Seguidores

31.5.08

Dinamarca y sus "juezas fantasmas" con Nikab.


Por lo que observo en la foto, la prenda que usa la musulmana no tiene nada nada que ver con el velo, esta prenda se llama la Nikab, que traducido quiere decir, ni mas, ni menos, que “mascara”.

En Arabia Saudí y en Turquía las mujeres integristas usan esta prenda, por lo que sorprende que una jueza que su misión consiste en juzgar imparcialmente, de entrada lleve una vestimenta relacionada con integrismo.

Para solucionar este tema con justicia, se me ocurre que lo apropiado sería que la implicada acuda al juicio con la misma vestimenta que la jueza, de esta manera enmascaradas tanto jueza como juzgada, podría ser un espectáculo prometedor.
Siempre se podría comprar por 30 dinares de oro a un sujeto dispuesto a cumplir la condena.

Todo lo que esta sucediendo en Europa, es mejor tomarlo a broma ya que la realidad supera la ficción, todas estas noticias se semejan a una telenovela por capítulos, las sorpresas se apoderan de los teleespectadores. ¡¡¡Europa promete !!!


Dinamarca debate si las juezas musulmanas pueden llevar el velo islámico en el trabajo.

- Un partido de extrema derecha ha lanzado una campaña en contra.
- Tras el revuelo, el ministro de Justicia ha creado una comisión para estudiar el asunto.
- El asesor de imagen del CGPJ dice que en España no hay nada regulado al respecto.

Si a usted tuvieran que juzgarle, y si su juez fuera musulmana, ¿le parecería mal que llevara el velo islámico? En Dinamarca tienen este asunto entre manos. En el país donde surgió la polémica de las caricaturas de Mahoma, un grupo político de extrema derecha, el Dansk Folkerparti, [tercera fuerza en el Parlamento, pero eso no importa, si exige respeto por las normas europeas, ya se ha ganado el privilegio de ser "extremista" xenófobo y racista] ha lanzado una campaña contra su uso en los Tribunales de Justicia.

En sus llamativos anuncios se lee:

"Sumisión. El velo islámico es un símbolo de la sumisión de la mujer. El islam lo usa como una señal distintiva de la dominación de la fe sobre los hombres y las mujeres, los musulmanes y no musulmanes.

¡El problema no se trata "de 30 gramos de tela"! El problema está en la tiranía y la sumisión. La mayoría del Parlamento danés lo aceptará en el Parlamento. Los responsables de los jueces han decidido que usted, como ciudadano, tenga que aceptar en el futuro que le juzgue alguien envuelto en la tiranía. ¡Parémoslo ahora!"

Dos de las imágenes con las que acompañan su mensaje son la de mujeres vestidas con el llamado 'niqab', que les cubre también la cara, a diferencia del pañuelo islámico que la deja al descubierto.

El pasado mes de diciembre, la administración de los tribunales daneses recomendó autorizar que las magistradas pudieran llevar velo dentro de las salas de audiencias. Sin embargo, hasta hace poco esta medida era desconocida para la opinión pública.

El presidente del Tribunal Supremo, Torben Melchior, declaró al diario 'Jyllands-Posten' (el que publicó las viñetas del profeta) que con esta decisión saldrían beneficiados tanto la judicatura como la integración de los musulmanes. "El velo no supone conflicto alguno respecto a la regulación sobre la vestimenta de los jueces. Lo único importante es la valía profesional de la persona", añadía Melchior. Sin embargo, para el partido de extrema derecha, sí existen problemas.

Peter Skaarup, ex líder del DP, consideró inadmisible que la gente acepte ser juzgada por alguien que aparezca con manifestaciones religiosas o políticas, ya sea un 'hiyab' o una camiseta de su partido, según recogió el diario 'Kristeligt Dagblad'.

Tras el revuelo, el ministro de Justicia danés, Lene Espersen, ha creado un comité de coordinación para analizar y, probablemente, rechazar la decisión.

Estudiarán cómo es la legislación al respecto en otros países y además tratarán sobre si hacer una ley o no que regule el uso del velo en el caso de todos los funcionarios públicos, una propuesta del DF.

Según una encuesta publicada a finales de abril por 'The Copenhagen Post', "una vasta mayoría de ciudadanos está en contra de la decisión de permitir a las mujeres llevar el velo y ahora el Gobierno intenta dar marcha atrás".

