Seguidores

17.6.12

Frédéric Kanoute defiende la construcción de una gran mezquita en Sevilla

SEVILLA / EN NOMBRE PROPIOFRÉDÉRIC KANOUTÉ FUTBOLISTA DEL SEVILLA F.C. Y PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN KANOUTÉ


«Me hubiera gustado tener cerca una mezquita, pero he vivido la religión sin rechazo»
A punto de dejar la ciudad, el delantero del Sevilla Frédéric Kanoute defiende la construcción de una gran mezquita en la capital andaluza «porque los musulmanes rezan en Sevilla en sótanos que no son dignos»

-El 30 de junio acaba su contrato con el Sevilla F. C. ¿Ha hecho ya las las maletas?

-Sí, pero sólo un poco porque no sabemos dónde y cuándo vamos a ir.

-Sus hijos hablan el español comiéndose las sílabas, como los andaluces; a su hija le encanta la Feria y vestirse de gitana; a usted le gusta escuchar a Diego el Cigala cantando al alimón con el africano Salif Keita. Además de eso, ¿qué más se lleva de Sevilla en su maleta?

-Me voy contento. He conocido otra cultura, otra gente muy diferente y eso me ha enriquecido mucho. A mi familia también le ha encantando esta ciudad. Me llevo de Sevilla el calor de la gente y la forma de vivir, sin estrés. Me gustan las expresiones de la gente, cómo hablan los sevillanos y me hace mucha gracia la «guasa» sevillana.

-¿Se ha sentido acogido?

-Sí, incluso a veces demasiado porque aquí la gente es muy calurosa.

-¿Qué es lo más le ha gustado y lo que menos de Sevilla?

-Me ha gustado un conjunto de cosas: el clima, el calor de la gente y el gusto por vivir la vida tranquila, sin estrés. Lo que menos me gusta son a veces las mismas cosas. Al principio me costaba que la gente invadiera tanto mi intimidad. Aquí se dan muchos besos, te cogen, te tocan... aunque no te conozcan. Yo soy un poco diferente y me gusta mantener una distancia de respeto. Me ha costado acostumbrarme a no tener un momento de intimidad con mi familia en la calle.

-Por ese motivo estuvo a punto de dejar el Sevilla F.C nada más llegar. ¿Hubiera sido un error, como cuando decidió no ir a las islas Mauricio con el Tottenham?

-No me arrepiento de lo que pasó en el Tottenham porque me trajo a Sevilla. Es verdad que me sentía un poco agobiado cuando llegué a Sevilla porque no me adapté rápidamente a esta forma de vivir. Ahora pienso que hubiera sido un grave error irme del Sevilla F. C. Ha merecido la pena quedarme.

-¿En estos siete años se ha integrado en la ciudad?


-Quizá la he visto un poco desde la distancia porque para sentirse integrado en una ciudad hay que visitarla y conocer sus gente sin que sepan ellos que tú eres futbolista y en mi caso no ha sido posible.

-Ha jugado 263 partidos y metido 130 goles en el Sevilla. ¿Se siente satisfecho de su trayectoria?


-Sí, bastante, pero soy un eterno insatisfecho, sobre todo cuando se habla de deporte. Hay que meterse en la piel de un deportista para entenderlo.


-¿Con qué goles o momentos en el Sevilla se queda en la memoria?

-Con la primera Copa de Europa que ganamos en Eindhoven en 2006 y con el gol de la Copa del Rey contra el Getafe en 2007.

-Es una pena que se vaya del Sevilla una temporada en la que no ha ido a la Champions League y en la Europa League tras ocho años consecutivas entrando en Europa.

-Estoy decepcionado con la temporada porque no hemos cumplido objetivos, pero no siempre se puede ganar.

-Ha recibido ofertas de China, países árabes, EE.UU. y México. ¿Cuál le atrae más?

-No hay nada en firme.

-¿Es verdad que usted preferiría irse a trabajar a un país árabe, como Qatar, para practicar su religión?


