19.1.07

Europa estado islámico

Los extremistas musulmanes en Alemania han adoptado una nueva y preocupante táctica en su cruzada para convertir Europa en un estado islámico.

Según la agencia alemana de Inteligencia, la Oficina para la Defensa de la Constitución Federal, los fundamentalistas musulmanes se proponen establecer su propio partido político que presentar a las elecciones alemanas. Su objetivo es eventualmente disponer de representantes sentados en el Bundestag (el parlamento alemán); y, a tal efecto, están animando a sus seguidores a adquirir la ciudadanía alemana, de modo que sean aptos para votar.
Cerca de 500.000 musulmanes de entre la población musulmana de Alemania de tres millones y medio posee actualmente derecho al voto en la República Federal.

Las agencias alemanas de Inteligencia dicen que la iniciativa de la legitimidad electoral es parte de una estrategia de dos vertientes que los islamistas persiguen en su país.
Por una parte, están haciendo esfuerzos por presentarse al mundo exterior como tolerantes, leales y respetuosos con la ley y el orden, al tiempo que simultáneamente trabajan en secreto para minar el sistema existente.
El Ministro del Interior el conservador del estado de Hesse Volker Bouffier, llama a sus actividades una infiltración que representa “un peligro tétrico para nuestro orden social”.

Un sermón registrado en una mezquita de Baviera, desglosado en un informe de Inteligencia, confirma los resultados de las agencias alemanas.

Tras llamar primero a América y Gran Bretaña “demonios” y “vampiro chupador de sangre” a Israel, su virulento contenido reza como sigue:
“Los europeos fueron una vez nuestros esclavos; hoy son los musulmanes. Esto debe cambiar. Debemos conducir a los infieles al infierno más profundo. Debemos permanecer juntos y mantener nuestra paz hasta que llegue el momento.
No podéis ver nada aún, pero todo está siendo preparado en secreto. Debéis permanecer preparados para el momento adecuado. Debemos explotar la democracia en nuestro favor. Debemos cubrir Europa de mezquitas y madrazas”.

Las estimaciones de la ODFC son que hay actualmente cerca de 30.000 fundamentalistas musulmanes en Alemania que están dispuestos a utilizar la violencia.
Otto Schilly, ministro del interior del Partido Socialista federal de Alemania en el poder, declaró que formaban la cifra más elevada de entre los 57.500 miembros de organizaciones extremistas extranjeras presentes en su país en el 2002. Doscientos de estos islamistas son considerados tan peligrosos que merecen vigilancia policial permanente, según Manfred Klink, funcionario de la Oficina Federal del Crimen (el FBI de Alemania). Klink hizo estas declaraciones en una conferencia de investigadores criminales de Alemania el mes pasado.

También se informó en la conferencia de que el “creciente profesionalismo” de la gente dentro del centro violento del extremismo islámico en Alemania es motivo de inquietud. Los ejemplos citados incluyen su diestro uso de tácticas defensivas en interrogatorios con autoridades alemanas, así como en persecuciones policiales y operaciones encubiertas. Un conferenciante agregó que los extremistas musulmanes hoy practican hasta su propia contrainteligencia y han espiado a funcionarios alemanes de policía.

En los años 90, las autoridades alemanas creyeron que los terroristas islámicos utilizaban su país solamente como área de descanso y tránsito, así como base de operaciones para organizar y para recaudar fondos. Eso cambió en diciembre del 2000, cuando cinco argelinos residentes en Francfort fueron detenidos por planear un ataque terrorista con explosivos en Estrasburgo.
Desde entonces se han descubierto otras operaciones terroristas en Alemania. La más famosa, por supuesto, fue la célula terrorista de Hamburgo que albergó a tres de los cuatro pilotos implicados en la tragedia del 11 de Septiembre.

Otros más incluyen la célula de Duisburg que está implicada en el atentado contra la sinagoga de Djerba, en Túnez. Sus miembros planeaban un ataque similar contra la isla de La Reunión, en el Océano Índico, antes de su detención. Una célula en la zona de Ruhr, en la ciudad de Essen, se proponía llevar a cabo ataques en la propia Alemania contra establecimientos judíos o israelíes con granadas de mano antes de que fuera desarticulada. Uno de sus miembros había sido guardaespaldas de Osama bin Laden en Afganistán.

Metin Kaplan, el autoproclamado “Califa de Colonia” y líder de una mezquita radical en esa ciudad con más de mil seguidores, fue liberado de una prisión alemana el pasado mes de mayo después de cumplir cuatro años por hacer un llamamiento al asesinato de un rival. Es sospechoso de ordenar ataques terroristas en Turquía. Pero un tribunal alemán rechazó una petición turca de extradición, temiendo que fuera objeto de torturas una vez en manos turcas. Su organización, “El Califato”, está siendo ilegalizada hoy.

Y cuando un grupo de tráfico de oro era desarticulado a comienzos de este año en Berlín, la policía encontraba un taller para hacer explosivos; planes y fotos aéreas de ciudades alemanas y veneno de acción rápida. Según una revista alemana, el líder del grupo criminal de seis miembros, tunecino, fue entrenado en un campamento en Afganistán. También es sospechoso de reclutar estudiantes árabes para ataques terroristas dentro de Alemania. Por otra parte, uno de los miembros del grupo estaba a punto de sacarse su licencia de piloto en un aeródromo cerca de Berlín utilizando documentación falsa.

Los expertos alemanes en terrorismo dicen que hay otras células e individuos durmientes en Alemania preparados para llevar a cabo ataques terroristas. Algunos, según las agencias de Inteligencia, han adoptado ya la ciudadanía alemana como defensa táctica importante contra la deportación de nuevo a sus países de origen. Así, aunque sean detenidos, aún pueden ser capaces pronto de ayudar a la causa fundamentalista musulmana en Alemania, sólo que ahora con papeletas en lugar de bombas.

Stephen Brown es periodista de la revista Frontpage.

1 comentario:

  1. todos los movimientos reaccionarios, y pocos más reaccionarios que el islamismo, intentan utilizar la democracia y la libertad para conseguir sus fines: acabar con la democracia y la libertad

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.