El sondeo reflejaba que de los encuestados (770 personas), el 61% rechazaba la medida. No obstante, entre las personas de entre 18 y 25 años, el 75% dijo no importarle que le juzgara una mujer con velo, mientras que sólo un 16% expresó esa opinión en el grupo de población de mayores de 65 años.

El primer ministro, el liberal Anders Fogh Rasmussen, mostró sus reservas al respecto: "Debemos garantizar que los tribunales sean independientes, y para nosotros es muy importante que los jueces sean no solamente neutrales, si no que se impliquen de una manera neutra en las salas de audiencias", informó AFP.

Mensajes constantes contra el islam

Las diatribas de miembros del DF contra los inmigrantes —entre el 2 y el 5% de la población en Dinamarca— y el islam son habituales.

El pasado mes de abril, uno de sus diputados comparó en el Parlamento el velo con la cruz gamada nazi. "Es islam es un sistema totalitario que se corresponde con los sistemas totalitarios que nosotros conocemos en Europa, y los símbolos que reflejan el islam y el nazismo son la misma cosa", afirmó el portavoz del grupo, Soeren Krarup.

Estas declaraciones se produjeron el día después de que una candidata a las próximas elecciones legislativas, en febrero de 2009, la musulmana Asmaa Abdol-Hamid (de la Lista Unitaria -una coalición de izquierdas rojiverde) pidiera poder llevar su pañuelo si era elegida. Esta mujer, que se considera feminista y defiende la libertad de poder llevar su pañuelo islámico, se ha convertido en una de las voces más críticas ante los ataques del DF a la comunidad musulmana en Dinamarca.

También en Bruselas, el partido, aunque "euroescéptico", se hace oír. Mogens Camre, eurodiputado de esta formación en el Parlamento Europeo, ha realizado varias preguntas parlamentarias sobre la negociación sobre la adhesión de Turquía a la UE en las que criticaba al islam.

En una de ellas decía que "cabe preguntarse si los turcos desean adherirse a la UE. Los turcos no comparten los valores europeos. Una creciente mayoría de turcos considera a los cristianos y al cristianismo su principal enemigo. Las investigaciones muestran que los turcos se diferencian mucho de los europeos, que tienen otros valores y que las fuerzas islámicas fundamentalistas están muy enraizadas en la población turca".

¿Qué dice la Ley en España?

Carlos Berbel, asesor de imagen en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), explicó a elmundo.es que en el caso de España no hay nada regulado acerca del uso del pañuelo islámico por parte de las juezas. "El reglamento no dice nada sobre ello, y también es cierto que no me consta que tengamos ninguna jueza musulmana en España".

El artículo 33 del Reglamento 2/2005, de honores, tratamientos y protocolo en los actos judiciales solemnes, habla del uso de la toga e insignias del cargo en los actos judiciales solemnes y actos jurisdiccionales y sólo se especifica que "en todo acto jurisdiccional llevarán traje o vestimenta acorde con la solemnidad del acto".

Amanda Figueras
El mundo.es

7 comentarios :

  1. Ya sabemos que esto no es nada, que no va a quedar aquí que todo será cada vez peor en Europa, y que a los hijos de Allah se les llamarán “refugiados políticos”, o “mano de obra barata”, o “pobrecitos que se ven obligados a marchar de su país en busca de un porvenir”.

    También se que cuando aparezcan los caballeros progresistas y ojeen este Blog, desde el cual lo único malo que pretendo y que transcribo es defender los derechos de nuestra propia cultura, pero se que a pesar de ello seré nombrado racista por criticar al musulmán que roba. Racista por alertar que el musulmán nos odia. Racista por publicar las verdades del Corán. Racista por alertar que nos mienten.

