibilidad de poseer cuatro esposas abnegadas y sumisas y si se desvían ya se encargaran de encerrarlas en la torre de los terrores, si la torre hablara...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese punto es el que tiene a favor el hombre cuando se convierte al Islam, el dominio exclusivo de la mujer y tratarla como a un títere. Hoy tengo una amiga, mañana otra, y en casa cuatro más que me esperan para darles por donde me de la gana.
      Más que religión de paz deberían de llamarla religión del sexoman aberrante.

      Eliminar
  3. Anónimo1/5/12

    La ignorancia es atrevida.

    Ese sujeto literalmente esta diciendo ¡lo que no nos cuesta volvamoslo fiesta!...Otra evidencia del buen momento que vive el matrimonio entre el islam y los autodenominados izquierdistas (comunistas). Ningun britanico que se respete deberia votar por alguien que quiere regalar el dinero y la ciudad de los londinenses a unos parasitos que se dedican a vivir de las ayudas estatales mientras tratan de imponer usando la presion y las mentiras, su sistema politico-religioso-economico-social (alias islam), y que tambien destruyen mas que lo que construyen.

    No seria sorpresa si en cualquier momento dijeran que ese sujeto es un musulman converso encubierto, como se alega de otro "anti-fascista" y anti-"islamofobo" ingles: George Galloway.

    Pero esto no es para extrañarse ya que los rojos han desecho mucho mas de lo que han hecho (lo mismo los musulmanes -- otra coincidencia entre ellos).

    Si la democracia fuera mas justa, el acceso al poder por parte de los comunistas y demas personas que quieran usarlo para fines que atentan contra el bienestar de la mayoria, como aquellos que buscan la consecusion de metas como la implantacion del islam y el otorgamiento de privilegios tanto al islam como a los musulmanes sobre lo demas y los demas; estaria prohibido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un musulmán converso, dejó de ser "dhimmi" para convertirse al Islam. Y como todo converso se esfuerza por ser el más y mejor entre ellos, teniendo como tuvo la alcaldía de Londres no será despreciado (porque aunque no lo crean muchos, a los conversos también los desprecian porque no son musulmanes de toda la vida) porque les interesa. El día que deje de interesar ya verás como su "status" baja de golpe.

      Eliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.