-No es sólo por un tema de religión, aunque es verdad que allí hay más mezquitas. Yo tengo que pensar en la educación de mis hijos. Ellos ya hablan tres idiomas y no quiero ir a otro sitio donde tengan que aprender un cuarto idioma. No me importaría ir a los países del Golfo porque se habla inglés principalmente.

-Quiere retirarse en dos años. ¿Ha pensado en ser entrenador?


-No lo descarto dentro de cuatro o cinco años si echo de menos el fútbol.


-¿Le resultó difícil practicar su religión en una ciudad tan religiosa como Sevilla?

-No. Yo he vivido mi religión sin rechazo ninguno, pero me hubiera gustado tener una mezquita cerca de mi casa. Yo voy a rezar al centro o a la Macarena. Sevilla es ahora muy católica pero antes Andalucía entera fue musulmana respetando el cristianismo, el judaísmo... La ciudad tiene una historia muy fuerte de respeto a otras religiones.

-¿Cómo ha vivido el rechazo a una gran mezquita en Sevilla?


-Me ha dado pena porque creo que es un error. Cuando un gobierno frustra a una comunidad y le impide expresar su religión se puede fomentar el extremismo. Los musulmanes rezan en Sevilla en sótanos y locales que no son dignos. Y creo que la comunidad musulmana tiene derecho a tener locales dignos para rezar. Si la comunidad tiene un lugar digno para sus ritos religiosos se sentirá bien y más integrada en la sociedad.

-Hay cristianos que argumentan que los musulmanes no les permiten abrir iglesias en países árabes y además en Nigeria incluso los matan.


-Yo soy el primero en condenar a los musulmanes extremistas o las personas demasiado fundamentalistas. Yo condeno eso como condeno que se rechace aquí una gran mezquita.

-¿Le gusta la Feria de Sevilla?

-No mucho porque no me gusta el bullicio y también porque se bebe mucho. Yo he ido a la Feia obligado una vez al año porque con el club teníamos una comida.

-¿Y la Semana Santa?

-Vi pasos de lejos y me impactó la devoción y admiración de los sevillanos.


-¿Ha sentido el racismo en Sevilla?


-Yo no lo he sentido porque soy Frédéric Kanouté y la gente me conoce. Mi familia ha sido acogida por gente maravillosa y nos quedamos con los buenos momentos, aunque es verdad que un par de veces unas personas no trataron con respeto a mi mujer y a mis hijos hasta que aparecí yo.

-Usted es una persona tímida e introvertida, pero eso no le impidió agarrar por el cuello a Cesc, el jugador del Barcelona. ¿Qué le dijo exactamente para sacarle de sus casillas?


-No quiero decirlo porque son palabras feas, lo que no significa que sean racistas. Me arrepiento de haber hecho eso pero ya he dicho que aunque soy una persona tranquila y amable, si alguien me busca y me provoca, me encuentra.


-Su personalidad no encaja en el mundo del fútbol. Proclama un mundo más espiritual, no alardea de dinero, no va a las discotecas ni a las fiestas de moda, realiza proyectos filantrópicos, como la Ciudad de los Niños de Mali... ¿No se ha preguntado a veces: qué hago yo aquí?

-Sí. Aunque he encontrado amigos en el fútbol, es un medio en el que muchas veces me sentía muy diferente, que no encajaba en unos aspectos, pero encajaba en el terreno de juego, que es lo que importa. Por eso intenté hacer una división entre ese mundo y lo que lo rodea, y el campo, que es mi profesión.

-¿Le gustaría que sus hijos se dedicaran al fútbol?

-Que hagan lo que les guste. No les empujo al fútbol. A mi hijo mayor le gusta y tiene aptitudes, pero le gustan muchas otras cosas y no es como yo cuando era pequeño, que cuando tenía un minuto iba a jugar fuera solo con un balón. En cuanto a los peligros que entraña ser futbolista profesional y ganar mucho dinero no me preocupa porque cuando tienes una educación y unos principios muy arraigados, puedes hacer cualquier cosa, mantener la cabeza y no perderte en un mundo un poco falso.

Noticia publicada en: ABC Sevilla

Noticias Relacionadas:

De la "Fundación Kanouté", a la compra de "Mezquita"

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.