Seguidores

28.3.11

Marruecos tiene como objetivo la recuperación de Ceuta y Melilla

Marruecos recuerda que 'recuperar' Ceuta y Melilla es un 'objetivo nacional'


* El reino alauí trabaja para integrar ambas ciudades en el país magrebí
* El ex embajador en Madrid dirige un proyecto sobre el nuevo modelo de Estado
* 'Cuando ambas ciudades sean recuperadas se integrarán en la regionalización'
* 'El cómo y cuándo están por definir, pero son un objetivo', dice Omar Azziman
* En esa hipótesis, Ceuta sería parte de Tánger Tetuán y Melilla de la Oriental


Omar Azziman, embajador de Marruecos en España hasta hace poco más de un año, capitanea ahora en el reino alauí el proyecto de la regionalización avanzada del vecino magrebí, que sigue sin fecha concreta de inicio. Un proyecto que pretende dotar de una mayor autonomía a las diferentes regiones del país, y que quieren comenzar por el Sáhara Occidental; territorio pendiente de descolonización que se disputan con el Frente Polisario en el seno de Naciones Unidas (ONU).

En rueda de prensa, Azziman no ha descartado -tras ser preguntado por la prensa- la integración de las dos ciudades españolas del Norte de África en ese nuevo modelo. "Hemos tenido en cuenta la posición geográfica de Ceuta y Melilla en el mapa de Marruecos y cuando ambas ciudades sean recuperadas se integrarán en la regionalización avanzada".

En ese hipotético caso, según Azziman, Ceuta pasaría a formar parte de la región de "Tánger Tetuán", y Melilla, de la de "Oriental y Rif".

Marruecos trabaja permanentemente para recuperar ambos enclaves, ha recordado Azziman; quien, sin embargo, no los ha definido como "presidios ocupados", su denominación tradicional en el reino alauí.

'Un objetivo nacional'

"Es una parte importante en los capítulos de nuestras relaciones bilaterales con España", ha dicho. "El cómo y cuándo recuperarlas están por definir; pero está claro que es un objetivo nacional de Marruecos".

Ésta es una reclamación histórica del reino alauí. Ahora ha sido Azziman quien la ha sacado a relucir, pero hace unos meses también lo hacía el primer ministro marroquí y secretario general del Istiqlal, Abas El Fasi, quien pedía "abrir el diálogo con España para finalizar con la ocupación de Ceuta y Melilla, y de las vecinas islas expoliadas (Perejil, Alborán, Vélez de la Gomera y las islas Chafarinas), dentro del escenario de una visión de futuro".

Regiones en el Sáhara Occidental

Según el proyecto elaborado por la Comisión Consultiva de la Regionalización en Marruecos que preside Azziman, el país quedaría dividido en 12 regiones; dos de ellas, comprenderían los territorios del Sáhara Occidental en disputa con el Polisario. La primera sería 'El Aaiún Saguia El Hamra' e integraría a Tarfaya (bajo soberanía marroquí desde 1958), Esmara, El Aaiún y Bojador.

La segunda sería la de 'Dakhla Oued ed Dahab' y estaría constituida por la zona de Oued Eddahad y Ausserd.

Esta disposición podría variar cuando haya una solución al conflicto en el seno de la ONU, si ésta fuera la de la aplicación del Plan de Autonomía que propone Marruecos para el territorio.

Azziman ha explicado que si no se llega antes a un consenso con el Polisario, se dará al Sáhara Occidental el estatus de "regionalización avanzada" como fase transitoria.
Banderas regionales

Ante la pregunta de si cada región estará representada por una bandera propia, que ocupe un lugar predominante en su administración, el ex embajador ha echado balones fueras y ha señalado que el sistema autonómico español responde a la evolución histórica de este país. "No va a haber un trasplante de modelos".

Tampoco se ha especificado todavía si se permitirá la creación de partidos políticos regionales, que en el caso del Sáhara Occidental ha dicho que podría abordarse en el marco del Plan de Autonomía.

Marruecos pretende que este proceso de regionalización sea un acicate para la democratización del país y el desarrollo de la madurez de sus regiones, en los planos económico, social, cultural y ecológico.
Cuotas de democracia

La primera vez que se presentó este proyecto fue el 10 de marzo, un día después de que el monarca Mohamed VI anunciara cambios constitucionales para aumentar las cuotas de democracia en el país, reforzando la figura del primer ministro, del Parlamento y trabajando por una justicia independiente.

Un planteamiento de reformas que llegaba semanas después de que los jóvenes marroquíes del Movimiento del 20 de Febrero comenzaran a movilizarse para reclamar un nuevo modelo de Estado, más democrático y basado en la separación de poderes y una monarquía parlamentaria.

El monarca Mohamed VI aprovechaba así la oportunidad que brinda la regionalización para reformar ampliamente la Carta Magna; ya que para la aplicación de la citada regionalización es necesario modificar aspectos como el de la representatividad regional en la segunda Cámara del Parlamento.

Erena Calvo (especial para ELMUNDO.es) | Rabat.


.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.