Seguidores

10.7.12

SAMANTHA LEWTHWAITE, LA MUJER TERRORISTA MÁS BUSCADA DEL REINO UNIDO

El séptimo aniversario de los atentados de Londres del 7 de julio de 2005, en los que cuatro terroristas islámicos detonaron tres bombas en el subway de la ciudad y en un autobús matando a 52 personas e hiriendo a 700, ha tenido un nombre propio: Samantha Lewthwaite. Esta mujer de 28 años es la viuda de Jermaine Lewthwaite, uno de esos cuatro terroristas; de hecho, él es el que más sangre hizo derramar aquel día, tras matar a 26 personas con un artefacto que puso en la estación de Piccadilly. Ahora, su viuda parece empeñada en seguir con su legado y, según se ha descubierto recientemente, está entrenando a sus hijos para que sean muyaidines como su padre.
Hace poco, la policía encontró unas notas redactadas por “La viuda blanca”, como se la conoce ahora, en la que la mujer confesaba su nueva vocación. Era la primera vez que se sabía de ella en muchos años, a pesar de los esfuerzos de la inteligencia británica y africana por dar con la terrorista mujer más buscada del Reino Unido.
En un principio se la ubicaba en Kenia, donde había tenido que huir de la policía tras un intento fallido de volar por los aires un enclave turístico. También se la culpa de una explosión en un bar keniata donde varios turistas estaban viendo el partido entre Inglaterra e Italia de la Eurocopa que terminó con la vida de tres personas, entre ellas un niño pequeño.
Pero según información aportada por el periódico The Daily Telegraph, La viuda blanca está ahora en Somalia, entrenando a un ejército de mujeres muyaidines; al parecer, ha sido elegida por Alá para convertirse en el tormento de los kuffar (los que no son musulmanes). Según las autoridades somalíes, está en contacto con Al-Shabaab, el líder del ejército islamista de ese país.
"No tenemos pruebas de que esté conectada con los atentados de Kenia, pero sí nos consta que está en contacto con Al-Shabaab", ha explicado un miembro de la inteligencia de Mombasa. "Pero aunque esté ahí, entrenando a gente para la yihad, se dará cuenta pronto de que estamos preparados para enfrentarnos a ella y sus esfuerzos serán en vano", remacha, desafiante.
Esto es un giro difícil de digerir para muchos británicos. Samantha es una mujer inglesa, de Aylesbury, Buckinghamshire, hija de un militar, y se convirtió al islamismo en la adolescencia, cuando sus padres se divorciaron. Empezó a vestirse con hiyab y tuvo dos hijos con su primer marido, cuyos actos terroristas condenó públicamente. Incluso se le dio protección oficial.
Fue entonces cuando desapareció y no se supo de ella hasta hace poco, cuando varios informes empezaron a vincularla con Al-Shabaab en el este de África. Por lo visto, se ha vuelto a casar y ha tenido otro hijo, aparte de los dos que ya tenía con Jermaine.
Ahora se sabe que, hace años, empezó a escribir un libro titulado Quiero ser una muyaidín. Lo abandonó al poco, tal vez porque todavía no llevaba una vida completa como muyaidín, pero, según las notas manuscritas encontradas recientemente, ahora lo ha retomado tras un episodio que ella describe como emotivo: Su nuevo marido "estaba hablando con mi hijo de cinco años y mi hija de ocho. Les pregunto qué querían ser de mayores. Los dos tenían muchas respuestas, pero al final todas se reducían a que querían ser muyaidines. Entonces les preguntó cómo querían llegar a ese objetivo. ¿Qué es un muyahidin? Ese tipo de respuestas solo las tiene alguien que ha seguido el camino de la yihad".
Fuente: Daily Telegraph