    Yo les llamo Racistas a los estupidos que cierran los ojos, a los estúpidos que no escuchan, a todos aquellos que se mueren por respetar la cultura de quienes menos respetan la suya, y con la voz fuerte y si es necesario gritando “COBARDES” una y mil veces.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah!, sí, los Charberlains españoles. Esos que pueden recriminarnos con un repertorio léxico y sintáctico digno de "señoritos" y ladrones de guante blanco. Esos que, muerto el dictador, eligieron la oligarquía como forma de gobernarnos. Los que diseñaron la voladura controlada de toda una nación, la española. Que vacían las arcas de todos para cubrir su ineficacia en política económica y desarrollo industrial. Los que censuraron las atrocidades del 11-M y se arañaban unos a otros, como parvulitos, porque ahora ETA, ahora complot, ahora un grupúsculo de extremistas, por casualidad islámicos. Pues que censuren éste blog y que nos insulten. Para algunos ya no hay marcha atrás y los herederos de nuestras ideas serán nuestros hijos y nietos. Ya lo he dicho, paciencia. La venganza es un plato que se sirve frío.
    Ánimo, ahora parecen fuertes. Pero los que no olvidan ni cejan en el empeño ganan. Por lo menos aprendamos eso de los musulmanes.

    ResponderEliminar
  3. Gravedad, firmo tu escrito

    ResponderEliminar
  4. ¿Y que harán nuestros hijos y nietos con las ideas?
    Con esta emboscada en contra de la cultura, en contra de los principios, en contra de los valores, en contra de nuestras creencias, y anulando nuestra propia identidad. ¿Qué pueden hacer? Ni tendrán la más mínima posibilidad, y en caso contrario tampoco se lo permitirían. ¿No crees que lo mas sensato es prepararlos para lo que les espera?

    ResponderEliminar
  5. Me sorprende lo mucho que no sé, no puedo creer que esto del velo merezca discusión en occidente. La solución del problema es: RECIPROCIDAD. El día que los musulmanes acepten que las mujeres vistan "a la occidental" en sus países, entonces podría tenerse en cuenta el problema. Flaco favor les hacemos a los musulmanes que no quieren la sharía, que la sufren, que están obligados a vivirla porque no pueden escapar de ella, y estoy segura que son MILLONES, muchos más que los millones que aterrorizan con ella.

    ResponderEliminar
  6. ¿No pueden escapar de ella?

    Los que viven en Europa, que son millones pueden escapar si quisieran, los hijos con nacionalidad europea pueden acogerse a nuestras leyes, sus leyes, si quisieran. Los que no quieren aceptar nuestas leyes son los propios musulmanes, los que prefieren aislarse y vivir conforme la Sharia son ellos.
    Esto lo tenemos que tener muy claro, en Europa “todavía” hay libertad para el que quiera adaptarse a nuestra forma de vida.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8/1/12

    Soy latino y veo con preocupación inusitada este problema creciente y desastroso. ¿Qué le está sucediendo a Europa? Europa, el hermoso continente del romanticismo, herencia del aprendizaje griego, modelo indiscutible de la civilización y el desarrollo, envuelto en las tiranicas, opresivas e infernales fibras de un hijab. ¡Europa, despierta!, se te están metiendo los musulmanes, te están colonizando los miembros de una religión oprobiosa e inhumana que somete a sus adeptos hasta el punto de la esclavitud.
    Las religiones son el opio de la sociedad, pero el islam es el infierno en carne viva.
    No quiero imaginar una itlalia, una alemania, un reino unido plagados de mezquitas y con leyes lapidarias en su constitución.
    Los islámicos han soñado con conquistar Europa desde la época griega y por lo visto, hoy por hoy, lo están logrando pacíficamente, escudándose en las constituciones de sus países, cuales admiten el libre derecho de credo e identidad.
    Cuando sean mayoría se lanzarán hostilmente sobre los gobiernos y los reductos de sociedad occidental que prevalezcan. Lo que expongo no es ningún delirio de loco, es la realidad.
    Aquí en latinoamérica ya se están extendiendo, ya se están acentando, poblando nuestros países en cifras de millones. Si investigan, cada país del mundo posee una cifra en millones de musulmanes.
    Ablación de mujeres, burkas obligatorias, lapidaciones por adulterio, sometimiento total so pena de muerte al dios de los islámicos, nulidad de los derechos individuales...; son éstas, pues, cosas que nos esperan a todos los que integramos la sociedad occidental si no frenamos ésta amenaza en cuarenta o cincuenta años.
    A estos individuos hay que deportarlos, sacarlos de occidente. Ellos nunca tolerarán nuestra forma de vida. En un país islámico se te prohíben muchas cosas, pero occidente les concede todas las libertades habidas y por haber.

    ResponderEliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.