LOS PLANES QUE AL QAEDA ENCRIPTÓ EN UN VÍDEO PORNO

El mayor hallazgo que realizó la inteligencia anti-terrorista mundial el año pasado fue una película porno. Se llamaba Kick ass (traducible como Dale duro, y parodia de una película de super-héroes adolescentes) y fue hallada en un dispositivo de memoria USB escondido bajo los calzoncillos de un austríaco llamado Maqsood Lodin que intentaba entrar en Alemania desde Pakistán (entre medias había pasado por Budapest y Hungría) en mayo de 2011. A simple vista, la película era lo que prometía: una cinta subida de tono con mucho desnudo y mucho gemido. Pero, tras semanas de laborioso escrutinio, las autoridades de Estados Unidos terminaron calificándola de "oro puro".
El fichero contenía, encriptados, más de cien documentos detallando los planes terroristas de Al Qaeda, y la memoria USB, manuales de formación para futuros miembros, traducidos al alemán, inglés y al árabe. Era como una hoja de ruta de la organización, escrita en 2009, para el futuro cercano. Después de la muerte de Osama bin Laden, ha sido el golpe más exitoso a los planes de los terroristas árabes.
En particular, uno de los documentos detallaba la nueva estrategia del grupo: secuestrar cruceros y atacar ciudades europeas con una serie de explosiones y tiroteos coordinados, algo muy parecido a los que paralizaron Bombay en noviembre de 2008, cuando diez francotiradores mataron a 164 personas en un asedio de tres días.
Uno de los documentos se llamaba "Planes futuros" y, aunque su autoría no está clara, debía de provenir del núcleo duro de Al Qaeda. Según informó el periodista de investigación Yassin Musharbash, del periódico Die Zeit, en él se especulaba que "si secuestramos cruceros, podemos usarlos para presionar a la sociedad". Para ello, vestirían a los pasajeros de naranja, como los presos de la cárcel de Guantánamo, y luego filmarían sus ejecuciones.
En cuanto al otro documento, el departamento de Estado de Estados Unidos ya tenía pruebas de su veracidad. Contiene las intenciones de Al Qaeda de asediar capitales europeas al estilo de Bombay. En otoño de 2010, un año después de la redacción del escrito, ya habían alertado a los ciudadanos de que viajaran "con cautela" a Europa. No llegó a pasar nada. Seguramente porque, como asevera Musharbash: "El documento da a entender, muy claramente, que Al Qaeda está bajo muchísima presión. Sabe que está siendo observada muy de cerca. Incluso dice que las agencias Occidentales se han vuelto muy expertas en estropearles los atentados".
De ahí los manuales de formación de futuros terroristas. De ellos se desprende que Al Qaeda prefiere ahora entrenar a yihadistas europeos con rapidez y luego devolverlos a su país con instrucciones muy claras sobre cómo mantener el contacto con sus superiores en secreto. En realidad, los europeos serían un señuelo para proteger a las verdaderas mentes pensantes del grupo.
El otro cambio era principalmente tecnológico: el autor estimaba que sería más práctico usar tecnología menos puntera y más barata. Así podrían perpetrar atentados más pequeños con los que distraer a los servicios secretos mientras planeaban uno a gran escala, estilo 11-S. Es posible que el ataque que sufrió Francia hace poco más de un mes bajo la pistola de Mohammed Merah respondiera a esa estrategia.
Según Musharbash, "la idea general sigue viva y en cuanto Al Qaeda tenga la posibilidad de acometerla, lo harán inmediatamente".
Fuente: CNN



4 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¿Para eso se convierten a la religión de paz, amor y armonía? ¿Para matar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ademas ya se ocupa de inyectar el odio en sus pequeños cachorros para dejar la peste una vez que la den de baja. Ya esta enfilada, ahora no les sirve de nada porque esta en el punto de mira. Veremos como la hacen terminar sus hermanitos musulmanes.
      Saluditos.

      Eliminar
    2. Tal vez con un cinturón debajo de la sábana.

      Eliminar

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos.
Sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, los mensajes que no se ciñan a estas reglas no serán publicados.
Gracias por visitarnos y por vuestra participación.